En España hay más de un millón de pesebreros

Desde la llegada al poder de Pedro Sánchez, “para convocar elecciones”, hace menos de tres años, el número de empleados públicos se ha incrementado en más de medio millón de pesebreros.

La mayoría enchufados a dedo, por medio de concursos amañados, nombramientos de altos cargos, asesores, personal eventual, de confianza, de libre designación, etc.

El funcionario por oposición está empezando a ser un dinosaurio en vías de extinción,  y, encima, mal visto por sus superiores, nombrados digitalmente, y por la mayoría de sus compañeros, reclutados con el carnet del PSOE en la boca.

Hemos pasado de 13 ministerios a 23, es decir, casi el doble, con el  consiguiente incremento de secretarios de estado, o viceministros, subsecretarios, secretarios generales técnicos, directores generales, etc.

Y asesores a patadas, muchos de ellos escasamente con el graduado escolar, que en nada pueden “asesorar”, pues nada saben.

Son, simple y llanamente, “comisarios políticos” del partido correspondiente, liberados de trabajar, y cuya única función es hacer política partidista, pero, eso sí, pagamos con el dinero de todos los españoles, no del partido o partida correspondiente…

Las diecisiete autonosuyas siguen aumentando sus plantillas, y la reciente “ley de interinos” (que será ley, pero no Derecho), regalará una plaza de funcionario a varios cientos de miles de personas.

Personas ingresadas, en la mayoría de los casos, también a dedo.

Todo ello en contra de los principios constitucionales de igualdad, mérito y capacidad… Pero eso, ¿a quién le importa?

Hay tantas administraciones públicas, local, comarcal, provincial, autonómica, estatal y de la UE, que amenazan con convertirnos a todos en empleados públicos.

Y entonces, ¿quién trabajará realmente, y pagará el IVA y el venía, etc.?

Las administraciones públicas, los chiringuitos, las “ocurrencias”, empresas públicas, pero que gestionan con criterios partidistas, prácticamente todas deficitarias, son la pescadilla que se muerde la cola.

España se encamina a la ruina económica, política y social, de la mano de Pedro Sánchez, el falso doctor en economía.

El vencedor del volcán de La Palma, del Covid, del terrorismo, del separatismo, etc.

Sólo que los muertos que dice haber matado, gozan de buena salud.

Mientras tanto, el PP sigue sin hacer oposición, y VOX amaga con hacer, pero tampoco hace, e incluso se permite votar a favor de que el gobierno puede hacer lo que le dé la gana con los préstamos de la UER, sin control parlamentario alguno…

¿A quién creen que votarán este millón de pesebreros, y sus familias, cónyuges, padres, hijos, etc.?

https://www.graueditores.com


11 respuestas a «En España hay más de un millón de pesebreros»

  1. * FRANCO gobernaba España con guante de seda y mano de hierro, con 700.000 funcionarios. Y sin ordenadores, informática, etc.
    En 1975 españa tenía 35 millones de habitantes.
    * SÁNCHEZ «necesita» 3.500.000 empleados públicos, CINCO VECES MÁS, y con informática, ordenadores, etc., para «gobernar» una España de 47 millones de habitantes.
    * En el franquismo los sueldos de los empleados públicos eran más bajos que los de la empresa privada, pero tenían seguridad laboral.
    * Ahora siguen teniendo seguridad laboral, y no hay forma de echarles, sancionarles, etc., PERO COBRAN MÁS QUE EN LA EMPRESA PRIVADA.
    Quien quiera entender, que entienda…

    1. En tiempos del CAUDILLO, los militares, guardias civiles, y funcionarios públicos en general, cobraban unos salarios bastante parcos, como correspondía a una España dónde todos tenían que abrocharse el cinturón.
      Ahora, en cambio, con el país al borde de la quiebra, los salarios públicos son excesivamente elevados, prácticamente sin productividad, con un gran exceso de empleados públicos -no les llamo trabajadores, para no ofender a los verdaderos trabajadores-, etc.

  2. El PSG, Partido Socialista Genocida, es la encarnación de la mentira.
    Me acuerdo perfectamente en una sesión parlamentaria cuando el entonces gobierno de España había entrado sin más en la OTAN-USA, al mentiroso líder del PSG desde su escaño y de pie gritando: «¡Si por minoría hemos entrado por mayoría saldremos!», y la últimas palabras casi no se entendía por el atronador aplauso y griterío.
    Y el PSG sacó mayoría y tomo el Poder con su «¡NO a la OTAN!», y siguió en el Poder hasta conseguir la ¡Secretaría General de la OTAN…!
    Y el Partido Socialista Genocida siempre que ha tomado el Poder coloca a los suyos y a los que quieren ser de los suyos en pesebres, como fue y es el caso de Andalucía, caso no excepcional pero si muy conocido; pero eso mismo pasa en Catlaluña, en Vascongadas y en Baleares con los secesionistas cuyo cometido es colocar a los suyos cuanto más mejor.
    Pero eso no es nada, si se culmina el Pacto del Masón con Satanás: Satanás les dará el Poder a cambio de la pobreza, la sangre y la muerte de este territorio todavía llamado España.
    ¿Qué debemos hacer los españoles…? Pues rezar y confiar en Dios con serenidad e inteligencia, para no caer en las trampas que pondrán para su beneficio -ejemplos, el 23-F-, el 11-M, el…-.
    «¡Despierta Señor y sálvanos que perecemos…!». Pero Dios no duerme ni se hace el dormido, somos nosotros que el miedo nos paraliza y acobarda: Cuando Dios diga, intervendremos, cuando Dios diga, no cuando lo diga cualquier mindundi se disfrace de vidente, de militar o de madre abadesa.
    ¿Y si Dios no dice nada…? Pues «ajo y agua», rezar y confiar, porque Dios tiene la Última Palabra: y Dios no miente.

    1. Sí, es verdad todo lo que dice, pero a Dios rogando, y con el mazo dando.
      ¿O cómo cree que se libraron de los musulmanes nuestros antepasados…?
      Pues ahora los musulmanes son los coviidiotas, los camunistas, los separatistas, las feministas, los ecologistas, y todas esas marcas blancas del comunismo y del judaismo mundial.

    2. Unos siervos, que no ciudadanos, que no hacen nada para defenderse del gobierno genocida, y defender sus derechos e intereses legítimos, la sagrada institución familiar, la propiedad privada, el ahorro, etc., SE MERECEN TODO LO QUE LES PASE.
      Lo malo es que vamos a pagar justos por pecadores.

    3. Les recuerdo que la Guerra Civil española 1934-1939 fue anunciada por la Madre de Dios, y avisó que la Guerra comenzaba en 1933, y además señalaba el Bando vencedor.
      La Madre de Dios avisaba de la Guerra de «tres años y medio año», que es un simbolismo que significa, un tiempo de guerra, o un tiempo de calamidades naturales, un tiempo de hambruna, o un tiempo de enfermedades.
      Y pedía a los suyos que se fueran «a los desiertos», que es otro simbolismo que se traduce como no tener nada física y espiritualmente y entregarse y depositar toda la confianza y amparo en Dios.
      Ya hubo la trampa con el cuento del Ogro ,el asesinato del almirante Carrero su chofer y su escolta, que se lo creyeron todo y todos.
      Y otra trampa donde algunos amenazaron con el mazo 23-F.
      Y otra más creible por haber mucha sangre y muerte, el 11-M, que también se la tragaron casi todos.
      Así pues y en vista del buen resultado que les han dado a los hijos de Satanás, no se preocupen que habrá más trampas
      Mientras tanto: a Dios rogando y… «agua de borrajas».
      AGUA DE BORRAJAS:
      Jaime Ignacio del Burgo denuncia en el Supremo a Sánchez, Calvo, Iglesias, Illa y Marlaska por permitir el 8-M con 17 muertos:
      https://okdiario.com/investigacion/del-burgo-denuncia-supremo-sanchez-calvo-iglesias-illa-marlaska-permitir-8m-17-muertos-5747997
      Una asociación lleva a Pedro Sánchez ante La Haya por delitos de lesa humanidad en la gestión del Covid-19
      La Asociación Española de Afectados y Víctimas del Covid-19 denuncia que su gestión es responsable de miles de muertes evitables:
      https://www.abc.es/espana/abci-asociacion-lleva-pedro-sanchez-ante-haya-delitos-lesa-humanidad-gestion-covid-19-202006091524_noticia.html?ref=https%3A%2F%2Fwww.google.com%2F
      La Corte Penal Internaciona registra las denuncias que se presentan pero…: cuando se trata de una denuncia presentada por un particular o por una asociación, ni la investiga y menos la juzga.
      Y ya puestos añadir AGUA DE BORRAJAS, también esta:
      Denuncia presentada el 6 de diciembre del 2021 ante la Corte Penal Internacional por crímenes de lesa humanidad:
      https://www.xn--elespaoldigital-3qb.com/denuncia-presentada-el-6-de-diciembre-del-2021-ante-la-corte-penal-internacional-por-crimenes-de-lesa-humanidad/

  3. Lo que dice este artículo es la pura verdad, pero la conclusión a la que se puede llegar, sobre todo en los comentarios, de que los funcionarios son una basura (aunque en buena parte pueda ser verdad) o que la Función Pública debe desaparecer o adaptarse a la «empresa privada», es un mensaje erróneo e injusto, y además de los más nefastos.

    Yo tuve que marchar de mi tierra porque si no eras del PSOE en una Administración o del PCE en otra, no trabajabas en la Administración, y llevo más de 25 años ininterrumpidos luchando contra la corrupción administrativa, en la que se implican poquísimos funcionarios, y los jueces ninguno. De modo que no deja de ser curioso que sea yo, con este «historial», quien rompa una lanza por la Administración Pública.

    Es verdad que la Administración Pública está echada a perder, pero está podrida porque la sociedad y la clase política están igualmente podridas , y porque el Poder Judicial/Fiscalía están podridos, si no fuera así la Administración Pública no estaría en el estado de degradación moral y jurídica en el que se encuentra.
    El art. 41, 1º LEC (Ley de Enjuiciamiento Civil, supletoria en los procedimientos contencioso- administrativos) tiene verdina y está totalmente oxidado porque los Tribunales de lo Contencioso-Administrativo, que se supone deben velar por la legalidad de la actuación administrativa (art. 106, 1º CE) , y la Fiscalía que debe velar por la legalidad y promover la acción de la Justicia (art. 124 CE), no hacen ni unos ni otro uso de este art. 41, 1º LEC ni en los casos de más grosera ilegalidad de la actuación administrativa (de las personas concretas que se esconden detrás de la palabra «Administración Pública», y prevaliéndose de sus potestades toman decisiones ilegales con total impunidad).

    El jardín más bonito del mundo, si lo dejas totalmente abandonado, no lo riegas, no lo podas, no recoges las hojas muertas, etc. etc. al final acaba convirtiéndose en una selva. Esto ha pasado con las FFAA y esto ha pasado sobre todo con la Administración Pública civil.

    Ahora bien, siendo todo esto cierto, no lo es menos que el verdadero funcionario es una garantía para los ciudadanos. La fijeza en el empleo de los funcionarios no está establecida así porque sea un «privilegio» para los funcionarios (cuando se estableció en tiempos de Franco los trabajadores normales también gozaban de fijeza en el empleo si no tan intensa, casi, porque el despido libre estaba prohibido y además era delito), sino que está establecido así en garantía de los ciudadanos, aunque de esta garantía también se beneficie el funcionario. Y es garantía porque el funcionario en el cumplimiento del deber no teme que en represalia sus jefes lo puedan despedir, y esto está establecido así en defensa del interés público, para que el funcionario no tenga nada que temer al respecto. Cuestión esta que los ciudadanos desconocen víctimas de la propaganda que pretende dos cosas:
    – cargarse el sistema público para volver al sistema decimonónico clientelar que permitía con cada cambio de gobierno cambiar los funcionarios, que es un sistema clientelar que en parte es el que está vigente en España con los altos cargos de la Administración.
    – precarizar aún más el trabajo en España, porque esos que critican que los funcionarios puedan disfrutar sus vacaciones anuales o acudir al médico cuando están enfermos, como si fuera un privilegio, en realidad lo que buscan es erradicar estos derechos de la Administración Pública, como en no pocas ocasiones están erradicados de facto en los trabajadores de las empresas privadas, cuando lo correcto sería no quitarlos allá donde existen sino extenderlos (la normalización de su ejercicio, porque el reconocimiento legal existe) a los trabajadores de la empresa privada que de facto tienen problemas para su ejercicio, como sufren otra clase de abusos.
    Los que pican en este engaño le hacen el juego al Capitalismo y a los que tienen trabajadores para explotarlos obteniendo un enriquecimiento injusto de su actividad empresarial.

    En contra de lo que suele oirse con frecuencia en debates por televisión, donde se pondera a la empresa privada como paradigma de las excelencias en detrimento de la Administración Pública, eso es otro cuento más de los muchos que circulan. Generalizar es muy peligroso, y hay que ir a cada caso concreto, pero en términos generales eso de que la empresa privada funciona mejor que la Administración Pública es otra falacia más: el rigor, la honestidad, la legalidad etc. de la actuación administrativa, le da mil vueltas a la actuación de la empresa privada. Sólo hay que ir a un banco, y ver cómo el afán de servicio es nulo, cómo arbitrariamente los recibos sólo se pueden pagar en determinados días de la semana, no todos, y a determinadas horas concretas, y un trato despótico con el ciudadano corriente.
    Es verdad que la Administración se ha deteriorado mucho en los últimos 15 años, pero aún así está a años luz del trato y la indefensión que puedes sufrir en una empresa mercantil.
    Daría para mucho hablar de este tema, pero que la «privatización» le da mil vueltas a lo público eso que se lo cuenten a otro, a pesar de la ineptitud y corrupción que hay en determinados ámbitos de la Administración Pública. En el ámbito privado prima el «interés», en el ámbito público prima lo que diga la Ley, sin mamoneos, y si hay mamoneos es que alguien, al menos dos, no están cumpliendo con su deber: el que lo hace mal y el que por encima de él lo consiente o incluso lo promueve.
    El día que desaparezca el funcionario como tal, los primeros que van a salir perdiendo van a ser los ciudadanos, porque si ahora hay pocas garantías (cuando debería haberlas todas si se cumpliera el código ético de los arts. 52, 53 y 54 del Texto Refundido del Estatuto Básico del Empleado público), entonces llegado el caso no existirá ninguna. Y los que propugnan tal cosa lo que buscan es justamente esto: acabar con todas las garantías y con la seguridad jurídica.

    En cuanto a que los sueldos de los funcionarios están muy por encima de los sueldos en la empresa privada, no es verdad, la verdad es a la inversa, otra cosa es lo que ha proliferado de un tiempo a esta parte, de pagarle a un licenciado universitario 400 € , que solo el piso para ir a trabajar a esa ciudad le cuesta el doble, como un abuso más del capitalismo salvaje y del enriquecimiento injusto que se practica impunemente en España, y que esto se vea como normal en España como se ven tantas cosas desde que Girón de Velasco no está para combatirlas. Pero esto no es así ni de lejos. En España hay una progresiva proletarización de las clases medias y un paulatino empobrecimiento del que no escapan tampoco los funcionarios. Es la clase política la que está empobreciendo a España y a los españoles, no los funcionarios, otra cosa es que interesadamente se señale a los funcionarios para que así los que están empobreciendo al país lo puedan seguir haciendo sin que nadie se fije en ellos.

    Yo también estoy en contra de las Autonomías, pero ojo con por esquivar la liebre no estrellarnos de frente con el árbol. La Administración General del Estado tiene un cuadro de funcionarios ineptos y quitaverguenzas de los políticos, Subdirectores en particular y otros cargos intermedios, sin ninguna vinculación con la legalidad, que quitar las CCAA como la panacea de todo tampoco, no nos vayamos a creer que porque sea la Administración del Estado da ejemplo que el ejemplo que da es para echarse a llorar. Falta en España una Inspección General de Servicios merecedora de tal nombre, falta una clase política honrada y ejemplar que la hubo y hace 50 años que no la hay, y falta un Poder Judicial que no parezca que no les pagan un sueldo ni que la iniquidad y la injusticia ni les va ni les viene. La Administración al final es reflejo de sus jefes y de la sociedad, y no sé qué está peor en España si los jefes en particular o la sociedad en general.

  4. Estoy cansado de pleitear, primero como funcionario público, y ahora cómo abogado, y siempre he encontrado enfrente, a unos fiscales y jueces que pasan de todo, y salvo alfguna -rara- excepción, sólo les interesa trabajar lo menos posible, pues, al fin y al cabo, van a cobrar lo mismo.
    Y es una pena, además de una gigantesca estafa a los ciudadanos que les mantenemos, y que pensamos -ingenuamente-, que vamos a recibir justicia, que la justicia es igual para todos, etc.
    Por lo demás, totalmente de acuerdo con su brillante y exhaustivo comentario.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad