El golpe de Estado catalán: la realidad descarnada

En una España lacerada, donde lo erróneo es lo políticamente aceptado y lo correcto es vituperado, donde la defensa de la nación ha sido vendida al mejor postor a cambio de votos y favores y donde los valores históricos han sucumbido en un océano posmoderno de inanidades, El golpe de Estado catalán es una obra fundamental para comprender lo que sucedió, dentro y fuera de bambalinas, en aquellos «meses aciagos que van desde septiembre de 2017 hasta enero de 2018 para espanto y espasmo de las nuevas generaciones».

Admito que no puedo ser objetivo a la hora de reseñar un libro de Ramiro Grau Morancho porque es de ese tipo de autores que aciertan siempre en lo que escriben y en cómo lo escriben. Este abogado y ex-fiscal zaragozano se ha puesto en este ensayo la bata de cirujano, ha convertido su pluma en un bisturí y se ha propuesto diseccionar cómo y por qué una región de España, Cataluña, estuvo a punto de proclamarse un Estado independiente ante el aplauso de unos, la colaboración de otros y la cobardía de aquellos. A través de una cuidada selección de artículos, Ramiro Grau Morancho deja en evidencia que España es un Estado fallido, cuya soberanía es discutida y discutible por ciertos sectores políticos de Madrid y abiertamente retada por una mayoría que organizó, con Barcelona como epicentro, un golpe de Estado el 1 de octubre de 2017.

Grau Morancho

Decía hace unas líneas que Grau Morancho no se equivoca en el fondo, es decir, en sus tesis y argumentos sobre esta espada de Damocles separatista que hace peligrar el futuro de España, y tampoco yerra en la forma. El autor no solo es aragonés sino que ejerce de ello, tal y como muestra su prosa. A pesar de ser un académico y jurista de reconocido prestigio, Ramiro Grau Morancho abandona en este libro el pesado y neutro lenguaje del mundo del Derecho para llamar por su nombre a los personajes que, de una u otra forma y sin importar adscripción ideológica o militancia política, se vieron implicados en el golpe de Estado catalán. El lector no encontrará paños calientes ni vendajes tibios sino verdades afiladas, duras y no siempre fáciles de deglutir para las gargantas acostumbradas a los mejunjes servidos por una mayoría de medios de comunicación, tanto nacionales como regionales, cuyas armas y bagajes se encuentran al servicio o en nómina del separatismo.

En conclusión, se trata de una obra destinada para un perfil muy concreto de lector, aquel que quiere conocer la verdad profunda del desafío secesionista catalán y las consecuencias reales para España. Para el resto, de espíritu pusilánime o amigos de lo edulcorado, harán mejor en buscar otro libro sobre la cuestión entre las recensiones de El País, La Vanguardia o Vilaweb. 

G.L. Publicado en Adáraga


Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*