Elogio y necesidad de los agricultores españoles. (Recuerdo y homenaje a mis padres, Joaquín y María)

Procedo del medio rural, todos mis antecesores han sido agricultores y ganaderos, de los que se pagan el pan con sus manos, y el  sudor de su frente.

Y sería un mal hijo, y una mala persona, si no reivindicara el  trabajo de los hombres y mujeres del campo, sin un  día de vacaciones, auténticos esclavos de sus tierras y, sobre todo, de sus animales.

Recuerdo que cuando teníamos que ir a un evento familiar, una boda, un entierro, etc., mi padre solo les daba agua a los animales, pues al parecer les iba bien para limpiarse, y calmar el hambre.

¡Y cuándo  volvíamos a casa, nos decía que se había cansado más de llevar traje y corbata, que un día normal, trabajando!

Pues así les pasa a los agricultores españoles, a los que la UE ha transformado en los únicos burócratas que tiene a su servicio sin sueldo.

Tienen que pasar la mayor parte de su jornada cumplimentando innumerable papeleo, como  forma de dar “trabajo” a los que nada hacen, pues hay que hacerles todo…

O contratar gestores, abogados, asesores, que no son baratos precisamente, para cumplimentar todos los datos solicitados, cada día más agobiantes.

Se ve que los políticos, altos y bajos funcionarios de las UE, necesitan algo con que entretenerse, y justificar sus sueldazos.

La Ue, dirigida por la masonería, y por intereses ocultos, no mira por el campo español, sino en contra de la agricultura española, firma tratados con terceros países, como Marruecos, que no  cumplen ninguna de las obligaciones que se imponen a nuestros productos.

Y que, obviamente, son más baratos, pues allí el  coste de la mano de obra está por los suelos.

¡Estoy cansado de buscar judíos verdes que no vengan de Marruecos, o tomates de procedencia española, o, por lo menos francesa, que también tienen que cumplir la normativa de la UE!

¿Qué hacemos perteneciendo a una organización que solo  busca la ruina de la agricultura española…?

La UE es un gigantesco saco de mierda, y hace ya años, décadas, que todas sus políticas, curiosamente, van en perjuicio de España y de los españoles.

Mis convecinos y amigos de Laguarres están ya hartos, desanimados, y no les falta razón.

Son la última generación de agricultores.

Y su cierre por jubilación, abandono del  campo, etc., será también nuestra ruina, pues los productos agrícolas serán cada día más caros y peores, se abandonarán las zonas rurales, generando un aumento de la delincuencia, pérdida de las infraestructuras, etc.

Pero todo esto, ¿qué le importa a Pedro Sánchez,  si  a él sólo le interesa tener contento a Puigdemont…?

https://www.ramirograumorancho.com


7 respuestas a «Elogio y necesidad de los agricultores españoles. (Recuerdo y homenaje a mis padres, Joaquín y María)»

  1. Hay dinero para «la industria del cine», que en realidad es la ruina del cine, pues reciben más del doble de dinero en subvenciones que lo que consiguen facturar, pero no lo hay para ayudar a los agricultores españoles, dotar de medios materiales a los guardias civiles que se enfrentan con poderosas organizaciones de narcotraficantes, etc.
    Es decir, lo primero es lo primero, el Falcon, el Superpuma, etc., para ir ¡a Valladolid!
    Sánchez ES EL ENEMIGO PÚBLICO NÚM. 1 DE ESPAÑA, y conviene erradicarlo, y cuánto antes, mejor.

  2. El problema es esta sociedad enferma, cretina, aborregada, indolente y miserable que no se lanza en masa a la calle a acabar por las buenas o por las malas con este sinsentido y esta aberración porque prefiere el pan y circo, la cervecita, el fútbol, el porro y el colocón, el instagram y el tik-tok. Ni cuando estén muriéndose de hambre moverán un dedo, preferirán ir al matadero sin quejarse como borregos inmundos y aterrados que son.

  3. El consumidor español busca siempre o casi siempre, lo más barato…
    Y, casualmente, lo más económico viene de Marruecos, o de Hispanoamérica, Ssudafrica, etc.
    NO CONSUMIMOS PRODUCTOS NACIONALES, PREFERENTEMENTE, aunque sean un poco más caros, pues aquí los salarios son más altos, y las exigencias fitosanitarias más elevadas.
    ¿Y qué decir de los productos chinos, de ínfima calidad, y con muy escasas garantias sanitarias…?
    LA MIEL CHINA, por ejemplo, la recogen en bidones vacios de gasolina o gasoil.

  4. A estos psicópatas les sobra la gente, quieren la tierra, la propiedad para si. La Agenda, en realidad, es como quitarnos de en medio sin que se note mucho. Una vez corrompidos y diezmados a conciencia, limpiarán a placer su parcela, mientras tanto se frenan por sectores y plazos; divide y vencerás.
    No tengas hijos, no contamines, no gastes, no viajes, no te quejes, pero consume, paga multas e impuestos.
    A la gente de la ciudad la van empujado afuera, y a la del campo la van empujando afuera. Pero tranquilos, nadie se va a evaporar, nadie se va a quedar atrás; los lacayos masones como Sánchez o Feijó nos darán pasaporte y quedamos abajo.

  5. Están aplicando la Agenda 2030 en lo relativo a la alimentación humana: pérdida de la soberanía alimentaria de los países en favor de multinacionales, especialmente en Europa, espejo del mundo. Y traslado de producciones sectoriales a países tercermundistas, fácilmente corrompibles, para el sometimiento económico de la población mediante el control de los precios de los alimentos por estas multinacionales. La inflación en los alimentos para el empobrecimiento de la mayoría y enriquecimiento de la minoría. Un arma más de sometimiento para que, en el futuro, estemos tan preocupados por alimentarnos que no tengamos tiempo para otra cosa.

    1. Ahora ya están promocionando, por medio de películas «el consumo de carne humana», comno forma de dar «salida» a tantos millones de personas que, según ellos, sobramos…
      ¡Lástima que no den ejemplo, y se coman a sí mismos, claro que igual se envenenan!

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad