El P. Pich-Aguilera: perseguido por los antiCristo: ¡Laus Deo!

El P. Pich-Aguilera en su ordenación

Esta semana radicales feministas intentaron profanar la parroquia de Santa María del Remei de Barcelona. Un grupúsculo proabortista y anticlerical amenazó con presentarse en la iglesia el pasado 30 de marzo y no precisamente en son de paz. Gracias a que muchos fieles se plantaron valientemente delante de la parroquia, mientras otros rezaban en el interior, no pasó nada.

Y todo porque no les gustó un vídeo del P. Pablo Pich-Aguilera, joven vicario de la mencionada parroquia en el que animaba a rezar pacíficamente en la campaña de 40 Días por la Vida. Según informó Religión en Libertad, en cuestión de minutos, varias organizaciones feministas de Barcelona difundieron esta convocatoria por redes sociales:

“Con un tono paternalista y moralista y posicionándose como defensor de la vida, vemos que este vídeo es un ejemplo más de la voluntad de quitar a las mujeres el control sobre sus cuerpos y su sexualidad y una agresión directa hacia sus derechos sexuales y reproductivos. Ante esta ofensiva, las vecinas de Les Corts decimos basta. Os convocamos el próximo jueves, 30 de marzo, a las 18:30 en la plaza Concordia. Llevad cacerolas y cucharas, y a vuestras amigas. Necesitamos ser muchas y gritar fuerte que si nos tocan a una, nos tocan a todas».

Entrevistamos brevemente al P. Pablo Pich-Aguilera que analiza de forma sencilla los hechos.

¿Cómo valora que sus fieles de la parroquia del Remei de Barcelona defendieran la iglesia de la profanación feminista, tanto con la oración como con su presencia?

La batalla espiritual está en estos momentos en lo más álgido y el demonio anda agitado y causando tremendos estragos. Por eso mismo, el mundo necesita testimonios valientes, hacer ver a la gente que la Iglesia está viva y que no se arredra ante ningún tipo de amenazas mientras y siempre defiende la verdad sin complejos.

Especialmente le impresionó como los fieles defendieron la parroquia y la causa católica.

Así es. Fue una gran alegría poder comprobar que muchachos que ni siquiera están bautizados o no habían hecho todavía la comunión estuvieran allí defendiendo a la Iglesia que será su Madre cuando se bauticen y de la que gozarán más plenamente cuando hagan la primera comunión. De momento ya dan un valiente testimonio en su defensa.

Es bueno que se hable del aborto y se diga claramente lo que es. Fue una gran ocasión para poder hablar del crimen del aborto, para que en el barrio se hable de ello, lo cual es siempre una oportunidad para poder decir con claridad que defendemos la vida y el aborto no debe admitirse en ningún supuesto. A río revuelto, ganancia de pescadores.

Por lo tanto fue positivo…

Así es. Quiero hacer una valoración muy positiva por la gente que vino a defender la vida y la parroquia. Ayer tuve alguna anécdota muy buena porque volví de nuevo a la plaza a tantear el terreno y se me acercó un chaval joven, que no conocía, dándome ánimos y diciendo que él estaba conmigo, así como el barrio.

De los males Dios saca bienes.

Estos incidentes son una grandísima oportunidad para poder generar opinión pública y estar ahí para el que quiera acercarse en plan bien y también para dar la cara ante el que quiera insultar. Siempre es un buen momento para tener unas palabras con ellos.

Es positivo que estos chichos que ha citado antes (sin recibir algunos sacramentos aún) sean los que hayan estado dando el callo defendiendo a la Iglesia.

Efectivamente, pero no solo ellos. Había gente dentro de la iglesia rezando ante el Santísimo y otros estaban fuera dando testimonio. Se han visto los dos brazos de la Iglesia: la contemplación y la acción, Marta y María. Lo valoro muy positivamente a nivel personal porque me ha servido para darme cuenta de la batalla espiritual que se está librando en estos días y ser consciente de ello. Tenemos mucho trabajo que hacer y unirnos cada vez más a Cristo y al misterio de su cruz para salvar al mayor número de almas de las garras del maligno y a los inocentes de ser asesinados en el seno materno.


10 respuestas a «El P. Pich-Aguilera: perseguido por los antiCristo: ¡Laus Deo!»

  1. ¿Estaba el arzobispo de Barcelona, el cardenal Juan José Omella dando la cara al frente de su «rebaño» para defender la vida del no nacido y la parroquia?

    1. Ahí está el fondo de la cuestión, que la jerarquía está con el enemigo, ha pasado aquí, como pasó cuando profanaron la Capilla y la celebración de la Eucaristía (porque no fue solo la capilla) de la Universidad Complutense de Madrid que al Arzobispo Osoro le faltó tiempo para dejar vendido al párroco de la capilla y perdonar a las sacrílegas sin que éstas se hubieran molestado en pedir ningún perdón, y lo mismo ocurrió cuando las jornadas de la JMJ Madrid 2011 cuando miles de antiDios salieron a la calle en un alarde de intolerancia religiosa a insultar, escupir y agredir a los peregrinos que habían llegado de todo el mundo, y no daban crédito en lo que se había convertido España, siendo Presidente Rodriguez Zapatero y Rey de España Juan Carlos de Masón y Masón, y ni el Papa Ratzinger que iba de «fenómeno» hizo nada, al menos haber excomulgado a los responsables políticos, empezando por la Jefatura del Estado y la Jefatura del Gobierno, por haber consentido tal escarnio de la Religión en España, y a los de la Policia que se quedó mirando cómo insultaban a los peregrinos. Ni la Conferencia Episcopal hizo tampoco nada, que pasó página enseguida. Aquélla noche ignominiosa quedó claro que todo lo que se había dicho para engañar a los idiotas sobre la libertad religiosa durante la Transición para legalizar Sinagogas, Mezquitas, sectas y misas negras, era en realidad una patraña, y la libertad religiosa era el pretexto para cargarse a la Iglesia Católica y al sentido religioso del pueblo.
      Se hecha de menos aquella época en que por mucho menos se aplicaba el Concilio de Trento a los responsables.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad