Erecciones uropeas

Leyendas de dioses y hadas,

Sitúan en Creta a una bella,

Joven y alegre doncella,

En tierra de Canaán criada.

La moza, quizás dejada

Por sus padres, mucho sola,

Le cogió gusto a las colas,

(Del ganado, no confundan),

Que agitaban esas tundras

De olivos y de amapolas.

 

El caso es que esa ricura,

Se enamoró cual ternera,

De un toro blanco y hortera,

Que ni era bravo ni Mihura,

Pues guardaba en sus costuras

De cuero espurio y tunante,

A un diosecillo arrogante,

Que del Líbano al Trastévere,

Raptaba todas las púberes

Que se le ponían delante.

 

Cierto es que hay que probar,

Que por zoófila la ninfa,

No se le fuera la pinza,

Y nadie la hubo de raptar.

Pues lo del alzar al altar

Feminista de esta Europa,

El consentimiento idiota,

No se acostumbraba en Creta,

Donde ella mostró sus… tretas,

Sin decir ni mú y sin ropa.

 

Capricho o rapto, el becerro

Y la muchacha: ella y él,

Se entregaron al placer

«Yesterdey, tudey and tomorro»,

Concibiendo tres cachorros,

Mitad hombres mitad toros,

Que a cambio de mucho oro,

El rey de Creta adoptó

(Con tantos cuernos, pensó,

Los míos… harán los coros).

 

Y ese toro enamorado…

De la una, y de la otra,

En Creta dejó su impronta.

Con el tiempo a su legado,

Bestial y degenerado,

Como a la ninfa llamaron;

Con doce estrellas la auparon.

Dicen que por emular,

La Concepción Virginal:

Triste broma del Diablo.

 

Y ahora con cada lustrillo,

Baja Zeus hasta «Uropa».

Y hasta arriba de farlopa,

La engendra, en el escrutinio

Setecientos veinte pillos,

Medio hombres, medio vacas.

Rumian luego sus bicocas:

Unos gritan que dan caña,

Otros contestan patrañas:

Todo es «pa» llenar sus bocas.

 

Pues tales»miembras» y miembros,

Engendros de buey y puta,

Son sólo la hoja de ruta,

Del condenado Abadón.

No son ellos Katehón,

Aunque citen al Ausente:

Son sólo el triste presente,

Que rinden a su ambición.

Pues no hay otra solución:

Que arda el Reichstag… y su gente.


4 respuestas a «Erecciones uropeas»

  1. Como siempre, JAIME, eres el mejor poeta que en el mundo ha sido…
    Y merece la pena entrar en el ED para, poder disfrutar de tu lustre poético.
    Y te pido que repitas estas divertidas y deliciosas métricas a menudo.
    Gracias de nuevo

  2. El toro burlón Rockefeller( marrano ) y la tierna Uropa deslustrada, demoledores del antiguo orden. El cornudo, que no es toro en realidad, le dio a comer la manzana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad