¿Es Dios de extrema derecha?

mm

Hablemos claro, muchos de los abanderados de la democracia y de lo que ellos llaman “progreso”, en lo más profundo de su ser, lo que quieren es vivir como si Dios no existiera, pasándose por el forro la ley natural y escupiendo, cuando no defecando, en las Tablas de la Ley.

Anhelan un modelo de sociedad agnóstica y ecléctica, en donde la cosmovisión católica y sus postulados queden desterrados para siempre. Dios y su santa ley son molestos aguafiestas. ¿Quién es Dios para decir al hombre lo que tiene que hacer?. Por lo tanto, como en la Rusia comunista, lavemos el cerebro de la gente: Dios ha muerto y acabemos con los que piensan que sigue vivo. Bueno, mejor no los matemos aún de momento, dejemos que esa “superstición” de Dios la crean como mucho en privado, siempre y cuando sus ideas no influyan en la sociedad.

La hegemonía de la izquierda y su superioridad moral es la única ley. Ellos determinan lo que está bien y lo que está mal, ellos son los únicos guays. La derecha es siempre violenta, opresora y dictatorial…. Hay que acabar con ella. La izquierda es tolerancia, libertad, buen rollo…es el paraíso en la tierra. La izquierda nunca es corrupta, nunca hace nada malo. El único problema de la humanidad es la derecha, seamos todos de izquierdas y todo irá bien, nos invitarán a los Goya, nos darán subvenciones, iremos a los platós….

Para que la hegemonía de la izquierda no peligre es necesario que la derecha liberal sea tolerante y mansa, que respete todo y a todos, especialmente a la izquierda, aunque la izquierda los denigre a ellos, es igual y que respete a otras religiones, hagan lo que hagan, aunque sean violentas y amenacen con reconquistar España.

Si eres intolerante con el mal y con el error eres un fascista. Decía Chesterton que “la tolerancia es la virtud del hombre sin convicciones”. Pues nada, sigamos sin convicciones y toleremos todo. No ofendamos a los de izquierda con nuestras ideas, pero si nos ofenden ellos traguemos y pidamos perdón por existir.

Si blasfemas y dices cualquier insulto aberrante contra Dios es libertad de expresión y no pasa nada, pero si alabas a Franco eso es mucho peor que blasfemar, una ofensa terrible a los que llaman víctimas del franquismo. En democracia hay libertad de pensamiento, pero hay que ser por decreto antifascista, eso es lo único democrático y  tolerable en una sociedad moderna. El comunismo, las dictaduras de izquierda, el separatismo violento, incluso el brazo político de ETA, eso es pura democracia y pura legitimidad. ¿Por qué? Porque no son fascistas, que es el único enemigo de la humanidad, es más son anti fascistas. Otegui es el hombre de paz y no nos extrañemos si es propuesto al Nobel de la Paz. Pues nada condenemos solo el fascismo, absolutamente todo lo demás vale perfectamente, sea lo que sea. Seamos todos antifascistas, feministas, republicanos,  abortistas y todos los ismos aprobados por el matrix progre…eso sí libremente claro.

Definiremos fascismo como todo aquello que osa cuestionar los postulados de la hegemonía cultural de la izquierda. Según ellos a Franco hay que denigrarlo como al más peligroso dictador y criminal porque se alzó contra una república pacífica y culta, una sociedad perfecta, que de vez en cuando hacía alguna pequeña travesura como asesinar a Calvo Sotelo, acribillar a sacerdotes, violar monjas, profanar iglesias…nada, poca cosa. Es más, esa poca cosa no existe ya, nunca existió. Solo existen las víctimas del franquismo. Hay que sacar a Franco del Valle y demoler la cruz para vencer al fascismo y que el mundo te de un carnet de antifascista y de democracia avanzada y de progreso.

No hay ningún tertuliano del establisment periodístico que defienda públicamente a Franco porque en 40 años le han dado la vuelta a la tortilla de tal manera que cualquier gran televisión es un anti NO-DO y allí está vetada cualquier voz disidente. Alguno de esos tertulianos que reniegan de Franco en público lo defienden en privado, igual que algunos políticos liberales, que no se quieren quedar sin el suculento pastel de la democracia. Si defiendes a Franco te quitan el carnet de demócrata, que abre muchas puertas.

En el fondo las izquierdas no quieren ni Dios ni amo, salvo que los amos sean ellos claro. Para ellos el hombre es la medida de todas las cosas. Si una chica se queda embarazada por un descuido irresponsable y le estorba el niño porque prefiere dedicarse a viajar, pues que aborte y se quite el muerto de encima (nunca mejor dicho), aunque el muerto sea un inocente, que tiene derecho a vivir. Si un chico quiere a otro chico, pues que viva con él y se case, es otro modelo de familia perfectamente válido, pues la moral católica ya ha muerto con Dios. Vía libre. Y si alguien sufre y no quiere vivir pues que se quite la vida, pero que no lo entierren que no es ecológico, mejor que sus cenizas sirvan de abono.

Lo importante es que el hombre haga lo quiera sin ningún tipo de freno moral y esto es aplicable a prácticas más aberrantes (pedofilia, zoofilia, necrofilia, etc.) Legalicemos la droga, la prostitución…que la sociedad se degrade legalmente y democráticamente, con controles sanitarios y con todo el papeleo en regla, que todas las ciudades del mundo sean como Ámsterdam, que el turismo sexual se de en todas la playas, que todo el mundo se libere y sea adicto al sexo, sexo sin compromiso, sin barreras, sin freno, sin límites. Todo vale, menos ser fascista.

Recordemos por última vez que la izquierda es la única guay, buen rollista, moderna, a la moda y tolerante. Sea de izquierdas y le irá mejor en la vida y no crea en Dios, pues está muerto. Sus ideas eran rancias y con olor a naftalina. Dios era un carca y de extrema derecha. Cordón sanitario a Dios, no pacte nunca con Él. Me refiero solo al verdadero Dios, que fundó la Iglesia en San Pedro, toda otra idea de Dios, aunque sea sectaria, si no es católica también vale, pues es democrática y antifascista.

Para El Correo de Madrid

Compartir

One thought on “¿Es Dios de extrema derecha?”

  1. En el fondo todo se reduce a eso… ó con Dios ó contra Él. Es Cristo el que nos separa… ó fieles a Él u odiándole sin motivo.
    Todo lo demás no deja de ser discusión sobre opiniones, pero sin verdadera profundidad.

    «El que no está conmigo, está contra mí; y el que no recoge conmigo, desparrama.»

Deja un comentario

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*