Errores Doctrinales de los que ven un cambio de Doctrina en cualquier documento del Magisterio)

Ver un cambio de doctrina o herejía en el documento Amoris Laetitia o en cualquier documento Oficial del Magisterio (Acta Sedis) tiene explicación y raíz en dos errores teológicos fundamentales.
–1. Una nueva versión de la  Libre Interpretación.
–2.  Negar Indirectamente y sin darse cuenta de la Indefectibilidad de la Iglesia. (Que las Puertas del Infierno han triunfado, que Cristo nos Mintió cuando dijo que Estará TODOS los días hasta el fin del mundo).
La libre interpretación es  leer los documentos del Magisterio y darle un interpretación privada basada en la opinión personal  y no en la interpretación que le da el Magisterio. Este error lo siguen no solo los que ven ¨herejía¨ en Amoris Laetitia sino especialmente los Lefebvristas que ven supuestas y falsas ¨herejías¨ por aquí y por allá, en los documentos del Segundo Concilio Vaticano, y en casi todos los documentos Magisteriales de los últimos 50 años, en las encíclicas de San Juan Pablo II,  en el Catecismo, etc., etc.
Es muy cierto que el Papa puede ser cobarde, débil, negligente criminal como Honorio, o puede ser de muy bajo coeficiente intelectual, o incluso decir DISPARATES cuando este dando chistecitos y bromas con los periodistas en el avión. También puede decir herejías horrorosas cuando da discursos o cuando organiza conferencias o congresos ridículos en el Vaticano, etc., PERO LOS DOCUMENTOS OFICIALES ACTA SEDIS, esos nunca jamás pueden contener error doctrinal o moral alguno.
La raíz de este error Neo Luterano de Libre Interpretación es poner la opinión e interpretación personal privada  de los Documentos por encima de la interpretación del Magisterio.

—Cardenal Ratzinger (carta al arzobispo Lefebvre, 28 julio 1987): “Divinamente instituida, la Iglesia tiene la promesa de asistencia de Cristo hasta el final de los tiempos. …Dándole su interpretación PERSONAL a los textos del Magisterio estaría usted cayendo en el MISMO LIBERALISMO que pretende combatir. . . Asegurado en la promesa de Cristo, el Papa NUNCA será capaz de oponerse a la Santa Tradición ni al magisterio autentico.”

—-Cardenal Muller, Prefecto Congregación de la Doctrina de la Fe (2013):  “Los que consideran el último Concilio como una ruptura en la Tradición de la Iglesia aplican una interpretación HERETICA de aquel gran evento eclesial. Este ERROR doctrinal no es una característica exclusiva de innovadores modernistas, pues lo cometen incluso los sectores neo-tradicionalistas que piensan que el Vaticano II ha dado la espalda a la “Iglesia de siempre”…hay una interpretación HERETICA que se opone a la interpretación correcta esta es la hermenéutica de la ruptura, tanto en la facción progresista como en la facción tradicionalista”.
—-S.S Pablo VI (carta a Lefebvre, 1976): “Este es el asunto esencial…Cristo le ha dado la suprema autoridad de SU Iglesia a Pedro y al Colegio apostólico, esto es al Papa y al colegio de Obispos una cum Capite. Por su naturaleza “el encargo de enseñar y gobernar no puede ser ejercitado excepto en comunión jerárquica con la cabeza del Colegio y con sus miembros” (Constitución Lumen Gentium, 21; cf. también 25). A fortiori, un solo obispo sin misión canónica no tiene en actu expedito ad agendum, la facultad de decidir en general lo que es regla de fe o determinar lo que es Tradición.”
—–Dr. Dietrich Von Hildebrand,: “…seria obviamente COMPLETAMENTE EQUIVOCADO en CUALQUIER MANERA cuestionar su validez como una reproducción del Sacrificio del Calvario, como DESGRACIADAMENTE algunos Católicos ortodoxos han hecho. Y esto además de decir que también seria COMPLETAMENTE EQUIVOCADO EL DESOBEDECER CUALQUIERA DE LOS MANDATOS DEL SANTO PADRE REFERENTES AL NOVUS ORDO Y LA LITURGIA TRIDENTINA.” (El Viñedo Devastado, Dr. Dietrich Von Hildebrand, capitulo VIII, 1985)
—La Religión Demostrada: “Nadie es libre para explicar a su manera la Sagrada Escritura y la TRADICIÓN; debemos someternos a la Iglesia DOCENTE, establecida para decirnos lo que debemos creer y lo que debemos obrar….Por ese motivo el Gobernador Supremo de la Iglesia y los obispos EN COMUNIÓN con el son los UNICOS interpretes legítimos e infalibles de las Escrituras y de la TRADICIÓN, la única regla de la fe y de la moral.” (La Religión Demostrada, Pág. 449, P.A Hillaire, edición Mons. Agustín Piaggo, 1944, Barcelona, Nihil Obstat, Imprimatur)
 —Cardenal Ratzinger (Carta a Lefebvre,1983): “…habla usted de «afirmaciones o expresiones del Concilio que son contrarias al Magisterio oficial de la Iglesia». Además usted enumera tres textos conciliares “incompatibles”, a su modo de ver, con el Magisterio pasado, añadiendo incluso «etc.»… No puede afirmar la incompatibilidad de los textos conciliares – que son textos Magisteriales – con el Magisterio pasado y la Tradición. Le es posible decir que personalmente, no ve esta compatibilidad, y en consecuencia puede pedir a la Sede Apostólica explicaciones. Pero si afirma la imposibilidad de tales explicaciones, se OPONE PROFUNDAMENTE a estructura FUNDAMENTAL de la FE católica. Sólo es auténtica y tiene autoridad la interpretación del Magisterio, que es el intérprete de sus propios textos: ya que los textos conciliares no son los escritos de tal o cual experto; son documentos del Magisterio.” (Cardenal José Ratzinger, 1983)
Y el segundo y profundísimo error es que los que ven supuestas errores en los documentos Oficiales del Magisterio es que los que hacen esto sin darse cuenta e indirectamente están negando la Indefectibilidad de la Iglesia, ósea indirectamente están diciendo que la Iglesia puede fallar, que la Iglesia comete errores en sus documentos oficiales, lo cual va contra la divina promesa  ¨ESTOY CON VOSOTROS TODOS LOS DIAS HASTA EL FIN DEL MUNDO¨.
El Dogma de la Indefectibilidad es la garantía Divina que la Iglesia no fallara jamás, esto es que a pesar de los errores y pecados de los miembros individuales de la Iglesia, incluso a pesar de todos los Papas pecadores, cobardes, negligentes de la historia, a pesar de que grandes segmentos de la Iglesia caigan en el error como el Arrianismo, o a pesar de que miles de curas y obispos sean pedófilos, la Iglesia siempre existirá, no podrá ser destruida, siempre será un organismo jerárquico, y en sus documentos oficiales dirigidos a toda la Iglesia universal, será infalible por siempre.
La Indefectibilidad de la Iglesia esta garantizada por la asistencia Divina todos los días hasta el Fin del Mundo y por la divina promesa de que Las Puertas del Infierno NO prevalecerán sobre ella.
–San Francisco de Sales:  «…decir que la Iglesia erra no es menos que decir que Dios erra, o lo mismo que decir que El quiere que nosotros erremos, lo cual es una gran blasfemia» (La controversia Católica, pag 70)
–León XIII (1896): «Si el Magisterio viviente pudiera de alguna forma equivocarse seguiría una evidente contradicción, pues entonces Dios sería el autor del error. «Señor, si estamos en el error, vos mismo nos habéis engañado» . (Satis Cognitum)
Es muy importante ver que la Indefectibilidad perpetua de la Iglesia es siempre constante, todos los días hasta el fin del mundo, y no solo en algunas épocas o solo en algunos de los documentos oficiales del Magisterio, o solo si el Papa es docto y bueno, o solo si hay suerte y tenemos un buen Magisterio o buen Papa en determinado momento.    La Indefectibilidad de la Iglesia es siempre constante, independientemente si el Papa es bueno o malo, santo o negligente criminal como Honorio, y por lo tanto la Iglesia en sus documentos Oficiales del Magisterio es infalible por siempre. Palabras claves son ¨SIEMPRE¨ y ¨NUNCA¨.  Estas palabras demuestras que la Indefectibilidad es constante, en el 100% del tiempo.
— Enciclopedia Católica (1907, Nihil Obstat, Imprimatur): La Iglesia no puede experimentar NUNCA un cambio constitucional que la haga, como organismo social, algo distinto de lo que originalmente era. NUNCA puede corromperse en fe o moral; ni puede perder NUNCA la jerarquía apostólica, ni los sacramentos a través de los cuales Cristo comunica la gracia a los hombres. . . El don de indefectibilidad claramente no garantiza a cada parte de la Iglesia contra la herejía o la apostasía. La promesa se hizo al organismo en su conjunto. Las Iglesias individuales pueden corromper su moral, caer en la herejía, incluso apostatar. Sólo a una Iglesia particular se le garantiza la indefectibilidad, a saber, a la sede de Roma. A Pedro, y en él a TODOS sus sucesores en el cargo de supremo pastor, Cristo encargó la tarea de confirmar a sus hermanos en la Fe (Lucas, 22, 32); y así, en la Iglesia Romana, como dice Cipriano, “la infidelidad no consigue penetrar” [Ep. lv(lix), ad Cornelium]. Los diversos colectivos que han abandonado la Iglesia naturalmente niegan su indefectibilidad.
-–Primer Concilio Vaticano, Constitución dogmática Pastor Aeternus (18 de julio de 1870): ¨ . . . ellos sabían muy bien que esta Sede de San Pedro SIEMPRE PERMANECE LIBRE DE ERROR ALGUNO según la divina promesa de nuestro Señor y Salvador al príncipe de sus discípulos: «Yo he rogado por ti para que tu fe no falle; y cuando hayas regresado fortalece a tus hermanos». Este carisma de una verdadera y NUNCA deficiente fe fue por lo tanto divinamente conferida a Pedro y sus sucesores en esta cátedra, de manera que puedan desplegar su elevado oficio para la salvación de todos, y de manera que todo el rebaño de Cristo pueda ser alejado por ellos del venenoso alimento del error y pueda ser alimentado con el sustento de la doctrina celestial.¨
–Catecismo de Baltimore (1891): La Indefectibilidad significa que la Iglesia NUNCA podrá cambiar la doctrina que Nuestro Señor enseño, y que NUNCA dejara de existir. Cuando decimos que la Iglesia es infalible queremos decir que no puede enseñar error mientras exista; pero cuando decimos que es indefectible, significa que durara para SIEMPRE y que será infalible por SIEMPRE, y que también que SIEMPRE será la misma que Nuestro Señor fundo. (Catecismo de Baltimore, Rev. Padre Thomas L. Kinkead, Nihil Obstat: D. J. McMahon, Censor Librorum, Imprimatur: *Michael Augustine Arzobispo de Nueva York, septiembre, 1891).
—Papa León XIII (SATIS COGNITUM): «Y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella». «¿Qué es decir contra ella? ¿Es contra la piedra sobre la que Jesucristo edificó su Iglesia? ¿Es contra la Iglesia? La frase resulta ambigua. ¿Será para significar que la piedra y la Iglesia no son sino una misma cosa? Sí; eso es, a lo que creo, la verdad; pues las puertas del infierno no prevalecerán ni contra la piedra sobre la que Jesucristo fundó la Iglesia, ni contra la Iglesia misma» . He aquí el alcance de esta divina palabra: La Iglesia apoyada en Pedro, cualquiera que sea la habilidad que desplieguen sus enemigos, no podrá sucumbir JAMAS ni desfallecer en lo más mínimo.  Si Dios ha confiado su Iglesia a Pedro, ha sido con el fin de que ese sostén invisible la conserve SIEMPRE en TODA su integridad.
Igualmente la Indefectibilidad de la Iglesia NO depende de la habilidad o inteligencia o valentía o atributos personales humanos del Papa. El Papa puede ser un gran pecador como Virgilio o puede ser un negligente criminal como Honorio  o puede ser cobarde, etc., etc. La Indefectibilidad NO depende de los atributos humanos del Papa en su persona. La Indefectibilidad es Divina, es el elemento Divino que es infinitamente mas fuerte que cualquier debilidad humana que puede tener el Papa en su persona. No es contingente en tener un sabio y santo Papa. Esta garantizada por la Promesa Divina de Cristo.
–CATECISMO DE BALTIMORE (1891): “El Papa puede ser un hombre muy malo si quiere serlo y recibir el castigo de Dios por sus pecados. Por lo tanto hay que recordar esto: así sea el Papa un hombre bueno o malo en su vida privada, es SIEMPRE dirá la verdad cuando hable ex cátedra, porque el ESPIRITU SANTO lo protege y NUNCA permitirá que caiga en el error o falsedad cuando enseña Fe y Moral.  (Catecismo de Baltimore, Rev. Padre Thomas L. Kinkead, Nihil Obstat: D. J. McMahon, Censor Librorum, Imprimatur: *Michael Augustine Arzobispo de Nueva York, septiembre, 1891)
–Ratzinger  (2004): “Cristo ora de manera especial “por ti”, por la fe de Pedro, y sobre esta oración está basada la misión “confirma a tus hermanos”. De ahí que la fe de Pedro no venga de sus propias fuerzas, sino que la indefectibilidad de la fe de Pedro está basada en la oración de Jesús, el Hijo de Dios: “He rogado por ti, para que tu fe no desfallezca”. Esta oración de Jesús es el fundamento seguro de la función de Pedro por todos los siglos. En un tiempo en que vemos como Satanás “criba como el trigo” a los discípulos de Cristo, la fe imperturbable de los Papas ha sido visiblemente la roca sobre la cual se asienta la Iglesia».
–Papa Pablo VI (octubre 11 1976, carta al arzobispo Lefebvre) Nada de lo decretado en ese Concilio, como en las reformas que Nos hemos decidido llevar a cabo, se opone a lo que la Tradición Bi milenaria de la Iglesia  considera fundamental e inmutable. De todo esto somos Nosotros garantes, en virtud, NO DE NUESTRAS CUALIDADES PERSONALES, sino por la tarea que el Señor nos ha confiado como sucesor legítimo de Pedro y de la asistencia especial que nos ha prometido, como a Pedro: “He rogado por ti con el fin de que tu fe no desfallezca” (Lc 22,32). Con Nosotros es garante de esto el episcopado universal.
E igualmente es un error muy grave decir que la Iglesia es solo infalible una vez cada 200 años cuando se define un nuevo dogma ósea en su Magisterio Extraordinario. Eso es un gran error. La Iglesia es infalible tanto en en su Magisterio Extraordinario como en su Magisterio Ordinario. Esto es que no se necesita que se defina ningún nuevo dogma. Basta que el documento sea un documento Oficial del Magisterio (Acta Sedis) dirigido a toda la Iglesia Universal y firmado u autorizado por el Papa en su calidad de Papa (no de teólogo privado) para que ese documento sea infalible, ósea que no contenga o este libre de error doctrinal (Cristo era Ángel), o error Moral (el aborto no es pecado), etc., etc.  Negar el Magisterio Ordinario infalible es un grave error teológico.
Además es muy importante que todo documento oficial de la Iglesia no solo en Dogma y Moral, pero también en DISCIPLINA y LITURGIA tiene que ser OBEDECIDO y es VINCULANTE!!
Así lo dice el Primer Concilio Vaticano:
–PRIMER Concilio Vaticano, Constitución DOGMATICA Pastor Aeternus:  «Así, pues, si alguno dijere que el Romano Pontífice tiene tan sólo un oficio de supervisión o dirección, y no la PLENA y SUPREMA potestad de jurisdicción sobre toda la Iglesia, y esto no sólo en materia de fe y costumbres, sino también en lo concerniente a la DISCIPLINA y gobierno de la Iglesia dispersa por todo el mundo; o que tiene sólo las principales partes, pero no toda la PLENITUD de esta SUPREMA POTESTAD; o que esta potestad suya no es ordinaria e inmediata tanto sobre todas y cada una de las Iglesias como sobre todos y cada uno de los pastores y fieles: sea ANATEMA.
–Infalibilidad del Papa (Curso Superior de Religión, Dr. Rev Padre Rafael Faria, Nihil Obstat, Imprimatur, 1956):  El Papa es infalible cuando habla EX CATEDRA, y eso sucede cuando: a) enseña una cosa referente al dogma o moral cristianos; b) que se dirige a la Iglesia universal; c) que habla en su calidad de Maestro supremo de la cristiandad. Si falta una de estas condiciones, el Papa no es infalible. Así, no es infalible cuando trata de ciencias, o cosas que no se refieren a la fe o cuando se dirige a personas particulares.
–Catecismo de Baltimore (1891): «Para que el Papa sea infalible se requiere 3 cosas:  El Papa debe hablar como cabeza de la Iglesia, no como persona privada; lo que el Papa diga deber dirigido a toda la Iglesia, esto es todos lo fieles y no meramente a esta o aquella persona o país en particular; debe hablar de asuntos referentes a la Fe o la Moral, esto es que el Santo Padre le diga a todos los fieles que deben creer ciertas cosas como parte de su Fe. El no puede equivocarse en estas cosas. Pero hay que recordar no es infalible sino solo en fe y moral; esto es en lo que hay que creer o hacer para salvar nuestras almas. Si el Santo Padre escribe un libro de astronomía, matemáticas, gramática el puede equivocarse como cualquier otro hombre porque el Espíritu Santo no fue prometido para guiarlo en esas cosas.» (Catecismo de Baltimore, Rev. Padre Thomas L. Kinkead, Nihil Obstat: D. J. McMahon, Censor Librorum, Imprimatur: *Michael Augustine Arzobispo de Nueva York, septiembre, 1891)
–Michael Davies (1994): «Dios nunca permitirá a un Papa aprobar un rito litúrgico que contenga algo herético».
–Obispo Fernando Ocariz (2012): “TODA expresión de Magisterio auténtico HAY QUE RECIBIRLA COMO LO QUE VERDADERAMENTE ES: una enseñanza dada por los Pastores que, en la sucesión apostólica, hablan con el “carisma de la VERDAD” (Dei Verbum, n. 8), “revestidos de la AUTORIDAD de Cristo” (Lumen gentium, n. 25), “a la luz del Espíritu Santo” (ibid.).Este carisma, AUTORIDAD y LUZ, CIERTAMENTE estuvieron presentes en el Concilio Vaticano II; negar esto a todo el episcopado cum Petro y sub Petro, reunido para enseñar a la Iglesia universal, sería NEGAR algo de la ESENCIA MISMA de la Iglesia (cfr. Congregación para la Doctrina de la Fe, Declaración Mysterium Ecclesiae, 24-VI-1973, nn. 2-5).
—Primer Concilio Vaticano: Por tanto, deben ser creídas con fe divina y católica todas aquellas cosas que están contenidas en la Palabra de Dios, escrita o transmitida, y que son propuestas por la Iglesia para ser creídas como materia divinamente revelada, sea por JUICIO SOLEMNE o por su magisterio ordinario y universal. (Constitución Dogmática “Dei Filius” – D . 3011)
–Catecismo de la Iglesia: 892  La asistencia DIVINA es TAMBIEN concedida a los sucesores de los apóstoles, cuando enseñan en comunión con el sucesor de Pedro, aunque, SIN llegar a una definición infalible y SIN pronunciarse de una «manera definitiva», proponen, en el ejercicio del magisterio ordinario, una enseñanza que conduce a una mejor inteligencia de la Revelación en materia de fe y de costumbres.
–Constitución Dogmática «LUMEN GENTIUM» : Aunque cada uno de los prelados por sí no posea la prerrogativa de la infalibilidad, sin embargo, si todos ellos, aun estando dispersos por el mundo, pero manteniendo el vínculo de comunión entre sí y con el Sucesor de Pedro, convienen en un mismo parecer como maestros auténticos que exponen como definitiva una doctrina en las cosas de fe y de costumbres, en ese caso anuncian infaliblemente la doctrina de Cristo.

–Cardenal Ratzinger (Carta a Lefebvre, enero 20, 1986): «… NO puede cuestionar la autentica Doctrina del Segundo Concilio Vaticano, que son textos DEL MAGISTERIO y tienen la MAS ALTA AUTORIDAD DOCTRINAL¨

–Cardenal Ratzinger, Congregación para la Doctrina de la FE, (1988): En consecuencia, cuando sobre una doctrina NO existe un juicio en la forma solemne de una definición, pero pertenece al patrimonio del depositum fidei y es enseñada por el Magisterio ordinario y universal —que incluye necesariamente el del Papa—, esa doctrina debe ser entendida como propuesta infaliblemente.
Decir que los documentos OFICIALES Acta Sedis del Magisterio o contienen ¨contradicciones¨ con los del magisterio anterior, o que no son vinculantes en Dogma, Moral, o Disciplina es ir contra la Fe Católica.
—Cardenal Castrillon Hoyos (Carta al Obispo Lefebvriano Fellay, 2003): La Divina Promesa que este párrafo expresa esta de acuerdo a que la silla del Apóstol Pedro por SIEMPRE permanecerá libre de error, y no permite que se acuse al Pontífice actual en nombre de un Concilio previo como sino hubiese continuidad entre Concilios y como si la Promesa de Nuestro Señor fuera INSIGNIFICANTE después del Segundo Concilio Vaticano. El Carisma Indefectible de  Verdad y Fe (“Este don de verdad y NUNCA deficiente Fe le fue conferido divinamente a Pedro y sus sucesores en la Silla”- Pastor Aeternus) NO le ha sido concedido a en menor grado la persona de Juan Pablo II, cuya Fe es la Fe de la Iglesia DE TODOS LOS TIEMPOS. Si Su Excelencia seriamente considera esta declaración sobre la “NUNCA deficiente Fe” del Romano Pontífice, es necesario demostrar mayor consistencia Teológica…”.
–León XIII (1896): «Si el Magisterio viviente pudiera de alguna forma equivocarse seguiría una evidente contradicción, pues entonces Dios sería el autor del error. «Señor, si estamos en el error, vos mismo nos habéis engañado» . (Satis Cognitum)
–Michael Davies (Presidente UNA VOCE, 2004):   “Algunos han dicho que los Papas conciliares, esto es Juan XXIII y sus sucesores han sido herejes. La debilidad Teológica de este argumento es un inadecuado entendimiento de la Naturaleza de la Iglesia. Sin darse cuenta, estas personas creen en una Iglesia que puede fallar, y esa Iglesia NO ES LA FUNDADA por Nuestro Señor Jesucristo. La Iglesia fundada por Cristo NO PUEDE FALLAR, es INDEFECTIBLE. La Iglesia continuara existiendo hasta la Segunda Venida como un cuerpo VISIBLE,  GOBERNADO JERARQUICAMENTE, ENSENANDO LA VERDAD y santificando a sus miembros con sacramentos validos.”
Así podemos ver que es un gran error teológico el proclamar que cualquier documento oficial del Magisterio (Acta Sedis) contenga error doctrinal o moral. No solo se basa en la falsa Libre Interpretación personal pero también niega la doctrina de la Indefectibilidad.
—Cardenal Rouco Varela: «La doctrina sobre el matrimonio y la familia ha permanecido inalterable». Un más que nutrido número de asistentes se han dado cita en el salón de actos del Palacio Episcopal, para la conferencia con la que el cardenal y arzobispo emérito de Madrid, Antonio María Rouco Varela, ha abierto la Semana de la Familia. La misma ha realizado un recorrido por este ámbito, desde la doctrina postconciliar hasta la encíclica Amoris Laetitia del Papa Francisco. “Es urgente hablar sobre la familia, tras los dos sínodos realizados bajo el pontificado del Papa Francisco”, ha comenzado. La enseñanza del Concilio Vaticano II ha sido el eje vertebrador de su intervención. “La doctrina de la Iglesia sobre el matrimonio y la familia proviene de la Revelación”, ha explicado, subrayando los textos de San Mateo y la Carta a los Efesios. A partir de esos dos pasajes arranca todo lo que la Iglesia ha transmitido. “Lo ha hecho durante 2.000 años y en momentos muy difíciles, como en el contexto que se produce con Martín Lutero; o movimientos filosóficos como la Ilustración”, ha enfatizado. “Nunca hubo una ruptura en la evolución de esa doctrina”, ha continuado el arzobispo emérito de Madrid.  La parte final ha abordado las distintas situaciones postconciliares, haciendo hincapié en la Humanae Vitae de Pablo VI; para llegar a la labor pastoral realizada por Juan Pablo II, que ha conducido a la tarea que ahora ejerce el Papa Francisco y que no cambia en nada todo el desarrollo anterior, sino que lo complementa.    https://www.lavozdecordoba.es/amp/religion-y-cofradias/2017/03/21/rouco-doctrina-familia-inalterable/
—-Cardenal Müller: Amoris Laetitia es clara en su doctrina y coherente con la Tradición. Las contundentes declaraciones del cardenal Gerhard Müller, Prefecto de la Fe, al canal televisivo Tgcom24, ofrecen un punto de luz y serenidad en medio de la agria polémica en torno a algunos puntos de la Exhortación Amoris Laetitia. Para Müller no tiene sentido que alguien plantee una especie de “corrección” al Papa, dado que la doctrina de Amoris Laetitia es plenamente coherente con la Tradición y no contiene nada que plantee un peligro para la fe. https://paginasdigital.es/cardenal-muller-amoris-laetitia-es-clara-en-su-doctrina-y-coherente-con-la-tradicion/
—Buttiglione insiste, y argumenta, que Amoris laetitia “no cambia nada en la teología del matrimonio”. Y apunta afirmaciones como la que sigue -aunque por razón de espacio la saque del contexto de la línea argumental-: “Lo que cambia es que “los divorciados que se han vuelto a casar son admitidos, no a la comunión, pero sí a la confesión (…) una novedad que, ciertamente, no es teológica, sino disciplinar. Se puede estar de acuerdo con ella o no; se puede considerar esta  innovación oportuna o inoportuna, pero no se puede ver en ella una herejía porque no altera nada de la teología del matrimonio ni de la teología del sacramento”.      https://religion.elconfidencialdigital.com/articulo/de-libros/cardenal-muller-buttiglione-defensa-amoris-laetitia/20180930233132026260.html

13 respuestas a «Errores Doctrinales de los que ven un cambio de Doctrina en cualquier documento del Magisterio)»

  1. Está claro que un Papa está asistido por el Espíritu Santo y es precisamente este detalle el que de alguna manera puede resolver este tipo de duda. ¿Son realmente Papas los que se sientan en la silla de Pedro desde Roncalli? Un infiltrado, un hereje ¿puede ser Papa?
    ¿Se puede decir y/o escribir una cosa y luego otra, por sucesivos Papas? Ya no digamos escribir una cosa y decir otra por un mismo Papa. Ejemplo: aborto, separados vueltos a casar, homosexuales,… me refiero de una forma clara y rotunda, no de una forma ambigua y no concreta. Bergoglio escribe de una manera y se declara –en más de las ocasiones- por el mismo personaje con otra del mismo punto en cuestión. Desde Roncalli hasta Bergoglio se obra de forma demoledora. Me quedo con la Tradición de la Iglesia de antaño y no de la de estos demoledores satánicos. Son antagonistas.
    Un alma que busca la verdad la encuentra en N. S. JESUCRISTO pero quedaría profundamente frustrado y desconcertado con la actual deriva de la Iglesia a todos los niveles. Son auténticos espanta almas.
    Ser autor de obras supuestamente acordes con el magisterio y acto seguido estar en un acto satánico como la pachamana es ser un auténtico enemigo de DIOS. ¿Quién osa a tener en consideración un escrito de un Judas?
    Es descarado la gran sintonía, con los grandes dominadores y exterminadores de la humanidad, con esta estrella de circo barato que es Bergoglio. No se puede servir a 2 señores al mismo tiempo, a menos que seas un gran impostor y embustero. Bergoglio es uno de ellos,

  2. A la luz de este prolijo y erudito ensayo de Roni Aledo, urge entrar en detalles. Quiero indicar que es preciso concretar cuáles son las supuestas o reales herejías de los llamados papas del Concilio Vaticano II, desde el santo papa Juan XXIII hasta nuestros días actuales.

    Ojo que no vale con hacer acusaciones más o menos «ad hominem» del tipo: Juan XXIII y Pablo VI y el propio Francisco, se conoce probadamente que han sido masones. ¿Dónde están esos documentos que probarían fehacientemente, sin asomo de duda, que en efecto han pertenecido a la masonería? O el papa Pablo VI fue homosexual activo, se conoce que tuvo amantes. ¿Dónde están las pruebas que demostrarían esto sin ningún género de dudas? O el santo papa Juan Pablo II al convocar los encuentros ecuménicos e interreligiosos de Asís lo que ha exhibido es que su visión soteriológica o salvífica no era ortodoxa con la Tradición de la Iglesia, de suerte que la afirmación doctrinal de que Cristo Jesús es el solo salvador, el camino, la verdad y la vida, que nos enseña el evangelista Juan, el único camino para llegar al Padre, queda en entredicho en la teología de Juan Pablo II.

    Desde luego, ni que decir que los sedevacantistas y los lefebvristas que sostienenen estas hipótesis, sospechas o enmiendas a la totalidad deben saber mucha más teología que yo, solo que resulta que con la que yo sé, hoy por hoy, no me parece haber advertido en los escritos del papa Juan Pablo II esas carencias, ese irenismo, esas heterodoxias que pudieran minusvalorar el dato teológico tradicional sobre la dimensión salvífica «única» de Jesucristo, entre otros aspectos doctrinales que pudieran ser conculcados.

    Así las cosas, es imprescindible concretar al máximo los datos doctrinales objeto de estudio, discusión, duda y aclaración. Sobre todo considerando el destinario que somos todos los que constituimos el Pueblo de Dios como Iglesia «discente». Tenemos derecho a que la llamada Iglesia «docente» (conformada por los pastores «cum Petro et sub Petro») no nos oculte, escamite o ampute la totalidad de la fe. Porque esta es precisamente la encomienda de Jesús el Señor a los Apóstoles con Pedro a la cabeza: «Pedro, apaciente a mis ovejas, conviértete y confirma en la fe» (Juan 21, 15-25; Lucas 22, 31-32).

    Una evidencia que es incuestionable es que la Iglesia en nuestro tiempo histórico vive sumida en la más espantosa y tenebrosa de las apostasías imaginables. Hasta el extremo de que no escasean precisamente los estudiosos y analistas que contundentemente se dan en afirmar que estamos ante la peor crisis sufrida por la Iglesia en sus 2.000 años de historia. Una crisis más dramática incluso que la llamada crisis arriana acontecida en los primeros siglos de la era cristiana. Como tampoco desconocemos que una eminencia como el venerable arzobispo norteamericano Fulton Sheen «vaticinó» en buena medida la realidad de esta crisis eclesial que a todos los bautizados debe asombrarnos, entristecernos y compungirnos pero, a la vez, animarnos a querer estar más cerca del Señor que nunca y aun de su esposa la Iglesia.

  3. 1.- El IMPÍO Bergoglio es el peor TRAIDOR a Cristo desde Judas Iscariote; y el peor HEREJE, desde Lutero.

    2.- El IMPÍO Bergoglio NO es Papa -Dios NO le reconoce como tal-, sino ANTIPAPA. Se trata de un DESTRUCTOR, de un CABALLO DE TROYA, introducido en la CORROMPIDA curia vaticana con MALAS artes por la SINAGOGA DE SATANÁS, es decir, por los SATANISTAS JUDÍOS que dirigen la maldita MASONERÍA.

    3.- El IMPÍO Bergoglio es ése al que San Juan, en el último Libro de la santa Biblia (Apocalipsis), llama FALSO PROFETA.

    4.- El actual Papa -por cierto, el ÚLTIMO, antes de la Parusía- es BENEDICTO XVl.

    5.- Estamos viviendo ya la GRAN APOSTASÍA, el GRAN CISMA, revelado por la santísima Virgen María en Fátima, en 1917. Por un lado, anda el falso profeta y sus HIPÓCRITAS papólatras. Por otro, el Remanente de nuestro Señor, Jesucristo; su Resto fiel en la Tierra.

    Epílogo: el IMPÍO Bergoglio, en cuanto muera, será CONDENADO al INFIERNO. Como igualmente serán condenados a él sus seguidores.

    Sí, ésos que han puesto por encima de Dios a esos repulsivos FARISEOS que actualmente conforman la curia vaticana; y que no dudan en inyectarse un VENENO TRANSGÉNICO EXPERIMENTAL creado con células de FETOS asesinados en el vientre de sus malvadas madres.

    ¡Viva Cristo Rey!.

  4. Según dice alberto el Mínimo:
    “Ojo que no vale con hacer acusaciones más o menos «ad hominem» del tipo: Juan XXIII y Pablo VI y el propio Francisco, se conoce probadamente que han sido masones. ¿Dónde están esos documentos que probarían fehacientemente, sin asomo de duda, que en efecto han pertenecido a la masonería? O el papa Pablo VI fue homosexual activo, se conoce que tuvo amantes. ¿Dónde están las pruebas que demostrarían esto sin ningún género de dudas?”
    Voy a poner un ejemplo de Bergoglio, se puede ver en un vídeo donde aplaude la inminente venida de un supuesto mesías de los judíos. No hace falta recordar que N.S. JESUCRISTO ya estuvo aquí hace un montón de años y que fue crucificado a petición del pueblo deicida. Bergoglio es uno de ellos. No se sí son masones en sentido estricto pero sí que no son cristianos.
    Rabino Skorka anunciando al Anticristo aplaudido por Bergoglio
    https://www.youtube.com/watch?v=LExvKbDMxp0
    Mencionar que el arzobispo Viganò dejó como embustero a Bergoglio cuando saltó el escándalo en los tribunales USA de los abusos del cardenal O’Connor, diciendo que SÍ conocía dichos hechos por habérselos comunicado personalmente con anterioridad.
    También quedaron en evidencia Ratzinger y Wojtyla por informes enviados por los 2 anteriores nuncios en USA. Hasta es conocida su pública y notoria defensa -por partede Wojtyla- y encubrimiento del asqueroso pedofilo Marcial Maciel. Debe ser que desconocía Wojtyla las palabras de N. S. JESUCRISTO: Más le vale que le pongan al cuello una piedra de molino y sea arrojado al mar.
    Con el Concilio II salió a flote, pero dentro de la Iglesia ya se había infiltrado la masonería de forma profunda.
    El cardenal Rampolla fue Secretario de Estado en el pontificado de León XIII, es decir ya desde el siglo XIX. Y a la muerte de éste, casi sale elegido Papa si no fuese por la intervención del emperador Francisco José.
    Es más que probable que a Pío XII muriese envenenado por su médico Riccardo Galeazzi Lisi que a su vez estaba relacionado con Ugo Montagna masón y sospecho de asesinato en ritual satánico de una joven (hubo una investigación policial que incluso salió en la prensa de la época). Hablando de la Policía, decir que en época de Musolini, Montini fue detenido en un garito de homosexuales. Habiendo usurpado la Silla de Pedro, la Guardia Suiza tenía instrucciones de dejar pasar a los aposentos a determinada figura pública italiana Rumores sobre su relación con Pablo VI del actor Paolo Carlini. Aparte de sus apariciones en la televisión, el nombre de Carlini es conocido porque, según el testimonio de Roger Peyrefitte y, posteriormente, de Biagio Arixi (amigo de Carlini), el actor mantuvo una relación amorosa con el arzobispo de Milán (y futuro papa) Giovanni Battista Montini. Peyrefitte hizo pública tal relación tras la condena que hizo Montini de la homosexualidad en 1976. Los rumores y el escándalo fueron tan grandes que el propio Montini los negó públicamente. El usurpador acusado de homosexual declaró: «Sabemos que nuestro cardenal vicario y después la Conferencia Episcopal italiana os han invitado a rezar por nuestra humilde persona, que ha sido objeto de mofa y de horribles y calumniosas insinuaciones de cierta prensa que desprecia la honestidad y la verdad>>; lo rarito es que no hubiese emprendido acciones legalesteniéndolo tan fácil desde su posición, hubiese sido el camino más sencillo y más de hombre. Hablando de honestidad y verdad, no mencionó Montini su actuación conjunta con Tondi por el criminal escandalazo de espionaje a favor de Stalin pasando listado de sacerdotes católicos enviados a la URSS por el que Pío XII lo echó del Vaticano. Volviendo al tema masónico, la tumba de su madre Giudetta Alghisi con simbología masónica (cementerio de Verolavecchia) y el propio féretro de Montini sin ninguna Cruz o símbolo cristiano en el exterior.
    No voy a seguir. No es necesario. Hay mucho más, pero bastante más. No hay peor ciego que aquel que no quiere ver, a menos que sea un trol.

  5. Señor Eugenio:

    En el caso de que quedara probada sin ningún género de dudas la homosexualidad activa del papa Pablo VI (conozco la rumorología que usted aduce a propósito), ser homosexual no es de suyo una herejía. Es un pecado, un estado de vida reprobable, lamentable, contrario a la sexualidad según la Iglesia. Igual Pablo VI fue homosexual y sufrió por ello; igual no lo fue y se le difama con pruebas falsas; igual fue homosexual y quiso dejar de serlo, evitar ese pecado. Comoquiera que sea, el que lo fuera o no lo fuera no es de suyo una herejía; en todo caso, una prueba, un pecado, una cruz.

    Con respecto a la protección de Juan Pablo II al pederasta y degenerado sexual (mujeriego, etcétera) mexicano Marcial Maciel, puede que estemos ante un caso reprobable en el debe del papa polaco. O podría ser que no fuera tanta la culpabilidad achacable a Karol Woytila sino más bien su ingenuidad que fue excesiva, su voto de confianza a Marcial Maciel. O en efecto, pongamos que en este aspecto o particular Juan Pablo II se equivocara escandalosamente. Pero aun así, esto por sí solo no constituye una herejía, un atentado contra el depósito de la fe.

    Parece fuera de toda duda la filtración masónica y marxista en la Iglesia; lo que ya no es tan sencillo es acusar directamente a los papas Juan XXIII, Pablo VI, Juan Pablo I, Juan Pablo II y Benedicto XVI de masones o de vendidos totalmente a la masonería, en connivencia total con la masonería.

    Usted aporta el dato de que «Montini fue pillado en un garito de homosexuales en su época de sacerdote o de obispo incluso». Podría ser que estuviera en ese garito buscando contacto con homosexuales en efecto, con chaperos. O podría ser que no, que no estuviera con ese propósito. De suerte que un famoso cardenal y teólogo vinculado al Concilio Vaticano II encontró la muerte en un burdel, y empero la opinión más unánimemente aceptada al respecto es que el cardenal no estaba en el burdel como cliente sexual sino por razones directamente espirituales y pastorales. Con todo, ya estuviera «de putas» el cardenal o buscando chaperos el futuro Pablo VI, estos hechos, tan viejos como la historia misma de la Iglesia, de suyo no son fuente de herejía sino de pecado, en el peor de los casos.

    Por lo demás, lo que usted apunta sobre ese actor italiano que al parecer fue pareja sexual del ya papa Pablo VI, más de lo mismo, a saber, no está demostrado fehacientemente. Es un rumor, una acusación, pero no queda fuera de toda duda el que fuera así. Si fue así, es de confiar en que Dios haya perdonado a Pablo VI. Total, en 20 siglos de historia de la Iglesia ha habido papas asesinos, pederastas, simoniacos, corruptos, conspiradores, hipermujeriegos, ultrasoberbios, despiadados, golfos de lo peor…

    Yo es que no soy sedevacantista; usted sí, señor Eugenio. Y por eso acusa de usurpadores del Trono de Pedro a los papas desde Juan XXIII hasta Benedicto XVI.

    Saludos.

  6. Por esto, porque usted es sedevacantista, tiene tendencia a poner de relieve las debilidades, pecados y múltiples fallos de los papas del Concilio desde Juan XXIII hasta Benedicto XVI, y minusvalora o directamente no cita o rechaza las bondades, virtudes, dones y valores de tales sucesores de Pedro.

  7. Dice “ser homosexual no es de suyo una herejía”, pues claro.
    Pero ser homosexual con escándalo público es –hasta que llegó Bergoglio- inadmisible para abrir un proceso de santificación -ajena al martirio que no es el caso-.
    En el plano teológico, no hace falta ser un lince para comprender que es un sacrilegio comulgar en pecado mortal. Y que ninguno vuelto a casar o juntarse con otro (a menos que tuviese la nulidad, en cuyo caso es como si no hubiese contraído matrimonio), por lo que, aquellos acercándose al sacramento de la penitencia y permanezcan en la misma irregular situación –es decir, sin existir arrepentimiento- PERMANECEN EN ESTADO DE PECADO, pues siguen de hecho juntos. Dicho de otras maneras a las parejas de hecho en estado irregular (no casadas por la Iglesia), no está abierto el PERDÓN y el decir que sí, que pueden acercarse al sacramento de la penitencia es conducir al engaño.
    Cuando nos acercamos al confesionario lo hacemos con intención de no volver, no de permanecer. En que caigamos a menudo en el pecado más de lo que quisiéramos es otra historia.
    Dice “en 20 siglos de historia de la Iglesia ha habido papas asesinos, pederastas, simoniacos, corruptos, conspiradores, hipermujeriegos, ultrasoberbios, despiadados, golfos de lo peor…”
    Supongo que también hubo Papas santos como Pío V que a los religiosos que pillaban haciendo actos contra natura y eran reincidente los pasaba a los tribunales ordinarios para ser ejecutados.
    Con respecto a los papas asesinos, pederastas, simoniacos, corruptos, conspiradores, hipermujeriegos, ultrasoberbios, despiadados, golfos de lo peor… decir que no tocaron ningún dogma, no tocaron ninguna letra de La Biblia como alguno de los últimos que hasta cambiaron la oración dada por N.S. JESUCRISTO El Padrenuestro: Deudas por Ofensas.
    Los actos de estos usurpadores demoledores cantan demasiado. No se autoengañe, que a DIOS no le engaña nadie.

  8. Señor Eugenio:

    El papa Pablo VI, al que usted acusa con total seguridad por su parte de haber sido homosexual activo (esto es, «gay»), pongamos que en efecto fuera ese homosexual activo que usted asegura que fue. Como sacerdote que era, celebraba misa diaria. ¿La celebraba en pecado mortal siempre, dada su práctica habitual de la homosexualidad? Esto usted no lo puede asegurar, ni nadie lo pudiera, pues aun en el supuesto de que Pablo VI tuviera esa «doble vida», tuviera amantes hombres, ¿es que siempre estaba en pecado mortal por haber consentido el pecado para mí también nefando de la homosexualidad? ¿Es que usted está afirmando que los 365 días del año el católico Montini vivía en pecado mortal como consecuencia de su homosexualidad activa? ¿Cómo sabe usted esto?

    Cualquier persona puede tener un desliz en el ámbito de la vivencia de la castidad. Pongamos que tal desliz lo cometió con fecha exacta de 21 de julio, en pleno verano. Antes de ese desliz, la persona que suponemos vivió digamos que con equilibrio la castidad; luego de ese desliz que tuvo el 21 de julio -seguimos suponiendo- se arrepintió ipso facto y a los pocos días confesó y comulgó. Y el resto del año y el año siguiente, no volvió a tener esos deslices en materia sexual. Siempre suponiendo como usted supone con total certeza que el católico Montini (papa Pablo VI) fue homosexual activo, ¿no pudo ser que en efecto tuviera algunas caídas en el pecado de la homosexualidad, de las que él amargamente acabó arrepintiéndose, hasta el extremo de acabar superando esa tendencia? ¿Usted niega que esto pudiera suceder? ¿Usted por su parte afirma que el católico Montini, devenido en papa Pablo VI a la muerte de Juan XXIII en el año 1963, siempre fue un «gay» contumaz e irredento que celebraba la Eucaristía en pecado mortal? ¿En qué se basa usted para afirmar esto?

    Se habrá dado cuenta de que en ningún momento de mis comentarios en este hilo me he referido a Jorge Mario Bergoglio, devenido en papa Francisco en marzo de 2013. Y justo ahora en que recuerdo esta omisión intencionada mía considero que los progreeclesiales, también llamados progresaurios o directamente pseudocatólicos, en sus terminales mediáticas («Redes Cristianas», «Atrio», «Religión Digital», etcétera) siguen presentando a Francisco como el esperado Papa para esa primavera eclesial que nunca llega y que, ciertamente en el caso de tales pseudocatólicos por herejes, no pasa de crudo invierno. De demolición y de crudo invierno.

  9. A alberto el mínimol
    Creo que no se me ha entendido en los comentarios que hice, o bien, no he expresado adecuadamente lo que quiero dar a entender.
    No estoy diciendo y menos discutiendo sí Montini realizaba actos contra natura de continuo o esporádicamente (no tengo ni idea). Tampoco tengo certeza de su arrepentimiento; aunque aquí, tal vez, puedo llegar a tener el convencimiento de que a lo largo de su vida no lo tuvo; voy a tratar de explicar porque así lo entiendo:

    Un cristiano sincero es amante de DIOS, es amante de la vida, del respeto, desprendido del mundo (dinero, ambición, poder,…) e igualmente desprendido de la carne (no solo de los actos carnales, sino también de los pensamientos impuros), tiene empatía con el prójimo que tiene a su alrededor; este tipo de persona es fácilmente identificable pues su comportamiento va parejo con su pensamiento y corazón, por lo que su interacción con los demás refleja en su comportamiento claramente identificable –máxime tal como está la sociedad actual-. Es aquí donde entiendo que una persona como Montini que tuvo una serie de actos de alguna manera no entendibles, ya no solo como Papa, arzobispo o sacerdote, ni tan siquiera como un católico de a pie en que todo lo que ocurrió a su alrededor no cuadra con lo que debería ser. Pongamos algunos ejemplos:
    Siendo Montini Prosecretario de Estado tuvo como mano derecha, de forma muy estrecha, a Tondi. Pío XII –en aquel entonces-, enviaba detrás del Telón de Hierro, sacerdotes disfrazados de viajantes para proporcionar los sacramentos a los Católicos, así como a Obispos, para realizar ordenaciones. Estos desgraciados fueron arrestados y después fusilados en la URSS. En vano Pío XII buscaba explicar este drama, cuando el Arzobispo de Riga, le reveló que un espía vivía en el Vaticano. Entonces hizo vigilar a Tondi por agentes de policía disfrazados de prelados (Encomendó la operación a un agente francés especializado en contraespionaje). El resultado no tardó en producirse: Mons. A. Tondi fue sorprendido en el momento en que estaba fotocopiando documentos secretos. Interrogado, declaró que era agente de la KGB, formado en Moscú y que transmitía a sus jefes de la URSS, los documentos que podía robar a Pío XII. Los documentos eran dirigidos a Moscú por mediación de Togliatti (Secretario General del Partido Comunista Italiano), amigo de infancia de Juan Bautista Montini. Ante esta revelación, Pío XII cayó enfermo; tras destituir a aquél, trasladó a Milán a Mons. Montini. En cuanto a Mons. Tondi, fue condenado a dos años de prisión, donde se casó con su querida, Carmen Zanti, militante del Partido Comunista. Terminada la condena, Mons. A Tondi y su concubina, se trasladaron a la Alemania del Este. El padre Henri Mouraux sostiene que las informaciones pasadas por Tondi secretario personal del Prosecretario de Estado, Monseñor Juan Bautista Montini, costaron la vida de miles de católicos bajo regímenes soviéticos.
    Pío XII dispuso –lo que denominaríamos actualmente en su expediente curriculum vitae de Montini- la imposibilidad de acceso al ribete cardenalicio. Una vez fallecido Pío XII, Roncalli no perdió el tiempo, siendo Montini el primer cardenal nombrado en su papado. Por otra parte, Tondi retornó con su mujer a Roma durante el pontificado de Pablo VI, como empleado civil en el Vaticano.
    Al margen de los asuntos relativos a escándalos públicos de homosexualidad por parte de Montini, es de sobra conocido los nombramientos más nefastos con consecuencias desastrosas para la Iglesia Católica a nivel promoción del clero con futuras consecuencias en denuncias de pedofilia, marxismo y en detrimento de almas ejemplares. Ejemplo claro lo tenemos aquí en España con la hiena terrorista de Setién o el demoledor Tarancón.
    Sus padres relacionados con el marxismo y masonería (ya indique lo de la simbología masónica en la tumba de su madre). El mismo Montini eliminó signos y símbolos cristianos y no contento contribuyo a una creación artística de marcado carácter masónico y símbolos anticristianos (por ejemplo: el uso descarado y público de Pablo VI con el Efod de Sumo Sacerdote Judío).
    Y más sumas y sigues. No voy a entrar en el tema teológico; pienso es suficiente. En Montini se ve perfectamente esa falta de inconsistencia entre el pensamiento y corazón de un cristiano y las obras. Sin embargo, encaja todo al dedillo si lo consideramos como un contumaz masón (reconocido por testigos) y un demoledor nato de la Iglesia Católica. Creo que lo de su homosexualidad fue el menor de los problemas causados por este personaje.
    Solo indicar que desde Roncalli a Bergoglio se ha actuado en el Vaticano como una organización descaradamente masónica, pura y claramente satánica; hasta el propio Montini dijo (evidentemente con mofa): El humo de Satanás entró en la Iglesia.
    Espero haberme explicado.

  10. El Papa SI puede ser cobarde, Negligente Criminal como Honorio, cobarde, ir a Paris a coronar al Mason Napoleon, etc. Y si Francisco es el peor, el mas debil, el mas ingenuo, bruto, negligente Papa de los ultimos 300 anyos. Y si Francisco dice idioteces en sus discursos y entrevistas. PERO y esto es lo IMPORTANTISISISIMO; Eso NO SON ACTOS DEL MAGISTERIO. En Primer Lugar HEREJIA es negar un Dogma de Fe Obstinadamente (Cristo NO es Dios, el Cielo No Existe, etc) El Papa al otro dia de decir un disparate casi siempre envia al portavoz a clarificar su disparate. No es negacion Obstinada del un Dogma de Fe. Y sus discursos y entrevistas NO son Documentos Oficiales del Magisterio Acta Sedis. Por eso los documentos oficiales de Francisco como el reciente de NO a las bendiciones de los homosexuales SIGUE CONFIRMANDO la Doctrina Catolica. Eso es lo que hay que entender!! Discursos, chistecitos, entrevistas NO SON protejidos por el Espiritu Santo. Documentos OFICIALES del Magisterio Acta Sedis SI son protegisdos. Dos cosas completamente diferentes. Por eso Vigilio que llego al Papado gracias a las Mafias y unica y exclusivamente para que Decretara oficiamente Herejia en la que creia privadamente, se NEGO a estampar su firma a un documento decretando la herejia. El ESPIRITU SANTO NO LE PERMITIO A VIGILIO FIRMAR ESE DOCUMENTO HERETICO!! Es una prueba Rotunda que a pesar del Papa ser bruto, Pedofilo, Canibal, Genocida, etc, etc, NUNCA JAMAS firmara documento oficial del Magisterio con herejia. Y no, no hay ¨apostasia¨de la IGlesia como tal. hay Apostasia de PARTES o SECCIONES de la Iglesia (como el Arrianismo que arraso a CASI TODA la Iglesia) pero la IGlesia en la Sede Pedro es INDEFECTIBLE. Eso de la Apostasia es un Cuento Chino que se esparcio por lo de la Salette PERO no de las apariciones OFICIALES de la Salette, sino de un libro privado NO oficial que escribio la Vidente y que NUNCA RECIBIO aprobacion de la IGlesia, ni de San Pio X, ni de nadie. Ese libro tambien decia otras TONTERIAS como el gran Monarca Frances profetizado iba a nacer en el siglo XIX y acabar con la masoneria y restaurar a Cristo Rey en Europa a principios del siglo XX. Disparates

  11. — Enciclopedia Católica (1907, Nihil Obstat, Imprimatur): La Iglesia no puede experimentar NUNCA un cambio constitucional que la haga, como organismo social, algo distinto de lo que originalmente era. NUNCA puede corromperse en fe o moral; ni puede perder NUNCA la jerarquía apostólica, ni los sacramentos a través de los cuales Cristo comunica la gracia a los hombres. . . El don de indefectibilidad claramente no garantiza a cada parte de la Iglesia contra la herejía o la apostasía. La promesa se hizo al organismo en su conjunto. Las Iglesias individuales pueden corromper su moral, caer en la herejía, incluso apostatar. Sólo a una Iglesia particular se le garantiza la indefectibilidad, a saber, a la sede de Roma. A Pedro, y en él a TODOS sus sucesores en el cargo de supremo pastor, Cristo encargó la tarea de confirmar a sus hermanos en la Fe (Lucas, 22, 32); y así, en la Iglesia Romana, como dice Cipriano, “la infidelidad no consigue penetrar” [Ep. lv(lix), ad Cornelium]. Los diversos colectivos que han abandonado la Iglesia naturalmente niegan su indefectibilidad.

    -–Primer Concilio Vaticano, Constitución dogmática Pastor Aeternus (18 de julio de 1870): ¨ . . . ellos sabían muy bien que esta Sede de San Pedro SIEMPRE PERMANECE LIBRE DE ERROR ALGUNO según la divina promesa de nuestro Señor y Salvador al príncipe de sus discípulos: «Yo he rogado por ti para que tu fe no falle; y cuando hayas regresado fortalece a tus hermanos». Este carisma de una verdadera y NUNCA deficiente fe fue por lo tanto divinamente conferida a Pedro y sus sucesores en esta cátedra, de manera que puedan desplegar su elevado oficio para la salvación de todos, y de manera que todo el rebaño de Cristo pueda ser alejado por ellos del venenoso alimento del error y pueda ser alimentado con el sustento de la doctrina celestial.¨

    –Catecismo de Baltimore (1891): La Indefectibilidad significa que la Iglesia NUNCA podrá cambiar la doctrina que Nuestro Señor enseño, y que NUNCA dejara de existir. Cuando decimos que la Iglesia es infalible queremos decir que no puede enseñar error mientras exista; pero cuando decimos que es indefectible, significa que durara para SIEMPRE y que será infalible por SIEMPRE, y que también que SIEMPRE será la misma que Nuestro Señor fundo. (Catecismo de Baltimore, Rev. Padre Thomas L. Kinkead, Nihil Obstat: D. J. McMahon, Censor Librorum, Imprimatur: *Michael Augustine Arzobispo de Nueva York, septiembre, 1891).

  12. Señor Eugenio:

    Igual usted tiene razón en lo que afirma; yo más bien creo que no la tiene, de manera global quiero decir. Igual el santo papa Pablo VI fue homosexual activo como usted se empeña en sostener, pero igual no lo fue, como se empeñan en afirmar otros estudiosos y analistas de la realidad de la Iglesia.

    Y así con todo lo que usted dice. Porque como usted mismo comprenderá, para que el católico Giovanni Battista Montini haya llegado a santo, a la gloria de Bernini, necesita haber tenido a mucha gente de Iglesia convencida de que fue un buen tippo, un hombre bueno, un excelente católico. Claro que también podría resultar que todos esos defensores y valedores de Pablo VI actuaran equivocados, engañados, o hasta con mala fe. O puede que no: puede que el equivocado sea usted, y puede que usted dispare a matar.

    Buenas noches.

  13. Voy a realizar un último comentario (que viene a ser una repetición de mi primer comentario).
    Un hereje, un infiltrado, un enemigo de la Iglesia, o como quiera denominarse, quien con intención de llevar a las almas a la perdición, al desanimo, al enfrentamiento,… se apodere de la Silla de Pedro es NULA su autoridad. Por lo cual: Amoris Laetitia o cualquier documento Oficial del Magisterio publicado por estos satánicos, no solo no es aconsejable su lectura, sino que es aconsejable denunciarlo por herético. Y curiosamente es más VISIBLE la actuación de estos herejes por sus otros tipo de obras –no literarias- que propiamente por sus libros heréticos.
    El papa Paulo IV redactó un texto legislativo, para evitar que un cardenal sospechoso de herejía pueda hacerse elegir papa. Confió a uno de sus próximos: “Os digo la verdad, Nos hemos querido oponer a los peligros que amenazaron al último cónclave y tomar viviendo nosotros precauciones para que el diablo no siente EN EL FUTURO uno de los suyos en la Sede de San Pedro”. El Santo Padre Paulo IV estableció ex cathedra y a perpetuidad en su Bula CUM EX APOSTOLATUS (1559), que cualquier papa que caiga en la herejía está automáticamente de puesto de su cargo (es decir sin necesidad de sentencia judicial valida).
    Recordar al cardenal Rampolla en el Cónclave de 1903, que tenía todas las de ganar, fue denunciado por masón por el emperador austríaco Francisco José. Hago esta mención de Rampolla para dar a entender que el celo puesto en la conquista de la Silla de Pedro es la mayor de las prioridades pues es la clave para dominar las almas del mundo.
    Parece que solo tenemos preferencia para unos determinados documentos que se arrogan el derecho de texto infalible, sin recordar que su autor pertenece a la masonería es causa de excomunión –por lo menos hasta poco, ahora vale todo-, lo fue también ser excomulgado en su momento por votar a los marxistas, abortar, etc.
    Es increíble que a Franco quisiera excomulgarle Montini y sin embargo esa excomunión nunca llegó o llega a los que realmente vendieron su alma al diablo y rigen esta sociedad destructiva. Y ya no solo eso, sino que al excomulgado hereje Lutero se le da la palmadita en el Vaticano.
    Parece como que no somos conscientes de las armas de Satanás que emplea contra Iglesia y la sociedad (Masonería, aborto, ataque a la familia, amor libre, promoción y protección de pedófilos y demás pervertidos,…).
    Hoy en día la Curia está tomada por los satánicos (-los cobardes que no son satánicos- callan y otorgan haciéndose cómplices solidarios), llegándose al extremo de la desvergüenza de realizar un acto satánico de forma pública en el Vaticano (pachamama), apoyar exhumación de Franco, callarse ante leyes amorales como la ley de género y de matrimonio,…. Y, ahora lo que faltaba, apoyar públicamente la operación de dominación y exterminio del género humano. De Roncalli a Ratzinger decir que las hacían, más o menos, a la chita callando, pero es que lo de Bergoglio raya en un notorio y vergonzoso desequilibrio incontrolable por lo satánico.
    Para no ver esto hay que estar extremadamente contaminado de tanta lectura con información capciosa.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad