El desvariado Vaticano de hoy reniega de la evangelización y civilización de América

No salimos de un susto, cuando ya nos topamos con otro aún peor. Aunque curados de los espantos que pueda producir el decadente, desvariado, mundanizado y corrompido Vaticano de hoy en día, no por ello nos deja de sorprender. Ahora le ha tocado el turno, bien que no es la primera vez, al descubrimiento, evangelización y civilización de América.

Siguiendo los pasos, y peor aún las directrices, del indigenista (e indigesto) Francisco I, el Dicasterio para la Cultura y la Educación (¿?) y el Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral (¿?) han hecho pública una nota conjunta en la que reniegan y condenan la «Doctrina del descubrimiento» (¿?). Así es, como lo leen.

En un alarde de mundialismo, globalismo y Agenda 2030 (cuyo tufo masónico apesta: en su primera línea dice textualmente que la Iglesia, la de hoy, claro, o sea la suya, claro también, quiere «promover la fraternidad universal»), el Vaticano parece no tener nada mejor que hacer que mancillar con su boca sucia y mala baba la que fue la mayor y más importante labor de evangelización y civilización de todos los tiempos; máxime si se tienen en cuenta los medios con los que hubo que hacerla.

El descubrimiento de América marcó un hito ya imposible de igualar en la historia de la Humanidad. Su evangelización y civilización por España aún más (el panfleto mezcla ladinamente todo, la acción española a la que no nombra pero contra la que va dirigida, y la anglosajona que nada tuvo que ver con ella no sólo en lo espiritual, pues llevaron la herejía, sino menos aún en sus formas, y a las pruebas nos remitimos). Pero por eso mismo y por todo lo que supuso, es hoy, como desde hace siglos, blanco principal de las iras, envidias y odios de los enemigos de Dios que hoy parecen residir en el Vaticano; esperemos que por poco tiempo.

Aquello fue obra de la Divina Providencia que en Su infinita sabiduría eligió a España de entre todas las naciones para llevar a cabo semejante epopeya porque sabía que en todos los aspectos sólo España era capaz, precisamente por ser entonces el único, total y verdadero paladín de la cristiandad. ¿Qué de haber seguido en su paganismo sangriento?  ¿Qué destino le hubiera esperado a aquellos pueblos detenidos en la edad de piedra si hubieran sido los enemigos de Cristo, los herejes de toda ralea, los que hubieran llegado allí los primeros? Pues la misma que a los pobres indios de Norteamérica que cayeron bajo la «obra civilizadora» anglosajona, de los cuales hoy apenas quedan unos miles que siguen encerrados en «reservas», verdaderos guetos producto de la discriminación, el racismo y la barbarie… protestante.

Mucho más se podría decir, pero para qué. Tan sólo, si acaso, recomendar a Bergoglio que lea la insigne obra de Bernal Díaz del Castillo donde su autor, de primera mano, da testimonio de cómo se hizo desde el principio aquella evangelización y civilización; también de por qué hoy conocemos las culturas precolombinas y sus lenguas gracias a la ímproba labor de los frailes y de los españoles. De los indios de Norteamérica sólo se sabe lo que Hollywood nos cuenta, o sea, unos tíos con plumas tocando el tambor mientras bailan en círculos.

Por último, el pasquín llega a la osadía y extremo de renegar de los Papas de entonces que entregaron América precisamente a España para que fuera evangelizada, lo que hicimos, y se burla y mofa de la magistral Escuela de Salamanca. O sea, que la notita no podía ir más lejos.

Les insertamos a continuación el infecto texto que no tiene desperdicio o mejor decir que es pura basura, un cúmulo de despropósitos, producto de la Pachamama que sigue entronizada en la Santa Sede.

PD.- Y como siempre el silencio cómplice, vergonzoso y vergonzante de los obispos y clérigos españoles y americanos. ¡Qué asco!

NOTA.- Las negritas son nuestras.

TEXO COMPLETO DE LA NOTA CONUJNTA

  1. Fiel al mandato recibido por Cristo, la Iglesia católica se esfuerza por promover la fraternidad universal y el respeto de la dignidad de todo ser humano.
  1. Por este motivo, en el curso de la historia los Papas han condenado los actos de violencia, opresión, injusticia social y esclavitud, entre ellos los cometidos contra las poblaciones indígenas. Ha habido numerosos ejemplos de obispos, sacerdotes, religiosos, religiosas y fieles laicos que han dado su vida en defensa de la dignidad de esos pueblos.
  1. Al mismo tiempo, el respeto por los hechos de la historia exige el reconocimiento de la debilidad humana y de los fallos de los discípulos de Cristo en cada generación. Muchos cristianos han cometido actos de maldad contra las poblaciones indígenas, por los cuales los Papas recientes han pedido perdón en numerosas ocasiones.
  1. En nuestros días, un diálogo renovado con los pueblos indígenas, sobre todo con los que profesan la fe católica, ha ayudado a la Iglesia a comprender mejor sus valores y sus culturas. Con su ayuda, la Iglesia ha tomado mayor conciencia de sus sufrimientos, pasados y presentes, provocados por la expropiación de sus tierras, que consideran un don sagrado de Dios y de sus antepasados, así como por las políticas de asimilación forzada, promovidas por las autoridades de gobierno de la época, que buscaban eliminar sus culturas indígenas.

Como ha subrayado el Papa Francisco, sus sufrimientos constituyen una fuerte llamada a abandonar la mentalidad colonizadora y a caminar junto con ellos, en el respeto recíproco y en el diálogo, reconociendo los derechos y los valores culturales de todos los individuos y los pueblos.

A este respecto, la Iglesia está comprometida en acompañar a los pueblos indígenas y en promover esfuerzos encaminados a promover la reconciliación y la sanación.

  1. En este contexto de escucha a los pueblos indígenas, la Iglesia ha visto la importancia de afrontar el concepto denominado «doctrina del descubrimiento». El concepto jurídico de «descubrimiento» ha sido debatido por las potencias coloniales desde el siglo XVI y ha encontrado una expresión particular en la jurisprudencia del siglo XIX, en los tribunales de diferentes países, según la cual el descubrimiento de tierras por parte de los colonos concedía el derecho exclusivo de extinguir, mediante la compra o la conquista, el título o la posesión de dichas tierras por parte de las poblaciones indígenas. Algunos estudiosos han sostenido que la base de la llamada «doctrina» se encuentra en diversos documentos papales, como las bulas Dum Diversas(1452), Romanus Pontifex (1455) e Inter Caetera (1493).
  1. La «doctrina del descubrimiento» no forma parte de la enseñanza de la Iglesia católica. La investigación histórica demuestra claramente que los documentos papales en cuestión, escritos en un período histórico específico y relacionados a cuestiones políticas, nunca han sido considerados expresiones de la fe católica.

Al mismo tiempo, la Iglesia reconoce que estas bulas papales no reflejaban adecuadamente la igual dignidad y los derechos de los pueblos indígenas. La Iglesia también es consciente del hecho de que el contenido de estos documentos ha sido manipulado para fines políticos por las potencias coloniales que competían entre sí, para justificar actos inmorales contra las poblaciones indígenas, realizados algunas veces sin oposición de las autoridades eclesiásticas.

Es justo reconocer estos errores, reconocer los terribles efectos de las políticas de asimilación y el dolor experimentado por las poblaciones indígenas, así como pedir perdón. Además, el Papa Francisco ha exhortado: «Que la comunidad cristiana no se deje contaminar nunca más por la idea de que existe una cultura superior a otras y que es legítimo usar medios de coacción contra los demás».

  1. El magisterio de la Iglesia sostiene, en términos inequívocos, el respeto debido a cada ser humano. Por tanto, la Iglesia católica repudia los conceptos que no reconocen los derechos humanos intrínsecos de los pueblos indígenas, comprendida la que se ha dado a conocer legal y políticamente como «doctrina del descubrimiento».
  1. Numerosas y recurrentes declaraciones de la Iglesia y de los Papas sostienen los derechos de los pueblos indígenas. Por ejemplo, en la bula Sublimis Deus de 1537, el Papa Pablo III escribió: «Determinamos y declaramos […] que dichos Indios, y todas las gentes que en el futuro los cristianos llegasen a conocer, aunque vivan fuera de la fe cristiana, pueden usar, poseer y gozar libre y lícitamente de su libertad y del dominio de sus propiedades, que no deben ser reducidos a servidumbre y que todo lo que se hubiese hecho de otro modo es nulo y sin valor.»
  1. Más recientemente, la solidaridad de la Iglesia con los pueblos indígenas ha dado lugar al apoyo decidido de la Santa Sede a los principios contenidos en la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas. La implementación de tales principios mejoraría las condiciones de vida y ayudaría a proteger los derechos de los pueblos indígenas, además de facilitar su desarrollo en un modo que respete su identidad, lengua y cultura.

9 respuestas a «El desvariado Vaticano de hoy reniega de la evangelización y civilización de América»

  1. Y lo bien que le sientan las plumas de hacer el indio este Papa jesuita, argentino, latinoamericano( en el peor sentido del termino) y amante de la teología de la liberación que ha asolado Hispanoamérica

  2. «Id por todo el mundo y predicad el Evangelio a toda criatura. El que creyere y fuere bautizado, se salvará; más el que no creyere, se condenará» (Mc 16,15)

    ¿Qué parte de estas palabras no entienden estos personajes? Porque hay más:
    «El que no está conmigo está contra mí, y quien no recoge conmigo desparrama.» (Mt 12,30)

    ¿Sigue siendo el Vaticano hoy en dia la sede de la Iglesia de Cristo?
    Lo dudo, casi afirmaría que no.

    https://www.hispanidad.com/opinion/la-doctrina-descubrimiento-no-es-catolica-pues-promulgo-iglesia-roma_12041674_102.html

  3. Si alguien dudaba del actual ¿Papa?, esta información acredita lo que muchos sabíamos, que el montonero, comunistas argentino y masón, está ahí para destruir a la Igleia Católica…, desde dentro.
    Rezo para que su pontificado acabe lo antes posible.
    De cualquier forma, el mal ya está hecho, y se tardarán décadas en enmendar sus errores y deposiciones, litúrgicas y de todo tipo.

  4. El Vaticano es el verdaderamente colonizado, está lleno de ratas y serpientes que rinden culto público a Satán. Estos dementes pretenden desprestigiar el salvador bautismo cristiano y negar la actuación de los efectos del manto protector de La Virgen María, sobre los nativos de América, ya presente desde los inicios como sucedió visiblemente en Guadalupe.
    Están atacando de forma visible al hombre, están atacando y adueñándose de la sociedad, están atacando su historia, están atacando la obra de los reyes cristianos en América, están atacando a N. S. JESUCRISTO.

    1. Los cristianos de lo único que nos arrepentimos –y mucho- es de nuestros propios pecados, pero jamás de los jamases arrepentirnos de dar a conocer y ensalzar a N. S. JESUCRISTO, tal como hicieron nuestros antepasados en América.
      Bergoglio exhala odio a todo que tenga sello cristiano, llegando –este muerto viviente de Bergoglio- a apestar a cadáver en avanzado de estado de descomposición, igualito que Satanás.

      1. Tampoco exhala odio
        Es un marxistoide que vive la teología de la liberación que ha sido el mayor enemigo que ha tenido la religion catolica en el ultimo siglo
        Si no fuer porque es el Santo Padre se diría que no pasa de ser
        UN PERFECTO IMBECIL
        Eso si, esta desmantelando la religión católica

        1. Un Santo Padre no está desmantelando la Iglesia Católica, un Santo Padre no oficia pachamanas, un Santo Padre no espera por el mesías de los deicidas judíos, un Santo Padre no reza conjuntamente ni con paganos ni otros de falsas religiones, un Santo Padre no publicita la genocida y satánica agenda 2030, un Santo Padre da siempre la bendición haciendo una correcta Señal de la Cruz, un Santo Padre dice siempre la Verdad, un Santo Padre se muestra orgulloso y feliz de anunciar la Palabra de DIOS,…
          Bergoglio es, además de un perfecto imbécil, un burdo embustero. Bergoglio es el compendio de todo lo grotescamente falso, eso jamás puede ser un Santo Padre, aunque esté usurpando sus funciones. Terminará – de no arrepentirse- con sus huesos en el crematorio eterno.
          ¡Viva CRISTO rey! Que dio Su vida por todos nosotros.
          Feliz Viernes Santo a los pies de CRISTO en la Cruz.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad