El juicio a Miguel Bernad

MIGUEL BERNAD HA SIDO JUZGADO EN LA MISMA SILLA Y POR EL MISMO TRIBUNAL QUE JUZGÓ A ARNALDO OTEGUI (OPERACIÓN NELSON)

I.- ORIGEN DEL PROCESO (HABÍA QUE DESACTIVAR A MANOS LIMPIAS) 

Manos Limpias era el azote de la lucha contra la corrupción, y en esa lucha traspasó una línea roja, acusar de fraude fiscal a la Infanta Cristina de Borbón, hija del Rey Emérito. 

II.- REUNIÓN EN EL PALACIO DE LA ZARZUELA (febrero de 2013).

Se celebra en el Palacio de la Zarzuela, en febrero de 2013, una reunión presidida por el Rey Juan Carlos I, con la asistencia del entonces Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, del entonces Ministro de Justicia, Alberto Ruíz Gallardón, del entonces Fiscal del Estado, Eduardo Torres Dulce, donde se acordó que había que salvar como fuera a la Infanta, y para ello era necesario desactivar Manos Limpias.

Se hizo un seguimiento exhaustivo de Miguel Bernad y de su organización, a través de los servicios de información del Estado, y sin resultado positivo. Y para desactivar a Manos Limpias, había que buscar otros caminos.

Con anterioridad a la detención de Miguel Bernad, desde diversos estamentos y personas relevantes, se le instó a desistir de la imputación contra la Infanta, advirtiéndole que de no hacerlo, las consecuencias para su persona, la de su familia y la del sindicato, serían demoledoras, advertencias éstas, que se hicieron realidad.

III.- ACUSACIÓN DE BLANQUEO DE CAPITALES Y APROPIACIÓN INDEBIDA. 

Se manipuló un encargo civil-mercantil solicitado por una Plataforma de afectados de la sociedad AFINSA a Manos Limpias, para demandar a la Administración central del Estado por su intervención en la citada sociedad. Se acusó a Miguel Bernad de blanqueo de capitales y de apropiación indebida. De esta gran farsa, obviamente, y a pesar de su repercusión mediática, fue desactivada por Sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid.

IV.- EL PAPEL DE LAS CLOACAS DEL ESTADO. 

Las “cloacas del Estado” tienen nombre y apellidos, no como las “cloacas” inventadas de Podemos.  El proceso se inicia por una investigación delictiva contra AUSBANC que posteriormente se utiliza para incriminar a Miguel Bernad.

El Banco de Bilbao Vizcaya Argentaria (en adelante BBVA), estaba investigando delictivamente a AUSBANC. Diseñan en el complejo policial de Canillas, en el año 2014, una denuncia falsa, por el Presidente del BBVA, Francisco González, el Jefe de Seguridad del banco, Julio Corrochano, el Jefe de la Asesoría Jurídica y ex magistrado de la Audiencia Nacional, Eduardo Ortega, el Comisario Villarejo, otros dos magistrados de la Audiencia Nacional, y el Director General de la Policía. Y, aprovechando una relación puntual y temporal de AUSBANC con Manos Limpias, lo utilizan para acusar a Miguel Bernad de pertenencia a organización criminal dedicada a la extorsión.

Javier Chicote

Las cloacas del Estado ya tenían la excusa para desactivar a Manos Limpias. Pero las cloacas del Estado necesitaban de un apoyo mediático y para ello utilizaron a un pseudoperiodista de investigación, Javier Chicote, al servicio del periódico cortesano ABC, que alimentaba las portadas injuriando y calumniando a Miguel Bernad.

 

V.- ACUSACIÓN BURDA, INDECENTE, DESCARADA Y DOLOSA.

A Miguel Bernad se le acusó de extorsionar a Ana Patricia Botín (Banco de Santander); a Braulio Medel (Presidente de Unicaja); a Isidro Fainé (Presidente de la Caixa); a Francisco González (Presidente del BBVA); y al abogado de la Infanta, Miguel Roca.

VI.- PENA DEL TELEDIARIO.

Era necesario para desacreditar a Manos Limpias y a su Secretario General, trasmitir a la sociedad española, la imagen criminal de Miguel Bernad. Para ello, en los telediarios y tertulias, se lapidó y vapuleó de forma inmisericorde, su figura, con todo tipo de injurias y calumnias y sin tener en cuenta, por supuesto, que no se celebró juicio alguno y cargándose, por consiguiente, el principio constitucional de la presunción de inocencia.

Pedraz

VII.- EL PAPEL DEL JUEZ INSTRUCTOR SANTIAGO PEDRAZ.

La acusación recae, a la carta, en el juez Pedraz, recusado por Miguel Bernad, ya en su declaración ante la policía judicial. Miguel Bernad había interpuesto varias denuncias contra el referido juez ante el Consejo General del Poder Judicial. Pese a ello, instruye el procedimiento y pone la cabeza de Miguel Bernad como trofeo y como venganza, ante su maestro y valedor, el ex juez prevaricador Baltasar Garzón, inhabilitado por una denuncia de Manos Limpias. A lo largo de la instrucción, comete un rosario de irregularidades e ilegalidades, entre otras, el embargo de cuotas sindicales que son inembargables por ley; el embargo de unos valores de Telefónica de condominio familiar, en lugar de embargar únicamente la parte correspondiente al investigado; el embargo de una cuenta corriente ajena a Miguel Bernad y a Manos Limpias. Además consiente y avala que el funcionario de su máxima confianza insulte a los abogados de Manos Limpias, llamándoles Manos Sucias. Para colmo de irregularidades, Miguel Bernad fue el único investigado al que se le  privó de declarar en fase de instrucción.

A lo largo del sumario, no hay ni un solo correo electrónico ni conversación telefónica donde pueda inferirse el más mínimo atisbo de extorsión ni de pertenencia a organización criminal. 

VIII.- LA DOBLE VARA DE MEDIR DE LA JUSTICIA. 

En el presente juicio, se ha podido constatar de manera fehaciente, la doble vara de medir de la Justicia española. Se nos pide la disolución del Sindicato Manos Limpias, y en cambio, se mira para otro lado y no se pide la disolución de los sindicatos Comisiones Obreras y UGT por el gran fraude de los ERES de Andalucía de los cursos de formación.

Daniel Campos

Asimismo, dentro de las irregularidades del juicio contra Miguel Bernad, se pide la disolución de la Asociación Cívica Manos Limpias, creada en su día para otras finalidades distintas y que, no ha tenido la más mínima actividad. 

IX.- EL PAPEL DE LOS FISCALES.

El Ministerio Público, representado en Primera Instancia por el fiscal Daniel Campos, solicitó el ingreso de Miguel Bernad en prisión incondicional y la mantuvo durante diez meses, alegando, farsariamente, que tenía intereses y cuentas corrientes en Estados Unidos, Colombia, Venezuela y Reino Unido.

José Perals

El fiscal sustituto, José Perals, solicitó una pena de 24 años de cárcel para de intimidar a Miguel Bernad y llevar a una sentencia pactada donde tenía que reconocer alguna extorsión, y así, de esa manera, justificarían la prisión de diez meses.

X.- EL PAPEL DE LAS ACUSACIONES POPULARES.

Dentro del cúmulo de ilegalidades cometidas por el juez instructor Santiago Pedraz, destaca el haber aceptado y propiciado la personación de acusaciones populares espúreas, con evidente abuso del Derecho y mala fe procesal.

Admitir como acusación popular al partido político Podemos, como admitir al socio de Urdangarín, Diego Torres, así como admitir al mafioso abogado Rodríguez Menéndez, es algo esperpéntico. Al partido político Podemos, se le admite como venganza por haberle denunciado Manos Limpias, previamente, por financiación ilegal del régimen bolivariano; al socio de Ignacio Urdangarín, Diego Torres, como venganza por el juicio de Palma, estando detrás de él, obviamente, el matrimonio Urdangarín; y, finalmente, la personación del condenado varias veces por la Justicia y habiendo cumplido prisión, el abogado Rodríguez Menéndez por querer tener un protagonismo.

Estas acusaciones emponzoñaron, además, un proceso que ya estaba desde el inicio contaminado. Ninguna de las acusaciones populares estaban legitimadas para acusar, puesto que no existía un presunto delito contra la Hacienda Pública que podrían legitimarlas.

Roca

XI.- EL PAPEL DE MIGUEL ROCA. 

La mayor acusación que se hizo contra Miguel Bernad, fue la de trasmitir a la sociedad española, que había pedido tres millones de euros a cambio de retirar la acusación contra la infanta. Esta gran falacia, fue desmontada en el juicio oral donde quedó acreditado que fue Miguel Roca, a través de un testaferro, tres millones a Miguel Bernad. Un notario del Colegio de Madrid, recibió vía correo electrónico, el 20 de febrero de 2016, el borrador de acta de manifestación donde se daban todos los detalles del ofrecimiento de Miguel Roca. El “padre de  la Constitución” era un experto en componendas, y en el caso que nos ocupa, y en el juicio de Palma contra la Infanta, trató de reunirse con el Juez José Castro fuera de los juzgados, con objeto, seguramente, de tenderle una trampa.

Isidro Fainé

XII.- EL PAPEL DE LA CAIXA (ISIDRO FAINÉ). 

Así mismo, en el juicio oral contra Miguel Bernad, quedó acreditado que el Presidente de la Caixa, citó a Miguel Bernad el 7 de octubre de 2015 en la sede principal de la Caixa, en Vía Layetana de Barcelona, al objeto de pedir a Miguel Bernad la posibilidad de desimputar a la Infanta por ser una cuestión de Estado y que, perjudicaba a la credibilidad de la Jefatura de Estado.

Se acordó elaborar un borrador de desimputación, condicionado siempre a que la Infanta reconociera los hechos delictivos y se reintegrara el dinero defraudado de las subvenciones. Ese borrador no tuvo recorrido, dado que Miguel Roca, por su cuenta y riesgo estaba intentando ante el Juez Castro y utilizando a un intermediario para llegar a Miguel Bernad, conseguir la desimputación.

XIII.- EL PAPEL DE LA POLICÍA JUDICIAL. 

Los informes de la policía judicial y en concreto del miembro de la UDEF nº 96.902, forman parte de las cloacas del Estado que tienen nombres y apellidos. No solo fueron sectarios, llenos de conjeturas, de suposiciones, de valoraciones dolosas, sino que trataron torciteramente de inducir al Ministerio Público de darles encaje penal fuera como fuera. Esto es, se trató de encajar “un patuco de un recién nacido, en un pié de elefante”. Destacar, además, la gravedad del hecho de las escuchas ilegales practicadas por el referido miembro de la UDEF, y que están denunciadas en un juzgado de Instrucción de Madrid.

XIV-. EL PAPEL DE AUSBANC. 

La organización AUSBANC era la líder en defensa de los consumidores. Las cláusulas suelos ganadas en los tribunales europeos supusieron un varapalo para las entidades bancarias, y el mayor varapalo se lo llevó el BBVA, muñidor de la denuncia anónima que dio lugar a la operación Nelson.

La forma de actuar de AUSBANC desde hacía 35 años, era denunciar las tropelías de los bancos, y éstos, de manera voluntaria, patrocinaban la revista de AUSBANC.

Se acusó a Manos Limpias de que AUSBANC utilizaba al sindicato para sus fines y que, además, financiaba a Manos Limpias. Esta gran mentira fue desmontada en el juicio oral. Los escasos 7.000.- euros aportados en dos años a Manos Limpias, quedaron plenamente justificados (compra de dos talonarios de lotería de Navidad, poderes notariales y fianzas a devolver; y todo ello de manera transparente). Es esperpéntico, que cuando AUSBANC percibía millones de euros por los patrocinios, la cantidad ingresada a Manos Limpias no superaba, como hemos comentado anteriormente, los 7.000.- euros.

Durante 35 años de actividad de AUSBANC, únicamente AUSBANC actuó en nombre de Manos Limpias en dos procedimientos concretos, la querella contra Miguel Blesa de Caja Madrid, Luis Pineda actuó como abogado principal, y como coadyuvante en el caso de Unicaja de Braulio Medel.

Pedro Horrach

XV.- INTENTO DE EXPULSIÓN DEL CASO NOOS. 

Durante la instrucción del caso Noos, los contactos entre el fiscal Daniel Campos (primer acusador de Miguel Bernad) y el fiscal Pedro Horrach (defensor de la Infanta), se intensificaron en Madrid. El objetivo era desguazar Manos Limpias y pedir la expulsión del procedimiento de Palma, y de esa manera evitar que la Infanta se sentara en el banquillo de los acusados.

XVI.- EL INTERROGATORIO A MIGUEL BERNAD. 

En el interrogatorio en el juicio oral a Miguel Bernad, el 16 de junio de 2020, quedó suficientemente acreditada la gran falacia de la acusación. Tuvo que invertir la carga de la prueba, puesto que los informes policiales y de la fiscalía habían ocultado, dolosamente, pruebas esenciales y fundamentales que desmontaban la acusación. Se acreditó que Miguel Bernad nunca ejercitó intimidación alguna a entidades bancarias ni, por supuesto, al abogado de la Infanta, ni se benefició de los patrocinios de AUSBANC, ni fue financiado por AUSBANC, ni causó perjuicio alguno a entidades bancarias, ni siquiera se benefició a título lucrativo.

XVII.- CAMINO POR RECORRER. 

A la sentencia que en su día se dicte, que no puede ser otra si nos atenemos a que estamos en un verdadero Estado de Derecho y que la Justicia es independiente, sentencia que debe ser absolutoria, seguirá un largo camino para limpiar la imagen de Miguel Bernad y del sindicato. Estoy seguro que aquellos medios que me lapidaron y me criminalizaron cargándose, además, la presunción de inocencia, no rectificarán en los mismos términos en que me injuriaron.

XVIII.- LA PARADOJA DE LA VIDA. 

La paradoja de la vida ha querido que el sindicato que fue, además, el azote contra ETA , y en las hemerotecas están recogidas las decenas de denuncias contra la banda terrorista ETA, haya tenido su Secretario General que sentarse en la misma silla que ocupó en su día Arnaldo Otegui y siendo el mismo tribunal el juzgados.

XIX.- CONSECUENCIAS DEL PROCESO. 

Lucharé con las armas del Estado de Derecho para que se inhabilite al juez Santiago Pedraz, los fiscales Daniel Campos y José Perals, y al miembro de la UDEF (nº 96.902). Lucharé hasta que se condene a los máximos responsables del BBVA por ser los responsables iniciales de esa denuncia anónima ilegal y delictiva. Lucharé hasta que se condene al diario ABC y al pseudo periodista de investigación Javier Chicote, por una repugnante práctica periodística y, finalmente, lucharé para erradicar del Estado de Derecho lo que se conoce en este caso, con nombre y apellidos, las “cloacas del Estado”.

www.manos-limpias.es


Una respuesta a «El juicio a Miguel Bernad»

  1. Excelente artículo, resumen de lo sucedido…
    Sin duda de lo mejor que ha escrito don Miguel Bernad.
    Excelente, también, el acompañamiento fotográfico, etc., que revela un gramn trabajo de la redacción y dirección del medio, de gran calidad.
    Solo una pequeña corrección: su apellido es BERNAD, no BERNARD, como ustedes titular, sin duda por error.
    Ruego lo corrijan, más que nada, para la Historia de la Infamia en España…

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*