El PCE apoyó la invasión nazi-soviética de Polonia

mm

Importantísimo documento de noviembre de 1939 donde la líder del partido comunista Dolores Ibarruri “La Pasionaria” justificó la invasión de Polonia, realizada por Stalin y Hitler, que dio comienzo a la II Guerra Mundial.

El 23 de agosto de 1939 los ministros de asuntos exteriores de Hitler y Stalin firmaron en Moscú el Pacto Ribbentrop-Molotov, un acuerdo de no agresión entre Alemania y la URSS, que incluía un protocolo secreto por el que ambas potencias se repartían Polonia, las Repúblicas Bálticas y Finlandia, un protocolo descubierto por los Aliados en 1945 y que la URSS negó hasta 1989. 

La Internacional Comunista, controlada por Stalin y con sede en Moscú, dio órdenes a los partidos comunistas de sabotear el esfuerzo de guerra contra los alemanes. Ese sabotaje se tradujo, especialmente, en acciones de propaganda de los comunistas para promover el derrotismo y justificar la invasión de Polonia; también en actos de sabotaje con los que se facilitó la invasión de Francia por parte de los alemanes.

El 9 de septiembre de 1939, Georgi Dimitrov, secretario general de la Internacional Comunista, dirigía un telegrama a la cúpula del PCF afirmando: “El proletariado mundial no debe defender a la fascista Polonia.” Faltaban ocho días para que las tropas soviéticas penetrasen la frontera oriental de Polonia, de modo que esa consigna se refería a la invasión alemana. Ante la reacción de los gobiernos de Francia y el Reino Unido declarando la guerra a Alemania, Dimitrov señalaba: “los comunistas deben declararse en contra de la guerra, dejar al descubierto su carácter imperialista, votar en contra de los créditos militares, informar a las masas de que la guerra traerá miseria y agravará las cadenas de la explotación.” 

Las acciones de propaganda de los comunistas se centraron en dirigir la mayoría de sus críticas contra los gobiernos del Reino Unido y de Francia, como si fuesen los verdaderos culpables de la guerra.

El Partido Comunista de España (PCE), como los demás, siguió esas consignas de Moscú al pie de la letra. Así lo hizo desde el periódico “España Popular”, editado desde México y que sirvió como portavoz del PCE durante la contienda. El primer número (se puede descargar aquí) se lanzó el 18 de febrero de 1940. En portada incluía un artículo de Dolores Ibárruri, “La Pasionaria”, miembro de la cúpula del PCE exiliada en la URSS, tachando la contienda de “guerra imperialista” y culpando a “Francia e Inglaterra” de la derrota republicana en la Guerra Civil Española el año anterior.

Pero la dirigente del PCE iba más allá. En la parte final de ese artículo, en la página 6 del periódico, Ibárruri escribió: “Los portavoces socialdemócratas del imperialismo inglés y francés repiten cada día que hacen la guerra para “restaurar la Polonia”, en nombre de la democracia y del derecho de los pueblos.” Y un poco más abajo, añadía: “Ellos dicen ayudar (aunque bien sabemos hoy cuánto vale esta ayuda) a Polonia, donde millones de ukranianos, bielorrusos y judíos ni siquiera tenían el derecho de hablar libremente su idioma, y vivían en condiciones de parias.” Estas palabras Ibárruri son una clara justificación de la invasión de Polonia. Es una paradoja que invocase a los judíos para justificar una invasión que iba a dar lugar a un genocidio contra ese pueblo.

Las mentiras de Ibarruri para desprestigiar a los polacos.

La dirigente comunista insistía, un párrafo más abajo, en su justificación de la invasión nazi-soviética y en sus críticas a británicos y franceses: “Ellos se declaran solidarios con los gobernantes de la Polonia reaccionaria, desaparecida sin honor y sin gloria, porque los terratenientes polacos, los coroneles venales y que formaban su gobierno y que no representaban la voluntad del pueblo polaco -que no tenía ni voz ni voto para decidir sus destinos-, representaban, sin embargo, los intereses de los banqueros y grandes capitalistas de Londres y París.” Ibárruri mentía: Polonia era una democracia y el pueblo polaco se resistió de forma admirable a la invasión alemana.

De @elentirvigo:

Compartir

3 thoughts on “El PCE apoyó la invasión nazi-soviética de Polonia”

  1. La cooperación militar Soviético – Alemana (Partido Nacional Socialista Obrero Alemán -NAZI – NSDAP ) entre 1922 y 1933, tuvo un impacto decisivo en los orígenes y el estallido de la Segunda Guerra Mundial.
    La palabra «FASCISTA», utilizada por los bolcheviques en España desde 1934, fue el vocablo preferido para estigmatizar al adversario y de camino ocultar los crímenes NAZI-Socialistas-Comunistas (Holodomor, Gulag, etc…).
    Los Fascistas de Musolini poco hicieron en el inicio de la 2da Guerra Mundial, … empezaron neutrales y en 1943 se rindieron.
    El «mussolini español», … DICTADOR General Miguel Primo de Rivera Orbaneja,
    con el «LIDER» socialista Fco Largo Caballero (PSOE), «fiel» consejero del General Miguel Primo de Rivera Orbaneja,
    y justo en la misma época que Mussolini, …
    ¡curiosamente en las mismas condiciones de «Monarquía con un Dictador»!.
    Dijo este «LIDER» socialista consejero del «mussolini español», el 13 de nov de 1933:
    … » Si la legalidad no nos sirve, si impide nuestro avance, daremos de lado a la democracia burguesa e iremos a la conquista revolucionaria del Poder «…
    y el 21 de abr de 1934
    … » Yo no tengo escrúpulos de decir ante vosotros que hay que organizar nuestro ejército (…) vamos a la conquista del Poder como sea.
    ¡Camaradas! Organizad la lucha final. La batalla será cruel y larga » …
    España, en 1936 tenia la 3ra reserva de oro del mundo por su comercio con todos los países durante la I Guerra Mundial ( Idéntico caso al de Suecia), …
    la mal llamada República, que fué el FrentePopular I, …
    y SU guerra civil fué solo un plan para robar el oro del Banco de España.
    El ROBO de todos los SIGLOS en la humanidad.

  2. Bueno y muy interesante, menos que la guerra diera lugar al Holocausto u holocuento, pues lo del genocidio de seis millones (luego solo cuatro o dos, que estamos en ofertas) de judíos es tan cierto como tantas consignas impuestas a hoz y coz, como la leyenda negra, por ejemplo

Deja un comentario

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*