España ya no es un Estado social y democrático de Derecho

Dice el artículo primero de la Constitución ¿vigente?, que “España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político”.

Con la reciente aprobación de la amnistía (que no llamo ley, pues aunque el papel lo aguanta todo, y el  Boletín Oficial del Estado, por lo visto también), está claro que la Constitución ha sido derogada totalmente, y que ahora ya no somos todos iguales, ni mucho menos.

Tampoco hay justicia, pues si la Justicia, en la definición clásica de Santo Tomás de Aquino, “es dar a cada uno lo suyo”, resulta evidente que hay personas que han delinquido, y lo que es peor, que piensan seguir haciéndolo en un  futuro próximo, y a los que no les va a pasar absolutamente nada.

Pero eso sí, ¡cuidado los robagallinas, y los defraudadores fiscales, que a esos se les va a pedir por la fiscalía cientos de años de prisión, como estamos viendo estos días!

El Código Penal contempla dos tipos delictivos de la prevaricación, la prevaricación administrativa y la judicial.

Pero falta un tercer supuesto, la prevaricación política, que consiste en poner el Estado al  servicio del partido en el  gobierno,  evitar el control judicial, anulando de facto ese poder, ocupar las instituciones, pactar con los enemigos de España y de la unidad nacional, etc.

En ese tercer caso, es obvio que Sánchez es “doctor horroris causa”, y que Maquiavelo a su lado, se quedaba pequeño…

Es un maestro del mal, y, posiblemente,  es el  único doctorado que podría ostentar, por la “universidad del PSOE”, y de la vida.

Una vida mal vivida, y mal aprovechada, siempre al servicio del mal, y de sus amos, Soros, el  judaísmo y la masonería internacional.

La democracia está en grave peligro de desaparecer de nuestra Constitución y ordenamiento jurídico cuando Sánchez amenaza con ocupar, manu militare, el poder judicial, acabando así con la tradicional división de poderes, que es la característica básica de la democracia.

¿Y qué hace mientras tanto el señor Feijóo, jefe del PP…?

Pues estar en babia, como siempre, cuando no colaborar activamente con los enemigos de España.

Esa una pena que no sea más joven, y tenga más dinero, pues de ser así, me marcharía a Portugal, como el hermano de Pedro Sánchez, para ver los toros desde la barrera…

Pero como no va con mi naturaleza huir, seguiremos luchando contra esta dictadura,  cada día menos encubierta, que amenaza todas y cada una de las libertades básicas de un pueblo que quiere seguir siendo libre, y estar regido por el Derecho, con una auténtica separación de los tres poderes, que se embriden entre ellos.

Que lo consigamos o no, depende también, y mucho, de ustedes, de su voto, apoyo,  valentía, etc.

¡Y siento decirles que tengo poca confianza en la mayoría de ustedes, su sumisión constante y su cobardía congénita!,

Académico, jurista y escritor.   https://www.ramirograumorancho.com


6 respuestas a «España ya no es un Estado social y democrático de Derecho»

  1. Dicen que cada país tiene el gobierno que se merece…
    Y no tengo duda alguna de que en el caso español, ASÍ ES.
    Un pueblo indolente, acomodaticio, cobarde, dado al alcohol y a toda clase de vicios…, se merece todo lo que le pase.
    ¡Que no será poco!
    Lo malo es que acabaremos pagando justos por pecadores.

  2. A la mayoría de la población LANAR de España, le da exactamente lo mismo…
    Ellos a lo suyo, al aborregamiento colectivo, a las cervezas, al sexo rápido y fácil, a las drogas…, y a robar, si se puede.Llevo casi setenta años de vida, y nunca había visto una sociedad tan hedonista, falta de valores, y pasota, como la actual.
    Que gran verdad es que cada país tiene el gobierno que se merece…

  3. El sistema hipócrita pre y post franquista, se caracteriza por la abundancia de normativa, ordenanzas, leyes, etc; y por la costumbre de pasárselas por el forro por parte de los que siempre tiran para el mismo lado NOS; precisamente en aras de su consecución. Eso si, siempre aplican al desprevenido fulanito de a pie sin comerlo ni beberlo, y para que no se diga…
    ¿Qué con Franco también pasaba…?, pues claro, no iba a estar detrás de todo el mundo; pero una gota al lado del océano progre-masón en todo caso; y sabiendo que son frases hechas habituales: calumnia que algo queda, de los mismo que en ese paraíso, obedientes y en secreto( discreto ) ya hacían de las suyas.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad