El Tribunal Constitucional es un legislador negativo, nunca positivo. El TC no puede establecer “nuevos” derechos fundamentales, ni reformar la Constitución por la gatera

Como de facto está haciendo.

Se ha publicado una nota de prensa que informa de la próxima Sentencia sobre el “derecho” al aborto, en la que el Tribunal Constitucional “reconoce” que es un derecho fundamental.

Derecho que no aparece en la Carta Magna, sino todo lo contrario.

Vid.  el artículo 15: “Todos tienen derecho a la vida y a la integridad física y moral…”, en sede “De los derechos fundamentales y de las libertades públicas”, capítulo segundo, sección primera.

El TC es un legislador negativo, que puede expulsar del ordenamiento jurídico aquellas leyes y normas jurídicas que atenten contra la letra y el espíritu de la Constitución, pero tiene vedado legislar.

Que es, precisamente, lo que están haciendo los siete “magistrados” izquierdistas que componen la mayoría, presididos por el ínclito Conde-Pumpido.

Y no solo eso, sino que pretenden enmendar la plana a la legislación ordinaria de las autonomías desafectas al régimen sanchista, como ya está sucediendo con la irredenta Comunidad de Madrid.

Hay que ver que prisa se da el  gobierno en recurrir todo al TC, en la seguridad de que lo han tomado y okupado, y allí mandan ellos, por medio de sus peones jurídicos.

Los juristas que creemos en la Ciencia del Derecho, que es muy superior a la técnica jurídica, de establecer normas, para dirigir al rebaño, pensamos que fue un error dejar en manos de los políticos el TC, de forma que se nombren “magistrados”, la mayoría de ellos no procedentes de la carrera judicial, y con criterios meramente políticos, de conveniencia, preferiblemente de amplias tragaderas con los que les han propuesto y nombrado.

En otras palabras, el Derecho debe embridar al poder político, y es, en sí mismo, un auténtico contrapoder, el Poder Judicial.

Y los votos no amnistían, indultan o perdonan los delitos.

No se puede oponer la democracia a la legalidad, pues solo hay un verdadero Estado de Derecho cuando se respetan la Constitución y las leyes que sean constitucionales.

Hubiera bastado con crear una nueva Sala en el Tribunal Supremo, con jueces profesionales, no legos, por muchos conocimientos teóricos que puedan tener, para defender los derechos fundamentales constitucionales.

Pero con la llegada al poder del PSOE, en 1982, comenzó la desconfianza hacia los jueces, con el descabezamiento de la carrera, obligando a jubilarse a los 65 años, cuando anteriormente era a los 70, y estableciendo nuevas vías de entrada en la profesión con el tercer y cuarto turno, un tercio  para las salas de lo civil y penal de los Tribunales Superiores de Justicia, y el quinto turno para el Tribunal Supremo.

Esa desconfianza, más bien inquina, ha ido aumentando con el tiempo, sobre todo cuando se dictan resoluciones que no les son favorables, y en los últimos tiempos se ha cruzado ya el Rubicón, pasando al insulto, puro y duro, al Poder Judicial.

Pedro Sánchez entiende que no hay más Derecho que el que emana de él, y que él es el  principio y el fin de todas las cosas, con permiso de Marruecos, claro.

Y ahora, que se va a producir “la conjunción planetaria” de la reunión (una mera visita de cortesía, después de cinco años de esquivarle, y no quererle recibir) con el demenciado presidente USA, nuestro “amado líder, y futuro presidente de la UE por turno, es decir, un cargo meramente simbólico, y sin atribuciones reales, piensa que él es Dios, tal es la petulancia y anormalidad del tipejo.

En resumen, el TC no puede hacer lo  que le dé la gana, y, mucho menos, reformar la Constitución por la gatera, pues la propia Carta Magna establece en sus arts. 166 a 168 el procedimiento para su modificación, con toda clase de garantías.

Conde Pumpido, Inmaculada Montalbán, y todos sus conmilitones van a pasar a la historia de la infamia judicial, desprestigiando al TC, de la misma forma que sus antecesores ideológicos y políticos hicieron lo mismo con el Tribunal de Garantías de la segunda República.

Solo que entonces se llamaban vocales, y no magistrados, para no engañar a nadie, respecto a su procedencia.

https://www.ramirograumorancho.com


8 respuestas a «El Tribunal Constitucional es un legislador negativo, nunca positivo. El TC no puede establecer “nuevos” derechos fundamentales, ni reformar la Constitución por la gatera»

  1. Lo que en España está pasando con el Tribunal Constitucional y mucho más grave de lo que parece. Se trata de un golpe de Estado en toda regla. Un golpe de Estado del que no se hacen películas y nadie se atreve a hablar, porque aquí en España los jueces y fiscales no tienen la determinación y la defensa de la legalidad que tiene el Fiscal General de Colombia que atesora él solo más valor que todos los Fiscales, jueces y policías españoles juntos, y los medios de comunicación independientes, en España no existen.
    El artículo es para felicitar al autor por dar el paso que no dan los que por razón de su cargo tendrían que darlo, porque recordemos que en este pais si una organización privada, como es el partido VOX no pone una querella contra el golpe separatista catalán de 2017, los separatistas ni siquiera hubieran tenido que pasar por la parodia de juicio a la que luego se vieron sometidos, porque quienes por razón de sus cargos tendrían que haber actuado, no lo hicieron. Y esto se ha visto como una cosa normal, cuando lo normal es procesar a estos cargos públicos inhabilitarlos y meterlos en la cárcel.
    Por tanto felicito al autor, que como siempre está al quite de estas cuestiones que no merecen ningún tratamiento en los medios de comunicación comprados por el Gobierno, pero no estoy del todo de acuerdo cuando al final dice:
    «Conde Pumpido, Inmaculada Montalbán, y todos sus conmilitones van a pasar a la historia de la infamia judicial, desprestigiando al TC, (…)», en el sentido que no solo ellos, sino también los vocales que los precedieron no en tan lejana fecha de la Segunda República sino los que han venido ocupando sus plazas hasta la renovación, que se han venido denegando a resolver durante 12 años el recurso de inconstitucionalidad contra la Ley del aborto, y de esta dejación de funciones, ampliamente tolerada, viene el que ahora los comisarios políticos que no Magistrados, con Conde Pumpido a la cabeza, le den visos de constitucionalidad corrompiendo la honestidad que se espera de un órgano de esta categoría. a leyes basura manifiestamente inconstitucionales lo diga Pumpido o el Papa Francisco, que al final es la misma cosa.

    Lo que la propaganda roja denomina «legalidad republicana» es en realidad la prostitución de este Órgano Constitucional como es el Tribunal Constitucional, que es un Tribunal de garantías constitucionales respecto de los Derechos Fundamentales de las personas y de la constitucionalidad de la leyes, y estos sinverguenzas han venido a dejar sin efecto con todo descaro lo uno y lo otro. La culpa es de Pumpido y su banda de malhechores, pero la culpa es también de los que lo han alzado y de los que durante décadas han dejado inoperante el Tribunal Constitucional con un índice de inadmisiones del 97% respecto de los Derechos Fundamentales de la persona, (índice incompatible con el carácter inviolable de los Derechos Fundamentales art. 10, 1º CE, porque en el 97% los Derechos Fundamentales han venido siendo totalmente violados, e incompatible con el principio de no sufrir indefensión, que es también un Derecho Fundamental art. 24, 1º CE), y respecto de la constitucionalidad o no de las leyes, negándose a resolver durante años y años los recursos para así no desautorizar al a extrema izquierda. Y ahora resulta que recursos que llevan durmiendo el sueño de los justos durante años y años, por la cobardía y falta de ética de los magistrados de entonces, se resuelven
    ahora como churros en 4 días, por Pumpido y por el Ministro de Justicia de Sanchez pareja de la Presidenta del Congreso y que en plana sentencia de los ERE de Andalucía se dejaba ver en la playa con el condenado Manuel Chaves, lo cual situaba al Ministerio de Justicia a la altura del de Méjico.
    Es decir en España se delinque desde los poderes públicos, y todo el mundo, Policía, Fiscalía, Abogacía del Estado y todo lo demás, mirando para otro lado, porque aquñí en España no hay más delito que interese perseguir que si un claval le mira a su novia el Washap del teléfono móvil, todo lo demás no importa, y sacan a una policia, que se creerá ella que es una gran profesional, diciéndolo.

    El Tribunal Constitucional con estos sujetos que tendrían que estar respondiendo de sus actos ante la Sala 2ª del Tribunal Supremo, ha quedado completamente anulado en España Luego que no vengan diciendo dentro de 70 años que esto era «la legalidad republicana», porque aquí no hay ninguna legalidad, lo que hay es una corrupción y prostitución de las instituciones, y cómo un Tribunal ha dejado de cumplir su función constitucional, para hacer otra de caracter político partidista que es declarar constitucional lo que a todas luces no lo es, porque es una OBVIEDAD QUE NO LO ES, solo para imponer las leyes sectarias de Zapatero.

    Mientras esto no se denuncie desde las propias instituciones del Estado que nadie hable de España como un «Estado de Derecho», porque el Estado de Derecho brilla por su ausencia. El art. 9, 3º CE prohíbe la arbitrariedad, y aquí lo que se ve es el dictar sentencias arbitrarias al servicio de la destrucción de España. Luego el Rey que no diga tampoco que él no tiene ninguna responsabilidad, porque esto está pasando en su reinado mientras él está en el ji, ji, ja, ja como si la cosa no fuera con él. Y ya de los medios de comunicación, cómplices y encubridores de toda esta situación, ni hablamos.

    España está sedienta de Justicia, y a nadie parece importarle, salvo al autor de este artículo

  2. El «derecho» a matar inocentes no existe, ni ha existido nunca, como no sea para la clase sacerdotal y regia de los mexicas en el Mejico precolombino con los sacrificios humanos de cientos de miles de inocentes a los que se les arrancaba el corazón a lo vivo.
    Maxime cuando el art. 15 CE garantiza el derecho a la vida a todos, y ese «todos»
    incluye también a los niños en el seno materno. El máximo grado de corromper el sistema es incumplir la Constitución precisamente por los que por razón de su cargo están obligados a garantizar la y preservar su contenido.

  3. De CONDE-PUMPIDO se habla mucho, y nada bueno, en el famoso EXPEDIENTE ROYUELA.
    Y, que se sepa, no ha formulado denuncia o querella alguna, ergo, el que calla, otorga.
    Ahora bien, las personas menciocnadas enlos citados documentos, si están haciendo la vida imposible a la familia ROYUELA, y a quienes han hecho piña con ellos, y les defienden…

  4. Desgraciadamente el PSOE ha okupado todas las instituciones básicas en un Estado de Derecho:
    * El Tribunal Constitucional.
    * La Fiscalía General del Estado, convertida en fiscalía general del gobierno.
    * El Defensor del Pueblo.
    * El Tribunal de Cuentas,
    * Las televisiones y radios públicas,
    * Etc.
    Y de esos polvos, vienen estos lodos…

  5. Ellos siguen a lo suyo, matar seres humanos inocentes no les supone ningún problema, y se saltarán todas las constituciones que puedan. Pero es una esperanza la fuerza que están adquiriendo los provida en muchos países.

  6. Cada vez que veo imágenes coo la que ilustra este artículo, se me revuelven las tripas, ante el vilc asesinato de niños inocentes.
    Espero que Dios, en su infinita bondad, les perdona, sí realmente se arrepienten, y hacen propósito de enmienda, porque yo, no puedo.

  7. El objetivo es matar «al otro», pero el depredador siempre va primero a por el débil, el enfermo, el viejo, el distinto, el obstáculo, etc., como el depredador del que hablamos tiene medios sin límites, se ve capaz de quitarse de en medio a todo el que le estorbe si quiera la imaginación, si quiera la vista. En medio de una aparente normalidad con la complicidad de los medios vasallos, se están atropellando los derechos, la salud y la vida de mucha gente, en completo silencio, más allá del caso Royuela; están dejando hacer a su antojo al gran capital representado por empresas inmobiliarias y de otros tipos, mirando para otro lado. El aborto está asumido, el infanticidio y la pederastias asomando la patita de largo, por no hablar de la eutanasia. Siempre dándole la vuelta a la verdad, sustituyéndola por mentiras maquilladas. Dado que tienen que colar cada vez barbaridades mas burdas, conviene que la educación sea la justita para aceptar la sumisión sin más. Al pueblo el serrucho, que dirían los caraduras de su Revolución.
    Y en este punto, cuando las barbas del vecino veas cortar … porque van por fases, por estratos sociales, geográficos, étnicos, etc., pero no se va a salvar ni uno que no sea de su cuerda. Su meta, y está muy próxima, es el control total y hasta la mente del último mohicano.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad