El crimen de Algeciras y la censura de Facebook

No le gusta a Facebook que se hable de la amenaza que, en forma de la Gran Sustitución étnica, sufre Europa. Esa misma amenaza que ha experimentado en sus carnes el sacristán de Algeciras, don Diego Valencia (q.e.p.d.), quien ha sido vilmente asesinado por un inmigrante magrebí. Sí, ASESINADOÉsta es la palabra, no la que usa el PP-PSOE, ese partido bifronte que, por boca de sus dirigentes Feijóo y Sánchez, habla recatadamente, como toda la biempensancia, de “fallecimiento”. Y dan su pésame, no faltaría más.

Lo de Facebook, sin embargo, ya ni siquiera es cobarde blandenguería como la de los otros. Es censura pura  y simple. Lean, si no, el texto que Esteban Tena ha publicado en su muro de Facebook, de donde éste lo ha hecho desaparecer.

Ellos y nosotros

Ellos creen en sí mismos, y avanzan sin miedo a la derrota, en tanto que nosotros estamos descreídos de todo, y hemos prestado ya rendición sin que la batalla siquiera haya comenzado.

Ellos saben perfectamente a dónde se dirigen, y tienen meridianamente claro su objetivo, mientras que nosotros, habiendo perdido hace ya excesivo tiempo la dirección de nuestro destino, ya no sentimos la llamada de horizonte alguno.

Ellos, acostumbrados a no tener un sofá sobre el que acomodarse, no dejarán de estar en alerta y de atacar en el momento en que se les ofrezca la ocasión, mientras que nosotros, inmersos en la comodidad de nuestra zona de confort, no nos levantaremos del sofá más que para vitorear a España en el Mundial. A eso han quedado reducidos nuestro patriotismo y gallardía.

Ellos saben que somos débiles, y perfectamente orquestados como están, se sumergen silenciosamente invadiendo España a la espera de “la señal” que les invite y empuje a entrar en acción. Nosotros, que ya no tenemos bemoles ni para defender nuestras más fundamentales libertades ante el Gobierno más tiránico de la historia, nos ponemos a tiritar y a aplaudir como focas en los balcones, cantando el Resistiré. Ya veremos, ya, cuánto resistimos…

Ellos están dispuestos a jugarse la vida por lo que consideran su destino, mientras que nosotros desplegamos un enfermizo pánico cada vez que un nuevo y supuesto envite vírico abre sus fauces amenazando nuestra frágil conciencia.

Ellos, en suma, poseen la fuerza de su fundamentación religiosa, mientras que nosotros, reducidos a una cutre caricatura de lo que otrora fuimos, carecemos absolutamente de fundamentación, exhibiendo únicamente el hedonismo y el miedo por bandera.

Y ellos lo saben.

Para El Manifiesto


7 respuestas a «El crimen de Algeciras y la censura de Facebook»

  1. El problema es mucho más complejo, y viene desde la época de Franco, donde la Educación, incluida las asignatura de «Formación del espíritu nacional» estaba tomada y en manos de futuros UCDistas y diputados del PCE-PSOE, y la televisión en manos de traidores como Adolfo Suárez o Rosón, preparaban el camino para la destrucción de la conciencia nacional.
    Yo, que me crié en Andalucía he vivido en las escuelas un control absoluto de las aulas por profesores todos ellos sin excepción rojos, viviendo Franco todavía y también recién muerto, que es para que hubiera alguno que no lo hubiera sido, (porque habían accedido ala docencia en el régimen en manos desde los años 50 de Ministros de Educación como Sor Joaquín Ruiz Jiménez), sin olvidarnos que con la Transición se contrataron a miles de profesores por la cara, donde en el tema histórico lo que predominaba era la patraña de la coexistencia pacífica de las 3 culturas, y una idea de la dominación musulmana del 711 a 1492 totalmente idealizada y falsa, a lo que contribuía una prensa, posiblemente comprada y escritores como Antonio Gala y su «Manuscrito Carmesí». Ya Claudio Sánchez Albornoz en «España un enigma histórico» había alertado de la patraña de esta versión amañada dela Historia, pero a pesar de haber sido Presidente de la República en el exilio, como lo que decía no les convenía a los enemigos de España, el más prestigioso medievalista español contemporáneo era ignorado por los «agi pro» . De hecho la bandera autonómica de la Andalucía roja, institucionalizada como en Vascongadas está la ikurriña utilizada por los etarras, la bandera blanca y verde es la bandera de los Almohades. Tuvo que venir muchos años después el profesor e Historiador norteamericano de origen español Darío Fernández-Morera en su libro «El mito del paraíso Andalusí» hiciera ver la patraña de la imagen falsa que se había formado sobre el poder musulmán en España y la supuesta «coexistencia pacífica»(¿?) de las 3 culturas según la imagen oficial para engañar a los incautos.
    En el cotarro de lo que ha pasado en Algeciras, que es lo que va a seguir pasando, hay toda una red y todo un entramado: están los políticos desde hace más de 40 años, están las leyes que hacen para proteger la invasión y para amordazar toda posible resistencia, incluso verbal con la farsa de la tipificación de los delitos de «odio» dictados para imponer el odio y para que los que sufren de verdad el odio no pueda defenderse ni replicar de ninguna manera, ni siquiera razonando, está instituciones específicas como la Fiscalía del odio, están las FF y Cuerpos de Seguridad del Estado, que cada día se parecen más al SIM rojo de 1936, están las Universidades, están las ONG’s bolcheviques, están cómo no, los medios de comunicación.
    Hemos olvidado (se nos ha hecho olvidar) la sangre cristiana que costó 8 siglos de Reconquista, lo que es ir a labrar el campo con la espada, y acudir a defender la localidad al oir los toques desesperados de campana, muchas veces para luego morir dada la desproporción de fuerzas a favor de los sarracenos que atacaban y cometían la razzia respecto de los pocos cristianos que podían defender su pueblo. Se nos ha hecho olvidar y esta sociedad va a pasar por el mismo calvario, por culpa de la imbecilidad social de los más, vamos a pagar justos por pecadores. De momento el Sacristán ya ha pagado por la estupidez de los demás, no sé si también por la suya propia,.

  2. Vamos a ver:
    -Además de la creación de la religión musulmana como una elaborada herejía judía (como casi todas las demás)
    -Además de que los innombrables abrieron la puerta Bizancio a los “musulmanes” y la de Ceuta-Gibraltar a los moros.
    -Además de la tradicional amistad (esta sí) judeo-mora-sajona
    -Además… de todo lo que se censura como mentira extremista (Fake-news)

    … El Plan Kalergi es sionista desde la autoría inicial a la última actualización.
    – El Pacto por las migraciones de la ONU también.
    – El apoyo del anti-España Bergoglio también
    – El guante de la mano que mueve la cuna es sajón (onu, etc), pero la mano es la de la Sinagoga de Satanás
    (pero esa historia la tienen que leer ustedes)

    Por cierto: ¿Se han enterado que el asesino entró por Gibraltar y que Marruecos reiteradamente se ha negado a reconocerlo, primero, y luego lo ha motejado de loco.
    Pues nada, a besarse con los atlantistas y los moros, todos tan demócratas.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad