El Rey y el nuevo Gobierno

Hasta qué punto el Rey estaba o no obligado a abrir la puerta a este gobierno proponiendo como primera opción a Pedro Sánchez como candidato a la Presidencia del Gobierno.

Con ocasión de la formación del nuevo Gobierno de Pedro Sánchez, en las redes sociales y en los medios de comunicación se ha presentado el hecho de que el Rey le prepusiera a él como candidato a la Presidencia del Gobierno, como una obligación ineludible que el Rey no ha tenido más remedio que cumplir.

Yo no estoy de acuerdo con esta afirmación. El Rey tenía otras opciones y no ha hecho uso de ellas.

El art. 62, apartado d) Constitución Española (CE)  establece que:

  1. d) Le corresponde al Rey proponer el candidato a Presidente del Gobierno y, en su caso nombrarlo, así como poner fin a sus funciones en los términos previstos en la Constitución.

pero en ningún sitio dice que haya de proponer necesariamente y como primera opción al candidato que haya obtenido más escaños.  Sólo en los casos en que un partido hubiera obtenido mayoría absoluta parece evidente que éste debe ser el candidato que debe ser propuesto, pero no como en este caso cuando el partido más votado está muy lejos de dicha mayoría,  como los 122 diputados obtenidos por el PSOE están muy lejos de los 176 requeridos para tal mayoría absoluta.

***

La Monarquía, especialmente desde el discurso guerra civilista introducido por Zapatero y su Gobierno,  ha estado amenazada en España porque es el obstáculo que impide a la extrema izquierda, ávida de poder, de lujo,  y de más dinero,  que gente como Zapatero pueda llegar a la Jefatura del Estado. Con la Monarquía ello no es posible,  con la República sí, por ello la extrema izquierda reivindica la República con tanto ahínco.

Consciente de que se ambicionaba su puesto (en el fondo la extrema izquierda adora el lujo y la vida palaciega, no hay necesidad de recordar nada porque tenemos el ejemplo actual del casoplón de Pablo Iglesias, pero recordemos cómo, durante la guerra civil, los agentes que Stalin envió a España no se acomodaban en viviendas de la clase obrera, o más o menos confortables, sino que tenían su cuartel general en los hoteles más lujosos  (como el Ritz de Madrid o el Colon de Barcelona), de Madrid, Barcelona o Valencia, porque una cosa es la propaganda para los tontos y para la carne de cañón,  y otra darse a la gran vida que es la especialidad de todo dirigente comunista), el Rey Juan Carlos se entregó a agasajar a la izquierda, porque además de afinidades ideológicas personales y obtener mayor libertad para vivir al margen de sus obligaciones, sabía que el peligro venía de este lado, y los desplantes al lado contrario les serían perdonados con dosis de resignación y lealtad.

Pero eso es una cosa y otra lo que ha hecho el Rey Felipe VI en esta ocasión, primero aceptando un viaje a Cuba totalmente fuera de lugar,  después dando un discurso de Nochebuena poniéndose de perfil ante  los peligros que amenazan a la Nación Española y a la propia Corona, y por último proponiendo como candidato a Presidente del Gobierno a sabiendas del componente de extrema izquierda y rabiosamente republicano de ese presidente y de los socios separatistas y bilduetarras del mismo, con lo que ello comportaba para España como Nación, y cuando ya se había producido el incidente de la legación diplomática española en Bolivia y era conocedor del mismo, porque ello es, o se parece bastante,  echarse directamente en brazos del comunismo bolivariano y tercermundista (valga la redundancia) que está siendo investigado en Bolivia (y quizás también de forma más discreta por la DEA norteamericana), por sus relaciones y presunta financiación por la narco-dictadura de Evo Morales.

Esto son ya, palabras mayores:

  • porque deja a las instituciones del Estado a la altura del betún (¿en qué posición quedaría la Policía española si la Justicia Boliviana concluyera, -lo digo como mera hipótesis-, que los presuntos GEOs o CNI fueron enviados a sacar ilegalmente a los ministros de Evo Morales refugiados en la Embajada de Méjico y presuntamente relacionados con el narcotráfico o con la financiación ilegal de partidos en España, o concluyera que hubo complicidad entre miembros del Gobierno,  o de los partidos del gobierno y su financiación para existir y concurrir a las elecciones,  y el narcotráfico boliviano?),
  • y porque el art. 56, 1º CE (Constitución Española) establece que el Rey además de ser el Jefe del Estado, y símbolo de su unidad y permanencia (que en la foto en compañía de este Gobierno ese símbolo queda más difuminado que nunca),  asume la más alta representación del Estado Español en sus relaciones internacionales, especialmente con las naciones de su comunidad histórica, es decir especialmente con las naciones de Hispanoamérica, y con qué cara se podrá presentar el Rey en Hispanoamérica después del incidente de Bolivia (y de lo que las autoridades judiciales bolivianas puedan llegar a probar, llegado el caso, por mucho que en España los medios de comunicación puedan silenciar tales pruebas pero que no podrán evitar que se publique en América) teniendo en cuenta que ha sido el Rey el que, sin agotar otras posibilidades previamente (como hubiera sido proponer a otro candidato a Presidente del Gobierno), ha propuesto a Pedro Sánchez a sabiendas del incidente de Bolivia y a sabiendas de cuál sería la composición comunista y separatista de dicho Gobierno, porque ha sido un secreto a voces que PSOE y Podemos habían llegado a un acuerdo estando el Rey todavía de visita en Cuba, es decir antes y sin respetar la competencia de proponer al candidato a presidente del Gobierno, que en contra de lo que se ha dicho para manipular a la opinión pública, el art.  62, apartado d) CE establece que le corresponde al Rey proponer el candidato a Presidente del Gobierno, pero por ningún lado establece que tenga que proponer necesariamente en la primera opción al candidato que haya obtenido más escaños cuando estos escaños están muy lejos de la mayoría absoluta.  Sólo en los casos en que un partido ha obtenido mayoría absoluta parece evidente que éste debe ser el candidato que debe ser propuesto, pero no cuando el partido está muy lejos de dicha mayoría como los 122 diputados obtenidos por el PSOE están muy lejos de los 176 requeridos para tal mayoría absoluta.

De hecho en la anterior legislatura las elecciones las ganó el PP de Rajoy con 137 escaños (que es bastante más que los 122 del PSOE de ahora) y sin embargo inicialmente el Rey propuso como candidato no a Rajoy (que había ganado las elecciones) sino a Pedro Sánchez que tan solo había obtenido 83 diputados. Sólo cuando el candidato propuesto por el Rey, Pedro Sánchez, no obtuvo mayoría suficiente para su investidura, fue cuando Rajoy fue propuesto y salió Presidente del Gobierno con la abstención del PSOE. De modo que es erróneo pensar que el Rey estaba obligado a proponer a Pedro Sánchez por ser el candidato del partido más votado porque tal exigencia no está establecida y porque en la legislatura anterior ya se demostró que el Rey podía proponer como candidato a otro candidato con menos escaños (83 del PSOE frente a los 137 del PP).

***

Perfectamente el Rey podía haber propuesto como candidato a la Presidencia del Gobierno a Pablo Casado (y tengo 0 simpatías políticas por semejante alfeñique pepero), teniendo en cuenta que:

  • Una mayoría del PSOE de 122 escaños está muy lejos de los 176 de la mayoría absoluta.
  • Que un acuerdo prácticamente automático del PP, con Vox y con Ciudadanos para evitar el Gobierno Frankestein que ahora tenemos, situaba esta opción con unos escaños de partida de 152, (que es mucho más de los 122 del PSOE) y que atraería a otras formaciones que tradicionalmente apoyan al Gobierno sea cual sea su color (como los canarios), además de aquellas por afinidad ideológica como los navarros o los asturianos, y que incluso la ejemplaridad del Rey, saliendo como en 2017 en defensa de España y de la forma política constitucional del Estado español (que no es la República sino la Monarquía parlamentaria: art. 1, 3º CE), proponiendo en primer lugar a Pablo Casado del PP, hubiera podido resquebrajar incluso las filas del propio PSOE y que algunos de sus diputados, en un ataque de honestidad (en palabras de Santiago Abascal) a la vista de este paso al frente del Rey en la defensa del Estado Constitucional (a lo que está obligado sin necesidad de recurrir a su papel de Jefe de las FFAA,  por aplicación del art. 61, 1º CE) hubieran podido sumarse con su voto o su abstención para apoyar a este gobierno, cerrando filas junto al Rey tal como ocurrió cuando el Rey dio el discurso en 2017 contra el movimiento secesionista de los separatistas catalanes, ante la inactividad de Rajoy para abortar el golpe de Estado en Cataluña.
  • Que desde 2018 el PSOE se veía incapaz de llegar a un acuerdo con sus aliados (de hecho hemos tenido estas segundas elecciones generales de noviembre de 2019 precisamente porque el PSOE no fue capaz de llegar a un acuerdo con Podemos tras las primeras elecciones de abril de 2019).
  • Que tanto los socios del PSOE (Podemos, ERC, Bildu , etc) como el propio PSOE hacen ostentación y jactancia de ser rabiosamente antimonárquicos y republicanos a ultranza, cuando la forma política del Estado Español no es la República sino la Monarquía parlamentaria (art. 1, 3º CE) y cuando  parte de estos socios han tratado de destruir de forma real y efectiva la Monarquía parlamentaria en una parte de España (Cataluña) y han declarado la República Catalana en abierta rebeldía  contra España, contra el Rey y contra la Monarquía, y además tales socios no ocultan sus intenciones de destruir España, que en el propio debate parlamentario de investidura no han ocultado que la gobernabilidad de España les importa un pito.

En tales circunstancias lo que no se entiende desde la razón de Estado y desde la coherencia en el ejercicio de las potestades constitucionales,  es que el Rey haya propuesto a Pedro Sánchez como candidato a la Presidencia del Gobierno porque la propuesta del Rey tiene el límite de que no suponga un incumplimiento por parte del propio Rey de su obligación de guardar y hacer guardar la Constitución y las leyes (art. 61, 1º CE) –y no se guarda la Constitución abriéndole el paso a un Gobierno que desafía permanentemente esa Constitución y esas leyes-, y que no suponga un suicidio para la propia Monarquía, para el Ordenamiento Constitucional y una destrucción de la propia España, su soberanía,  y su integridad territorial.

***

A todo esto habría que añadir, a mayor abundamiento, que Pedro Sánchez dijo en el debate de televisión, 2 días antes de las elecciones, que iba a tipificar como delito la convocatoria de referéndum ilegal (que ya era delito pero que lo quitó Zapatero, con toda la mala intención de despejarles el camino a los separatistas, y no deja de ser curioso que la Fiscalía pueda pedir en este país años de cárcel por escribir un tuit que no sea del gusto de Pablo Iglesias o de su diputado por Cádiz,  y sin embargo estas conductas como las de Zapatero de despenalizar delitos para despejar el camino a los traidores a España, que  han tenido unas consecuencias desde 2017 que sólo en daños económicos han supuesto millones de euros en gasto público y en daños, no tengan ninguna consecuencia penal para Zapatero, lo que da idea de lo injustas que son las leyes penales que los señores diputados elaboran en España a consecuencia de estar redactadas por toda esta trama de los enemigos de España con la nula oposición, cuando no complicidad, del Partido Popular que algunos ilusos todavía califican de voto “útil”, útil sí, pero para los enemigos de España es muy útil por su incompetencia e inoperancia) y que no iba a pactar ni con los separatistas ni con los bilduetarras, ni con los de Podemos (véase el debate cómo Pedro Sánchez acusaba hipócritamente de falsedad a Albert Rivera, de Ciudadanos, cuando éste le acusaba que haría todo esto que ha hecho ahora), y al otro día de las elecciones lo que ha hecho Pedro Sánchez es justo lo contrario de lo que había prometido en el debate y en la campaña electoral.

Esta falsedad (que supone un engaño a su propio electorado), y esta hipocresía deberían haber tenido para el Rey un doble significado a los efectos de proponer o no proponer a este personaje como candidato a la Presidencia del Gobierno:

  • Significaba que este candidato que es capaz de mentir con este descaro, es más falso que un billete de 4 €, y una regeneración democrática, consustancial con la función moderadora, y de símbolo del Rey en cuanto Jefe del Estado (art. 56, 1º CE) exigiría decantarse, al menos inicialmente,  por candidatos que no incurran en esta doblez y en esta falsedad. Los españoles llevamos 40 años soportando la corrupción de la clase política, y hubiera sido muy de agradecer  que el Rey,  frente a esta corrupción generalizada de la clase política,  hubiera adoptado una posición de integridad y ejemplaridad (no prestándose a todo este cambalache de Perro Sanchez), que tan poco frecuente es en las élites de España,  y que tan deseosa está la sociedad española de esta ejemplaridad si el Rey la hubiere adoptado.
  • Y significaba también que este giro de 180º de Pedro Sánchez le restaba legitimidad democrática, porque más allá de los 122 escaños obtenidos, estos 122 escaños había que tomarlos con muchas reservas y otorgarles todavía menos valor, porque se habían obtenido con unas promesas electorales diametralmente opuestas y que ahora resultaban que eran falsas, de modo que a quien primero ha engañado el Presidente del Gobierno es a su propio electorado, que lo había votado confiando en tales propuestas falsas. ¿Habría obtenido 122 escaños si en lugar de mentir hubiera confesado a sus votantes sus verdaderas intenciones? Parece evidente que el resultado de votos habría sido mucho menor, con lo cual la representatividad real del PSOE ni siquiera era de 122 escaños, porque los había obtenido mediante engaño, lo que desde el punto de vista “democrático” deslegitimaba aún más a este candidato y a tales cifras de representación parlamentaria. Con lo cual el Rey también tendría que haber tenido en cuenta que estos 122 diputados, no sólo eran una cantidad pequeña muy alejada de la mayoría absoluta (176), sino que incluso siendo pequeña estaba inflada, y la real era todavía menos, porque si hubiera manifestado Pedro Sánchez sus verdaderas intenciones, de lo que después ha hecho, ni siquiera habría obtenido esta cifra de diputados, precisamente por ello simuló una actitud para estafar a su propio electorado.

Todo esto sin entrar en lo que está investigando la plataforma «Elecciones transparentes», que por lo visto está haciendo un recuento real de los votos en las últimas elecciones, a través de las actas electorales colegio por colegio, y si es verdad lo que están diciendo, lo que están viendo es que el PSOE no ha obtenido los votos que oficialmente se le han dado, y al PP, Ciudadanos y a VOX no se le han computado todos los votos que verdaderamente habrían obtenido. Ya veremos cuando se culmine el trabajo que están haciendo y pase a los Tribunales, cómo termina toda esta historia, de la que guardan silencio por igual todos los medios de comunicación y todos los partidos políticos, incluidos los que han podido ser privados de votos ilegítimamente, como PP, Ciudadanos y VOX, pero a primera vista la cosa no apunta bien para el PSOE, otra cosa es que los Tribunales de Justicia, fuertemente reforzado por Pedro Sánchez el anillo de control de la Fiscalía y del Poder Judicial en España, le puedan volver la espalda a la plataforma Elecciones transparentes a la vista de que el PSOE pudiera perder escaños, y esto pudiera conllevar incluso la caída del Gobierno ya que la investidura la ha obtenido el PSOE por tan solo 2 votos de diferencia (167 frente a 165), que en realidad es 1 solo voto porque el otro voto es del propio Perro Sánchez que se ha votado a sí mismo, y no sé hasta qué punto en una investidura, en la que se vota a un candidato propuesto,  y se solicita la confianza de la Cámara, el propio candidato puede votarse a sí mismo, como si uno mismo pudiera otorgarse a sí mismo la confianza. Esto no parece muy acorde con la naturaleza de la propia votación.

Añadámosle también que mientras el Rey estaba en Cuba,  Pedro Sánchez,  saltándose las atribuciones del Rey y sin esperar las consultas de éste con los líderes de los distintos partidos,  se puso a pactar con sus socios sin esperarse a que el Rey regresara a España e hiciera las consultas con los grupos políticos y le propusiera como candidato, de modo que esta actitud de Pedro Sánchez de no respetar los tiempos y las competencias que le correspondían al Rey establecidas en la Constitución, era otro motivo más para no proponer como primera opción a este candidato a la presidencia del Gobierno.

***

Se ha dicho que el Rey está obligado a ser neutral, y como consecuencia de esta neutralidad estaba obligado a no adoptar ninguna posición sino a obedecer a Pedro Sánchez en todo caso y proponerlo como Presidente del Gobierno, sin más consideraciones, en el desempeño de un papel del Rey como una especie de convidado de piedra. Sin embargo neutralidad no significa indiferencia ante los peligros evidentes por groseros que amenazan España y a la propia Monarquía,  lo cual sería incompatible con el papel del Rey establecido en la Constitución. Además el carácter neutral es incompatible con actuar como cooperador necesario para la formación de un Gobierno de extrema izquierda que incluye a los separatistas catalanes en abierta rebeldía, y a los bilduetarras y cuyos apoyos no ocultan su intención de destruir la unidad y la integridad territorial de España,  no como mera hipótesis sino materializado desde 2017 y que en ello están ya de forma efectiva en una parte de España (Cataluña).

Precisamente la neutralidad del Rey le impide prestarse sin ningún escrúpulo y desempeñar el papel de cooperador o colaborar de ninguna forma en toda esta trama montada por la anti-España incluso con apoyo extranjero, y en esa anunciada destrucción.

Con todo este panorama, no hubiera sido descabellado sino todo lo contrario que el Rey, en lugar de proponer a un candidato  a Presidente del Gobierno tan ominoso como Pedro Sánchez, hubiera intentado antes proponer a otro candidato distinto, por ejemplo a Pablo Casado, porque Pablo Casado con 90 escaños ofrecía a priori unas expectativas de pacto mucho más claras que el PSOE, porque el acuerdo de PP, Ciudadanos y VOX, no ofrecía grandes dificultades (sino todo lo contrario, y para evitar un Gobierno Frankestiein como el del PSOE + Podemos + separatistas + bilduetarras , con mayor motivo para llegar a ese acuerdo) y así, se obtenía una suma de diputados de golpe muy por encima de los 122 diputados del PSOE: 90 +52 + 10 = 152 Escaños, 30 más que el PSOE.

Recordemos que en el último mandato de Rajoy, antes que a él que había ganado las elecciones con 137 Diputados (que es 15 más que los 122 de ahora del PSOE) frente a los 83 del PSOE, el Rey inicialmente no propuso como candidato a la Presidencia del Gobierno a Rajoy, que había ganado las elecciones,  sino a Pedro Sánchez que había obtenido muchos menos escaños, con lo cual si ahora en esta ocasión el Rey no hubiera propuesto como primera opción al candidato del PSOE sino a Pablo Casado, por ejemplo, la decisión ya tenía un precedente inmediatamente anterior, del que los medios han echado un manto de silencio.

Además si el Rey hubiera dado este paso, muchos de los que apoyan siempre al Gobierno, sea de quien sea, habrían apoyado también a este gobierno, e incluso se habrían abierto grietas en el seno del propio PSOE y con el ejemplo del Rey algunos diputados del PSOE quizás se habrían atrevido entonces a dar el paso para votar a favor de este Gobierno o al menos abstenerse, porque esta actitud del Rey habría tenido el mismo efecto aglutinador que tuvo su discurso de 2017 para parar el golpe separatista catalán cuando el Gobierno de Rajoy no estaba haciendo nada. Como ocurrió entonces, ahora se habría ganado a una parte muy importante de la Nación, que se habría puesto, como entonces, detrás de su Rey para servirle y para defender la unidad de España y el Estado constitucional.

Entonces el discurso del Rey de Nochebuena poniéndose de perfil,  -y toda su actitud de indiferencia como si lo que pasa en su reino no estuviera ocurriendo, ocurriera en otro país,  o no le importara-,  ha sido un error, y el proponer como candidato a un enemigo declarado de la Monarquía para que forme un Gobierno con la anti-España, otro error más grave todavía, de consecuencias imprevisibles para España, pero nada halagüeñas porque para muestra un botón: el Presidente y la Vicepresidenta 1ª del Gobierno son herederos ideológicos y políticos de Zapatero y Zapatero ya hemos visto la ruina que ha traído a España y además ahora ha sido llamado a declarar por la Justicia de Bolivia. La Presidenta del Congreso es la pareja del Ministro de Justicia, que ha sucedido en el puesto a Dolores Delgado que ha sido a su vez nombrada Fiscal General del Estado y que es la pareja que, según dicen,  bebe de su copa,  de Baltasar Garzón,  que además de estar apartado de la carrera judicial nada menos que por prevaricación y  de ser el Abogado del cocalero Evo Morales, que presuntamente ha financiado a Pablo Iglesias,  es que él mismo junto a Zapatero y a otros miembros o exmiembros  de Podemos ha sido llamado por la Justicia y la Fiscalía Boliviana a declarar.

https://www.youtube.com/watch?v=2hBJvB0r5-U

https://www.youtube.com/watch?v=9GlPtjrSpdI

https://www.youtube.com/watch?v=epUI9Sh6xds&t=2s

https://www.youtube.com/watch?v=mCFwfu2AGn8

Con todo este intríngulis de relaciones afectivas y personales ¿en qué situación deja todo esto a la Justicia española, a su debida integridad e independencia,  y a la imagen de las Autoridades españolas y de la propia España como Estado supuestamente de Derecho?, (y añadámosle el incidente ante la embajada de Méjico en Bolivia que afecta al Ministerio del interior de Marlaska y al de Exteriores), ¿es que la Fiscal General del Estado que es además Diputada del PSOE,  va a acusar, llegado el caso, o a entregar a Bolivia a petición de la Justicia de ésta  al Vicepresidente 2º del Gobierno o a miembros de su partido como Monedero o  Errejón o a su novio el exjuez Garzón llamados a declarar por la Justicia Boliviana?. No parece que podamos esperar una actuación conforme a Derecho, más bien lo que parece es que Podemos, Zapatero y el ex juez Baltasar Garzón, con todo este anillo de nombramientos,  tienen garantizada la impunidad.

Según el art. 56, 1º CE el Rey asume la más alta representación del Estado Español en sus relaciones internacionales, especialmente con las  naciones de su comunidad histórica, es decir especialmente con las naciones de Hispanoamérica, y ¿cómo puede afectar todo esto a España en los países de Hispanoamérica, y a este papel del Rey que ha hecho posible un Gobierno con estos personajes?.

Ante este panorama, que se veía venir, ¿no hubiera sido más prudente proponer, como primera opción, a intentar a otro candidato a Presidente del Gobierno, por ejemplo a Pablo Casado? (y lo digo con todo el dolor porque el PP es un partido que ha sido y sigue siendo nefasto para España).

Flaco favor le hacen a España los que critican al Rey cuando no hay verdadero motivo, como hace la extrema izquierda con su habitual hipocresía, capacidad de fingir,  y demagogia,  pero flaco favor le hacen también a España y al Rey los cortesanos que ante las meteduras de pata del Rey lo adulan y lo aplauden, como en el cuento infantil «El traje invisible del emperador» que el emperador va desnudo pero que todos los cortesanos para hacerle la pelota y porque ponen su bienestar particular por encima de la lealtad que le deben al Rey y a la nación, dicen lo bonito que es el traje y lo bien que le está, cuando la realidad es que todo es un fraude, el traje no existe, y el rey va desnudo. Y tiene que ser un niño el que lo diga dando una lección a todos los demás. Porque si yo fuera Rey yo quisiera que la verdadera lealtad de mis leales no fuera aplaudirme cuando lo hago mal sino prevenirme frente al error y aconsejarme sobre el verdadero camino.

Por tanto mal está los que le critican a la menor ocasión, pero peor los que le aplauden cuando se le debe corregir y afear la conducta.

***

Luego hay una última cuestión, que no por haberla dejado para el final tiene menos importancia sino más bien todo lo contrario. Es las consecuencias de todo esto, y del nuevo Gobierno referidas a la Defensa Nacional, lo cual para el Rey debería haber tenido una importancia capital porque a él le corresponde le mando supremo de las Fuerzas Armadas (art. 62, h) CE).

Mientras en este país le damos todos los Poderes del Estado a la extrema izquierda y a los enemigos declarados de España, y al Rey no le duelen prendas en hacer esto posible sin intentar antes otras posibilidades legales,  Marruecos está comprando a EEUU helicópteros de ataque “Apache” y carros de combate. Marruecos no compra este material de guerra moderno por comprarlo. Ni EEUU vende este material por venderlo.

No hay que ser Mariscal de Campo  para advertir que estas compras tienen un significado, por el lado de Marruecos reforzar todavía más su capacidad militar respecto de España, con qué intenciones no lo sé, pero que conociendo cómo actúa Marruecos con España, y que éste si que no da puntadas sin hilo, tales intenciones buenas no pueden ser.

Del lado de EEUU, la deriva de bolchevización que está adoptando España desde hace ya décadas, (que tiene un punto de inflexión cuando en octubre de 2003 Zapatero se niega a levantarse al paso de la bandera norteamericana en el desfile de las FFAA, -que escoció en EEUU y de hecho el Embajador americano en España al año siguiente se negó públicamente a asistir al desfile aduciendo precisamente por este motivo-, y en las diversas retiradas en caso de conflicto, la última la retirada el año pasado de la Fragata “Audaz” cuando estaba en plena singladura con los norteamericanos) más los problemas internos ya declarados como el separatismo catalán, más los demás separatismos que se están preparando para un futuro próximo (separatismo vasco, separatismo en Galicia, en Mallorca, Valencia, etc porque hasta ciudad de León ha pedido hace tan solo unos días  la independencia en el colmo del despropósito y de la desintegración de España), no sólo por el PSOE-Podemos sino también de la mano del propio PP (porque lo de Galicia o Mallorca es imputable directamente al PP)  pueden estar detrás de esta venta de armamento moderno a Marruecos,  en el sentido de que España puede estar siendo para los EEUU un aliado cada vez menos seguro y menos de fiar (por nuestra propia inestabilidad interna y por nuestra deriva comunista), en sus intereses estratégicos en el Mediterráneo y de control del estrecho, y ante esta deriva de España, cada vez más roja y más miserable,  EEUU puede estar encontrando en Marruecos lo que desde Zapatero está dejando de encontrar en España, de ahí esta venta de armamento de primera categoría. Esto no es nuevo, ya EEUU ayudó a Marruecos, y perjudicó a España, en la Marcha Verde, pero una cosa es el apoyo logístico, diplomático, y mediático de entonces y otra el venderle helicópteros de ataque “AH64-E Apache” con los que pueden ser masacradas unidades enteras de lo que queda del Ejército Español, y este peligro no se contrarresta  con el General Alejandre Martínez haciéndole la pelota en sus comparecencias en  el  Congreso a los Diputados de Podemos, ni se contrarresta con la Legión haciendo molinillos con el Cetme en el Puerto de Málaga, ni cantando el “novio de la muerte” en el patio de armas como mero espectáculo de masas, ni tampoco organizando un ciclo de conferencias en el CESEDEN sobre el “Príncipe de la Milicia” (Gutiérrez Mellado) para adoctrinar en la mentira y en la propaganda roja (valga la redundancia), todavía más, a los mandos militares de España.

El peligro no es hipotético sino real como reales son los helicópteros y los tanques recientemente adquiridos por Marruecos, que 40 años de desidia militar en España han llevado a que Marruecos posea ya, a día de hoy, superioridad militar en muchos aspectos sobre España, y sólo faltaba que encima de esa superioridad, sumada a nuestra inferioridad de un ejército de juguete y una sociedad sumida en la banalidad y la estupidez más absolutas, la anarquía, el separatismo, el lobby LGTB, la ideología de género, la droga, (que llevará décadas y enormes esfuerzos revertir y recuperar algún día), el envejecimiento de la población porque con tanto aborto subvencionado y tanta precariedad laboral e inestabilidad para formar familias cristianas,  los niños no nacen, y mil cosas más negativas en la que la sociedad española es una potencia mundial menos en los valores de la vida militar (que también esta bacanal de descomposición nos resta capacidad militar como Nación), se añada para desequilibrar la balanza todavía más en nuestra contra, que Marruecos cuente encima con el apoyo de los EEUU.

No sé si los chambelanes del Rey habrán caído en la cuenta, entre conferencia y conferencia “amarilla” en el CESEDEN o en la Fundación Carlos de Amberes, que la llegada al Gobierno de España de un Gobierno como el que ha llegado,  pone todavía más en aprietos y acrecienta todavía más la posición precaria de España en este tema en un doble aspecto:

En primer lugar, un Gobierno de extrema izquierda con Vicepresidentes y Ministros relacionados con Venezuela, Irán y Bolivia, hasta el extremo de poder estar, presuntamente, financiados por los mismos, y no me refiero sólo a Podemos, sino también a Zapatero y al PSOE (nadie puede negar la sintonía ideológica, política y personal entre Zapatero y Pedro Sánchez o Carmen Calvo),  y en plena escalada bélica entre EEUU e Irán, no invita precisamente a los EEUU a apostar por España, sino más bien invita a venderle a Marruecos todavía más helicópteros Apache de los que le ha vendido, porque esta desconfianza que genera España en los últimos años se va a ver acrecentada  con semejante Gobierno.

Y en segundo lugar, recordemos cómo Zapatero y su Ministra de Exteriores Trinidad Jiménez, manifestaron su intención, en plena crisis económica de España,  de darle una indemnización millonaria a los descendientes de los moros de Ab-del-Krim que mataron a los soldados españoles en el Desastre de Annual y Monte Arruit (disfrazado todo ello, como corresponde a la doblez y a la hipocresía con la que permanentemente actúa el enemigo, de ayuda a las víctimas de armas químicas cuando en esta guerra no se utilizaron). En esto se gastaba Zapatero el dinero mientras arruinaba a España y de paso la endeudaba,  con el efecto de enriquecer todavía más a éstos mercados financieros que tanto le convienen para su cuenta de resultados gobernantes como Zapatero,  a costa de la proletarización y empobrecimiento de España y de los españoles por varias generaciones. Esta actitud del PSOE de Zapatero que es el PSOE de Pedro Sanchez y Carmen Calvo, agravado con la presencia de Podemos y de los separatistas y bilduetarras que odian rabiosamente España como país, tiene un efecto directo en una escalada belicista que pueda iniciar Marruecos. El problema de tener un Ejército politizado en el servilismo a la clase política,  el izquierdismo y el antifranquismo,  y bajo mínimos hasta el extremo que más de capacidades habría que hablar de incapacidades,  en una sociedad como la española donde los militares no tienen derecho ni a opinar (porque el que da su parecer con la mejor intención, -aunque sea yendo por delante con toda subordinación y respeto-,  es cesado o represaliado de inmediato, y esta represión antidemocrática además se acepta como normal, lo cual es doblemente grave e injusto, máxime cuando desde la propaganda roja se llenan la boca para hablar de “régimen de libertades” que es una mentira más porque en España hay libertad para ser maricón y hacer ostentación de ello,  y para todo lo que le interesa a la extrema izquierda, pero para según qué cosas, entre ellas para que un militar profesional pueda expresar su parecer,  estamos en niveles de intolerancia por parte de la izquierda y sus cómplices peor que en la Edad Media o en la Guerra de los 30 años)  es que ese ejército de plastilina o de soldaditos a escala 1/72,  incumple uno de los aspectos esenciales de todo ejército para procurar la paz, y es su efecto disuasorio y amedrentador respecto a los potenciales enemigos,  de quitarles las ganas de saltar sobre nosotros. Con una Ministra de Defensa como la fallecida Carmen Chacón pasando revista embarazada de 7 meses (que yo estoy convencido que Zapatero la eligió sólo por su estado de gestación,  para humillar a nuestras Fuerzas Armadas, desmoralizarlas y deshonrarlas hasta lo más profundo,  y para restarles, como efecto psicológico, todo poder de disuasión), o con la actual Margarita Robles que estéticamente no puede elegirse una ministra más esmirriada que esa,  supongo que para lo mismo que fue elegida Carmen Chacón, para provocar la risa y el envalentonamiento entre los ejércitos enemigos a la vista de las mismas, es decir a la vista de quienes están al frente de nuestro Ejércitos.

Con este Gobierno y con la sociedad corrompida y de brazos caídos en el aspecto militar que este gobierno procura para España (este Gobierno y los anteriores, pero por su componente ideológico y talibán éste más), que quita de sus calles y plazas las estatuas y los nombres de sus héroes y los sustituye por esperpentos como “Pepe Rubianes”, y que en lugar de mejorar la vida de los soldados españoles lo que hace es pensar en dar subvenciones a los descendientes de los moros de Ab-del-Krim, ¿cómo se acometería la crisis que se suscitara por una agresión que Marruecos pudiera perpetrar sabedora de su mejor armamento, más numeroso ejército y con el visto bueno de los EEUU? Ya en 1976 los políticos traidores de entonces resolvieron una papeleta parecida (pero de menor envergadura de la que se nos puede venir encima ahora porque ni Marruecos ni el Frente Polisario disponían entonces de helicópteros Apache, ni entonces estábamos tan en estampida como ahora) soltando el Sahara, traicionando al Ejército, y a la población, tanto la autóctona como la que tenía allí sus negocios, su trabajo y su vida, y saliendo corriendo de allí. O como en el incidente del Alacrán con el JEMAD de Podemos, pagando el rescate y saliendo corriendo de allí ¿qué haríamos ahora, pagar el rescate y encima salir corriendo y dejar Melilla, Ceuta o las Canarias? No faltarán voces ni televisiones que, llegado el caso,  aplaudieran tal espantada.

Al Rey le corresponde el mando supremo de las Fuerzas Armadas (art. 62, h) CE), y como tal mando supremo le debería importar y debería prever en sus decisiones en qué situación quedan nuestras Fuerzas Armadas si contribuimos, proponiendo como Presidente del Gobierno a Pedro Sanchez, a un gobierno que:

  • va a aumentar esta desconfianza de los EEUU en España, y este desplazamiento de los EEUU a favor de Marruecos y en contra de España,
  • que va a insistir en las políticas públicas y en la ideología de lavado de cerebro, de descomposición nacional que nos debilitan como Nación en el plano militar, con el efecto añadido que esto tiene de incitar o de invitación a nuestros enemigos, ante esta debilidad, a caer sobre nosotros como los buitres sobre los débiles o los moribundos.
  • En el plano ideológico y “cultural”, a intoxicar todavía más para conseguir una sociedad más idiotizada y contraria todavía más a los valores de la vida militar (marxismo cultural: botellón, marihuana, cultura LGTB, apología de la homosexualidad, cultura “nini”, separatismo, satanismo,  etc).
  • Que en caso de conflicto (que se puede generar como se generó el del Sahara, por pura agresión de Marruecos a la vista de una situación de debilidad nuestra, aunque nosotros no hagamos nada) no sabemos este Gobierno de parte de quién estaría realmente, -si de España o de Marruecos-, porque un Gobierno que en lugar de darle ayudas a sus propios soldados y a su propia gente lo que planea es indemnizaciones millonarias a costa del bolsillo de los españoles a favor de los descendientes que masacraron a los soldados españoles en el desastre de Annual o de Monte Arruit, puede salir por los cerros de Úbeda y ponerse de parte de Marruecos en su reivindicación, aunque de cara a la galería, y con la cobertura de los medios de comunicación en manos de la anti-España,  pueda fingir otra cosa, como cuando Pablo Iglesias defiende para sí y los suyos la libertad de expresión, y hace un alegato solemne a favor de la misma y al mismo tiempo interpone constantemente  y con toda la jeta denuncias y querellas por mucho menos cuando se trata de la libertad de expresión de los demás, en un alarde de cara dura sin precedentes; o como cuando el Presidente del Gobierno promete que va a tipificar como delito la convocatoria de referéndum ilegal y pasadas las elecciones llega a un acuerdo con los separatistas para celebrar dicha consulta que prometió iba a tipificar como delito, porque una cosa es lo que dicen y prometen hipócritamente para confundir y engañar a los incautos y otra muy distinta lo que realmente piensan y hacen. Porque después del disparate de las subvenciones de Zapatero y Trinidad Jiménez a los descendientes de Ab-del-Krim (sin que el CESEDEN ni la cúpula militar dijeran ni mu), ya cualquier disparate por parte de un Gobierno del PSOE entra dentro de lo posible con este precedente. No sé si el lector habrá reparado, pero es muy fuerte que en Monte Arruit los españoles se rindieran tras comprometerse los moros a respetar sus vidas, y acto seguido de entregar las armas fueran degollados uno a uno toda la guarnición (a excepción del Jefe, el General Navarro, y unos 60 hombres más sobre los que luego se exigió el pago de un rescate, el resto, unos 3000 hombres, la mayoría heridos, fueron degollados vivos como en la guerra de Siria hemos visto que hace el Estado Islámico), y que encima Zapatero premie a los descendientes de estos moros canallas con una “indemnización”, y que esto haya sido aceptado en España, tanto por el rey y la cúpula militar como, por la clase política, y  por la opinión pública,  como algo sin importancia da idea del estado de ruina moral y nacional a todos los niveles en la que nos encontramos y los efectos de la propaganda roja sobre el estamento militar, especialmente de Comandante para arriba, y sobre la sociedad española en general.
  • La inmigración ilegal musulmana es otra cuestión con trascendencia militar en caso de un conflicto con Marruecos, y que previsiblemente se verá muy agravada con este Gobierno. En España hay al menos cerca de dos millones de marroquíes, sin contar otros musulmanes, a nadie se le oculta el peligro quintacolumnista que estos millones de moros pueden suponer en nuestra retaguardia en caso de conflicto, máxime teniendo en cuenta el envalentonamiento del que gozan en España sabedores que la legislación “antifascista” española ata de pies y manos y además tapa la boca a los españoles, bajo penas severísimas de cárcel para que no puedan reaccionar de ninguna manera contra ellos, y sabedores que en España, hoy por hoy,  gozan de más derechos que los propios españoles, con acceso a viviendas y ayudas sociales a las que no alcanzan para los españoles, y con la garantía gubernativa, de la policía, de la Fiscalía del odio,  y  de los Tribunales de justicia, fuertemente ideologizados todos en lo que ellos llaman el “antifascismo”,  de persecución bajo el disfraz de determinados tipos penales (delito de odio, xenofobia, etc) de todo el que no pase por el aro en este tema y con lo que se atemoriza a la población española. Un Gobierno de PSOE, fanatizado aún más por la presencia en él de Podemos, ambos partidarios de la inmigración ilegal y de provocar el efecto llamada, es previsible que venga a agravar todavía más la situación que ya se padece al respecto en España, y que ya es de extrema gravedad desde el punto de vista de la Defensa nacional.

  • Y a la hora de dotar de las capacidades a nuestras fuerzas armadas, damos por hecho que en los presupuestos que apruebe este Gobierno, los recortes en el presupuesto de Defensa, (sobre lo muchísimo que ya está recortado y se viene recortando), van a ser la tónica de este Gobierno. Lo que no se recorte para “Menas” y para acoger inmigrantes ilegales, especialmente musulmanes, se recortará de todo lo demás, incluida la investigación contra el cáncer, y especialmente del presupuesto de Defensa.

  • Al hilo de lo anterior, la Defensa Nacional no puede improvisarse, sino que es una labor de décadas, y lo que llevamos haciendo en España durante décadas es desmontando nuestras potencialidades de Defensa. Mientras financiamos centros de “menores no acompañados” de marroquíes, (sin ninguna responsabilidad para sus padres ni para su país teniendo en cuenta que son menores, que sorprendentemente de esta responsabilidad, que debería ser exigida, en cuanto abandono de menores,  nadie se atreve a hablar), en lugar de devolverlos a su país, y pagamos pisos y ayudas de todas las clases para ellos,  o gastamos partidas muy importantes de nuestro presupuesto en financiar infraestructuras en Marruecos, los proyectos de Investigación y desarrollo de nuevas armas y equipos se abandonan en los cajones o ni siquiera llegan a gestarse ni como meros proyectos. Argentina no perdió la Guerra de las Malvinas el 14 de junio de 1982, sino que la perdió en 1981 o incluso antes,   el día que cedió a la acción de la propaganda enemiga, enmascarada en forma de opinión pública pacifista, medios de comunicación “regados” (sobornados) por el enemigo, organizaciones de muy diversa índole etc. etc. y en lugar de adquirir 30 ó 40 ó 50 misiles Exocet se sometió al discurso de la izquierda y dispuso únicamente de 5. La decisión de someterse a  lo políticamente correcto en materia de defensa, (que es la regla general en países como España) para no sufrir el escarnio de la prensa al servicio de intereses extranjeros,  le costó a Argentina la guerra. Si hubieran dispuesto de 40 ó 50 misiles Exocet y aviones Super Etendart que iban en el mismo contrato con Francia,  la extraordinariamente audaz y valerosa Fuerza Aérea Argentina habría aniquilado la flota de invasión inglesa, y Gran Bretaña no habría podido asumir ni reponer tal volumen de pérdidas en buques y medios. Por tanto la guerra no la perdieron los valerosos militares argentinos en junio de 1982, sino los traidores civiles disfrazados de pacifistas y de mil pretextos más (porque los miserables y traidores no llevan un cartel pintado en la frente que advierta de lo que verdaderamente son, sino que actúan bajo el disfraz y el pretexto) para  mediante engaño negar a las Fuerzas armadas las capacidades que son necesarias para evitar la derrota, cuando sucumbieron al estado de opinión que crean los que luego ellos, respecto de sí mismos,  están armados hasta los dientes. En España no hay libertad de información porque los medios de comunicación, especialmente las televisiones, están en manos de la anti-España en régimen de monopolio, por eso nadie denuncia que es un disparate, desde el punto de vista de la Defensa Nacional,  despilfarrar el dinero en la creación de Ministerios absurdos como el de “Igualdad” o el de “Consumo” (entre otros muchos Ministerios y puestos absurdos que se han creado y se van a crear en los próximos meses para colocar a amiguetes a costa de desatender prioridades y del bolsillo de los españoles, y que carecen de la entidad suficiente para merecer todo un ministerio propio), sólo para colocar a Irene Montero o a Alberto Garzón, mientras el presupuesto de Defensa y otros muchos presupuestos de interés nacional como la asistencia sanitaria de los españoles, se van a ver recortados más y más, porque si hay un conflicto, que Dios no lo quiera, pero que no podemos descartarlo, con un  Ministerio de “Igualdad” o con un Ministerio de “Consumo” o con políticas que no esgrimen otro mérito u otras capacidades que el de ser veganas o su odio a la moral cristiana,  no vamos a parar los helicópteros de ataque Apache o los carros de combate del enemigo. La guerra o el conflicto lo perderemos entonces pero la decisión de perderlo se estará adoptando y decidiendo ahora, al hacer prevalecer el enchufismo y la propaganda para dar satisfacción a los aliados del PSOE a cambio de su apoyo político, sobre el interés de la Defensa nacional que debería ser una cuestión más importante que asegurarle las particulares habichuelas para ahora y para el futuro a Pablo Iglesias,  Irene Montero o a Alberto Garzón (y a tantos otros, porque el enchufismo no se agota con el puesto de Ministro, sigue con los Secretarios de Estado, Directores Generales, sus staff,  y todo lo demás), porque  la Defensa nacional es una cuestión prioritaria de interés general que nos afecta a todos los españoles, tan importante tan importante que nos puede ir la vida en ello. El Rey y sus chambelanes, a la hora de plantearse a qué candidato proponer para Presidente del Gobierno, deberían haber caído en la cuenta de todas estas cuestiones, y apreciar las decisiones a adoptar con cierta perspectiva de sus consecuencias no sólo presentes sino también futuras.

A la vista de todo esto, no parece que hayamos aprendido nada de los desastres de la Guerra de Cuba y Filipinas de 1898, que pagamos muy caro el no haber desarrollado el invento nuestro del submarino (que hubiera podido estar operativo si España no hubiera estado gobernada por sus enemigos),  y el no haber modernizado nuestra flota todavía de madera, frente a los barcos de acero de los norteamericanos. Tampoco hemos aprendido nada que a los enemigos de España les convenía más un Gobierno en manos de Sagasta (el Zapatero de la época) que de Cánovas de cara a la Guerra de Cuba, por ello Cánovas fue asesinado en 1897 meses antes del asalto norteamericano sobre Cuba, por un supuesto “anarquista” debidamente financiado por los independentistas cubanos,  financiados a su vez por Norteamérica, como paso previo y requisito “sine qua non” para el asalto final sobre Cuba, Puerto Rico y Filipinas.

No hemos aprendido nada del poder de la guerra psicológica que el enemigo de modo imperceptible para los necios despliega para cercenar y debilitar la capacidad de respuesta militar y nacional de un país. Chiringuitos como el del Instituto de la mujer y otras “perlas” de la propaganda roja no tienen ninguna otra verdadera finalidad sino ésta. Y leyes como la de Memoria histórica y contra el fascismo no tienen otra finalidad que la de impedir, mediante la represión y la cárcel,  que la Nación Española pueda ni siquiera abrir la boca para defenderse de toda esta indefensión. Si no queremos repetir dramas como el del Desastre de Annual o la pérdida del Sahara, no deberíamos perder de vista en ningún momento que la propaganda roja no tiene más que esta finalidad de paralizar y reprimir las capacidades de una nación, siguiendo el viejo lema de Lenin: “Contra los cuerpos,  la violencia; contra las almas, la mentira”.

***

Las motivaciones del Rey sólo él las sabe, y no pretendo estar en posesión de la verdad, sino únicamente exponer mi punto de vista, pero a lo mejor al Rey le pesa el día de mañana, en el exilio o ante las consecuencias desastrosas de in gobierno bolchevique,  no haber dado una muestra de INTEGRIDAD y de EJEMPLARIDAD moral y política que tanto necesita España de sus clases dirigentes después de 40 años soportando la corrupción generalizada de la clase política, toda ella antifranquista,  y sin perspectivas de mejora a la vista de la composición del nuevo Gobierno, y simplemente no haber propuesto, al menos no como primera opción,  a Presidente del Gobierno a un candidato como Pedro Sánchez que se presenta como un peligro para España en sí mismo, y que tiene como socios a Zapatero y a lo peor de la clase política,  parte de la cual ha sido llamada para comparecer ante la Justicia de Bolivia, y parte de la cual se haya en Cataluña en abierta hostilidad contra España, su integridad territorial y contra la forma política del Estado español que no es la República sino  la Monarquía parlamentaria.

El tiempo dirá las consecuencias de todo esto, pero la situación objetiva de riesgo, que la decisión del Rey parece haber ignorado o despreciado,  no puede negarse.


5 respuestas a «El Rey y el nuevo Gobierno»

  1. Según este canal, https://www.youtube.com/watch?v=F1gh-2ikDe4
    Marruecos habría adquirido 50 aviones F-16, 34 helicópteros apache, y 200 tanques Abrahams.
    Mientras en España corremos nosotros con los gastos que tendría que hacer Marruecos con su propia gente, gastamos el dinero que no tenemos en sostener centros para MENAS (menores no acompañados) y para ayudas de todas clases a los moros, Marruecos en lugar de atender a esta gente que para eso es su población, gasta su dinero en comprar armamento. Así de tontos (en unos casos) y de traidores (en otros casos) somos los españoles.
    Esto da idea de la clase de políticos que tenemos en España incluyendo a los del PP, (aunque el PSOE sea el que se lleva la palma), no sólo ahora sino desde hace décadas. El rey Juan Carlos consideraba al Rey Hassan II de Marruecos como «su hermano» . Está por escribir esta parte de la Historia de España, quizás algún día Elvira Roca Barea pueda escribirla para enterarnos de la verdad.

    1. Kevlar, gracias por comentar. Comprar esas cantidades de armamento de una vez es muy preocupante y no es normal, piense por ejemplo que Argentina en 1981 compró 15 misiles exocet a Francia y en 1982 cuando la Guerra de las Malvinas Francia sólo le había entregado 5 unidades, y ya el resto n se lo entregó. Esto de comprar 200 tanques de una vez o 50 aviones y recibirlos no es normal.
      Sí, Dñª Elvira es un referente frente a la deserción general, lo raro es que no hayan intentado quitarle su condición de funcionaria.
      Gracias por comentar y por aportar ese enlace de video.

  2. Lo mejor de este larguísimo artículo, y no sé si su autor es consciente de ello, es que muestra con suficiente amplitud la imagen de un estado-nación que YA ESTÁ en franca descomposición.

    Estados Unidos y Marruecos (dos habituales en nuestro grupo de «amigos»), simplemente están actuando a favor de sus respectivos intereses para protegerlos y sacar ganancias, si pueden, del posible -y quizá inminente- derrumbe de España.

    Desde hace décadas, se viene trabajando para convertir al pueblo español en una sociedad de eunucos inútiles, en casi todos los aspectos; y ya se comienzan a recoger abundantes y negativas consecuencias (presentes y futuras) para nuestra Patria.

    Felipe VI, Zapatero, Rajoy, Sánchez, Iglesias, Casado, Rivera, etc. (por citar solo a unos pocos entre los más conocidos), son ejemplos modélicos de lo que se ha venido promocionando durante tantos años.

    1. D. Jesús, aunque sólo fuera por la salvación de España que deseo (es decir porque el panorama no estuviera tan negro para España), yo quisiera poder rebatir su comentario, pero no es posible porque por desgracia lleva usted toda la razón, y una poca más. Ahora bien, de nosotros depende «sujetar» o «sostener», que esta descomposición o esta caída libre de España hacia el abismo no siga su curso. Es verdad que es demasiado peso para ser sujetada por unos pocos, como cuando una cordada sufre un accidente, un escalador arrastra a los que van encordados con él, pero todavía uno consigue clavar su piolet en la nieve y echarse encima y detener la caída del resto. Pero a ver ahora, cómo conseguimos izar a los que se han precipitado por la grieta y se hayan colgados con el abismo a sus piés. El esfuerzo que se requiere es enorme, porque a ver cómo un hombre solo tira de los otros 3 ó 4 para izarlos. Hay maneras.
      Si mira a su alrededor, la defensa de España no la encabezan las élites sociales, ni los grandes de España (aunque haya algunos, muy pocos, a título individual, que arrimen el hombro), ni los que ocupan los puestos del Estado para ello (con su correspondiente sueldo), sino la gente corriente que no gana nada y sí lo arriesga todo. Si se fija esto es como un ejército donde los Jefes y Oficiales han desertado y han salido corriendo (incluso peor se han pasado al enemigo) y es la tropa, con algunos pocos oficiales y suboficiales la que todavía pretende combatir aún en posiciones perdidas, (no tan perdidas si el fenómenos VOX no se malogra).
      Los situados socialmente, y en los poderes del Estado, están todos de perfil, desde el Rey, a todos los demás. Mire por ejemplo el Presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial cómo a la hora de emitir informe sobre el nombramiento de la nueva Fiscal General del Estado, en lugar de dar un paso al frente como Poder Judicial, y tomar una decisión con ejemplaridad y Justicia, han preferido lavarse las manos y limitarse a decir que sí, desperdiciando una ocasión de oro para dar una lección, de la que tan necesitada está España, no sólo jurídica sino tambíen de ejemplaridad moral. Es el Poder Judicial que está en su mundo, al margen de la sociedad que sufre una ausencia de Justicia que se padece en España con unos jueces que no se implican ni se comprometen al servicio del ideal de Justicia, y que no satisface el «hambre» de justicia que hay en la sociedad española, porque sólo tiene que ver las sentencias que se dictan y las que no se dicta, porque el Recurso de Casación Contencioso-Administrativo se inadmite en cifras que son incompatibles con el principio de tutela judicial efectiva (art. 24 CE), y esas sentencias que no se dictan, directamente se inadmiten a trámite las demandas. Usted se imagina que los médicos en lugar de curar enfermos se dedicaran a poner «pegas» para rechazar enfermos?, como estrategia política para no atender prácticamente a nadie. ¿Se lo imagina? pues eso está pasando con la justicia, los políticos han reformado las leyes para que los recursos puedan inadmitirse en porcentajes superes al 90% y los jueces se han acomodado a esta política. La pregunta es ¿qué sangre fría hay que tener para dedicarse a inadmitir recursos como regla general,cuando yo creo que a un verdadero juez lo que le debe pedir el cuerpo (el corazón) no es inadmitir recursos sino resolverlos y resolverlos en justicia, igual que a un verdadero médico lo que le pide el cuerpo es curar a la gente, no echarla de la consulta con pretextos diversos. Si lo piensa yo he esrito este arículo porque nadie de los que cobran y ocupan un puesto en la Defensa de España lo escribe, pero que yo lo escriba significa que el que lo debería escribir, que además cobra un sueldo del Estado por ello, no lo hace. El rearme de Marruecos igual que lo veo yo, que no dejo de ser un «civil» lo ven lo que ocupan los puestos del Estado que tienen como profesión precisamente analizar y ocuparse de la Defensa Nacional. La Defensa de una Nación históricamente se ha hecho desde sus instituciones, pero ya ve la composición del Congreso de los Diputados, nunca un pais tuvo tantos enemigos desde dentro, ya ve las sentencias del Tribunal Constitucional con la Educación o con los Estatutos separatistas, ya ve mil cosas mas. Quienes deberían defender la legalidad son los que se están cargando el Estado de Derecho, los que deberían defender a España son los que la están apuñalando con una mano mientras con la otra se persigue a quien pueda alzar la voz a favor de España, disfrazado eso sí como «delito de odio» y otros recursos y pretextos para disfrazar lo que es una persecución ideológica en toda regla y poderla presentar como algo loable. En estas páginas se ha comentado (vea los comentarios que están al final del artículo https://www.elespañoldigital.com/a-la-luz-de-jordan-bruno-genta/ ) que la recien nombrada Directora del Instituto de la Mujer ha estado siendo financiada-contratada como profesora para impartir su ideología anticristiana por la Universidad Pontificia de Salamanca. Esta es la realidad de España, quienes deberían estar en la Defensa de la Religión y de la Patria están con el enemigo.
      Es decir la Religión no la están defendiendo las instituciones «católicas» (Universidad Pontificia, Conferencia episcopal, escuelas católicas etc) sino párrocos individualmente y a riesgos de ser represaliados por sus obispos, y la gente corriente, mucha de la cual ni siquiera va de católica por la vida como es el caso de la historiadora y profesora de Instituto dñª Elvira Roca Barea que ha hecho por la defensa de la Iglesia y de la Religión Católica más, que lo que han hecho nunca los obispos y los colegios religiosos.
      Gracias por comentar y hacerlo de forma tan acertada.

  3. ¿Y qué decir de esta magna obra?
    Impresionante, desde el análisis político (apenas echo en falta algo: los «pucherazos» de las elecciones de abril y noviembre pasados) al estratégico (también incluiría en él la «movilización general» de Marruecos con el llamamiento permanente a filas de TODOS sus jóvenes en edad militar, hombres y mujeres).
    Y, respecto al Gran Mudo, en España no es que sea mudo, es que es también, corporativamente y especialmente en su cabeza, cómplice necesario y coautor por omisión.
    Mil gracias de nuevo.
    ¡Enhorabuena!

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*