El lenguaje de la mujer y el feminismo

Existen entre otros, dos tipos de lenguaje. Uno el desarrollado por los varones, cuya finalidad es proporcionar información precisa, recibirla, darla. Surgió por la necesidad de organizarse para sobrevivir en la caza cuando armados sólo de una piedra más o menos afilada o de un palo puntiagudo se enfrentaban los hombres y derrotaban, para comer ellos y las mujeres, a leones, elefantes, mamuts, osos, toros o rinocerontes, etc. etc.

También era necesario un lenguaje preciso para pedir y obtener información sobre la ubicación y movimientos de los rebaños. Así como para localizar las canteras de obsidiana y sílex (pedernal) principalmente  para confeccionar sus herramientas y armas.

El entorno era peligroso y el tiempo siempre ha sido escaso por lo que había que ser muy preciso.

El hombre con el lenguaje y la caza desarrolló la inteligencia: la capacidad de asociar diferentes atributos de conceptos diversos y desarrolló también su capacidad de organización y de dirigir al grupo.

Este lenguaje está regulado por el hemisferio cerebral izquierdo, el que rige la lógica, el antes y el después. El varón se acostumbró a utilizar preferentemente este hemisferio.

La mujer por su menor fuerza física, resistencia y la posibilidad de embarazos no podía participar en esas actividades, estaba descartada.

La mujer como ocurre en el resto del reino animal quería cruzarse con el macho que sobresaliese (el más inteligente) y le aportase los mejores genes, como ahora en el siglo XXI, lo que reforzó  el esquema. Los más inteligentes se apareaban más fácilmente y con mujeres más atractivas, recibían más ofertas de apareamiento.

Complementando la expedición de caza, la mujer permanecía en la cueva (un entorno muy protegido) cuidando de los hijos, de los ancianos y de los enfermos y en algunos casos recolectaba frutos y raíces por el entorno del campamento o de la cueva. De este modo desarrolló la empatía (inteligencia emocional).

En el interior de las cuevas que habitaban los humanos, y antes los homínidos, surgió otro lenguaje, sin palabras, en base a gestos y miradas. Sus creadoras, las mujeres. Su finalidad, aparearse con el varón más poderoso, el más inteligente. No había prisa y el entorno estaba protegido.  No se requería responder con rapidez ni concentrar demasiado la atención. De ahí viene la actual capacidad de las mujeres para la multitarea: poder realizar varias tareas con reducida atención a cada una sin riesgo grave. Esta habituación a un entorno protegido  se traduce en la actualidad en muchos comportamientos de la mujer. Por ejemplo cuando en las vías públicas se detienen a charlar ignorando la existencia de los automóviles que por esas mismas vía circulan.

Este lenguaje está regido por el hemisferio cerebral derecho, que funciona en base a imágenes ajenas a la lógica. Controla también las emociones. Es el hemisferio utilizado preferentemente por la mujer.

Así transcurrieron un mínimo de dos millones de años.

Dado que el hombre desarrolló específicamente la inteligencia, hoy se ocupa entre otras, de las profesiones en las que se requiere especialmente esa cualidad. Como la inteligencia es un filtro, en los estratos inferiores de las distintas profesiones (abogados, médicos, arquitectos, jueces, etc. etc.) abundan las mujeres, pero tan pronto se entra en los niveles altos y/o en las especialidades de cada profesión de las artes, de las ciencias o de las letras el predominio de los varones es abrumador, dada su evidente superioridad intelectual, aunque siempre puede darse alguna excepción que confirma la regla. Por supuesto en los estudios de filosofía, prototipo del conocimiento abstracto, inteligente, la presencia femenina brilla por su ausencia.

Téngase en cuenta además que por lo menos desde la antigüedad clásica (siglo V antes de Cristo)  las mujeres han tenido acceso a las artes y a las letras, en especial a la música, a la pintura y a la literatura. ¿Cuántas y quiénes han sobresalido? NINGUNA. ¿Cuál es el sexo que tienen los especialistas más valorados en profesiones como la cocina, la moda femenina, la pintura, o la música, tareas típicas del hogar, reino de la mujer?. Muy raramente aparece alguna mujer. Son hombres los que diseñan la moda femenina y desarrollan la gastronomía.

Recientemente un comunicado sobre el cambio climático realizado por un grupo de científicos italianos de alto nivel lo firmaban 70 varones y 13 mujeres. Baste como muestra. Todos los Premios Nobel son varones, pero, como siempre, existe alguna excepción: Madame Curie, esposa del Premio Nobel Pierre Curie, recibió dos.

En la Antigüedad y en la Edad Media, ciertas damas se asomaban a las ventanas de algunos edificios enseñando sus zonas erógenas (las tetas, hablando en román paladino) para atraer el dinero de los varones que paseaban bajo ellas. Hoy en día, en algunos barrios se efectúa también la exhibición total o parcial de cuerpos femeninos desnudos porque estimula la libido del  mal llamado sexo fuerte. Lo mismo ocurre en los prostíbulos o bares de alterne.

¡La exhibición del cuerpo femenino desnudo en todo o en parte estimula la libido masculina, es decir, el impulso fisiológico a poseer sexualmente a la mujer que lo estimula! Esta es una verdad que el feminismo quiere ignorar.

¿Por qué y para qué las mujeres se adornan y cuidan su aspecto estético con cremas, peinados[1], tacones y otros artilugios sino para mostrarse atractivas sexualmente?  ¿Para qué y por qué las mujeres  muestran al descubierto partes de su cuerpo: pechos, piernas, muslos, tripa, brazos, hombros, espalda que son zonas erógenas? ¿Cómo se explica esa exhibición sino para acentuar la ventaja competitiva de cada una en el mercado del sexo[2]? Esas exhibiciones son los anticipos del sexo, una especie de prueba de degustación.  Mientras está en el mercado del sexo la mujer se adorna con la exhibición de su anatomía. Cuando sale de él oculta su cuerpo y se viste de negro.

Por otra parte se observa en los telediarios y en las series televisivas que cada vez mayor número de mujeres enseñan partes crecientes de su cuerpo particularmente de sus tetas so pretexto de que el diseño de algunas camisetas y blusas femeninas a diferencia de las masculinas ¿Para qué? “les fuerza” a mostrar un generoso escote, que obliga a quienes las llevan a mostrar parte de «sus secretos». Digo que «les fuerza» porque la moda condiciona compulsivamente a la mujer ya que de no seguirla disminuye su capacidad competitiva en el mercado del sexo.

Esta difusión actual de la exhibición de partes desnudas del cuerpo femenino tiene dos objetivos: uno, el ya comentado, promocionar en el mercado del sexo a la «titular» de ese cuerpo. Otro, contribuir a la implantación del principio de libertad sexual, que como demostró Unwin en Sex and Culture[3] destruirá inevitablemente la civilización occidental, como en el pasado destruyó otras.

Con estas premisas, según las cuales, la mujer actúa para aparearse con el hombre más poderoso a su alcance, surge el feminismo con su odio hacia ese mismo hombre.

En la teoría el feminismo pretende la identidad de hombres y mujeres en la capacidad para realizar cualquier tarea. De modo que los hombres dejan de ser imprescindibles. Por otra parte pretende a través de la culpabilización de los varones, colocarlos socialmente en una posición de inferioridad con respecto a la mujer.

La culpabilización del varón la intenta el feminismo a través de una supuesta brutal opresión de la mujer por el hombre. Según esta aberrante teoría, la mujer ha sido oprimida desde la remota antigüedad por el heteropatriarcado, una especie de OVNI que aterrizó no se sabe dónde hace millones de años, para desgracia de las mujeres.

La realidad muestra que los hijos sanos mentalmente, conviviendo con madres sanas adoran a sus madres. No hay mayor insulto a un niño o un varón adulto que el insulto a su madre. Los hijos defenderán ciegamente a sus madres si las ven  maltratadas o sometidas.

Según explican las furibundas feministas: el heteropatriarcado, borra repentinamente de la mente de los niños, una vez adultos, la educación recibida de su madres y los convierte en enemigos de las mujeres, incluidas sus propias madres.  ¿Cómo se explica ese lavado de cerebro a los jóvenes para que una vez adultos con sus parejas repitan el martirio de sus madres?

¿Quién ha educado a los futuros varones cuando eran niños? ¿Quién en la más tierna infancia ha transmitido a los niños la infravaloración y el desprecio a la mujer? ¿Quién ha educado generación tras generación en ese supuesto machismo a los varones? ¿Sus madres les educaban en el desprecio a la mujer? ¿Para qué y Por qué?

El feminismo, una parte de la ideología de género, ni ha surgido de las mentes femeninas ni tampoco ha podido surgir de ellas por lo anteriormente expuesto, su debilidad creativa. La feminichusma o movimiento feminista sólo es el medio de difusión, las tropas de choque, las tontas útiles del capitalismo, eso sí, muy bien pagadas. Por dinero hacen lo contrario a sus instintos. Por dinero actúan en contra de los intereses del colectivo femenino, que mantiene las características y tendencias establecidas hace millones de años. Por dinero realizan el trabajo que las multinacionales necesitan.

La ideología de género es el producto de la Escuela de Frankfurt compuesta por judíos comunistas que querían y quieren destruir la sociedad occidental por sus principios cristianos.

Si la marginación y la opresión de la mujer fuese real ¿Para qué pagar para darlas a conocer? Ellas solas se difundirían. ¿Por qué y para qué el Gobierno Mundial, constituido por las multinacionales financia con cantidades ingentes de dinero (a las que denominan obras de filantropía) a la aberrante feminichusma y a los medios de difusión que la potencian?¿Desde cuándo los capitalistas son altruistas? ¿Existe alguna duda de que las «obras filantrópicas» de las multinacionales son inversiones a medio plazo de las que esperan buenos rendimientos? ¿Desde cuándo han postergado su objetivo de maximizar el beneficio tirando el dinero a fondo perdido? ¿Desde cuándo no aplican  el «Si doy es para que des, si hago es para que hagas»?

¿De qué manera se benefician las multinacionales  al financiar el feminismo? Esa es la cuestión. La feminichusma tiene por objetivo final mediante la culpabilización y desprestigio, del hombre blanco evitar su posible sublevación ante la brutal dictadura necesaria para poder instalar un capitalismo sin restricciones, el capitalismo salvaje, para beneficio de las multinacionales, como el existente en la actualidad en China continental.

CONCLUSIONES              

1ª Dios los creó hombre y mujer, es decir iguales en cuanto a su necesidad existencial y                                               complementarios, es decir desiguales en varias aptitudes.

2ª La mujer está  estructurada anatómica, fisiológica y psicológicamente para parir y por lo                                        tanto para criar a la descendencia.

3º Dado que la mujer tenía que parir y criar a los hijos, el hombre tuvo que defender el                                                territorio (en sentido biológico) y como consecuencia desarrolló la inteligencia.

4ª Hombre y mujer son y deben ser iguales ante la ley.

5º La evidente superioridad intelectual del hombre no supone desdoro alguno para la mujer,                                    como tampoco lo suponen su mayor corpulencia y fuerza física, salvo que se considere que la inteligencia o creatividad sea la mejor de las cualidades humanas. Ni tampoco es desdoro para el hombre que la mujer pueda parir.

6º La mujer para ser admirada no necesita disfrazarse de marimacho como lo demuestran la                                     Historia y los poetas.

[1] Los cabellos son considerados elementos sexuales en el islam y en el judaísmo. Por eso en esas religiones se prohíbe mostrarlos en público
[2] En el límite, el mercado del sexo puede componerse de una persona por el lado de la demanda y de otra por el de la oferta.
[3] D.J Unwin demostró que desde que se establece la libertad sexual en una sociedad, esa cultura  desaparece en la tercera generación, lo que implica que el hombre se interesará solo por los aspectos materiales e inmediatos a él de la existencia, es decir se animaliza, el objetivo de las multinacionales.

3 respuestas a «El lenguaje de la mujer y el feminismo»

  1. Mientras la mayoría de las mujeres sigan paseando por las calles con pintas de putas…, poco respeto merecen.
    Y si siguen utilizando el sexo, los favores sexuales, etc., para medrar, o denunciar falsamente a presuntos «violadores», etc., pues más de lo mismo.
    O no quieran ser madres, que es la mayor dignidad que una mujer puede tener, para que no les salgan estrías, no les engorde la tripa, etc., confundiendo el continente con el contenido…

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad