El Deán del vídeo blasfemo toledano: contumaz e impenitente

Juan Miguel Ferrer

El ya, gracias a Dios, por poco tiempo deán de la Catedral de Toledo, Juan Miguel Ferrer, ha dimitido a raíz del escándalo mayúsculo provocado por su autorización, con el respaldo del resto del Cabildo –que silban dispuestos a que pase la borrasca para seguir– para la grabación en ella del vídeo blasfemo que, para desgracia de todos, forma parte ya de la historia de dicha catedral, así como de la Iglesia, al menos de la española (AQUÍ). Bien, dirían ustedes. Pues no, ni mucho menos… ¿entonces dónde sigue estando el problema? Pues lo van a ver enseguida.

En declaraciones a los medios en el acto de conmemoración de la Patrona de la Guardia Civil en Toledo, Juan Miguel Ferrer, tras el comunicado en el que ha presentado su dimisión, no ha sido capaz de cerrar el pico y demostrar la mínima humildad que se le debe exigir, y ha realizado algunas aclaratorias que… le dejan más aún en evidencia y que nos hacen creer que su petición de perdón es sólo de boquilla, de puertas afuera, de cara a la galería, o sea, peor el remedio que la enfermedad, que ya es decir.
Juan Miguel Ferrer ha dicho que como quedaba «muy poco» para cumplirse el final de su mandato y «dadas las circunstancias y el ambiente creado», ha considerado que era mejor pedir adelantar esta finalización para que se abra «el periodo canónico» normal para elegir un nuevo deán. Es decir, que su «dimisión» como deán es sólo porque le quedaba poco en el cargo… ergo, si le hubiera quedado mucho no habría dimitido… ergo, no se arrepiente de nada porque no dimite porque considere que haya pecado, blasfemado, sino sólo por «las circunstancias y el ambiente creado».
Y es que, Juan Miguel Ferrer ha pedido perdón «por lo que hayamos podido haber hecho mal; de palabra, de obra y omisión, según la responsabilidad de cada uno»… o sea, que no considera en realidad que haya hecho mal, sólo pide perdón por lo que otros, o sea, los fieles escandalizados, consideren que han hecho mal… es decir, que sigue en su trece.
Uno no pide perdón por lo que «hayamos hecho mal», uno hace, primero, examen de conciencia, proceso en el cual, y ante Dios, debe buscar y reconocer lo que ha hecho mal, el pecado, y, conforme a los mandamientos de Dios y de la Iglesia, les pone etiqueta, nombre concreto, y los califica de mortales (graves) o veniales. Tras ello, tras ese reconocimiento explícito ante sí mismo y ante Dios, pide e impulsa el dolor por ello, el arrepentimiento sincero y, tras ello, sólo tras ello, se confiesa y, si es el caso, como lo es, pide perdón por esto o aquello, con nombre concreto, a quienes haya podido ofender con sus pecados. ¿Pero qué clase de primero de catecismo se saltó este individuo?
Juan Miguel Ferrer nos informa, luego, para que todos estemos tan tranquilos como él lo está, de que la pasta cobrada, o sea, las 30 monedas de plata (al cambio actual 15.000€) los ha empleado en obras sociales, olvidando que hasta los fariseos deicidas emplearon el dinero recuperado de Judas en otra obra social que fue la de comprar el campo del alfarero para cementerio de pobres porque reconocieron que era dinero manchado de sangre.
Y ahora la prueba del algodón, porque Juan Miguel Ferrer ha dicho que no se arrepiente de su comunicado inicial (AQUÍ) tras la polémica «porque es verdad y explicaba las razones por las que se llegó al permiso», ergo, dado que dicho comunicado era vomitivo, Juan Miguel Ferrer nos aporta la prueba de que para él la cosa estaba y sigue estando justificada, pues es lo que hizo en dicho comunicado, justificar la blasfemia cometida por él y los demás miembros del Cabildo.

Más aún, porque a continuación, Juan Miguel Ferrer, adjudica todo a una mera sucesión de «fallos», de «errores» de gestión, como los que puede cometer cualquier oficinista en su trabajo cuando traspapela algún escrito, o sea, algo de lo que ni él ni los otros tienen culpa alguna, no hay pecado pues, porque ya sabemos que los «fallos», los errores, son involuntarios. Como «fallo» dice que lo fue el que cuando se grabó el vídeo no había nadie que representara a la Catedral y no se pudieron hacer advertencias «de las cosas que luego han provocado el escándalo de algunas personas. Eso fue un fallo». Según ciertas informaciones sí había algún clérigo presente, eso sí, ojiplático, pero sin las agallas para haber hecho lo que Ntro. Señor: agarrar la correa y sacar a todos a leches gritándoles algo tan evidente como aquello de que «Mi casa es casa de oración». ¿Advertencias? O sea, que todo un Cabildo de una catedral aprueba las cosas sin saber qué aprueba, sólo mirando por… la pasta, claro, el vil metal que hasta a los curas hace blasfemar.

Luego, Juan Miguel Ferrer nos suelta una retahíla de banalidades para exculpar al obispo, empezando por decir que no se le informó porque «normalmente» no se hace y añade que «Ese puede ser otro fallo que habría evitado alguna dificultad». O sea, que los del Cabildo, con él a la cabeza son como niños y no saben discernir lo que está bien o mal y tienen que acudir al obispo para saberlo. O sea, que el obispo «normalmente» tampoco hace por conocer qué hacen sus subordinados. Y es que ya sabemos que si el abad del convento se pasa el día jugando a los naipes, imagínense que estarán haciendo los frailes.. pues, por ejemplo, autorizando la grabación de vídeos blasfemos en la catedral. Además, y para arreglar aún más el asunto, el ex-deán afirma que ambos están «en plena comunión»… pues blanco y en botella, es decir, que el obispo, a pesar de sus tímidas disculpas a los fieles coincide con el ex-deán en todo, es decir, que está tan pringado como él, porque de otra forma habría sido contundente y no tan tibio.

Fieles en vigilia de reparación delante de la catedral

Para rematar, Juan Miguel Ferrer no escupe a la cara que a nadie le agrada «que le pongan verde», pero que a él, personalmente, no le afectan «estas cosas», lo cual supone un ejercicio de soberbia monumental, por otro lado más que detectada en todo lo anterior, y raíz del problema, pues no en balde la soberbia es la raíz de todo pecado y mal. Y, no contento aún, se envuelve en el sentimentalismo más patético y penoso, se pone lacrimoso y tira de sus progenitores, diciéndonos que el dolor que tiene sólo se debe a que sus padres son ancianos por lo que nos exige que, de corregirle, habría que haberlo hecho con caridad. Por ejemplo… ¿con la misma que él ha empleado con todos nosotros al autorizar el vídeo blasfemo, ofensa a Dios y a las ovejas, incomparable con las críticas que se le han hecho por muy duras que hayan podido ser?

Desde luego este individuo no tiene remedio, y nos da que aquí hay algo mucho más profundo y peor, que ya es decir, que lo del vídeo de marras, porque a estas alturas que este personaje siga en sus trece, haga gala de una chulería tan brutal y nos quiera encima enmendar la plana sólo puede explicarse por…

PD.- Ni el imán más mediocre o «pecador» hubiera permitido jamás grabar nada de nada, menos aún lo grabado en Toledo, en su mezquita, por pequeña que fuera, para qué decir en la Meca (Toledo es comparable, salvo en las enormes distancias espirituales que las separan que… no tienen comparación).


8 respuestas a «El Deán del vídeo blasfemo toledano: contumaz e impenitente»

  1. Estos curas están vacíos, no tienen doctrina, están nada más que en el discurso progre de lo políticamente correcto, que si «ellos y ellas», los «los alumnos y las alumnas», y se han olvidado de algo tan básico como que no se puede adorar a Dios y al dichoso dinero al mismo tiempo. Como que no iba a ser por dinero. Por dinero esto, y por que no les cobren el IBI (el impuesto de bienes inmuebles) todo lo que callan. La sociedad española hace muchas décadas que dejó de ser cristiana, hemos pasado a criticar las subidas de precio del pescado en Cuaresma que hacía cierto grupo social que hoy goza de todo tipo de privilegios, a asumir su escala de valores, incluido el adorar al dinero. Los curas ya no son curas, son repetidores de todos los mantras de esta sociedad vacía, posiblemente toda esta gente de la Catedral ni crean en Dios, a parte de que si estas todo el día diciendo sandeces en lo políticamente correcto por muy listo que seas te vuelves tonto de narices, como el que está todo el rato al lado de una hoguera, que al final acaba oliendo a humo. Porque esto tiene muchas lecturas pero una de ellas es la mediocridad de todos estos personajes, el dean, que cualquier chaval de 9 años del bachillerato antiguo tenía más conocimientos de la Doctrina de la iglesia que él, pero también el Obispo, el arzobispo y toda esta patulea de mojigatos que en lo único que están es que el estandarte de la División Azul ya no salga en las procesiones, y en el discurso progre de los enemigos de la iglesia. Y todo por el maldito dinero que les ciega. Si su referente fuera Jesucristo, o San Francisco de Así, o San Ignacio de Loyola, etc. no les cegaría el dinero, pero como su referente son los telediarios progres y Zapatero, pues oyen la melodia del flautista de Hamelin y allá que van ellos como tontos detrás. Y eso sí, la Capilla con el fresco dedicado al Santo Niño de la Guardia sacrificado en un asesinato ritual en la Edad Media, esa siguen dejándola que se destruya en la catedral de Toledo no vaya a ser que les llamen antisemitas, que eso ya les daría pavor.
    Con estos sujetos, tan vacíos, tan pobres doctrinalmente, tan mediocres, en cuyas manos se encuentra la Iglesia, se comprende que la Iglesia caiga en picado en caída libre.

    1. Si ya es patètico ver como sustituyen el agua bendita por gel hidroalcohòlico(muestra de la pèrdida de Fè)…
      Quien me iba a decir a mi que algùn dìa tendrìa que recordarle a un sacerdote su pèrdida de la Fè y recomendarle las investigaciones de Masaru Emoto para que supiese lo que ocurre con el agua cuando se bendice.
      En cuanto a este ejemplar en cuestiòn ,se delata en su suciedad mental cuando se regocija viendo a la guarricerda atascawateres y al marimoñas profanando el templo.La degeneraciòn en España no tiene lìmites …habrà consecuencias?

  2. la disculpa del Deán es tan vacía y mentirosa como las que se hacen desde laizquierda política cuando alguien se ve forzado a disculparse por algo. «a quenes haya podido molestar…» y cosas semejantes. Pues no, no se trata de un sentimiento de verse ofendido, sino de una ofensa objetiva, de un hecho intolerable, y no de una aprecicacion de unos pococs o de muchos. los delitos y los pecados son objetivos. La ofensa a los católicos y a Dios han sido relaes y no dependen de si alguien se ha dado cuenta o lo considera importante.
    De eso tiene que disculparse.

  3. Si bochornoso y repugnante es el vídeo, igualmente lo es la “disculpa”Como bien se expresa en los comentarios de Kevlar y Pedro.
    Imaginemos a una ramera justificándose al decir que el importe de sus “servicios” lo emplea en encender velitas votivas en la catedral.
    Muy bien traído lo del zurriago de Nuestro Señor a los profanadores del Templo:
    La catedral es casa de oración, y tu -y vosotros por omisión- la habéis convertido en casa de lenocinio.
    Habría que decirle al Dean mientras se le “santiguaba” el lomo con una cuerda de esparto.
    Este penoso episodio es una muestra más de que “el humo de Satanás ha penetrado en la Iglesia”
    Pablo VI dixit tras haberle abierto las ventanas en el Concilio Vaticano II

  4. Lo acaecido en la catedral toledana, desafortunadamente, no es algo nuevo; es un ataque frontal, sutil si se quiere, pero se suma a las múltiples tropelías contra la religión católica, acontecidas tras la promulgación del maligno y nefasto Concilio Vaticano II, y, con el entronamiento del anticristo, ceremonia celebrada en la capilla de San Pablo en la ciudadela un 29 de junio de 1963 (p. 12) [1]; por consiguiente, todo lo que estamos viviendo el mundo cristiano ha sido perfectamente planeado y forma parte del plan del Nuevo Orden Mundial. Existe, en el el seno de la propia Iglesia, una pugna en la cual ha ido, paulatinamente ganando terreno los servidores de la masonería satanica, frente a los fieles ministros de Cristo. En relación a lo expuesto, a título ilustrativo, véase el vídeo de lo expresado en El Mundo al Rojo con Jesús Ángel Rojo, en el que se analiza lo expresado por el Arzobispo Mons. Carlo Maria Viganó, acusando al papa de ser el Anticristo [2] En fin: «Quien tenga oídos para oír, que oiga» (Evangelio de San Mateo 13:9) «…porque viendo no ven y oyendo no oyen ni entienden» (Mateo 13:13)
    citas utilizadas:
    [1] MALACHI, Martin, «El último papa. Una conspiración diabolical para derribar al Vaticano», Planeta, S.A., Barcelona (1998)
    [2] https://m.youtube.com/watch?v=zHQstrmqdK0

  5. LA ESPAÑA DE LA PROFANACIÓN DE SUS ENEMIGOS SOCIALISTAS Y COMUNISTAS
    Francisco Franco es arrancado de su tumba y a los españoles no les importa, la Catedral de Toledo está profanada y a nadie le importa
    Peter E. Chojnowsk, 09 de octubre de 2021
    «Capaz de resistir y vencer a los arrianos y musulmanes, la Catedral de Toledo es profanada por la escoria de la iglesia modernista y la cultura española apóstata. Parece que una vez que Franco ha sido arrancado de su tumba, todo vale. La mayor profanación en esta Iglesia Primatial ha sido, por supuesto, el Novus Ordo Missae.
    No solo era esta la iglesia, que data del siglo VI antes de la invasión musulmana, en la que el rey Recaredo se convirtió del arrianismo a la verdadera fe católica, sino que se inició su forma actual, una joya del período gótico alto. por orden del Papa y fue debido a los esfuerzos del rey San Fernando a principios del siglo XIII, completado por la reina Isabel y el rey Fernando en 1493. Fue el lugar donde se celebraron los numerosos Concilios de Toledo, contiene las tumbas de la antiguos reyes de España, al mismo tiempo que fue agraciado con una reliquia del Santo Rostro de Jesús.

    Por supuesto, hay una imagen gráfica en la historia de la profanación de la catedral. Lo siento por eso. Pero es hora de que nos enojemos. Nuestro «enojarnos» es unos 60 años tarde. Al igual que esta profanación, la profanación del cuerpo externo de la Iglesia Católica Romana ha estado ocurriendo desde que los aparentes masones, Angelo Roncalli (Juan XXIII) y Giovanni Battista Montini (Pablo VI) entregaron la organización institucional de la Iglesia a su enemigos. Lo que intentaron evitar fue que cualquier católico se escapara espiritualmente de las ataduras de los secuestradores. Afortunadamente, al mirar a su alrededor y a los que están en sus capillas católicas tradicionales, muchos se escaparon espiritualmente de los secuestradores diabólicos. La Hermana Lucía de Fátima NO se escapó físicamente de sus «secuestradores», pero sabemos por la Promesa de Nuestra Señora,

    ¿No es extraño que las fuerzas católicas de España lanzaran una guerra civil en 1936 para salvar a España de la profanación de sus enemigos socialistas y comunistas y, sin embargo, ahora los mismos hombres que dicen ser obispos de la Iglesia Católica entregan estos edificios sagrados y santuarios a las personas más repugnantes y repulsivas que puede producir la Unión Europea. Francisco Franco es arrancado de su tumba y a los españoles no les importa, la Catedral de Toledo está profanada y a nadie le importa. ¡Y el «Arzobispo» «se disculpa»! El no sabía. Al igual que los excusadores «conservadores» de los modernistas en el Vaticano que han pedido durante 50 años que el Top Man, los que realmente lo iniciaron y firmaron, son «impotentes» y realmente lamentan todo el malestar que puedan sentir los fieles»:
    http://radtradthomist.chojnowski.me/2021/10/able-to-withstand-and-overcome-arians.html
    Peter E. Chojnowsk:
    https://sisterlucytruth.org/about-dr-peter-chojnowski/

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad