Eurovisión: prueba de la nueva caída de la civilización occidental

Por supuesto que no vimos, ni me interesó en los más mínimo, ni éste ni ningún otro Eurovisión… desde aquellos de la etapa de gobierno del Caudillo, siendo pequeños, pero es que entonces era ilusionante ver que España, sí, España, que lo era, participaba y… ganaba, a pesar de… ya saben, de Franco, de la Dictadura y todas esas tonterías que como la Leyenda Negra nos soltaban los de siempre de fuera y algunos de dentro, muy pocos, y nadie se creía hasta que… llegó el monarca hoy bien expulsado al desierto.

Pues bien, lo que hemos visto a posteriori, porque está en todos los medios, son algunas imágenes del Eurovisión de hace unos días y, como dicen ahora, hemos flipado en colores y en tres dimensiones, y lo único que se nos ha venido a la cabeza no es sólo que Expaña llevara una canción titulada “Zorra” –porque eso ya lo sabíamos y desde que nos enteramos pensamos que era lo más adecuado porque Expaña está hecha unas zorras, y es lo que se merece tanta zorra como existe desde la Zarzuela hasta el menor de los municipios–, no, lo que nos ha dejado patidifusos es ver la viva, más cruda y real imagen de la Europa de hoy en día, que a su vez es la más nítida de la de nuestra civilización occidental, EEUU y Canadá incluidos aunque no participaran.

 

Está claro que si Eurovisión es la representación de Europa, y en buena medida lo es porque a dicho festival van artistas enviados y subvencionados por nuestros gobiernos, a su vez elegidos mejor o peor, por más o por menos, por los ciudadanos europeos, está claro, decimos, que esta civilización está en sus últimas, porque tanta orgia, desenfreno e incluso paganismo y además satánico juntos no puede ser si no prueba de su decadencia galopante y de su próxima e irreparable caída; que por otra parte es lo que se merece tanta depravación y degeneración.

Como muestra de lo que decimos unas cuantas imágenes valen más que nuestras palabras. No se las pierdan y dígannos si estamos equivocados.


7 respuestas a «Eurovisión: prueba de la nueva caída de la civilización occidental»

  1. El término que acuñó ayer Javier Nacascués en La Lupa cre que define está estética antietica basura de los concursantes de Eurovisión: ABERRACION MORAL

    1. Aberración moral que bendice la ONU, la OTAN y casi la Curia Romana (que calla y otorga, además de bendecir a los homosexuales).
      Estamos en el bando equivocado y demoníaco

  2. Esto antes se llamaba inseguridad, ibas así para llamar la atención, ibas al psiquiatra o tus padres te daban un par de bofetadas y se acababa la bobada, ahora el lobby de macholos, gais bolleras, etc tienen mucho poder y a los politicos peperos y sociatas de España, y el resto de Europa les dan dinero, ahora los que somos normales y vamos contra esos somos intolerantes, un servicio militar con mandos decentes deberia volver y acabar con toda la gilipollez, entre putin y la mierda de la clase gobernante de la UE, no se quien es peor

  3. Pues a esto de las imágenes y no a otra cosa, salvo a sus descomunales pagas claro está, es a lo que se refieren que podemos perder, si no vamos a la guerra contra Rusia, el degenerado cabrón de macrón; el corto de conocimiento alelado sobre imbécil y criminal sujeto que si hubiera justicia en Europa sería juzgado por alta traición, el idiota malnacido de scholz; el hijoputa, así a secas porque es lo es ese hijoputa, que sobre recibir con todos los honores, los honores propios de los cerdos y los hijos de la grandísima puta claro está, a un criminal de guerra tinto en sangre de arriba abajo, genocida de su propio pueblo, ladronazo corrupto hasta las trancas y, por supuesto, puto perro de esa asquerosa casta de los innombrables, al que, encima y para más inri, el hijoputa le va a regalar un sistema de defensa antiaérea que es el más caro del mundo además de mierdoso como se está demostrando; el guarro de color mierda que manda en Londres, mozo de cuadra de la puta aristocracia más cerda y con más asesinos y ladrones en su escalafón que existe en este puto mundo, gentuza como dice un juez norteamericano: «quintaesencia de la crueldad más despiadada»; la puta estafa de la Melones; y no meto al tonto abascalita, primero porque es eso, un gilí y porque delante tiene al malnacido PePerro que habla castrapo, y segundo, porque ni gobierna ni gobernará en su puta vida de lameculos anglos, por mucho que le pese al Moa ¡que vaya perrengue ha enganchado con esa mierda otanista de VOX! Todos estos mierdas, y los que dejo por citar, como los que mandan en esa pocilga que son los países bajos, o esos muladares coto libre para la violación y el asalto, donde los guarros que levantan el culo en dirección a la meca tienen vía libre para toda clase de desafueros, como son los países escandinavos, que se están comiendo lo que ellos mismos han sembrado y allá se jodan, ellos, porque de sus hijas ya se encarga la morisma, por cierto y por las bravas. No digamos ya esa mierda finlandesa o los chuchos sarnosos del Báltico.
    Porque todos los mentados, en definitiva, es a eso que muestran las imágenes, identificándolo con nuestro modo de vida y nuestra democracia, a lo que se refieren cuando, una y otra vez, dicen que hay que defenderla frente a los bárbaros rusos que, como se sabe y sus putas juntaletras de la prensa nos recuerdan voceando, son salvajes que solo atacan a civiles, que se lanzan en hordas y armados con palas contra los «patriotas valientes ucranianos», y que ¡ay! de nosotros como triunfen, que perderemos nuestras delicias democráticas y nuestro estilo de vida y los derechos humanos de nuevo cuño y la cultura que a la vista está en esa fotos con todo su esplendor… marronaceo, eso si.
    Porque Putin es muy malo y tiene la culpa de todo, por ejemplo, el que tres putos cuartos de litro de aceite de oliva en el país del mundo que más olivos cultiva y más aceite produce cueste 10 ¡DIEZ! putos euros.
    Eso si, motivos para quejarnos, en España al menos, no tenemos, porque de zorras, lo que se dice de rameras y zorrastrones, andamos sobrados.
    ¡Que bonita es la democracia! y ¡qué frondoso y verde el jardín del otro hijoputa! el mismo «alto diplomático de la comisión» que junto con los de su piara al parecer no tiene otra cosa que hacer que azuzar a la guerra.

  4. Lo peor es que Eurovisión es la exaltación y el regodeo de todo a lo que se nos está obligando en Europa a la inmensa mayoría silenciada, aparentemente por unas minorías desnortadas; en realidad por el NOS/M y su Agenda, que las utiliza y controla con su talonario( medios, políticos marioneta, etc. ). Como siempre los más perjudicados son los más débiles, la nuevas generaciones echadas a perder, germen de un negro futuro.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad