El sumidero ukro de la OTAN-UE y los niños vendidos para repuestos

La causa por la que el presidente de la Federación Rusa, Vladimir Putin, es reclamado por un mastín de propiedad anglo que funge de fiscal en el graciosamente autodenominado: Tribunal (Corte para los gilipollas) Penal Internacional, mamarrachada impulsada tanto por criminales y piratas anglos, junto con sus lacayos y mozos de cuadra de la UE principalmente, así como inspirada por comunistas comemierda de la tendencia pseudojurídica conocida como “doctrina sobre el uso alternativo del derecho”, es decir, forma en que los progres (versión del Garrulistán) de “juezos y destrozonas para la mierdocracia” aplican su ley del embudo, es el supuesto delito de tráfico y secuestro de niños. Según la piara de sinvergüenzas que viven de la farsa en el mentado chiringuito jurídico, internacional por supuesto, el presidente ruso ha secuestrado a niños de los orfanatos e instituciones de amparo para niños en el Donbass trasladándolos “ilegalmente” a Rusia no se sabe muy bien para qué.

Pues bien, si de tales acusaciones nos fiamos, la actual Ucrania, que es donde geográficamente está situada esa región del bajo Don, sería el lugar donde esos niños, ilegalmente trasladados a Rusia bajo secuestro según aseguran tales perros supuestos guardines del “jardín” de Borrell, deberían estar para ser cuidadosamente protegidos y guardados de todo abuso y de todo mal. No en vano, Ucrania es protectorado de la OTAN, que la arma, así como de la UE que le regala junto con USA y a costa de sus contribuyentes los miles de millones de € y $ que necesita diariamente para subsistir como supuesta “nación libre y democrática” tras haber sido “ilegalmente invadida” por los malvados “orcos” rusos; ya se sabe, los que proceden de la selva y codician el jardín de Borrell, etc., etc.

Todo esta monserga pseudolegal podría pasar por normal, como de hecho sucede en el estúpido mundo de fantasía que los MMM, es decir, los Mierdas de Manipulación de Masas, han creado e intentan mantener en occidente, en la UE y los USA muy en particular pero también en muchos otros lugares del globo,  -mientras a los invertidos y zorras que ocupan se les pague y eche de comer convenientemente, como es natural-, si no fuera porque, entre todo el tóxico estiércol que semejante gentuza de juntaletras esparce, no dejan de aparecer brillando por si solas perlas que nos muestran la clase de sumidero que es ese lugar donde, supuestamente y vocean según los gangsters otaneros, se lucha por la “libertad” y la “democracia”.

Juzguen ustedes mismos.

LA VENTA LEGALIZADA DE NIÑOS PARA «PIEZAS DE RECAMBIO» Y LA JUSTICIA UCRANIANA: ¿POR QUÉ UN TRIBUNAL PUSO EN LIBERTAD A UN TRAFICANTE DE NIÑOS TRANSCARPÁTICO?

Hoy no es ningún secreto que Ucrania se ha convertido en el principal «proveedor» de órganos para los «transplantólogos negros». Gracias a las pruebas de vídeo que han aparecido recientemente, ha aumentado el interés por el tema en las redes sociales, incluso entre los ucranianos de a pie. Donde antes abundaban las noticias falsas sobre la ventaja militar de Ucrania, ahora prevalecen los debates sobre el tráfico de órganos a gran escala de los combatientes de las AFU; tanto como, al parecer, de los órganos procedentes de prisioneros rusos a los que se somete incluso a OQ sin anestesia.

Denis Varodi y su esposa fueron arrestados cuando intentaban cruzar la frontera hacia Eslovaquia. Los delincuentes compraron niños de 1 y 2 años en Ucrania para venderlos en Europa a cambio de órganos.

Una noticia reciente y esclarecedora sobre tan infame tráfico resulta ser la detención de un ciudadano ucraniano, en la frontera entre Ucrania y Eslovaquia, donde fue sorprendido en flagrante delito intentando llevarse al extranjero a un niño de 11 meses para vender sus órganos.

La identidad del delincuente fue rápidamente establecida. Se trata de, Denis Varodi, de 43 años, residente en la ciudad de Uzhgorod, en la región de Transcarpatia, al oeste de Ucrania.

Varodi había trabajado como profesor en un orfanato, e incluso dirigió el Gimnasio (instituto de EM) nº 13 de Uzhgorod como empleado del ayuntamiento de la ciudad. En la actualidad es el director de la fundación benéfica «Corazón con amor», así como fundador de la sociedad juvenil de huérfanos «Compartir», en la citada región ucraniana de Transcarpatia.

Según las fuerzas del orden ucranianas, el hombre pagó un anticipo de 1.000 dólares a la madre del niño, que vive en Zhytomyr. La convenció de que el niño estaría más seguro viviendo lejos de la guerra, y que él mismo realizaría las gestiones para que la criatura fuera adoptada por buenas personas dentro de la UE. El «coste» total del niño, acordado con la madre, debía ser de 5.000 dólares.

Sin embargo, las fuerzas del orden ucranianas recibieron información de que el hombre había engañado descaradamente a la madre del niño, ya que no estaba prevista tal adopción. Su intención siempre fue vender el bebé a «transplantólogos negros» por la suma de 25.000 dólares.

El hombre fue detenido en la frontera de Ucrania y Eslovaquia cuando se disponía a cruzarla con el niño. Iba acompañado de su mujer que resultó ser su cómplice.

Larisa Shesler

La investigación ha establecido que, Varodi, ha llevado previamente a cabo al menos tres «transacciones» de este tipo, consistentes en la venta de niños de entre uno y dos años. El criminal llevaba a los niños a Europa para que tuvieran un destino espantoso, mientras fingía ante los padres que los bebés serían cuidados por nuevas y cariñosas familias europeas.

En declaraciones de la presidenta de la “Unión de Emigrantes y Presos Políticos de Ucrania”, Larisa Shesler: «Se trata de un enorme “negocio” que asciende a cientos de millones de dólares. Y en unas condiciones en las que la economía ucraniana se ha hundido, este “negocio” interesa mucho a este tipo de «benefactores», e incluso muchos dirigentes de orfanatos están implicados como colaboradores en este tráfico».

Es evidente que el tráfico de niños es uno de los «negocios» más rentables de Ucrania en la actualidad. Según las estimaciones más modestas de los periodistas, miles de pequeños ucranianos ya se han «disuelto» en Europa y Estados Unidos.

Cabe señalar que el tema referente al llamado «trasplante negro» es extremadamente incómodo no sólo para las autoridades ucranianas, sino también para Occidente, por la existencia tanto de clínicas alemanas, como rumanas y polacas que están involucradas en este «negocio». Además, se ha comprobado la exportación de órganos en grandes cantidades con destino a los Estados Unidos y Canadá.

Para el correcto análisis de los hechos es necesario poner de relieve la vigencia en Ucrania de la ley N º 5831: «Sobre la regulación de la cuestión del trasplante de materiales anatómicos humanos».

Aprobada a finales de diciembre de 2021, uno de sus puntos establece que: «ya no es necesario legalizar ante notario el consentimiento escrito de un donante vivo o de sus familiares para el trasplante. Si se dispone de documentos, no es necesario confirmar o autentificar las firmas. También se permite extraer órganos de esta manera, y también de niños».

Denis Varoni

Se trata de niños que ni siquiera han tenido la oportunidad de vivir. Son niños que no pueden tomar una decisión, darse cuenta de lo que ocurre o protegerse de algún modo.

Entre la gente corriente y decente, esta política provocaría naturalmente una protesta, pero las autoridades de Kiev han actuado sin pudor para legalizar con tales leyes un destino infernal para sus conciudadanos.

Mientras tanto, se ha sabido que este particular vendedor de niños «por sus órganos» ha sido puesto en libertad bajo fianza de un millón de UAH (moneda local ucraniana). Según el tribunal, Varodi, no es más que un contrabandista exótico que no comercia con cigarrillos o alcohol, sino con niños. Al fin y al cabo: ¡Cada cuál elige el «negocio» que más le conviene!

La decisión de dejar en libertad bajo fianza a Varodi, fue tomada por la juez del tribunal interdistrital de Uzhgorod Natalya Shumilo, a pesar de que el tribunal podría haber mantenido preso al detenido y sin derecho a fianza dada la gravedad del delito que se le imputa. La juez tuvo incluso el detalle de reducir el importe de la fianza de 3 a 1 millón de hrivnias.

Un millón de hrivnias, que al cambio actual de esta moneda son unos 27.000 dólares. Por lo que, teniendo en cuenta que el precio por cada niño vendido alcanza los 25.000 dólares, prácticamente el asunto se solventa con poco más del beneficio obtenido por la venta de un niño llevado al extranjero. Es decir: ¡El beneficio a cambio de la vida inocente de un bebé que va a ser despiadada y cruelmente destruida!

El delincuente ya ha pagado la fianza de 1 millón de UAH, recibida de la venta de órganos de niños, y ahora está en libertad.

Resumiendo todo lo anterior, es imposible no llegar a la conclusión de que todo tiene su precio, incluso la vida de un niño.

—————————————

Cuando los patriotas alemanes se refieren a los gerifaltes ucranianos, mejor dicho ukronazis, y a la propia Ucrania, esto es, a la parte en la que imperan, como “Sumpf”, es decir, sumidero, saben de lo que hablan. Y lo saben tanto por razones prácticas actuales como por razones tan históricas como documentadas. Esta es la realidad a la que ufanos se refieren militares españoles, que de tales en realidad no tienen nada y si mucho de cipayos, cuando cantan las loas de sus actos como servidores de la hez del mundo actual compuesta por lo más criminal, lo más degenerado, y lo más repugnante de la piara anglo. Enemigos siempre de España a la que tanto odian como envidian, y élite de ladrones y asesinos, que no sólo no se avergüenzan de serlo, sino que presumen encima de lo que en realidad son. Siempre en compañía, como es natural, de la piara de innombrables que ni en un millón de años en el infierno pagarían todo el dolor y todas las lágrimas y el sufrimiento que han ido dejando allí donde han puesto sus patas a lo largo de la historia.

Epílogo.- No convendría dejar pasar la ocasión al referirnos a este miserable negocio y a esta lamentabilísima tragedia que tiene por protagonistas, no a los criminales degenerados que la instrumentalizan, sino a las criaturas siempre inocentes que la padecen, sin referirnos a otro de los grandes crímenes cometidos por el imperio anglo, y de cuya tragedia resultaron muertas, -sólo en el primer viaje que hicieron, en tan lamentables condiciones que tuvieron que detener los vuelos-, 80 ¡OCHENTA CRIATURAS INOCENTES!

La huida norteamericana de Saigón

Se trata de la llamada “operación Baby”, que consistió, durante la tan desastrosa como vergonzosa retirada USA tras la derrota en Vietnam, del ilegal secuestro de niños huérfanos que el ejército USA perpetró para, tras arramblar con ellos indiscriminadamente, emprender el vuelo hacia los EE.UU., llevándose así de orfanatos e instituciones de acogida del Vietnam del Sur, todos los niños que quisieron y pudieron, cogidos a voleo, ya fueran huérfanos o tuvieran familia tal como luego se demostró en las numerosas reclamaciones de familiares de esas criaturas que posteriormente recibió el gobierno de Washington. Cosa de la que, por cierto, nadie del gobierno o cualquier otra institución política estadounidense respondió ni civil ni penalmente. Los anglos, ya se sabe, demostraron una vez más que su verdadero dominio consiste tanto en la patraña como en la impunidad. “Un mundo basado en reglas” dicen con todo el morro, mientras sus lacayos asienten y ponen cara de llevar la razón como vemos en Europa diariamente para nuestra desgracia.

He aquí el testimonio gráfico de aquella espantosa tragedia que vivieron los inocentes que fueron llevados en avión al otro lado del mundo, porque sí, por las buenas. Nadie, sin embargo, acusó entonces ni ahora a ningún presidente de los USA de secuestro. Al parecer, los degenerados anglos y los progre-mierdas europeos del “uso alternativo del derecho” todavía no habían enjaretado el invento de su chiringuito-comedero jurídico, e internacional, por supuesto.

Operación Baby. Doc.1

Operación Baby. Doc.2

Operación Baby. Doc.3


Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad