El Proyecto Minecraft contra la censura periodística

mm
Noleia de Trastámara

Ser políticamente incorrecto es fatigoso en la actualidad. Al igual que el humor negro o los chistes sexistas, exponer una información –que no un comentario- cuyos datos resulten incómodos para cierto sector de la población puede estar perseguido.

De esta forma y desde la ironía, encontramos a investigadoras como Noelia de Trastámara, quien ha demostrado que la mayoría de crímenes de abuso físico o sexual son realizados por inmigrantes en vez de españoles de raza blanca. Esto lo hizo utilizando fuentes de la Agencia Efe, la cual, sorprendida por el resultado, habría lanzado una campaña de ataque y desprestigio contra su persona.

El gobierno de Pedro Sánchez ya impuso un apagón informativo, algo denunciado por medios como ‘El País’, en el cual se explicaba que los medios de comunicación tenían prohibido hablar de la llegada de pateras a España.

Este tipo de medidas empezaron a endurecerse en noviembre de 2019, cuando el Decretazo Digital dejó patente, bajo el argumento de controlar el orden público, que el gobierno tenía el derecho de “ampliar los supuestos donde el Gobierno puede intervenir redes y cortar comunicaciones electrónicas sin autorización judicial. Anteriormente, el Gobierno podía intervenir estas redes por motivos de seguridad pública, en defensa de la vida humana o por emergencias, pero ahora también se incluyen motivos de orden público”. Profesionales como Almeida opinan que “sólo es una ley chapuza que en malas manos puede ser peligrosa”.

Minecraft como periodismo libre: un modo de sobrevivir a la censura

Los periodistas, comunicadores y derivados, han buscado alternativas para adaptar su información a las numerosas plataformas de Internet, las cuales han cambiado sus políticas en lo que ha albergar contenido se refiere. Es una de las razones por las que YouTube ha dejado de resultar interesante; por otro lado, desde 2018 endureció sus normas para monetizar, provocando que espacios como UgeTube se popularicen, o que los usuarios compartan trucos para evitar la censura en Facebook.

Los juegos de rol o virtuales también han resultado ser una baza importante a la hora de difundir información incómoda. Es cierto que en ocasiones han sido el eje de numerosas polémicas, como ocurrió en ‘Second Life’ cuando se notificó en prensa que se habían “colado” las “redes mafiosas”, ocasionando un incremento de delitos, pero hasta hace poco, juegos como el sandbox ‘Minecraft’ ha explotado sus niveles y sus límites.

La expansión del coronavirus ha silenciado a los comunicadores que buscaban informar desde la rigurosidad de su profesión todo aquello que sucediese en el mundo, relacionado o no con este virus, por lo que “desde Reporteros Sin Fronteras, y con motivo del Día Mundial contra la Cibercensura (12 de marzo), han impulsado un proyecto que permite que ciudadanos de todo el mundo puedan acceder a artículos y reportajes censurados en el algunos países. Se trata de The Uncensored Library, una enorme biblioteca construida en Minecraft, el popular videojuego”, anuncian algunos periódicos digitales.

Según testimonios, cualquier persona registrada en Minecraft puede acceder a las piezas periodísticas de países como México, Egipto, Rusia, Vietnam y Arabia Saudí, donde más se intensifica la censura.

“Los artículos prohibidos de estos periodistas se han vuelto a publicar dentro de Minecraft, ofreciendo a los lectores la posibilidad de informarse sobre la verdadera situación política de sus países y aprender la importancia de la libertad de prensa”, puede leerse en la web de The Uncensored Library.

Medios como ‘La Vanguardia’ comparten que “la biblioteca en sí está dividida en seis secciones, cinco de las cuales contienen los trabajos de los periodistas censurados, y una para Reporteros sin Fronteras. En la entrada principal de cada sección hay un pedestal con un libro que contiene información sobre el estado actual de la censura gubernamental en ese país, y lista qué número ocupa en el Índice Mundial de Libertad de Prensa. Es la obra de 24 ‘constructores’ que coordinaron su trabajo para crear esta enorme estructura dentro del universo de Minecraft”.

Si bien está en nosotros mismos decidir qué temas son de nuestro interés y qué información es la que podemos considerar fiable o no en función de nuestro pensamiento crítico y opiniones personales, iniciativas como la de ‘The Uncensored Library’ demuestran que nunca podrán domarse el ingenio ni la libertad.


2 respuestas a «El Proyecto Minecraft contra la censura periodística»

  1. El artículo trae a la memoria las palabras Quevedo:
    “No he de callar, por más que con el dedo, ora silencio impongas, ora amenaces miedo”
    Y también aquellas otras
    ¿Siempre se ha de pensar lo que se dice? ¿Nunca se ha de decir lo que se piensa?
    La libertad en definitiva. “nihil novo sub sole”

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*