El honor que fue de la Legión

El honor de un ejército o de una unidad militar está unido indisolublemente a la tradición. Es más, hablar de honor militar es hablar de tradición. Sin este presupuesto se puede hablar de cualquier cosa, menos de honor.

La tradición militar está “construida” a base de soldados y mandos, que se han distinguido por actuaciones, que van más haya del mero cumplimiento del deber debido; por acciones militares que van más lejos, en cuanto al heroísmo,  de lo que se pudo haber previsto y exigido; por la nobleza, honestidad y honradez de soldados y en particular de los mandos, cuyo ejemplo es “sagrado” para los soldados.

El recuerdo de una acción memorable, de la muerte heroica, de la sangre derramada en tal batalla, del valor de tal o cual, de la fidelidad a las ordenes recibidas…; todos estos recuerdos concatenados van forjando, con el tiempo, la estela de una tradición heroica que enorgullece a quienes pertenecen a tal unidad militar o a tal ejército.

En definitiva, el orgullo militar de pertenecer a una unidad es el reflejo del ejemplo virtuoso de los antepasados. El heroísmo, la fidelidad, la honradez insobornable, la honestidad de vida… son actos virtuosos que han adornado a aquellos que hacen grande a una unidad militar, y esos actos virtuosos hacen que hoy, el que pertenezca a la misma unidad, se sienta orgullo de tales antepasados: Orgulloso y, sobre todo, con disposición a imitarles.

Porque el honor de una unidad militar lleva al deseo, de quienes pertenecen a ella, de imitar a aquellos que la hicieron grande con el derramamiento de su sangre, con su propia vida y con su vida ejemplar.

La Legión española ha decido prescindir, obedeciendo sin rechistar, al nombre de la Bandera que recordaba la memoria de quien fue uno de sus fundadores, y quien más impronta dejó por su valor militar, integridad de vida y ejemplo de soldado honesto y fiel a su deber: Comandante Francisco Franco. ¿Cómo ha podido ser? ¿Cómo es posible que se obedezca una orden de tal calado en posición de saludo? Saludo vil y rastrero. Saludo de unos mandos que han olvidado a uno de los fundadores de la unidad a la que sirven. Uno de los fundadores que hicieron grande la unidad que ellos ahora mandan con orgullo.

Quitando el nombre de “Comandante Franco” a la Bandera legionaria, y avergonzándose de él, se han olvidado del significado del honor. Lo han mancillado. Se han abajado al nivel político que no conoce lo que es el honor, la honestidad y la fidelidad. Se han dejado comprar como se compran y se venden los políticos. No, no han obedecido, se han comprado como asalariados.

Cuando se recuerden a los mandos actuales de la Legión, se les recordará por su cobardía y traición. Nunca formarán parte de la nómina de hombres honrados que han hecho grande a la Legión española. Nunca se les recordará por ninguna acción virtuosa, todo lo contrario.

El honor que fue de la Legión.


4 respuestas a «El honor que fue de la Legión»

  1. Extraordinario trabajo, agradecer al autor infinitamente su valor y HONOR.
    Tradición Militar, Tradición Religiosa, Tradición Política = Comunión Tradicionalista Carlista = Dos siglos al servicio de Dios y de España con FE, Esperanza y HONOR.
    España por Cristo

  2. La Legion actual nada tiene que ver con el Tercio que creara el General Villalba Riquelme, que diera vida y distincion Millan Astray y reciedumbre Francisco Franco.
    Solo se parece por su uniforme y su parafernalia, cada vez menos militar poirque cada vez es las similar a la que tiene cualquier unidad de polichinela
    La Legión de Extranjeros le debe su magnifico batallar a Franco, el fue el alma de primero la 1ª Bandera y después de toda la unidad.
    Franco no perdio un solo combate al frente de sus legionarios NI UNO SOLO y todos los militares que batallaban en África lo decían, su vista táctica y su férrea forma de mandar y llevar al combate a los legionarios era la que le daba la victoria a la legion.
    Buscar eliminar eso de las tradiciones legionarias es, sencillamente, convertir a la Legion en una unidad mas del adocenado panorama militar español
    Si en alguna unidad pervive algo del antiguo espíritu del Tercio es en la Bripac
    Que por otra parte es lo que ya es

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad