El galopante desbarre eclesiástico: cuatro ejemplos… entre muchos más

Vamos a ser breves, porque la brevedad, como ya dijo Baltasar Gracián, aumenta el valor de lo bueno,… y de la verdad, añadimos nosotros.

Primero:

  • Y de los tres espantapájaros cuál de ellos es

    Escuelas Católicas, formada por la unión funcional de la Federación Española de Religiosos de Enseñanza-Titulares de Centros Católicos (FERE-CECA) y Educación y Gestión (EyG), y que agrupa a más de 2.000 centros católicos, 1.200.000 alumnos y 80.000 profesores, anunció públicamente en Twitter la construcción de un «Pacto Educativo con Crismhom Comunidad Cristiana LGTBI+H» –“Cristianas y cristianos de Madrid homosexuales”–. En el tuit, se afirma que «todos nos necesitamos en la aldea de la educación para sabernos cuidar, acompañar y comprender en la diversidad» y se enlaza al perfil de la asociación LGTBI. El presidente de Escuelas Católicas, Pedro Huerta, sacerdote trinitario (¡!), dice ser experto en pastoral escolar (¿?), ha impartido formación en materias como generación Z (¿?), inteligencia espiritual (¿?) y emocional (¿?) o «mindfulness e interioridad» (¿?).

Segundo:

  • Declaraciones del cardenal Omella sobre la reciente reforma de la ley del aborto: «Se ha perdido el camino del diálogo, el encuentro y el consenso. Esto es muy peligroso y grave, sobre todo cuando se ve como enemigas a las personas que no piensan como tú (…) Si no se puede o no se quiere tener un hijo, siempre se puede dar en adopciónpara que las familias que no puedan tenerlos les den un hogar y una vida feliz (…) Hablemos con toda la sociedad, con jueces, padres, maestros, iglesia, todas las confesiones… pero hemos perdido el camino del diálogo, del encuentro entre gente que no comparte ideas y del ámbito del consenso. Y esto es muy grave cuando se pierde (…) El matrimonio se ha retrasado cada vez más y también hay menos nacimientos (…) Los padres son los encargados de educar a sus hijos. ¿Va a saber más un Ministerio que unos padres? (…) [Sobre la relación con el Gobierno y la Generalitat] el diálogo no está roto no acaba de ser fluido, sobre todo en temas morales». Pues, sin ningún respeto, váyase a la miér…coles, cardenal. Nada hay que consensuar sobre el aborto. Es un crimen especialmente ofensivo y aún más de cara a Dios y peor aún cuando se ha institucionalizado y prueba la mayor de todas de la decadencia por degeneración de nuestra sociedad en lo que tienen mucha, mucha culpa ustedes. Ante el aborto EXCOMUNIÓN PÚBLICA de todo aquel que hasta en lo mínimo roce con dicho crimen y punto.

Tercero:

  • Enrique de Amo Artero

    El actual obispo de Almería, Antonio Gómez Cantero, no ha tenido mejor idea, ni al parecer tiene a nadie en toda la diócesis más idóneo para Delegado episcopal para la Cultura y la Pastoral universitaria de la diócesis que a Enrique de Amo Artero, profesor de matemáticas en dicha universidad, pero recalcitrante, sectario y desorejado comunista, activo militante podemita, que figuró en las listas de Podemos en las elecciones municipales del año 2019, fue militante de IU, fundó la denominada Asamblea de Izquierdas y en la actualidad es militante de Podemos en cuyas listas fue a las últimas elecciones municipales… y no seguimos porque se lo pueden imaginar; eso sí, dice ser católico. ¡Acojonante! Sin más comentarios.

Cuarto:

  • El siguiente vídeo:


3 respuestas a «El galopante desbarre eclesiástico: cuatro ejemplos… entre muchos más»

  1. «Vosotros sois la sal de la tierra. Mas si la sal se desvirtúa, ¿con qué se la salará? Ya no sirve para nada más que para ser tirada afuera y pisoteada por los hombres.»

    Mateo, 5 : 13.

    Pues eso mismo está sucediendo con la «sal» católica…

  2. Desgraciadamente, el Papa o Antipapa Francisco, va a dejar la Iglesia convertida en una ruina…
    Así de claro.
    Cuando antes abdique, mejor para todos, aunque creo que el mal ya está hecho, y ha sembrado la cizaña en lo que antes era tierra fértil.

    1. Los cardenales electores ya han votado a un masón luciferino y este mismo impostor ha nombrado a toda una legión de falsos cardenales. Si abdica o cruza el Jordán, ¿qué esperas de una nueva elección?

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad