El Ministerio de Defensa sí paga traidores

Julio Busquets

Al extinto Julio Busquets Bragulat, y por ello a título póstumo pues murió en 2001, que fue uno de los fundadores de la Unión Militar Democrática (UMD) –organización marxista-leninista, revolucionaria, ilegal, ilegítima y antipatriótica–, el actual desGobierno, también marxista-leninista, le ha concedido con motivo de la pasada Pascua Militar la Medalla al Mérito Militar con distintivo blanco, galardón por ello –y por otros con ella galardonados–más que desprestigiado, que viene a unirse a los varios reconocimientos que los distintos gobiernos marxistas-leninistas que hemos sufrido han otorgado a los «umedos» con el acostumbrado silencio cómplice de la oposición «popular» y, mucho pero aún, de las Fuerzas Armadas cuyos mandos superiores siempre han callado otorgando cual ratas.

La UMD fue una organización clandestina marxista-leninista –todos sus miembros ingresaron posteriormente en el PSOE y en el PCE e hicieron carrera política en dichos partidos– creada por algunos oficiales de las FAS, sobre todo del Ejército de Tierra, en Septiembre de 1974 a raíz y como copia del golpe de Estado de «los claveles»… rojos, de ese mismo año en Portugal, siguiendo las consignas internacionalistas emanadas de Moscú de las cuales se hizo eco para España el asesino en serie Santiago Carrillo cuando dijo que «Al Régimen se le ganará por la cruz y la espada», es decir, infiltrándose en la Iglesia y en las FAS. Busquets (y el otro Comandante, Luis Otero) mantuvieron contactos, cuando menos, con la siguientes personas:  Joan Reventós, Joaquín Ruiz-Giménez, Don Juan de Borbón, el duque de Arión –enviado del entonces príncipe Juan Carlos–, Felipe González y, cómo no, con Santiago Carrillo.

En 1975 fueron detenidos los nueve cabecillas de los «umedos» –su número entre activistas, idealistas alucinados y tontos útiles ascendía a unos 200, según se dijo– conforme a la legislación militar en vigor, siendo enjuiciados en Marzo de 1976 con todas las garantías procesales habidas y por haber, dictándose penas en total de 43 años de cárcel y, en el caso de siete de ellos, la accesoria de expulsión del Ejército como fue el caso de Julio Busquets, por entonces Comandante de Ingenieros. En Junio de 1977 la UMD «se autodisolvió» al considerar que su labor estaba cumplida y que no había razones para existir en el seno de una España y unas FAS «democráticas» (¿?).

Pero como no podía ser de otra forma, el marxismo-leninismo nunca olvidó a los que convirtió en icono de su proceso de asalto al poder, ruptura y destrucción del Régimen que tanto benefició a España y a todos los españoles, por lo que nunca ha dejado de conspirar para rehabilitar a los «umedos» contándose hasta la actualidad, con la medalla a Busquets citada, las siguientes iniciativas rehabilitadoras –reescribir la historia a su modo es su obsesión–:

  • Se les incluyó en la ley de amnistía de 1977 –gracias a la cobardía y traición del hoy rey a la fuga, máximo jefe entonces de las FAS, y de la UCD– con la excepción de no reingresar en las FAS; bien estuvo que los colocaran junto a etarras, grapos y demás gentes de mal vivir.
  • En 1987, por imposición de Alfonso Guerra, se amplió la Ley de amnistía a los funcionarios incluidos ellos, sin derechos de atrasos económicos y sin garantía de destino, recuperando sus grados militares actualizados pero pasándoseles directamente a la Reserva Transitoria donde cobraron hasta la edad de retiro (65 años) la totalidad de sus emolumentos.
  • En 2002, Carlos Sanjuán, diputado socialista y exmiembro de la UMD, presentó una proposición no de Ley pretendiendo que se reconociera la labor de la UMD en «la llegada de la libertad» (¿?) que no prosperó por la mayoría absoluta del PP; único fracaso en la campaña nunca cesada de reescribir esta historia.
  • En 2007, Rafael Estrella, diputado socialista, presentó una nueva proposición no de Ley en la que se reconocía y agradecía la actuación de la UMD que sí prosperó.
  • En Enero de 2009, la Fundación Abogados de Atocha –todos comunistas con Manuela Carmena a la cabeza– premió a la UMD por «su contribución a la democracia».
  • En Abril de 2009, el Congreso de los Diputados aprobó una proposición no de Ley en la que se reconocía la labor de la UMD durante la Transición en la ayuda a «la llegada de las libertades» a España, instando al Gobierno a promover un reconocimiento institucional.
  • En Diciembre de ese año el Consejo de Ministros aprobó una declaración institucional, publicada en el BOE y en el BOD, en las que se reconocía esa participación, haciendo además a «la persecución (…) de forma judicial y extrajudicial» de que fueron objeto sus miembros.
  • En Febrero de 2010, el Ministerio de Defensa entregó la Cruz del Mérito Militar y Aeronáutico a 14 antiguos miembros de la UMD por la «valentía» que demostraron al colaborar «decididamente» en el camino hacia la «transición a la democracia española».
Los nueve condenados

La UMD fue un intento claro e incuestionable de subversión dentro de la institución militar, encabezado por una minoría de ideología marxista-leninista en paralelo al proceso que se llevaba a cabo en toda la sociedad española para demoler, como se ha visto, el Régimen legal y legítimo en vigor que tanto benefició a España y a todos los españoles; bien que hacía tiempo que se disolvía por múltiples causas. Fue además una clara traición a lo que dichos oficiales habían jurado. Fueron juzgados conforme a la legislación vigente militar con todas las garantías y, además, todo ello tras el fallecimiento del Caudillo, o sea ¡en democracia! Cualquier forma de rehabilitarlos pone en evidencia a los que las impulsan que, curiosamente, pero como no podía ser de otra forma, siempre han sido los de su misma ideología y calaña; con el silencio cómplice del Partido Popular, claro está.

Con todo, casi lo peor para nosotros, ha sido el silencio traidor, cobarde y también cómplice de los militares de todos estos años, de esos mandos superiores que han callado, se han bajado los pantalones y han permitido semejante desafuero.

Y ahora, por último, un interrogante.

La UMD declaró en su día que su intención era «En vez de un pronunciamiento activo debíamos ensayar un pronunciamiento negativo: Mojar la pólvora de aquel ejército azul», teniendo como objetivos:

En cuanto a lo civil (sí, también en lo civil):

  • Convocar una asamblea constituyente que elaboraría una Constitución homologable a la del resto de países occidentales europeos
  • Restablecimiento de las libertades democráticas y de los derechos humanos
  • Lucha contra la corrupción
  • Reformas socioeconómicas para la mejora de condiciones de vida

Respecto a lo militar:

  • Reforma de la Justicia Militar
  • Reforma de la Ley del Servicio Militar
  • Reorganización de los tres ejércitos

Pues bien, qué pasará cuando Defensa se entere de lo siguiente:

«Por un grupo de Jefes y Oficiales EN ACTIVO de los tres Ejércitos, y en una reunión celebrada en el domicilio de uno de ellos, Comandante de Ingenieros, ha sido fundada oficialmente la que denominan UMDDE (Unión Militar Democrática en Defensa de España).

Tras múltiples contactos llevados a cabo con la máxima discreción durante el último año y medio, los ahora fundadores, recogiendo el sentir de muchos mandos, entre ellos también suboficiales, a la vista de la situación actual, consideran un deber y obligación inexcusable dar un paso al frente y pasar a la acción.

La intención de la UMDDE, según su declaración fundacional, no es, que conste, ni con mucho, la de promover ningún «golpe de Estado», que además podría implicar un conflicto armado de proporciones y consecuencias imprevisibles, lo que en ningún caso quieren sus componentes. Por ello, y de momento, sus actividades, que ya han dado comienzo, van dirigidas a ganar adeptos en el seno de las Fuerzas Armadas para «En vez de un pronunciamiento activo ensayar un pronunciamiento negativo, es decir, «mojar la pólvora» de este Ejército que viene desde hace décadas colaborando –quien calla otorga– con gobiernos que vienen incumpliendo sistemáticamente la Constitución y entregando España en manos de sus enemigos internos, los separatistas, y externos, Marruecos, los cuales persiguen la destrucción de la Patria a la cual hemos jurado defender hasta con nuestras vidas».

El texto del ideario fundacional ha sido elaborado por los tres Comandantes y nueve Capitanes que constituyen el grupo fundacional de la UMDDE, el cual ha sido redactado, leído y aprobado por unanimidad en votación secreta y democrática el pasado 6 de Enero del presente año de 2022 en Madrid coincidiendo con la tan entrañable como devaluada festividad de la Pascua Militar. En la misma reunión se eligió también el nombre y las siglas de la organización, así como a los componentes de su Junta Directiva Provisional que ha quedado compuesta por un Comandante y seis Capitanes –uno por cada Arma del Ejército de Tierra, uno por el Ejército del Aire y un Teniente de Navío por la Armada–; todos los miembros de dicha Junta Directiva tienen voz y voto en ella –el Comandante no es su jefe, sino sólo su coordinador a efectos prácticos–, debiéndose tomar todas las decisiones en votación secreta, democrática y por mayoría, siendo desde ese instante de obligado acatamiento para todos.

En su ideario se han fijado los objetivos básicos de la organización tanto en el aspecto militar como en el civil, pues sus fundadores son conscientes de que el respaldo de la sociedad civil es esencial para el éxito de sus propósitos, los cuales son:

En cuanto a lo civil:

    • Promover un proceso constituyente regenerador que elabore una nueva Constitución homologable a la del resto de países occidentales y democráticos.
    • Nueva ley electoral realmente democrática y representativa de la voluntad popular.
    • Restablecimiento de las libertades democráticas y de los derechos humanos hoy vulnerados.
    • Lucha sin paliativos contra la corrupción.
    • Reformas socioeconómicas para la mejora real de las condiciones de vida en todos los aspectos.

Respecto a lo militar:

    • Cumplimiento por las Fuerzas Armadas de manera íntegra y exacta del mandato que el pueblo soberano les impone directa e inexcusablemente, por encima de cualquier otra autoridad o consideración (está en su Preámbulo), en el Artículo 8º de la Constitución.
    • Reorganización del Ministerio de Defensa y de los tres Ejércitos.
    • Reimplantación del Servicio Militar adaptado a las circunstancias de todo tipo de la época actual.
    • Reforma de la Justicia Militar.»

NOTA.- Para incidir más aún en el asunto, lean el siguiente artículo «Margarita mofletes y los orcos». 


5 respuestas a «El Ministerio de Defensa sí paga traidores»

  1. Muy buen trabajo
    Solo un apunte
    En esto como en el magnicidio de Carrero, los socio-comunistas no actuaron en solitario.
    Es más, queriendo o sin querer fueron comparsas de los rojoliberales
    Eta fue una marioneta de la CÍA.
    Y el “tapado” jefe de la UMD fue el Guti, a quien los yanquis ficharon desde tiempo atrás, aunque “el inclito militar” no dejara de servir a comunistoides.
    ¿Cómo se explica esto?
    Fácil: generalmente hay un nexo común por encima de ambas tendencias político-ideológicas … con forma de mandil.

  2. Los actuales militares -y cuando digo «actuales», me refiero a los militares que han estado en activo desde el ´81-, NO valen ni para servir de comida a los leones del Zoo.

    De ésos, NO esperéis nada, pues NADA tendréis.

    Y os digo más: en cuanto sus AMOS les den la orden, éstos, actuarán en CONTRA de la población CIVIL exactamente IGUAL que, en este mismo momento, están haciendo sus ASQUEROSOS homólogos australianos.

    Lo que hace falta en España es una MILICIA al estilo de la que tan bravamente COMBATIÓ a los PUERCOS rojo-anarco-separatistas del SATÁNICO «Frente Popular» durante la Cruzada del ´36, es decir, al estilo de la de La Falange.

    En su defecto, milicias como las que existen en EE.UU., también serían bienvenidas. Al menos, por mí.

    Mucho me temo, amiguetes, que, más pronto que tarde, la LUCHA ARMADA va a ser inevitable. Y NO contra un enemigo exterior, sino contra este DEMONÍACO Estado MASÓNICO que, cada vez, nos HUMILLA y PISOTEA más.

    Cuando a uno ya no le dejan ni tan siquiera ganarse la vida si no permite que le ENVENEN, ya sólo queda la LUCHA. Echarse al monte en plan «partisano».

    Cuando los que mandan PIERDEN la VERGÜENZA, los que obedecen, PIERDEN el RESPETO. Es así de sencillo.

    Si luchas, puedes perder. Si NO luchas, estás PERDIDO.

  3. El comandante de Ingenieros que fue expulsado del Ejército tras el Consejo de Guerra a los implicados en la UMD fue Otero.Julio Busquets dejó el servicio activo pasando a supernumerario en 1977 para dedicarse a la política.Saludos

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad