Existencia y naturaleza de los ángeles

¿Cómo sabemos que existen los ángeles? Lo sabemos: 1º Por la Sagrada Escritura que nos habla a menudo de los ángeles y de los demonios; 2º Por las enseñanzas de la Iglesia, que lo ha definido articulo de fe en el cuarto concilio general de Letrán, y en el concilio del Vaticano con estas palabras: “Dios ha creado de la nada, desde el principio de los tiempos, dos especies de criaturas, la espiritual y la corporal, es decir los ángeles y el mundo”. 3º Por la creencia de todos los pueblos, que siempre y en todas partes, han reconocido la existencia de espíritus inferiores al Dios supremo, y que están en constantes relaciones con el hombre y el mundo.

¿Expresa la palabra ángel la naturaleza angélica? La palabra ángel, que significa mensajero o enviado, expresa el ministerio, pero no la naturaleza del ángel.

¿Qué es el ángel? El ángel es un puro espíritu criado por Dios para su gloria y servicio.

¿Qué se entiende diciendo que el ángel es un puro espíritu? Se entiende que el ángel es una sustancia espiritual completa.

¿Por qué se dice que el ángel es una sustancia espiritual? Porque el ángel es una sustancia simple, inmaterial, dotada de inteligencia y de voluntad. “¿Por ventura no son todos ellos unos espíritus que ejercen su ministerio?” (Hebr., I, 14)

¿Por qué se dice que el ángel es una sustancia completa? Porque dicha sustancia no está destinada a entrar en un compuesto, a diferencia del alma humana, que debe unirse a un cuerpo para constituir al hombre.

¿No han aparecido frecuentemente aquellos en forma humana? Sí: pero no vivían realmente vida corporal, pues no tienen, como el alma humana, la propiedad de vivificar la materia.

¿Por qué se representan a menudo los ángeles sin cuerpo, con alas y con cabeza de niño? Se les representa: 1º sin cuerpo, para indicar que son puros espíritus; 2° con alas, para indicar su agilidad y prontitud en cumplir las órdenes de Dios; 3° con cabeza de niño, para representar su inocencia y perpetua juventud.

¿Es más perfecto el ángel que el hombre? El ángel, como más semejante a Dios, es más perfecto que el hombre en su inteligencia, en su voluntad y en su poder sobre la materia.

¿Por qué es más perfecto en su inteligencia? Porque el ángel conoce la verdad sin razonamiento, por la con­templación de las ideas que Dios grabó en su mente en el instante de su creación.

¿Por qué en su voluntad? Porque la voluntad del ángel se fija en el objeto de su elección instantáneamente y de una manera irrevocable: no cabe en elle ni deliberación ni inconstancia; y, como no tiene cuerpo, tampoco puede tener movimientos de concupiscencia ni de cólera.

¿Por qué es más perfecto en su poder sobre la materia? Porque el ángel, con permiso de Dios, puede naturalmente transportar los cuerpos con extrema rapidez tenerlos elevados en el aire, hacer toda clase de aplicaciones de las fuerzas de la naturaleza, producir luz, calor, electricidad y obrar sobre los sentidos de imaginación del hombre. “Bendecid al Señor todos vosotros, oh ángeles suyos, vosotros de gran poder y virtud” (Salmo CIJ, 20)

¿Cuáles son los límites de las facultades angélicas? 1° En cuanto a la inteligencia, el ángel no conoce los misterios divinos, sino por revelación; no conoce los pensamientos íntimos del hombre ni de los otros espíritus, y sólo puede conjeturados mientras no le sean manifestados; no conoce los acontecimientos futuros que dependen de una voluntad libre, y, por tanto, no puede, sin previa revelación, hacer verdaderas profecías. 2º En cuanto a la voluntad, el ángel, antes de ser confirmado en gracia, estaba sujeto a la trasgresión de la ley divina. 3º En cuanto al poder sobre la materia, no puede hacer milagros propiamente dichos.

¿Por qué se hallan así limitadas las facultades angélicas? Porque son facultades de seres creados, y porque la omnisciencia, la impecabilidad absoluta y la omnipotencia no pertenecen sino a solo Dios.


Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad