El escandaloso nuevo currículo de religión católica

Hace unos días se ha hecho público el borrador de lo que será el nuevo currículo de la asignatura de religión católica, que de católica tiene poco y de mundano mucho.

¿Por qué hago tan tremenda afirmación? Pues porque más tremendo es aún el contenido de dicho borrador.

He tenido la santa paciencia de leer lo publicado sin quedarme sin uñas y la verdad es que ahora entiendo más claramente, porqué la Conferencia Episcopal española, (filtro por donde pasan todos los manuales de religión católica que se imparten en los centros educativos españoles), ignoró por completo el informe que publiqué hace dos años.

Para poner en contexto al lector que quizá ignore a qué me refiero, expondré brevemente dicho informe para, a continuación, mostrar unas cuantas perlas del borrador del nuevo currículo de la asignatura de religión católica que miles de alumnos recibirán a partir del curso que viene 2022/23 en España.

Hace tres años, me llegaron los nuevos libros de la asignatura que imparto: religión católica de la editorial SM (editorial de obligatoria elección por parte del centro en el que trabajo). Era Septiembre cuando comencé a elaborar las programaciones y conforme iba indagando en el contenido más perpleja me iba quedando. Así que con la costumbre que me caracteriza de llegar hasta el fondo, mi investigación minuciosa comenzó, analizando todos y cada uno de los personajes allí expuestos como referentes de consulta, sus artículos, las ONG, asociaciones, páginas webs… de esta manera me topé con nada más y nada menos que una enorme carga ideológica que nada en absoluto pinta en estos libros católicos.

Ideología de género, teología de la liberación marxista, inmigración, ecologismo y ecumenismo, son los temas principales que aparecen y que como bien sabemos, son precisamente los que están en boca de los políticos progresistas y en la Agenda 2030.

Tal fue la extensión de mi trabajo de investigación que quedó a modo de informe (AQUÍ) y lo quise compartir entrado el curso siguiente, especialmente para los docentes y padres, con el fin de que estuviesen al tanto.

Han pasado dos años desde que se hizo público, nadie ha movido un dedo, los libros siguen igual, pero ahora me encuentro con que el contenido de este borrador del currículo de religión católica sigue la misma línea que los libros de SM. (¿Fueron adelantados a su tiempo?)

De esta manera, en el borrador, encontramos contenido propio de lo que debe estar en el contexto católico (no todo iba a ser tan malo), sin embargo, disfrazados con un lenguaje cristiano, sutil y familiar, objetivos y contenidos que sugieren que el alumno aprenda la lucha por erradicar la exclusión, la pobreza, la violencia y la injusticia, a la par que la denuncia de las desigualdades entre hombres y mujeres. Todo envuelto en un lenguaje inclusivo, pero que remiten a la protección de los colectivos más vulnerables (las mujeres: propio del feminismo radical; los LGTBI+ (ideología de género), inmigrantes (racismo), musulmanes (sincretismo religioso)… cuyo impulso viene de la mano del pensamiento de la teología de la liberación marxista (TLM) así como el de la ideología de género.

Temas como la construcción de la casa común (de la TLM y la ecoteología) o la convivencia hacia la diversidad y la fraternidad universal, son introducidos para que el alumno vaya concienciándose de que forma parte de un todo global, y que es parte de la ciudadanía universal sin barreras ni identidades propias. Y todo dentro del contexto de las claves del Reino de Dios, que, en la perspectiva de la TLM, remite a los pobres, rechazados, colectivos oprimidos… cuya expansión como modelo sería el ideal a lograr en la tierra, al ser el lugar sin discriminaciones ni injusticias.

Podemos también observar contenidos relacionados con el desarrollo de la multiculturalidad y la diversidad religiosa que nos llevan a un sincretismo religioso donde el cristianismo queda relegado a una religión más, vacía de su verdadero sentido y misión, y Cristo en igual nivel que otros dioses y figuras.

La creación de espacios de interdependencia, la sostenibilidad del planeta, la solidaridad intergeneracional, ecodependencia, igualdad, pluralidad… están presentes en este borrador del currículo, expresiones que nos remiten tanto al ecologismo donde el hombre se presenta como el causante del mal en el planeta por lo que sobran personas en este mundo y a la ciudadanía global, lo que viene siendo el Nuevo Orden Mundial.

Estas ideas se presentan a priori de un modo bastante convincente, como puede ser la adquisición de “hábitos saludables de vida y de consumo responsable” y “un proyecto vital que incluya los valores en relación con el bienestar propio”. En medio de acciones como el reciclaje, no desperdiciar el agua, no contaminar… se introduce esa idea cada vez más extendida de la “responsabilidad” de cuidar el planeta, y esto nos lleva tirando del hilo al evitar nuevos nacimientos. Pero para esto ya disponemos de los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS), la Agenda 2030, que no podía faltar en el currículo de Religión católica, pues algunas mentes pensantes, se ve que ven muy necesario que la Iglesia se actualice y vaya a la par de los grandes progresismos de nuestros tiempos. De esta manera, se une a la promoción del aborto, la eugenesia y la ideología de género, entre otras perlas preciosas de este entramado ideológico globalizador, cuyos promotores con tanto interés difunden para disminuir la población del planeta, pues ya sabemos, los recursos naturales se les agotan con tantas bocas consumiendo.

Animo, por lo tanto, a participar opinando en la propuesta del currículo de Religión Católica en la LOMLOE, abierto el plazo hasta el jueves 21 de Octubre.

Para participar o bien se hace mediante un formulario (AQUÍ) o bien enviando un escrito a la dirección del correo (AQUÍ) que viene en la pestaña de cada etapa educativa: infantil, primaria, secundaria (bachillerato aún en proceso de elaboración)

Yo como maestra de religión católica no impartiré estos contenidos, evidentemente, y me centraré en el verdadero sentido cristiano de la Iglesia católica. Pero ¿cuántos más lo harán? Me temo, querido lector, que la gran mayoría de docentes están ya totalmente ideologizados con estos postulados que se respiran hasta en el aire. Así que sálvese quien pueda, que con la Iglesia hemos topado y muchos padres están en la inocencia aún, pensando que sus hijos están recibiendo una verdadera educación cristiana…


9 respuestas a «El escandaloso nuevo currículo de religión católica»

  1. Evidentemente, esos libros promueven alguna especie de «religión» que no es la católica. Y, supongo, el antipapa Bergoglio y toda su «cuadrilla» no tendrían nada que objetar.

    1. Hola Jesús.
      Efectivamente los libros de SM, y quizás de otras editoriales, tienen una carga ideológica que nada tiene que ver con nuestra religión católica.
      Por desgracia, se está introduciendo fuertemente dentro de la Iglesia y la inmensa mayoría de católicos permanecen en la ignorancia, la indiferencia o el miedo a decir la verdad.
      Si este borrador sale adelante, el adoctrinamiento está más que servido.
      Los padres deben ponerse las pilas, informarse bien y revisar el contenido de los libros de sus hijos, no sólo los de religión católica.
      Gracias por el comentario.

      Un saludo

  2. De nuevo, otro artículo que, como el publicado el pasado 8 de octubre, vuelve a centrarse en la parte del borrador del currículo que le interesa, ignorando la restante. (Esta práctica, por desgracia tan común, se llama “decir parte de la verdad”. No olvidemos que la honestidad y la justicia requieren “decir la verdad, sólo la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad”). Menos mal que en esta ocasión la autora reconoce que “De esta manera, en el borrador, encontramos contenido propio de lo que debe estar en el contexto católico (no todo iba a ser tan malo)”.
    Y, bueno, como en el anterior artículo, en este se adolece de presuponer intencionalidad a lo que en el borrador sólo figura como un contenido a impartir. Esto también tiene un nombre y es “manipulación” del contenido.
    Finalmente decir que, al menos en este artículo se hace referencia a unas direcciones web en las que la CEE ha dejado la posibilidad de que los diferentes responsables implicados en estas asignaturas de religión puedan valorar y hacer sugerencias con respecto a la propuesta del currículo. (Este “pequeño” detalle no estaba citado en el anterior artículo del pasado 8 de octubre ¿por desconocimiento del mismo? ¿por “olvido”? ). Esto, por supuesto no garantiza que tales aportaciones sean tenidas en cuenta, pero ahí está ofrecida la posibilidad.

    1. Sr. Miquel, no tienen ustedes remedio. No hay peor ciego y peor sordo que el que no quiere ni ver ni oir.
      No sé qué necesitan ustedes para bajarse del burro, 40 años en la dirección equivocada, van ustedes para el norte buscando el Cántábrico (por decir algo), sin embargo viajan hacia el Sur en la dirección opuesta, llegan ya a los carteles que dicen «Bienvenido a Barbate», pero aún así siguen en sus trece convencidos que por ahí se llega al Cantábrico. Las descristianización de España es un hecho objetivo, empíricamente comprobable, y cuando digo descristianización no me refiero únicamente a la gente de a pie, que por supuesto, me refiero también a los Obispos, que son todos ateos y que dudo mucho que haya alguno que pruebe los bocadillos de salchichón, y lo ocurrido recientemente en la Catedral de Toledo es buena prueba de ello, del «nivel» de los jerarcas de la Iglesia, que cualquier chaval de 11 años del bachillerato antiguo tenía más formación cristiana que estos pobres diablos que a la primera de cambio se van detrás de las faldas de una escritora de tres al cuarto. En 40 años de satanismo disfrazado de «buenismo» se han cargado ustedes la Cristiandad en España. Pero ustedes no rectifiquen, por mucho que vean el letrero de «Bienvenidos a Barbate» o a «SantiPetri», ustedes en sus trece de que por aquí van bien para el Cantábrico. Pues nada amigo Miquel siga su camino que ustedes son los culpables de la descritianización de España, los «cristianos de base», los paniaguiados, los del «ellos y ellas», los «alumnos y las alumnas» los indiferentes ante la iniquidad. Ustedes se apuntaban a cantar el Cara al sol en tiempos de Franco y ahora por 30 monedas se apuntan a todo lo contrario. Recuerdan ustedes a los Obispos de los reinados Francisco I y Enrique II hasta Luis XIV de Francia apoyando la invasión islamita de Europa en contra no solo de la población cristiana de Europa sino de los propios ciudadanos franceses de Tolón, Córcega o Marsella. Al final se han salido con las suyas y Francia ya tiene a día de hoy mas musulmanes que cristianos, usted quiere lo mismo para España, pues siga por eso camino ha elegido, que va directo a que el día de mañana que está a una distancia más corta de lo que usted se cree, los islamitas le rebanen la garganta con un cuchillo de cocina. No lo siento por usted que recibiría por lo que ha estado trabajando, lo siento por los justos que pagan por pecadores, por esos sí lo siento…aunque en honor a la verdad lo siento solo hasta cierto punto, porque creo que ha llegado el momento en el que las cosas resultan tan evidentes, por groseras, que no es excusa ni para los que se escudan en la imbecilidad social.
      El trabajo de la profesora de Religión Beatriz Montes los deja a todos ustedes en evidencia, por mucho que salga usted contando cuentos, lo mismo se piensa que esto lo leen solo los catalanes como usted.
      Los libros de Religión y el curriculum que usted defiende, es, por decirlo suavemente, una basura, un tipo de basura muy concreta que no se puede nombrar, que nada tiene que ver con la Religión de verdad sino que es un disfraz para utilizar a la clase de religión y a los profesores de religión (de lo que la autora de este artículo es una excepción, porque la mayoría son unos merluzos, que han aterrizado ahí porque laboralmente no tienen otra cosa) para adoctrinar a los niños en el discurso progre de la melodia del flautista de Hamelin, para llevarlos a donde los enemigos de la Religión y de la Patria los quieren llevar para tenerlos deshabilitados como verdaderos cristianos. Los peores lo que se presentan disfrazados como cristianos, que son los que le han abierto las puertas de la Iglesia a la Sinagoga de Satanás, a la que sirven desde su puestos de falsos cristianos. Y lo lamentable es que la Srª Beatriz Montes autora de este artículo está sola, lucha predicando ene l desierto mientras que los que visten hábitos y cobran un sueldo para esta defensa que ellos no hacen, que deberían estar en vanguardia en esta lucha, en realidad le vuelven la espalda a esta mujer como se la vuelven a otras que por ejemplo luchan contra el aborto, porque la pela es la pela, y el IBI o los 15000 € de la Catedral de Toledo pueden más que la doctrina de Nuestro Señor Jesucristo, de San Francisco de Así, de San Ignacio de Loyola y de San Francisco de Borja, porque el Vellocino de oro y la pasta gansa ciega mucho hoy en día a una clase religiosa que no da la talla moral ni doctrinal ni para ser monaguillos. Esta es la triste realidad de España. Y luego cuando España se salve, a costa de los cientos de miles que mueran (y de los que ya han muerto porque 4o0 años de Satanas campando a sus anchas por España dan para mucho millones de almas perdidas ene l infierno por culpa de de esta Iglesia que se ha pasado al enemigo de ella misma) todos estos judas se las darán de cristianos y volverán a implantar en sus colegios el brazo en alto y el Caral Sol, menudos hipócritas. Yo no lo veré pero si llega el día espero que no haya piedad con todos ustedes, sobre todo con ustedes que son los peores, y no se malgaste el sacrificio de los mártires como en 1808 para poner luego a Fernando VII, en tantas ocasiones.

      1. Señor Steiner: me causa sincera tristeza el comprobar una vez más su deriva mental al aplicarme toda una serie vituperios y atribuirme gratuitamente la adscripción no sé bien a qué grupo de personas o de ideología, todo ello en lugar de argumentar sobre el artículo al que hago referencia y que -reitero- peca de parcial, de falta de objetividad, y es tendencioso, defectos que creo no deberían acompañar a un escrito que se difunde al público.
        En fin, pese a todo, le saludo cordialmente y mantengo la esperanza de que reflexione sobre su proceder y dirija su imaginación bajo la guía del correcto raciocinio.

    2. Estimado Miguel
      Soy la autora de este artículo y he de decirle que lleva usted razón, no he podido desarrollar toda la verdad que hay en este borrador debido al límite que supone este espacio para escribir.
      No he podido relacionar los contenidos de este currículo con los manuales ya publicados de SM que, sinceramente son para quemarlos. No he podido detallar con más precisión lo que estos contenidos enseñados a los alumnos supondrán en ellos: verdaderos defensores de una ética universal que propugna el aborto como un derecho, el cambio de sexo en menores como la solución a sus sufrimientos, la protección de los animales por encima de la vida humana, las relaciones sexuales con chicos de su mismo sexo y un largo etc.
      Querido Miguel, si usted se considera un cristiano católico y ve este currículo idóneo para las clases de religión católica, debería hacer un pequeño ejercicio de reflexión sin olvidar que la VERDAD es una y que a Dios no le valen medias . Los cristianos tibios no los aguanta!!
      Los que os llamáis cristianos, pero sois descafeinados, light y separados de la verdadera fe católica, que os vendéis a las nuevas ideologías, sois los que tenéis el peso de culpa de la secularización y pérdida de fe de la Iglesia.
      Deja a los que sí creemos en la verdadera Iglesia católica, seguir defendiendo nuestra fe frente a impostores involucrados en ella.
      Usted no tiene que enfrentarse todos los días a niños cuya fe depende en muchas ocasiones de lo que reciban en la clase de religión católica y no hay ningún derecho a que se les pervierta con esas ideologías.

      Un saludo y que Dios le pille confesado

      1. ¡Magnífica respuesta!, señora Montes.
        A ver si con este pequeño repaso, el tibio coge un poquito de calor y de sabor para nadie se vea obligado a escupirlo de su boca; una vez llegue el momento de que Álguien tenga que comprobar si sabe a cálido católico o a otra cosa.
        Un saludo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad