El presidente polaco admite que un gran proyecto de infraestructuras tiene doble finalidad militar

Andrzej Duda

El presidente polaco, Andrzej Duda, reveló en una entrevista que el megaproyecto de transporte Puerto Central de Comunicaciones (CPK, por sus siglas en polaco) a las afueras de Varsovia tiene una doble finalidad militar. Duda representa al anterior gobierno conservador-nacionalista de Polonia, pero sigue en el cargo a pesar de la victoria de la oposición liberal-globalista en las urnas el pasado otoño, ya que su mandato no expira hasta el año que viene. La última afirmación de Duda hace aún más escandalosa la decisión del primer ministro Donald Tusk de detener y auditar el CPK.

En su momento se analizó aquí que estaba subordinando económicamente Polonia a Alemania después de haberlo hecho ya en los frentes político y militar, lo que dio credibilidad a la advertencia del jefe conservador-nacionalista Jaroslaw Kaczynski a finales del año pasado de que Tusk es en realidad un «agente alemán». A continuación, Tusk subordinó su país al vecino en los frentes educativo, judicial y diplomático, todo ello con el pretexto de aplicar diversas «reformas».

El resultado final es que Polonia desempeña ahora un papel indispensable en la «Fortaleza Europa» de Alemania que se elaboró aquí, pero la inesperada revelación de Duda sobre el doble propósito militar del CPK podría invertir parte del tempo al ejercer presión popular y externa sobre Tusk para que apruebe el CPK. La mayoría de los polacos están a favor de este megaproyecto de transporte según las últimas encuestas que citó el interlocutor de Duda, mientras que Estados Unidos tiene interés en utilizar a Polonia como plataforma de lanzamiento militar antirrusa.

megaproyecto de transporte Puerto Central de Comunicaciones

Esto es exactamente lo que dijo Duda según Google Translate: «No es un secreto para nadie, y hago hincapié en esto: Si se produjera una situación de peligro potencial para Polonia, y fuera necesario el traslado de fuerzas aliadas adicionales a Polonia para defender nuestro territorio, actualmente no disponemos de un aeropuerto que pueda proporcionar ese apoyo para que Occidente acuda rápidamente a Polonia.» Este recordatorio quiere dar a entender que Tusk está perjudicando los planes de contingencia de la OTAN por razones partidistas.

Donald Tusk

También es un silbato para perros que recuerda a lo que el anterior ministro de Defensa del gobierno conservador-nacionalista afirmó sobre sus predecesores liberales-globalistas en relación con los planes defensivos de Tusk durante sus dos mandatos anteriores. Mariusz Blaszczak alegó que el gobierno de Tusk planeaba retirarse al oeste del río Vístula en la fantasía política de que Rusia invadiera Polonia hasta que llegaran los refuerzos de la OTAN y afirmó tener también los documentos clasificados para demostrarlo.

La anterior etapa de Tusk en el poder estuvo marcada por el acercamiento ruso-polaco, supuestamente aconsejado por Alemania, que pretendía crear una «Europa de Lisboa a Vladivostok» durante la era halagüeña de las relaciones entre Rusia y la UE. Obviamente, esas esperanzas se desvanecieron, como todo el mundo sabe ahora, tras lo cual los sucesores conservadores-nacionalistas de Tusk no desaprovecharon la oportunidad de especular con que su política pragmática de entonces se debía a la influencia secreta rusa sobre su gobierno.

Mariusz Blaszczak

La acusación de Blaszczak debe verse desde esa perspectiva, al igual que el recordatorio de Duda. Su movimiento conservador-nacionalista trató de explotar la rusofobia política de la sociedad polaca antes de las elecciones para mantenerse en el poder, pero aunque no funcionó, no han aprendido la lección y ahora tratan de emplearla de nuevo en su intento de volver al poder algún día. Dicho esto, es realmente importante que los polacos conozcan ambos hechos, tras lo cual podrán decidir por sí mismos.

Revelar detalles supuestamente clasificados sobre la obsoleta política de defensa nacional polaca es una cosa, mientras que concienciar sobre cómo la posible cancelación del mayor megaproyecto del país en la memoria reciente podría afectar a la seguridad nacional en contingencias teóricas (por no mencionar la destrucción de muchos puestos de trabajo) es otra. La primera revelación no consiguió cambiar la percepción popular de los liberal-globalistas, mientras que la segunda tiene más posibilidades de lograrlo, aunque es demasiado pronto para concluir que lo hará.

Otro punto al que hay que prestar atención es que no es la primera vez que Duda suelta una bomba sobre un asunto importante. A principios de abril, declaró a los medios de comunicación lituanos que empresas extranjeras poseían la mayor parte de la agricultura industrial ucraniana, confirmando así lo que se había informado anteriormente, pero que Occidente negaba. Por lo tanto, tiene la costumbre de ser muy franco sobre cuestiones que considera sinceramente de inmensa importancia para los intereses nacionales objetivos de Polonia.

Independientemente de la opinión que pueda tener el lector sobre la probabilidad de que se desarrolle la hipótesis de Duda, que se refiere a que Polonia confíe en el CPK para servir de puerto de entrada para una intervención a gran escala de la OTAN en caso de invasión rusa, su argumento sobre ese megaproyecto es militar y estratégicamente sólido. Será muy difícil para Tusk argumentar en contra después de que él mismo se subiera al carro de los ataques a Rusia desde que regresó al poder y siga sembrando el miedo sobre sus intenciones.

El mes pasado, incluso saltó el tiburón al afirmar sensacionalmente que «estamos en una era prebélica» que comparó con el período previo a la Segunda Guerra Mundial, sugiriendo así, sinceramente o no, que supuestamente cree que es posible que Rusia invada Polonia en un futuro próximo. Si finalmente decide cancelar el CPK a pesar de que Duda le recuerde su doble finalidad militar, entonces desacreditaría su anterior alarmismo sobre Rusia, que es el pretexto para justificar la subordinación de Polonia a Alemania.

Sin embargo, Tusk podría tener las manos atadas, ya que la combinación de presión popular y externa (EE.UU./OTAN) podría ser suficiente para hacerle reconsiderar la militarización del CPK como parte de su guerra partidista contra sus oponentes conservadores-nacionalistas bajo los que se inició este megaproyecto. En cualquier caso, Duda ha reivindicado inadvertidamente a los observadores rusos que sospechaban desde hacía tiempo que el CPK tenía una doble finalidad militar, demostrando así que siempre tuvieron razón sobre los verdaderos planes de Polonia.


3 respuestas a «El presidente polaco admite que un gran proyecto de infraestructuras tiene doble finalidad militar»

  1. Como para fiarse de los norteamericanos si lo hacen les va ir de buta madre a los europeos jajaja,sus siervos .

    Tenemos unos mandatarios acomodados ,los cuales en vez de plantarle cara a los rusos deberían hacerlo con los amigos del otro lado del océano ,ahorrándonos mucho dinero ,sino hay enemigo al cual combatir ,pero eso no interesa a los angloamericanos imperialistas ….como dijo ZP » quiénes son los EEUU para dirigir las políticas de mi país «,lo único que hacen es enfrentarnos e utilizarnos para sus fines con el país de mayores riquezas naturales planetarias ,algo que ansían tener para sus fines .debiendo ser acercado hacia a nosotros ,no alejado como han hecho los butos americanos .

    Y….los tontainas europeos siguiéndoles el juego a los imperialistas yankys…..a pesar de que el botarate aspirante presidencial ha animado a Rusia a bombardearles ,es de coña

    «»El favorito candidato republicano dijo que «animaría» a Rusia a atacar a los miembros de la OTAN que no cumplieran con los objetivos de gasto militar. «….traducido quiere decir que le compren armas y más armas a ellos,claro .

    Las_europas deberían tener un ejército propio ,sus sistemas de defensa ,su marina sus satélites propios y sistemas para defenderlos ,pues en caso de guerra los enemigos los intentarán neutralizar antes de nada ,de tal forma que los enemigos se queden sin ojos espaciales .no depender de los repuestos angloamericanos ……..es decir tener un plan para defenderse ,llegado el caso

  2. ¿Qué es lo que impulsa a ciertos gobernantes polacos a desear que su país sea el primero en llegar a la tercera guerra mundial? ¿Afán de protagonismo? ¿No recibieron suficiente «buen trato» durante la SGM? ¿Están locos? ¿Qué ocurre con esta gente?

  3. La clave está en el nuevo gobierno polaco progresista. Siempre se las arreglan para ocupar las instituciones cuando toca. Seguro que el pueblo no lo ve así; vamos a tener que irnos acostumbrando a pelotazos electorales o similar, cada vez más frecuentes. Eso sin contar con el adoctrinamiento mediático constante con la más avanzada ingeniería social. El caso es que ya están poniendo a la cristiana Polonia en medio de las dos antítesis, para variar. Pase lo que pase, ya debe estar concebido desde hace mucho y forma parte del NOS/M.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad