Eligio Hernández, el PSOE y la unidad de España… o como ser tonto y parecerlo

Eligio Hernández

El marxista-socialista Eligio Hernández, que fue Vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y Fiscal General del Estado con Felipe González, nada más y nada menos –¡imagínense con esas credenciales cómo dictaría sus sentencias antes, durante y después!–, y ahora es presidente de la Fundación Juan Negrín, lo que lo dice todo, en entrevista a Okdiario y hablando sobre los próximo indultos del  dictador Sánchez, o sea del PSOE, a los secesionistas catalanes, se ha descolgado con una frasecita que da que pensar si es tonto o un mentiroso redomado o un ignorante de solemnidad. Eligio Hernández no ha tenido otra cosa que afirmar que si el dictador Sánchez indulta a los sediciosos habrá «traicionado la tradición del PSOE de defender la unidad de España». ¡La leche, la leche! que diría Arturo Fernández si viviera.

¿Pero cuándo un partido manifiesta y demostradamente antiespañol desde que nació de la cabecita de aquel enajenado charlatán que fue Pablo Iglesias Posse y hasta la fecha ha defendido la unidad de España? ¿Cuándo un partido que es en sí mismo «federal» (¿?), siempre partidario de desmembrar España en sus regiones con las artimañas «estatutarias» de cada momento, ha defendido la unidad de España? Porque ahí está la historia documentada hasta la saciedad del PSOE para comprobar que es el pilar de la antiEspaña, para saber que siempre ha procurado su disolución y, más aún, que la quiso vender a la URSS stalinista, previo entregarle todas nuestras divisas. Ahí está la historia del socialismo en España, que no español, para saber que es uno de nuestros graves problemas de base: que no tenemos una izquierda NACIONAL, ESPAÑOLA, sino todo lo contrario; y además antidemocrática, revolucionaria, sectaria, criminal.

La historia del PSOE es la del único partido socialista conocido que desde siempre, y ahora también, sólo busca la destrucción de España. Así que o Eligio Hernández es idiota, o tonto, o mentiroso o… ¿de todo un poco?

O puede que forme parte de ese grupito de próceres sociatas ahora «jubilados» y forrados –González, Guerra, Ibarra, Corcuera, etc.– que aparentan afear al dictador Sánchez el indultazo, cuando en realidad fueron ellos los que sentaron sus bases cuando les tocó estar en el machito, montando ahora con sus declaraciones una nueva farsa, una inmunda mascarada de caras de sorpresa, para los tontos de los españoles que ahora les admiran y ponen como ejemplo.

El PSOE nunca debió ser legalizado, ni se le debió ayudar a renacer de sus cenizas; error de Carrero Blanco y de los militares de su Servicio de Documentación de Presidencia (SECED). En todo caso se podría haber legalizado un partido socialdemócrata, nunca marxista-socialista como lo fue, es y será siempre el PSOE, y aún así previo reconocer y renegar públicamente de toda la infame historia del PSOE, en un ejercicio de verdadera memoria histórica. De aquellos lodos, estos barros.


6 respuestas a «Eligio Hernández, el PSOE y la unidad de España… o como ser tonto y parecerlo»

        1. Caballero, buenas tardes. El hecho de que haya secesionistas en Canarias no le da derecho a usted a catalogar a todos los canarios como tales. Desgraciadamente la lacra del secesionismo está extendida por toda ESPAÑA en algunos casos e incluso, como es de sobra conocido, cometiendo asesinatos para lograr sus espurios fines. Usted dice que ha vivido allí durante 50 años, pues bien yo he nacido allí hace 63 y toda mi familia es Canaria «desde siempre». Mi padre, un humilde labrador del campo me enseñó a creer en DIOS, a defender la Unidad de ESPAÑA y a luchar por la justicia social, del mismo modo que se lo he inculcado yo a mi hijo. NO TIENE USTED RAZÓN por muchas palabras malsonantes que utilice

  1. Yo creo que la cuestión de fondo no es si los canarios son de una manera o de otra. Los canarios, como el resto de los españoles, están intoxicados como en todos sitios por la propaganda enemiga, y por cada uno bueno hay 6 malos (aproximadamente) y 3 regulares, como en todos lados.
    La cuestión de fondo es que hace una semana en el programa de Pablo Motos «El Hormiguero» el presentador recibió a Felipe González y lo presentó como «el Presidente del Gobierno que modernizó España» (Señor, perdónalos porque no saben ni lo que hacen ni lo que dicen). Este «merluzo» -me refiero a Pablo Motos-, que no es canario (sino valenciano porque tontos hay en todos sitios), es el referente «cultural» de millones de españoles, (canarios y no canarios), que son la estupidez personificada, que aprenden Historia no de los libros sino de la televisión y del cine, y son los que hicieron posible que Zapatero fuera Presidente del gobierno por dos veces, (que es para matarnos a la mitad de los españoles y a la otra mitad mandarnos como esclavos a las minas de azufre del Imperio Romano), y los que sostienen al actual gobierno y su miseria moral.
    De los grandes males que el Gobierno del PSOE de Felipe González hizo a España en todas las áreas, en todos los ámbitos, y en todos los aspectos, en uno de los peores fue en el tema de la Justicia. El Ministro de Justicia masón, como él mismo ha reconocido y confesado, Fernando Ledesma, que hizo algo terrible que nunca se ha valorado suficientemente (está por escribir esta valoración): destruyó los archivos de antecedentes penales de los delincuentes masones y de los invertidos, privando a la sociedad española de este instrumento para defenderse de la delincuencia, y a los investigadores de una fuente de estudio sociológico, político, criminalístico etc. de las Fuerzas del orden y de un tipo de criminalidad, que con su destrucción se ha tapado para siempre. Y llenó a España de jueces socialistas por la puerta de atrás, que no es ya por socialistas sino porque los jueces rojos tienen un problema, y es que carecen del sentido ético para diferenciar lo que es su fanatismo político, su lavado de cerebro, su revanchismo y su odio, con lo que es la Justicia como ideal ético y jurídico, por eso los Tribunales rojos son tribunales de iniquidad e injusticia como la que padecemos en España desde entonces. Sólo hay que ver el caso Blanquerna y compararlo con incendiar la ciudad de Barcelona todas las veces que le da la gana a la extrema izquierda y separatista, el nivel de violencia que se alcanza, que no tiene ni punto de comparación y que sin embargo se zanja con impunidad judicial. O el propio planteamiento de los indultos a los separatistas, ya indultados previamente por el Tribunal Supremo del Sr. Marchena rebajando la calificaciones para hacerse el guay con al extrema izquierda.
    Uno de estos exponentes de los jueces rojos es este Eligio Hernández, alias el Pollo de El Pinar (en alusión a la localidad de la Isla de El Hierro donde nació). Una persona tosca, que no le puedes dar un empujón porque se le caen 6 ó 7 bellotas y un par de piñas, y que sin embargo lo encaramaron nada menos que a la judicatura y a la Fiscalía General del Estado.
    Ingresó en la carrera judicial en 1976 no como Juez de carrera sino vía AISS del Sindicato Vertical donde entró de letrado en 1974 (AISS = Administración Institucional de Servicios Socioprofesionales). A lo largo de mi vida profesional he conocido a unos cuantos que han entrado en la Administración pública vía sindicato vertical , no sé si será casualidad pero de todos ellos tengo una opinión pésima no, lo siguiente tanto desde el punto de vista de su cualificación técnico jurídica (que era nula, rondaba entre 0 y la nada, ni siquiera en cuestiones básicas de Derecho Administrativo tenían ningún conocimiento) como de su comportamiento ético, que los que yo conocí eran unos sinverguenzas, por decirlo suavemente, todos reconvertidos al PP o al PSOE. No lo puedo extender al «Pollo de El Pinar» porque yo no lo conozco profesionalmente, pero daba todo el perfil.
    En 1992 fue nombrado como Fiscal General del Estado. Sujetos como éste o como los que han venido después (Vicepresidenta de la Vega con Zapatero por meter el dedo en la llaga) como en este cargo da idea de la bajeza jurídica en la que ha caído España, con un lastre, hablo en general, sin personalizar en este sujeto, de jueces sociatas, unos con barba, (la mayoría), otros sin ella, que son una calamidad y que está por escribir el libro negro de la Justicia Española con este lastre, porque yo puedo tener mi forma de pensar, pero mi forma de pensar no me impide en un tema judicial buscar la verdad y adherirme a ella. No se me ocurriría ni por un momento robarle a nadie una sentencia como se roban los partidos de futbol por puro sectarismo. Ya hemos visto como la Justicia ha despachado al lider del Frente Polisario sin acordar medias cautelares para que pudiera salir huyendo de España donde tiene causas pendientes. El famoso «imperio de la Ley» que desgraciadamente en España es pura patraña.
    Los jueces rojos tienen el problema que si para que prevalezca su ideología tienen que hacer trampas las hacen sin pestañear. Por eso a los jueces rojos habría que apartarlos de la judicatura (y lo mismo con los fiscales), no por sectarismo sino porque son dictatoriales, juzgan por la ideología, y les puede más el fin «antifascista» que el respeto a las leyes.
    Este tío fue el que dijo que Dolores Delgado era una buena Fiscal General del Estado:
    https://diariodeavisos.elespanol.com/2020/01/eligio-hernandez-dolores-delgado-es-una-buena-fiscal-pedro-sanchez-ha-acertado-con-el-nombramiento/

    Este es el lastre que tiene España, de gente del PSOE en los poderes del Estado y en los distintos tramos de la judicatura para desgracia de los justiciables, es algo que se estudiará con horror el día que en España se acabe con la tiranía y vuelva a salir el sol.

  2. EL POLLO DEL PINAR tuvo que dimitir como fiscal general de la PSOE (pues eso e slo que era), cuándo sus amiguetes y correligionarios le avisaron de que el Tribunal Supremo iba a sentenciar en su contra -como así fue-, diciendo que no reunía los requisitos legales preceptivos para ser nombrado fiscal general…
    El tema de fondo es que se contabilizó el tiempo que fue gobernador civil, o delegado del gobierno como «ejercicio de una profesión jurídica», lo que es obvio que no era ni es correcto.
    ¡Cómo tampoco es correcto que se nombre a una ex ministra de justicia como fiscal general, también de la PSOE, sin solución de continuidad!
    Eligio ahora se dedica a ejercer de ABOGADO, prevaleciéndose de sus influencias políticas y jurídicas, al servicio de todos los mafiosos y traficantes de drogas que andan por las islas Canarias, que deben de ser muchos…
    (Díme con quien andas, y te diré como eres, dice el refrán).

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad