España, campeona de la apostasía y el ateísmo… ¡cómo no!

La gráfica que les ofrecemos habla por sí misma, por eso nosotros no vamos a decir mucho, tan sólo que es un dato más que avala la fehaciente decadencia, degeneración y degradación de España, algo que ya se prolonga desde hace cuatro décadas, y tal vez algo más, sin que nadie, absolutamente nadie, se dé ni siquiera por enterado ni menos aún por aludido; especialmente nuestros prelados y clérigos en general. Así vamos, y peor que vamos a ir, porque ésta y no otra es la raíz, la causa principal de todos nuestros males. España ha dado por completo la espalada a Dios ¡qué esperan!

Variación de 1991 a 2019 (casi tres décadas) del porcentaje (%) de la encuesta sobre la «importancia de Dios en su vida» en varios países; bien que sin tener en cuenta más detalles ni profundidades… ya me entienden. Vean la diferencia, por ejemplo, entre España y Rusia.

PAÍS 1991 2019 VARIACIÓN
España 71 45 -26
Italia 81 60 -21
Polonia 83 69 -14
Francia 43 31 -12
Lituania 56 44 -12
Reino Unido 48 40 -8
Chequia 30 24 -6
Eslovaquia 60 55 -5
Hungría 45 44 -1
Alemania 48 51 3
Ucrania 50 62 12
Bulgaria 41 55 14
Rusia 40 56 16

Fuente: Spring 2019 Global Attitudes Survey


5 respuestas a «España, campeona de la apostasía y el ateísmo… ¡cómo no!»

  1. «No os engañéis; de Dios nadie se burla. Pues lo que uno siembre, eso cosechará:
    el que siembre en su carne, de la carne cosechará corrupción; el que siembre en el espíritu, del espíritu cosechará vida eterna.»

    (Gálatas, 6 : 7~8)

      1. Por haber nacido en el año 1953, puedo afirmar y afirmo que la decadencia en España empezó a llegar con la llegada de la llamada «democracia», sobre todo con la victoria del PSOE con Felipe González.
        Como dicen que dijo Alfonso Guerra (escribo de memoria) a España no la iba a conocer «ni la madre que la parió». (Y para mal).
        Y el PP («Partido Progre») nunca ha hecho nada para contrarestar las decadencias del PSOE, es más, muchas de estas decadencias las ha adoptado.
        España me recuerda las «bíblicas» Sodoma y Gomorra, sólo falta el «castigo divino».
        «Oremus»!

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*