El Tribunal de Cuentas: otro que tal baila… en la corrupción

El diario La Razón, ya saben ese que…, publica un interesante artículo (AQUÍ) que firma Ricardo Coarasa, en el que afirma que “el Tribunal de Cuentas rechazó pedir información al Gobierno sobre adjudicaciones a la «trama Koldo», porque una consejera elegida a propuesta del PSOE inadmitió en 2021 la denuncia contable de un abogado al no apreciar un daño «real y efectivo» a los caudales públicos”. Ahí es nada.

Estamos ante un caso muy similar al ocurrido con nuestro compañero de fatigas en esta benemérita web, Ramiro Grau Morancho, que a pesar de haber interpuesto varias denuncias sobre el choriceo sociata de los Ábalos y demás, nadie le hizo caso hasta que, pasados varios años, la cosa ha saltado por los aires porque las evidencias son, como fueron siempre, palpables.

Ahora le toca el turno al Tribunal de Cuentas, que, si lo afirmado en el artículo es verdad, y a nosotros nos lo parece porque el articulista es persona seria, nos topamos con otro organismo funcionarial que no funciona y no lo hace porque de nuevo está formado por paniaguados que lo deben todo, o al menos ellos así lo quieren, a sus sectarismo ideológico, haciendo ascos a su deber funcionarial que es en realidad por el que cobran… de nuestros impuestos, claro.

¿Para qué sirve el Tribunal de Cuentas en una nación en la que las cuentas no cuadran porque si cuadraran no nos ahogaríamos en este océano de corrupción? ¿Para qué sirve el contable si está en el ajo como parece? Para nada, o, peor aún, para encubrir esas aguas fecales de ese océano de mierda que es la corrupción en el cual nos ahogamos los ciudadanos de a pie mientras los corruptos abren las esclusas para que crezca más y más, y mientras los que en realidad tienen el poder de cerrarlas, o sea, los funcionarios, no hacen nada para ello, sino todo lo contrario.

La corrupción material, ahí otra moral que suele anteceder a ella, no se debe tanto al politiquillo corrupto, como a la pasividad, cobardía o interés creado de la masa funcionarial, de esos españoles que van cada día a su oficina a hacer el trabajo administrativo para el que les pagamos con nuestros impuestos, que acceden a su curro por una oposición por lo que nada deben al chupóptero de turno, pero que por unas cosas u otras, y ninguna buena, se someten a él cual sumisos esclavos, en vez de actuar como lo que son: el primer y más importante muro de contención de la corrupción que esos politiquillos, de los más gordos a los menos, llevan a dónde van porque no de otra forma podrían llegar a dónde llegan.

El Tribunal de Cuentas es, según el artículo, otro organismo más que no sólo no cuenta, sino que, además, favorece la corrupción y, como tantos otros de la administración triple de sufrimos –gubernamental, autonómica y municipal–, son, en realidad, los pilares de esa metástasis que nos corroe, de la que sólo salen algunas puntas del iceberg que forman, y cuyas dimensiones no podemos aún ni imaginar, pues por mucha fantasía que le pongamos, la realidad, como siempre, la supera, sin duda, y con creces.


7 respuestas a «El Tribunal de Cuentas: otro que tal baila… en la corrupción»

  1. EL TRIBUNAL DE CUENTAS tiene unos 700 empleados, de los que 300 comparten apellidos y parentescos…
    Vamos, es un auténtico pozo de corrupción y nepotismo.
    ¡Cómo para dar lecciones a nadie!
    La mayoría de los consejeros, jefazos, letrados, etc., acaban enchufando a sus hijos y familia en el «Tribunal», que en realidad no es un verdadero tribunal, por mucho que se llamen así.

  2. Una pequeña corrección, y es que el abogado que denunció ante el Tribunal de Cuentas es el propio Ramiro Grau, colaborador de este diario digital.
    Es decir, son la misma persona el abogado denunciante y el Ramiro Grau que ustedes citan en la información, y así resulta del diario LA RAZÓN.

  3. Cada vez se ve más claro que lo que disfrazaron como cambio político y «democracia» en realidad de lo que se trataba es de que un grupo de malhechores se hiciera con los poderes del Estado para robar y enriquecerse. Esto debió haberse evitado por los servicios de inteligencia españoles, que hubieran alertado , y por los poderes del Estrado, pero todo indica que los servicios de inteligencia se habían vendido al enemigo, y por poderes del Estado, desde la propia Jefatura del Estado , ya habían sido ocupados por personas que estaban en el complot. El resultado, la indefensión de los buenos españoles y el saqueo de España. Así declaro. Por eso aquí se perdonan todos los delitos menos no pagar impuestos, porque eso es jugar con el dinero de toda esta gente, y la pela es la pela. El régimen que Juan Carlos I y Felipe VI, no se entiende sin esta realidad. Todos los organismo e instituciones del Estado, desde la Guardia civil, el Ejército, el Poder Judicial, y todo lo demás, no hacen nada para evitar el saqueo porque ya no queda nadie para defender a España, nadie que esté al frente en las instituciones.

  4. No se trata solo de una banda de malhechores que van a enriquecerse a toda costa, que también; son marionetas elegidos cuidadosamente por su bajeza moral y/o sectarismo( de la antítesis que sea ). Su opción, tan solo debe ser buscarse la vida para obedecer, aunque sea ya, a estas alturas( y lo que ha de venir )con total desvergüenza, pues tienen patente de corso, y el tío de zumosol al teléfono.
    No se trata de funcionarios, son lacayos masones disfrazados de funcionarios( la gran conspiración de JFK ). Sus méritos son pertenecer a la secta y dejar que les vayan colocando y rodeándoles de asesores/enchufados. Marlasca o Garzón, no son jueces en realidad, ni muchos policías o políticos o militares, etc. Son traidores que van de iluminados, como Repsol, que ahora va presumiendo de eso, y sin duda ya lo son. Una pena que sea así, y sobre todo que viendo como les utilizan y a donde va el mundo y para qué… sigan con su rollo, la corriente que nos arrastra a todos.

    1. En efecto, pobre juventud, más allá de lo material, que también. No saben lo que no vivieron, y ya se encargan de que no lo sepan, y que crean lo contrario. Fundamental en su estrategia/conspiración.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad