3 respuestas a «El perverso adoctrinamiento de los niños, por Alicia Rubio»

  1. «No temáis a los que matan al cuerpo, pero no pueden matar el alma: temed más bien a quien puede (haceros) perder en el infierno alma y cuerpo».
    No se trata de traer niños al mundo, se trata de traer cristianos al mundo, para servir a nuestro Señor.
    En el fondo de todo lo que está pasando y está por pasar, palpita el odio que genera en los hijos de Satanás la Verdad; que aborrece el sacrificio del otro; pues es su obsesión el predominio irracional. Que pretende someter lo más profundo del alma humana, convirtiéndola es basura, a su paso. Si el alma está por escribir, su placer, corrompiéndola, es inmenso.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad