El timo de la reforma de las pensiones

Hace años había un programa, creo que de radio, llamado “La timoteca nacional”, cuyo director era don Enrique Rubio (escribo de memoria).

Incluso publicaron varios libros recopilatorios de los principales timos que se “ejecutaban” en España, un país muy dado a la picaresca.

Es una pena que no siga la serie, para poder añadir los timos políticos, a que tan aficionado es Pedro Sánchez, ese hombre que se miente a sí mismo, y lo que es peor, estoy seguro de que se cree todas las mentiras que cuenta, tal es su capacidad de fabulación y de improvisación sobre la marcha, camino de la destrucción de España, y de sí mismo…

Este individuo ha pactado, en representación del gobierno, es decir, de sí mismo, con los supuestos “representantes” de la CEOE, a sueldo suyo, en forma de subvenciones, y de los no menos paniaguados sindicatos de clase, es decir de clase chupona, la reforma de las pensiones, que en realidad es un timo de por vida a los parados de larga duración.

Varios millones de personas están en esa situación, cobrando 450 euros al mes, con los que ya me dirán como se puede mantener una casa y una familia, salvo que se alumbren con velas, y cocinen con el sol…

En lugar de permitir jubilarse a estos millones de prejubilados, que se han quedado sin trabajo por el cierre de sus empresas, procesos de reconversión industrial, expedientes de regulación de empleo, despidos, finalización de contratos temporales, etc., a Sánchez no se le ha ocurrido otra brillante idea que penalizar hasta un treinta por ciento sus pensiones actuales y futuras, de por vida, si quieren jubilarse anticipadamente, después de carreras de cuarenta y más años de cotización.

¿Pero en qué país vivimos?

¿Y cómo es posible que este asunto se hurte al debate político en los lugares dónde radica la sede de la representación política, que son el Congreso y el Senado…?

¿Desde cuándo el presidente de la CEOE, Gran Cruz del Mérito Militar, por cierto (espero que hiciera la mili, por lo menos), y cobrando más de 300.000 euros anuales de sueldo de esa CEOE que mantenemos todos con nuestros impuestos, representa realmente a los millones de autónomos, pequeños, medianos y grandes empresarios?

O unos sindicatos que prácticamente carecen de afiliados, y los pocos que hay en su mayor parte ni siquiera pagan las cuotas, ¿cómo pueden tener la desfachatez de erigirse en representantes de los trabajadores españoles?

Apelando a la famosa democracia, podríamos preguntarles que quién les ha votado a ellos, y cuántos diputados y senadores tienen, para pretender asumir una representatividad de la que carecen…

https://ramirograumorancho.com/


3 respuestas a «El timo de la reforma de las pensiones»

  1. Se HURTA el dinero de sus cotizaciones a los COMPATRIOTAS DE ORIGEN para regalarlo a manos llenas a los pateristas, menas (menores no acompañados), etc.
    ¿Pero en qué país vivimos…?
    Nuestras cotizaciones son nuestras, y sólo nuestras.
    La seguridad social no puede ser LA CAJA FUERTE DEL GOBIERNO,pues corremos el peligro de que, dentro de nada, la dejen sin fondos.

  2. Desengañase usted, señor Grau: ¡cada país tiene el gobierno que se merece!
    Y los españoles se merecen, -nos merecemos-, todo lo malo que nos pase.
    Así de claro.

  3. Muy buenos y mucha verdad en los dos comentario que me han precedido, Dñª Carmen y D. Antonio.
    Han tenido que pasar 45 años para que de un modo empírico se hayan podido comprobar bien a las claras, entre otras, DOS COSAS:
    – Que en la España de Franco se gozaba de más LIBERTADES de las que hay ahora por mucho que a aquello se le llame falsamente «dictadura» y a lo de ahora «régimen de libertades» pero que las verdaderas libertades brillan por su ausencia. No es sólo que hubiera más orden, más paz, más seguridad, sino también que había muchas más libertades.

    – Y se ha demostrado también que cuando se mantenía en la cárcel a Simón Sánchez Montero, Marcelino Camacho y a otros falsos profetas presentados como «defensores del obrero», en realidad el Régimen de Franco manteniéndolos en la cárcel estaba defendiendo los derechos de los trabajadores. Entre estos derechos, el derecho a la estabilidad laboral y a la familia, el derecho a tener una vivienda y poderla pagar en 10 años y no en toda la vida como ahora, el derecho de la mujer a trabajar si quería pero no por necesidad como ahora sino que antes con un sueldo se sostenía una casa, hoy no se sostiene ni con los dos sueldos. Y entre estos derechos también el derecho a una pensión de vejez o invalidez.
    Fue salir de la cárcel los falsos defensores del obrero, y los trabajadores en España empezaron a perder los derechos que les habían sido reconocidos desde el Fuero del Trabajo de 1938 y la merma de derechos ha sido una constante de que que enterraron a Franco, y ya lo que les faltaba perder su derecho a una pensión después de treinta y tantos o cuarenta años cotizando. La gente no lo entendía entonces, esos «sindicalistas» estaban en la cárcel para asegurarles al pueblo su futuro, sus derechos y su vejez. Para evitar las mariscadas y los ERE y el timo de la PSV, y las colas en la parroquias a buscar alimentos, y mil cosas más. Como nadie escarmienta en cabeza ajena ahora la gente lo va a entender en sus propias carnes. Como dice Carmen la gente se ha dejado engañar por los timadores profesionales, y lo vamos a pagar muy muy caro, y muchos vamos a pagar justos por pecadores, pero en general es lo que la gente se merece por idiotas.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad