España neutral: Franco jamás pensó entrar en la II Guerra Mundial

La neutralidad de España en la II Guerra Mundial no fue ni imprevista ni cosa del azar, sino obra de la firme voluntad de siempre del Caudillo de no implicar a España en dicha guerra que calificó de insensata.

Para sólo audio AQUÍ


9 respuestas a «España neutral: Franco jamás pensó entrar en la II Guerra Mundial»

  1. https://revistas.ucm.es/index.php/CHCO/article/download/CHCO0707220313A/6772

    Hace siglos que España no tiene poder ni para escoger quiénes van a ser sus aliados ni quienes van a ser sus adversarios, simplemente obedece lo que le dictan ( siempre en contra de los intereses de la nación, nación o, como sea que se le quiera llamar a este gallinero) desde afuera.
    En esta parcela sionista sólo está permitido sembrar: monarcas, dictaduras, republicanos, democracias, isabelinos, afrancesados carlistas, socialistas, comunistas, franquistas, derechistas, izquierdistas etc etc etc pero a nadie le estuvo/está permitido sembrar españoles, el único que lo intentó ( nunca sabremos si le hubiesen dejado gobernar)
    lo liquidaron como a un perro, a tiros en el patio de una cárcel y ante tal hecho nadie se inmutó.
    Estamos recogiendo la cosecha de esos siglos que nos pasamos sembrando caos.

    En cuanto a Franco o quienes le controlaban (sin profundizar demasiado ) quien se declaró neutral entre quien defendía el bien ( Alemania) y quienes defendían el mal ( prácticamente el resto del mundo ) la neutralidad no es una virtud. Mirar hacia otro lado ante la maldad, luego colaborar y abrazar a los malos nos trajo al infierno, a este manicomio y estercolera ( precisamente lo que Hitler consiguio abortar en Alemania) que ahora estamos “disfrutando”

    1. Ni Hitler, campeón de chiflados peligrosos, ni sus chicos, como el sádico Himmler o el alucinado asesino de sus seis hijos Goebbels, defendían el bien sino una ideología estúpida, anticristiana y copiada de otro majara.
      Los enemigos de nuestros enemigos no son, pues, necesariamente nuestros amigos y, en todo caso, los nazis hicieron un flaco favor al resto del mundo picando el anzuelo de los sibilinos narigones, entrando en la guerra y perdiéndola.
      Franco no pudo cooperar a lo grande con Alemania. Es tonto especular sobre eso porque fue del todo imposible. Nadie en sus cabales, ni mucho menos un excelente militar, hubiera confiado en un hombre como el austriaco del bigotillo, que era grosero, soberbio y capaz de cometer cualquier chiquillada con doscientas divisiones.
      Al margen de todo lo dicho, está claro que Franco (su régimen) se decidió por la Realpolitik junto al catolicismo y eso fue como un San Antonio con metralleta. La cosa, naturalmente, tuvo que salir bien en lo económico y mal en todo lo demás… quod erat demonstrandum.

  2. En Intereconomía-el Toro( Rockefeller ), siempre que se saca a Franco, es en el encuentro con Hitler; no por casualidad. Y es que pese al texto de turno que lo vaya acompañando, lo que se queda en el coco son las imágenes, para que los más reaccionarios se ‘aperturen’ un poco… al progresismo sin saberlo. Lo que no se dice, pese a las sonrisas, aparente afecto y saludo, es que lo que Franco iba a decirle, «amablemente», es que NO, no íbamos a entrar en la guerra, por esto, aquello y lo de más allá( porque acabábamos de salir de una bien gorda ). Y así, el Generalísimo, muy gallego; se salió con la suya, sin ofenderle; y, de paso; nos salvó de una brutal contienda sin igual, en la que, de seguro hubiéramos perdido más plazas o directamente la integridad/libertad definitivamente. Hubiera sido el remate moral y material. Si acompañas con tal argumento las imágenes( ya que las sacas tan a menudo ), todo cambia en la película.

    «Franco tiene toda la razón, porque ama a su patria. Franco defiende, además, a Europa del peligro comunista, si se quiere plantear la cuestión en estos términos. Pero yo, que soy inglés, prefiero el triunfo( ¡¡¡ )de la mala causa( !!! ). Prefiero el triunfo de los otros( la escoria roja Disraeli ), porque Franco puede ser un trastorno o una amenaza para los intereses británicos( masones/anglosionistas ), y los otros( la escoria, más útil antes que las bombas ), no.
    Varias veces he recordado a mis lectores que Franco era un general REPUBLICANO que previno al Gobierno español( republicano )contra la anarquía política, hacia la cual derivaba este. Ahora tiene la ocasión de convertirse en un gran español( y lo hizo ), del que pueda escribirse de aquí a cien años: Unió su país y reconstruyó su grandeza. Además de ello, reconcilió el pasado con el presente y MEJORÓ LA VIDA DE LA CLASE TRABAJADORA mientras conservaba la fe( en el futuro )y la estructura( integridad/libertad )de la nación española. Tal realización lo alistaría( como así paso mal que le pese a la propaganda masona anglosionista de la desmemoria histérica )en la Historia, junto a la obra de Fernando e Isabel y las glorias de Carlos V( Churchill no solo sabía de historia española, sino que la admiraba ).
    ( ¡¡¡ )Hay que elogiar la decisión española de mantenerse fuera de la guerra( ¡¡¡ ). Habían sufrido bastante guerra propia y querían quedarse fuera de ella. Debo decir que yo considero que entonces España rindió un servicio, no solo al Reino Unido, al imperio británico y a la Commonwealth, sino a la causa de las Naciones Unidas. Por ello no simpatizo con quienes creen inteligente, e incluso gracioso, insultar y ofender al Gobierno de España en cualquier ocasión( como se aprecia, el masón de Churchill con todos sus grados y posición, aún era inconsciente de su servidumbre y las causas ultimas de sus amos.»
    WINSTON CHURCHILL, primer ministro británico durante la II Guerra Mundial.

    «Pregunté al Caudillo si podía contemplar con serenidad la preponderancia que había adquirido la Alemania nazi sobre el continente con su fanático racismo y su( ¡¡¡ )paganismo anticristiano( !!! ). Admitío que ERA UNA PERSPECTIVA QUE NO TENIA NADA DE AGRADABLE PARA ESPAÑA NI PARA EL( como cristiano ), pero CONFIABA EN QUE NO SE MATERIALIZARIA( el gobierno pagano del III Reich sobre el mundo ). Juzgaba que Alemania( tarde o temprano )haría concesiones en el caso de hacerlas también los aliados, restableciéndose así una especie de equilibrio en Europa. Insistió( Franco ), en que el peligro para España y para Europa no era tan grande por parte de Alemania como por parte de la Rusia comunista( tan pagano anticristiano el comunista como el nazi, pero claramente más agresivo con España el primero, pues subyacían otros valores históricos con Alemania ). ( ¡¡¡ )ESPAÑA NO DESEABA UNA VICTORIA DEL EJE( y con esta frase está todo dicho !!! ), aunque ansía una derrota de Rusia( enemiga de Alemania y aliada de los aliados ).
    Pronto me di cuenta de que ningún parecido guardaba el general( ísimo )con las caricaturas que de él corrían en la prensa izquierdista de los Estados Unidos( propaganda masona/anglosionista ). Me pareció no tener nada de torpe ni de engreído; antes bien, se me reveló como dotado de una inteligencia clara y despierta y de un notable poder de decisión y cautela, así como de un vivo y espontáneo sentido del humor. Rio fácil y naturalmente, como no puedo imaginarme que lo hiciesen Hitler o Mussolini.»

    CARLTON HAYES, embajador USA en España entre el 42 y el 44.

  3. ( ¡¡¡ )Hay que elogiar la decisión española de mantenerse fuera de la guerra( ¡¡¡ ). Habían sufrido bastante guerra propia y querían quedarse fuera de ella. Debo decir que yo considero que entonces España rindió un servicio, no solo al Reino Unido, …Es decir que, con el mismo pretexto gallego, igual que dijo NO al Führer, dijo no a los aliados… aunque no fuera en Hendaya; que, seguramente le presionaron bastante más.

  4. Simplemente tenía más que perder que ganar. Los alemanes no le daban prácticamente nada, solo si se podía Gibraltar (que iba a ser una base alemana en vez de inglesa). Y los británicos (y americanos) nos cortaban el petróleo e invadían Canarias. Negocio fatal. Por eso no entro en la guerra, no porque no quisiera.

    1. Pues precisamente esa fue la inteligencia de Franco. Sopesadas ventajas e inconvenientes decidió la neutralidad.
      En realidad no influían le influían las ventajas, sino el lógico agradecimiento al que se consideraba obligado por la ayuda alemana recibida en la Cruzada.
      En aquel estudio de la decisión y subsiguiente acierto, fue esencial el informe de Carrero Blanco.
      Desde entonces el Caudillo tuvo muy en cuenta sus opiniones.
      El mérito es siempre de quien toma la decisión y asume la responsabilidad de ella. De igual forma que el acierto también estriba en escuchar las opiniones de gente válida.
      Esto lo sabe cualquiera que haya tenido que tomar decisiones.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad