El plan Marruecos 2030: ocupación de Ceuta, Melilla y las Canarias

Al borde de la guerra

Ya en democracia, el momento más delicado de las relaciones España-Marruecos se vivió en julio de 2002, cuando doce miembros de la Gendarmería Real Marroquí ocuparon el islote de Perejil. Un episodio que estuvo a punto de provocar un enfrentamiento armado entre los dos países.

El 11 de julio, los gendarmes desembarcaron en Perejil (Leyla para los marroquíes), una isla de soberanía española situada a once kilómetros de la ciudad de Ceuta y a doscientos metros de la costa de Marruecos, en pleno estrecho de Gibraltar, sin que se produjera resistencia porque el territorio estaba vacío. Colocaron dos banderas de Marruecos, y poco después los gendarmes fueron sustituidos por infantes de marina marroquíes.

Una operación militar

El Gobierno de entonces, presidido por José María Aznar, no se quedó quieto. Al contrario. En una semana, montó una compleja operación militar, que movilizó abundantes medios terrestres, aéreos y marítimos, dirigida a liberar la isla.

A las 6,21 de la mañana del 17 de julio de 2002, soldados del Grupo de Operaciones Especiales desembarcaron en el islote. Apenas una hora después, sin disparar un solo tiro porque los marroquíes no opusieron resistencia, izaron la bandera de España en lo más alto de la isla, dándola por liberada.

A continuación, 75 legionarios del Tercio Duque de Alba de Ceuta sustituyeron a los ‘boinas verdes’, que trasladaron a Ceuta a los seis detenidos y los devolvieron por la frontera.

Condena de la “ocupación”

La reacción de Marruecos se produjo el mismo día 17 de julio: un Consejo Extraordinario de Ministros celebrado en Rabat condenó la ocupación, lo equiparó a una declaración de guerra, y anunció que lo denunciaría ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas por violación del derecho internacional.

El 20 de julio, tras reanudarse las conversaciones entre los dos países por mediación de Colin Powell, secretario de Estado, España retiró los legionarios, y dos días después la ministra de Exteriores, Ana Palacio, y su homólogo, Mohammed Benaissa, firmaron en Rabat un acuerdo normalizando las relaciones.

Una decisión de calado

La decisión del Gobierno de España de poner todos los medios a su alcance para rescatar Perejil sorprendió en algunos ambientes, vista la determinación con que procedió, asumiendo incluso el riesgo de que se produjera una respuesta militar por parte de Marruecos dirigida a contrarrestar la operación.

De hecho, desde Madrid se adoptaron medidas extraordinarias para prevenir una situación bélica semejante: se mantuvieron en alerta unidades navales y escuadrillas de reactores, también por si fuera preciso enfrentarse a una ofensiva militar marroquí contra las ciudades de Ceuta y Melilla, las islas Canarias, e incluso al Sur de España.

Trasfondo

La operación militar para liberar Perejil, denominada ‘Romeo Sierra’, se convirtió en el primer incidente armado protagonizado por España en defensa de su soberanía desde el inicio de la democracia. Y mostró claramente que el Gobierno (el de entonces) no permitiría ninguna violación de la territorialidad española en el Norte de África ni en Canarias.

Destacados analistas no descartan que ese comportamiento tuviera relación con los planes de Hasán II para llevar a cabo una ‘invasión pacífica’ de Ceuta, Melilla y Canarias, planes que conocía el Gobierno, y que ahora se han desvelado en el libro La trastienda de los servicios de inteligencia”, del ex agente del SECED (antecedente del CNI) Fernando San Agustín.

Cambiar la historia de España

San Agustín

Fernando San Agustín, 84 años, relata en su libro, a modo de memorias, las operaciones secretas en las que intervino como agente. Redactado casi como una novela, desvela hechos bastante desconocidos, y también comprometidos, sobre operaciones de los servicios de inteligencia.

El autor asegura que se trata de fragmentos de su vida, “un resumen muy extractado del diario de operaciones”, y que constituye una especie de “descarga de conciencia”. Y Fernando Rueda, uno de los máximos expertos en el ámbito de los servicios de inteligencia, afirma que las operaciones de San Agustín “cambiaron la historia de España”.

Repetir la ‘Marcha Verde’

Entre otros asuntos, el libro cuenta con detalle que Hasán II planeó una invasión masiva, simultánea y ‘pacífica’, sobre Ceuta, Melilla y Canarias, protagonizada por decenas de miles de marroquíes, al estilo de lo que hizo en 1975 con la ‘Marcha Verde’.

En resumen, el agente Fernando San Agustín relata lo siguiente:

-En el parador de Gredos, recibió instrucciones del jefe de Operaciones del servicio (el SECED, hoy CNI) para recibir a dos personas: una mujer norteamericana de unos treinta y tantos años, Ava Cohen, y un hombre de cincuenta con rasgos rifeños. Este era Abdul Saiz, comandante del ejército de Marruecos destinado en los servicios secretos, no de su país, sino del rey Hasán II.

-La mujer era esposa del profesor Collins, experto en Demografía y Sociología en la Universidad de Boston, que en 1975 colaboró con Thomson, consejero y asesor en la descolonización de varios países de África, en organizar el itinerario, participantes y logística de la ‘Marcha Verde’.

“Marruecos 2030”

—Años más tarde, Collins fue llamado de nuevo para diseñar, junto con Thomson, la operación “Marruecos 2030”, dirigida a incorporar a Marruecos Ceuta y Melilla, junto con las islas canarias de La Palma, El Hierro, La Gomera, Fuerteventura y Lanzarote, y algún islote adyacente. Después, solo se reconocería la soberanía española sobre Gran Canaria y Tenerife. Se llamaba Operación 2030 porque a finales de ese año debería haberse consumado la integración de dichos territorios, tras los consiguientes acuerdos con España.

-Ava Cohen y Abdul Saiz habían establecido una relación personal y habían escapado de Marruecos. Ellos detallaron el plan de reconquista de esos territorios.

—Según Thompson, la gran fuerza de Marruecos es su población, numerosa y joven, fiel al rey y a su religión. La gran debilidad de España era que se estaba dividiendo en reinos de taifas que cada vez querrían ser más independientes, y por tanto insolidarios con los demás.

En un momento de crisis

—El plan se ejecutaría cuando España estuviese sufriendo una grave crisis, por terrorismo, desafíos independentistas, problemas políticos que pusieran en duda la autoridad del rey y del Gobierno…

-Hasta el momento de la ‘reconquista’, Marruecos fomentará la llegada de marroquíes a España, Ceuta, Melilla y Canarias, que soliciten ayudas económicas, la residencia y la nacionalidad, a fin de poder votar y hacerse con concejalías y ayuntamientos, especialmente en las zonas a invadir

—El Día D, 20.000 personas entrarían en Ceuta y en Melilla, por tierra (con autocares, camiones, automóviles y máquinas para derribar las vallas) y por mar (utilizando barcas de pescadores, pateras y cualquier cosa que flotara).

Ceuta y Melilla

—En Ceuta y Melilla, la Guardia Civil y la Policía se verán arrolladas por la multitud, que ocupará sedes oficiales, viviendas y comerciosArriarán la bandera española e izarán la marroquí. El resto se colocarán en posición de oración para dar gracias al Altísimo y así evitar la intervención policial. Comisarías y cuarteles no deben ser ocupados, sino rodeados, con el fin de limitar los movimientos de militares y policías.

—Hay que sembrar las calles de obstáculos: muebles, coches… que impidan el movimiento de vehículos: dificultar los desplazamientos del enemigo es básico. En los expedientes para cada ciudad vienen las calles y carreteras más importantes para cerrar, y cómo bloquear la entrada de embarcaciones a los puertos.

—En los ayuntamientos, se convocará una reunión extraordinaria para acordar su inclusión en el reino de Marruecos. Se informará con altavoces por las calles. A los españoles que no lo acepten, se les trasladará el puerto, donde los ferris y barcos de pesca los llevarán a la península. El Ejército y la Marina marroquíes harán acto de presencia, puesto que tendrán la consideración de plazas marroquíes.

—Los cristianos no lucharán por Ceuta y Melilla porque la mayoría de los españoles las consideran ciudades marroquíes. Habrá mayor resistencia en Canarias, pero se ofrecerá a España que se quede con las dos islas principales.

Canarias

—Sobre Canarias, desde la costa marroquí, entre Tarfaya y Bojador, saldrán barcas, barcos de pasajeros, buques de carga, con los reconquistadores y sus familias. Cada isla recibirá varias oleadas de 10.000 personas. La flota transportará 50.000 en una primera fase, y la misma cantidad en una segunda y tercera. Será un desembarco pacífico, retransmitido por emisoras y televisiones.

—Cuando se cumpla el mismo operativo que en Ceuta y Melilla, la armada marroquí atracará en los puertos canarios, y el ejército se dirigirá a las islas para proteger a su gente y ocupar los aeropuertos.

—Es básico crear en las calles un ambiente de pánico entre los cristianos, mediante pequeños incendios, desalojos de edificios y otras provocaciones, que generen caos, porque eso favorecerá el éxito de la operación.

—Los reconquistadores deben ser mayormente jóvenes. En recompensa, se les darán las casas y comercios que logren desalojar a sus propietarios cristianos. Es importante que la población cristiana se sienta desprotegida, porque así se entregará y aceptará la evacuación a Tenerife y Gran Canaria.

Españoles débiles

—A los policías y militares locales se los desarmará y se llevará a las zonas de embarque. Quienes se resistan serán fusilados de inmediato.

—La reacción del Ejército español no será la de los ingleses en las Malvinas, porque los españoles son débiles y poco patriotas, empezando por los políticos, que convencerán a la opinión pública de que conviene conformarse con conservar Gran Canaria, Tenerife y las Chafarinas, mientras se mantiene el litigio político por las demás islas. El resultado de esa inacción será el mismo que el de Gibraltar.

—El gran éxito de los regulares que combatieron en la guerra civil española fue el terror que infundían las tropas marroquíes. Una vez en tierra, habrá equipos dedicados a difundir la cantidad de asesinatos violaciones e incendios causados por los invasores, aunque no todo sea verdad.

—Los servicios británico y estadounidense se mantendrán neutrales o a favor de Marruecos, como en el caso de la ‘Marcha Verde’.

—El Día D deben cursarse órdenes de movilización de la población árabe en París, Londres, Madrid, Barcelona, Bruselas y Atenas, convocando manifestaciones para celebrar la conquista.


14 respuestas a «El plan Marruecos 2030: ocupación de Ceuta, Melilla y las Canarias»

  1. Una descripción realista de lo que va a ocurrir. Solo tengo una duda y es ¿seguro que van a esperar a 2030?. Creo que, dado la situación de la nación y la disposición de los que encabezan la cúspide de la misma, el rey y el presidente del desgobierno, los marroquíes no esperarán tantos años.

    1. No,de hecho ya está ocurriendo con la complicidad de la mafia politico-empresarial canaria y la giliignorancia de los canarios culpando de sus males a turistas y godos ( españoles) como se ha podido comprobar en la reciente psyops del día 20 dirigida por los «servicios de inteligencia canarios» (ya tienen su policía autonómica y local a cual más corrupta y sus infiltrados en el cnp y gc al servicio de la mafia de turno en el poder)untados por mojamé¿?
      Todo presunto claro….
      faltaría más

  2. No me creo ni una sola palabra de esa supuesta operación «Marruecos 2.030».
    Aunque las ciudades de Ceuta y Melilla no están protegidas por la OTAN el archipiélago de las Islas Canarias sí lo está y en el caso de que se produjera una agresión militar por parte de Marruecos a cualquiera de las islas el Gobierno español invocaría el Artículo 5º del Tratado del Atlántico Norte para que los estados miembros de la alianza militar occidental ayudaran a España para repeler la agresión.
    Ceuta y Melilla son dos ciudades situadas en la costa norte de Marruecos y cuyas poblaciones son marroquíes al 50%, debido a la inconsciencia de las autoridades españolas que no han sabido valorar el peligro que supone permitir el asentamiento de decenas de miles de marroquíes durante más de 40 años. Una maniobra de invasión «pacífica» de ambas ciudades, organizada por el Gobierno de Marruecos, superaría la capacidad de los escasos efectivos policiales y las tropas españolas que están destacadas en Ceuta y en Melilla no abrirían fuego contra los invasores «pacíficos»; si en medio del desconcierto creado por esa invasión entrasen tropas marroquíes en ambas ciudades el enfrentamiento con los militares españoles duraría unas pocas horas y el resultado sería que Marruecos se habría apoderado «de facto» de las dos ciudades y utilizaría a los miles de españoles residentes como rehenes para negociar con España la cesión de soberanía.

    1. Creo que hay que puntualizar varios aspectos.
      Los de afuera no están invadiendo de cualquier manera, están siendo promocionados desde dentro a ocuparnos.
      No solo es Ceuta, Melilla y Canarias. Es además, el resto de la península, especialmente Cataluña.
      Las autoridades, supuestamente de aquí, son el extracto más rastrero, vil y traidor que existe en toda la nación y a las órdenes de los sionistas. Por media “perra” se venden.
      El pueblo tan sabio y tan de vuelta de todo, es tan indolente, tan flojo ante la masa, que le van a pasar el rodillo bien rápido. Tienen tan falso ardor guerrero como falsa es su paupérrima personalidad.
      Para los 4 pelagatos que somos conscientes de lo que realmente está pasando, somos considerados extremistas y conspiranoicos por los de aquí.
      Solo queda refugiarnos en el Inmaculado Corazón de la Virgen María y rezar para que pase todo lo más rápido posible.
      No es Operación Marruecos 2030, es Agenda 2030. Dicho de otro modo, es el plan de Satanás en los últimos tiempos.
      Todo ser ajeno a Nuestro Señor va a ser apartado y su número es extremadamente grande. Lo siento por ellos. Para nosotros es un prueba de fidelidad a CRISTO, por la que, pudiera ser, fuesen perdonados nuestros pecados.

      1. Coincido con usted. Ahora bien, llámenme iluso, ingenuo, etc. pero me resisto a creer que eso pueda ocurrir y que el pueblo español no reaccione. Recordad 1808, la primera republica, la segunda…

    2. Mire, perdóneme, he sido incapaz de terminar de leer su panfleto laudatorio de la OTAN.. oiga ¿se cree que escribe para tontos o lo es ud mismo?.
      Siempre está ud en la misma línea.. la OTAn defenderá, USA son alialos, sionistas buenos, musulmanes malos… !que barbaridad!.. piense un poco hombre, piense..

      1. Usted vive fuera de la realidad. Si cree que los cientos de miles de musulmanes que están en España son nuestros amigos está completamente equivocada. Los musulmanes (da igual que sean marroquíes, argelinos o de cualquier otro país árabe) son enemigos jurados de los españoles, y de todos los cristianos, desde que Mahoma inventó el islam hace 1.400 años. Le recomiendo que lea algo de Historia para no seguir diciendo estupideces.

        1. ¿Sabe ud quien propició la conquista e invasión de España por los moros en 711? Si, esos que ud admira tanto. ¿sabe ud quien apoya a Marruecos y su nueva invasión de la península? Si, esos mismos que ud defiende, ,los mismos que pueden perpetrar cualquier genocidio sin que «occidente» se rasgue las vestiduras… No fueron los musulmanes, a los que, por cierto, no tengo ninguna simpatía especial, los que asesinaron a Cristo.
          Le recomiendo que revise sus estudios de historia.

  3. Nada de eso será posible por enésima vez sin la colaboración impagable de los lacayos masones ¿españoles? desde sus puestos de responsabilidad en todo ámbito. A decir verdad, es la clave del asunto. Marruecos( como Turquía o Irán ), país islámico, tiene desde hace mucho un gobierno masón, vil lacayo del anglosionismo nazi, y ese es el motivo por el que nos va mal siempre, pues lo que ganamos con arrojo e ingenio, lo perdemos con traicionero puñal en la espalda.
    Recomendable quemar las propiedades antes de huir. Y para los peninsulares, ya se sabe: cuando las barbas de tu vecino veas cortar…

  4. Todo lo narrado tiene muchos visos de ser realidad.
    Como en el 711, la invasión será posible por la traición del enemigo que ya está infiltrado y desplegado en el interior esperando su momento.
    Y por supuesto con la inestimable cooperación de la masonería. El Caballo de Troya del anglo sionismo.
    Hay que prepararse para el inicio de una nueva Reconquista. Dispuestos a vencer o morir. Aunque sepamos que a nosotros nos corresponderá lo primero y no llegaremos a ver la victoria.
    Preparar a las nuevas generaciones, para la lucha titánica que se avecina, debe fundarse en el recuerdo de la España Una, Grande y Libre.
    Solamente esa bandera, y el recuerdo de esa España, será capaz de aglutinar a los españoles para una nueva reconquista.
    Porque tal enseña representa el alma misma de España: ¡Y el alma es inmortal!

      1. Aunque esta vez será peor, porque el sarraceno está ya dentro y aliado con la escoria progre comunistoide; que es ya plaga dados los medios. Esta vez los amos no admiten nuevos fracasos en la piel de toro.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad