En España, el Estado de Derecho hace aguas. La Constitución y las leyes son pisoteadas por el propio Gobierno

Me veo en el deber, jurídico  y moral, de denunciar el golpe de estado anticonstitucional que se está perpetrando, por el propio Gobierno de España.

Hoy en día, los enemigos o adversarios, no son extranjeros, sino que anidan en el propio poder político, en el Consejo de Ministros.

Y hasta que los españoles no lo tengamos claro, no reaccionaremos en consecuencia.

Se está perpetrando, ante nuestras propias narices, un golpe de estado, no solo mediante la “ley” de amnistía –el papel lo aguanta todo-, sino mediante la acumulación de los tres poderes, legislativo, ejecutivo y judicial, en manos del felón.

El único que resiste, por ahora, es el poder judicial, como gato panza arriba, pero todo se andará, si no lo evitamos.

Nunca tan pocos habían hecho tanto daño a todos…, empezando por las Instituciones, que han okupado con personas abyectas, mediocres y chupaculos.

Siento decirlo, pero  así  lo veo, en conciencia.

La Constitución consagra como  principios básicos para ocupar cargos públicos los de igualdad, mérito y capacidad, pero en la práctica, lo que más se valora es ser amigo del  jefe, ser un traidor, un corrupto y un inútil.

Véase el  caso del Presidente de Correos, que después de arruinar la empresa pública, dejándola con más de mil millones de euros de pérdidas, se le “premia” con otro alto cargo.

La fiscalía general nunca ha sido tan del gobierno como ahora, y nadie duda de que, al final, el fiscal general del PSOE, o la teniente fiscal, no apreciarán delito terrorista alguno en el prófugo Puigdemont.

Y ello a pesar de que la Junta de Fiscales de Sala de lo Penal  del Tribunal Supremo, por amplísima mayoría, haya dicho, exactamente, lo contrario.

Nunca tan pocos habían hecho tanto daño a todos, pero nunca tan pocos pueden enderezar la situación, y me refiero al Tribunal Supremo.

Único Tribunal que es realmente Supremo, porque el Tribunal Constitucional, de clara composición política, es otra cosa…

Y los muy dignos Magistrados y Jueces, desde el primero al último en el escalafón, que deben seguir aplicando la Constitución y las Leyes, aunque les vaya su futuro profesional en ello.

En ellos confío, con la ayuda de Dios, y en el  apoyo que todos los españoles bien nacidos, debemos darles.

Que se sientan comprendidos y apoyados, frente a los inmisericordes ataques que reciben todos los días, desde el   BOE y todos los medios comprados por el régimen sanchista, empezando por “Lo País”, ese panfleto nauseabundo, que muchos llaman ya “El Putrefacto”.

La guerra será larga y cruenta, pero las únicas batallas que se pierden, son las que no se libran.

Dios con nosotros.

https://www.graueditores.com


12 respuestas a «En España, el Estado de Derecho hace aguas. La Constitución y las leyes son pisoteadas por el propio Gobierno»

  1. No se preocupe usted, señor Grau, que la Teniente Fiscal del Tribunal Supremo, una reconocida sectaria, pondrá «las cosas en su sitio».
    Y así, el Fiscal General del Gobierno -que no del Estado, no tendrá que mojarse el culo…

  2. En España sobran leguleyos, y faltan buenos juristas, como el autor.
    Por eso la mayoría están callados como las putas, pese a que el débil Estado de Derecho que tenemos, se va a pique…
    Hay muchos, demasiados, intereses creados.

  3. El sistema democrático se basa en la existencia de tres poderes, que sirven de contrapeso entre ellos: el ejecutivo, el legislativo y el judicial.
    El ejecutivo y el legislativo tienen a ser un solo poder, pues quienes tienen mayoría parlamentaria, son los que conforman el gobierno.
    Si esos dos poderes, el ejecutivo y el legislativo, quieren controlar y domeñar el poder judicial, como está sucediendo en España, entonces vamos hacia la desaparición del ESTADO DE DERECHO.
    Cuyo es el caso que nos ocupa y preocupa…

  4. Yo creo que la mayoría de la población está tan preocupada por llegar a fin de mes, que no son conscientes de que vamos camino de una tiranía (en la dictadura, ya estamos).
    Y cuando eso suceda, dentro de poco, SERÁ YA IRREVERSIBLE.

  5. Si por algún extraño milagro se enfrentara/plantara el Supremo contra el Constitucional; Sánchez, maduro, suprimiría el Supremo y se lo ratificarían en Bruselas.

  6. La separación de poderes es una patraña, una más del liberalismo.
    LO que le falta al Estado, con separación de poderes o sin ella es el principio de RECTA ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA.
    En España no hay Justicia ni Estado de Derecho no porque no haya separación de poderes, -que no la hay-, sino porque los Jueces y Fiscales no son personas íntegras y decentes con un sentido ético de su profesión y con el ánimo de buscar la verdad y adherirse a ella, dándole la razón a quien la tenga, tenga el color político que tenga.
    Un Fiscal que hoy hace un informe en un sentido y a los dos días otro en sentido contrario, es como esa escena de los Hermanos Marx, en que Groucho Marx dice la famosa frase «estos son mis principios, pero si no le gustan tengo otros».
    Hace unos meses el Fiscal General de Colombia dió una lección al mundo cuando mandó a su familia fuera del pais para que no la asesinaran, y él se quedó para cumplir con su deber. Ese sentido del honor no lo da la propaganda liberal, lo da el sentido ético de lo que es la Justicia y el compromiso ético de defenderla, como un militar defiende una posición cercada por el enemigo. La diferencia la da el sentido del honor que este señor tiene y que en España no tienen los Fiscales que son unos desalmados en general , con honrosas excepciones (que yo no he conocido nunca ninguna, pero tampoco tengo ningún billete de 500 € y por lo visto existen) y que se salve el que pueda. Quizás Margarita Mariscal de Gante, , a quien no conozco pero el hermano de un juez que fue compañero de promoción de ella me dijo una vez que su hermano juez que la conocía dijo que ponía la mano en el fuego por ella , quizás por eso la cesaron como Fiscal General del Estado.
    LO que estamos viviendo en España no es nuevo, Alejandro Dumas en el siglo XIX (1844) ya escribió «El Conde de MonteCristo» para hacer una crítica social entre otras cosas de lo corruptos que pueden llegar a ser algunos fiscales. Eso es lo que le falta a España, Alejandros Dumas que denuncien lo que que hay.

    El mamoneo que se trae el Gobierno con lsa Ley de amnistía sin taparse lo más mínimo , de hacer una ley a medida de las personas concretas destinatarias de la misma, sin que nadie mueva un dedo, no sólo demuestra la clase de gentuza que integra el Gobierno, sino también que los jerarcas del poder Judicial no son mucho mejores, Si lo fueran , si hubiera en España Jueces o Fiscales en la cúpula del Poder Judicial y Fiscal como el Fiscal General de Colombia, el Presidente del Gobierno y sus ministros estarían ahora mismo detenidos. No lo están porque en el fondo todos están en el ajo. Si se hubiera procedido penalmente contra Zapatero en su momento y le hubieran echado 30 años en un penal como Dios manda, no habríamos llegado a esta situación. Creo que hay un artículo en este diario del Español Digital titulado «Jueces Hipócritas» de hace unos meses, donde ya se anticipaba que el Tribunal Supremo archivaría la querella contra Pedro Sánchez, como archivó la de Zapatero.
    La Constitución y la Ley hace mucho que no tienen ningún valor ni siquiera en sede judicial, salvo que en un caso concreto políticamente interese aplicarla, que entonces con toda la jeta se invoca como el que da una lección, pero fuera de estos casos en que políticamente conviene, invocas preceptos concretos de la Constitución y la Ley y los propios jueces los excepcionan por la cara, por la puta cara para ser más exactos aunque suene peor.

    El art. 5, 4º LOPJ (Ley Orgánica del Poder Judicial) que formalmente está en vigor pero que en la práctica lleva años derogado por el propio Tribunal Supremo y Tribunal Constitucional, establece que en los casos en que proceda el Recurso de Casación ante el Tribunal Supremo (que como recurso extraordinario exige agotar antes las posibilidades de recurso ordinarias), bastará para fundamentarlo el invocar vulneración de precepto constitucional, Todo ello como garantía de la Constitución como norma jurídica que no puede ser vulnerada. La realidad es que invocas no la infracción de un precepto constitucional, sino la infracción de 20 ó 30 preceptos constitucionales a la vez, preceptos de categoría jurídica, básicos, y te topas con la triste realidad que el 98% de los Recursos de Casación se inadmiten a trámite y van a la papelera. Tal porcentaje cercano al 100% (que es casi del 100% si tenemos en cuenta que ese 2% restante es para los que ya sabemos, de modo que la gente corriente no tiene derecho a la tutela judIcial EFECTIVA) si algo demuestra es que el Derecho Fundamental a obtener la tutela judicial efectiva (art. 24 CE) no existe en un 98% de los casos.
    Esto lo están tolerando los políticos de todos los colores, que hacen las leyes para dar cobertura a toda esta situación, y lo están tolerando los jueces que en lugar de dedicarse a dictar sentencias justas, lo que hacen en un 98 % de los casos, es dedicarse a inadmitir recursos., porque la Justicia no es solo un Poder del Estado (separación de poderes) sino también un servicio público, y como servicio público de él sólo se puede decir que «peor imposible», por la falta de cualificación jurídica de los jueces, pero sobre todo por el nulo compromiso de muchos de ellos con el ideal de Justicia y con la honradez de buscar la verdad y adherirse a ella. Y en el Tribunal Constitucional igual, salvo que seas el canario de las raftas de Podemos o seas Otegui que entonces no sólo se te admite el recurso que se le niega a l reto de los españoles sino que además se estima cuando no llevan razón ni uno ni otro.
    LO malo no es que pase esto, que ya es malo de por sí, lo malo es que no hay ni una sola fuerza política que manifieste en su ideario que cuando llegue al poder todos estos van a ir a la calle por defraudar las expectativas de Justicia de la Nación Española.
    Mientras haya gente que se indigne con esta situación, como es el caso del autor de este artículo, al que hay que felicitarle por ello, todavía hay esperanza porque al menos queda encendida una pequeña luz en la oscuridad. Lo malo será cuando ya nadie diga nada, como ocurre con la Inquisición del siglo XXI que es la Agencia Tributaria que ya está todo el mundo de acuerdo en que pueda entrar a saco en el patrimonio de la gente por la cara, con el pretexto de que los impuestos son para hacer hospitales, pero que en realidad los hospitales no se hacen y el dinero acaba en los bolsillos de los políticos y de paises como Marruecos.
    Este espectáculo que se está dando con la Ley de Amnistía es para que nos metieran en la cárcel a todos, a unos por lo que están haciendo y al resto por quedarse mirando sin hacer nada. El que a dia de hoy tenga un cargo publico de relevancia, si hubiera Justicia el día de mañana, debería ser inhabilitado por no reaccionar contra este estado de cosas que está perpetrando el Gobierno. ESpaña es la Meca de la corrupción, este suceso lo está poniendo de manifiesto a tiempo real y para que pueda verlo todo el mundo. Luego dentro de 70 años dirán que esto era el régimen legítimo,a la legalidad republicana, como lo dicen ahora dela república del crimen. Menuda legalidad es esta que las leyes se hacen a medida de los delincuentes que se van a ver beneficiados de ellas y todo el mundo prestándose a la farsa, empezando por el Rey que fue el que propuso a Pedro Sánchez como candidato a la Presidencia del Gobierno cuando no acreditaba los avales y su obligación en tales circunstancias hubiera sido convocar elecciones, máxime sabiendo como se sabía lo que iba a pasar, que es lo que estamos viendo.
    Dentro de la desgracia hay una cosa que me consuela, y es que cuando los rojos hagan su revolución, aunque nosotros no lo veamos, todos estos jueces y fiscales que le están haciendo el juego al Gobierno, serán asesinados por los «sans coulotte» de las organizaciones bolcheviques. Roma no paga a traidores, y ya pasó en la guerra civil, de nada les sirvió a los jueces rojos servir al comunismo, al final a los ojos de las hordas, eran unos burgueses y los asesinaron en masa. No sobrevivirá ninguno, que a los ojos de los rojos de Vallecas o de Horcasitas, son solo unos pijos, empezando por los fiscales el odio que se han venido dedicando a arruinarle la vida a los «fascistas» por las cuestiones más superfluas, mientras los de sentido contrario han gozado y gozan de toda la manga ancha del mundo y una poca más para decir lo que les plazca y para hace lo que quieran. Yo no lo veré porque yo caeré antes, pero sucederá, y eso me llena de satisfacción.
    Enhorabuena al autor.

    1. Estimado señor, coincido con muchas de sus afirmaciones…
      Y es más, creo que su comentario es mejor que el artículo.
      Y, precisamente por ello, invito a EL ESPAÑOAL DIGITAL a publicarlo como un artículo, obviamente si a usted le parece bien, o quiere retocar o cambiar algo, etc.
      Cordiales saludos.

    2. Estimado señor, coincido con muchas de sus afirmaciones…
      Y es más, creo que su comentario es mejor que el artículo.
      Y, precisamente por ello, invito a EL ESPAÑOAL DIGITAL a publicarlo como un artículo, obviamente si a usted le parece bien, o quiere retocar o cambiar algo, etc.
      Cordiales saludos.

    3. Salvo error por mi parte, y creo que no, doña Margarita Mariscal de Gante fue MINISTRA DE JUSTICIA, y no Fiscal General del Estado.
      Gracias por la atención.

      1. D. Anton
        Muchas gracias por su comentario porque ha servido para corregir un error mío.
        El error ha consistido en que yo a quien quería referirme era a Doña. Consuelo Madrigal, que fue Fiscal General del Estado, pero como he escrito de memoria, ésta me ha fallado y he hablado por error de Margarita Mariscal cuando quería hablar de Doña. Consuelo Madrigal.

        Su comentario ha servido para destapar mi error, y efectivamente Doña. Margarita Mariscal fue Ministra de Justicia, pero yo a quien quería referirme en mi comentario era a Dña. Consuelo Madrigal.
        Muchas gracias

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad