El repugnante tráfico de vientres de alquiler en Ucrania: esto es lo que estamos apoyando

Sobre Ucrania nos mienten hasta límites antes nunca vistos. Y eso es lo peor, que nuestras autoridades nos manipulan hasta lo indecible. Pues bien, no son suficientes las noticias sobre la corrupción del régimen del títere Zelenski, sobre el desvío masivo de los fondos que se le envían incluso para comprar mansiones, también de las armas que acaban apareciendo en medio mundo –y no en las mejores manos–, ni que haya impuesto una censura férrea de los medios, que se haya deshecho de toda la oposición incluso encarcelando a no pocos de su líderes, que haya prohibido y expropiado a la Iglesia Ortodoxa de rito moscovita, que su policía secreta campe a sus anchas siendo cada vez más las desapariciones de ciudadanos siempre con las mimas excusas nunca demostradas y que el tráfico de niños para extraerles órganos esté a la orden del día, así como para fines sexuales, pues como hemos dicho, nada de todo ello es suficiente, no, ni tampoco lo siguiente:

En Ucrania, uno de los muy pocos países donde el alquiler de vientres es legal, la empresa ucraniana BioTex Com que se dedica a tan repugnante tráfico a escala industrial, por supuesto propiedad de los oligarcas ucranianos nacidos como champiñones a la sombra del títere, tiene el «almacén» de su «producto» en un bunker en la mejor zona residencial de Kiev.

Esto también es lo que estamos apoyando los españoles en tal conflicto. Allá cada cual con su conciencia… a los que les quede, claro.


Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad