Extremadura camino de la perdición

Extremadura, tierra querida, recia, curtida, de hombres y mujeres otrora forjadores de imperios, rompedores de fronteras, de españoles de pura cepa y, por desgracia, siempre en segunda fila por el mal hacer de los des-gobiernos de siempre, parece decidida a perderse. Nos referimos a que la fantasiosa y estúpida alucinación de sus dirigentes han ideado, para no desentonar del resto de España, la construcción de dos macro-proyectos cien por cien materialistas que rompen, aún más si cabe, la decadencia espiritual de esa bendita tierra al igual que viene ocurriendo con el resto de regiones españolas.

Parece que si Dios no lo remedia, los extremeños van a poder «disfrutar» de un nuevo lugar de ocio y por ello de vicio y perdición, pues hoy el ocio no se entiende de otra manera, y de otro de promoción de extrañas y absurdas creencias como son las budistas tan ajenas a nosotros como a la Verdad.

Se trata, por un lado, de Elysium City que se va a construir en Castilblanco.

La empresa Cora Alpha presentaba hace tan solo unos días en el registro de la Junta de Extremadura toda la documentación del proyecto de la primera ‘ciudad inteligente’ construida desde cero en España y que pretende llevar a cabo sobre una superficie de 1.200 hectáreas en la comarca pacense de La Siberia, más concretamente en el municipio de Castilblanco.

El ambicioso proyecto de Elysium City contempla la construcción de un parque temático junto con otro acuático. A ellos se sumaría un lujoso hotel casino de cinco estrellas y al menos otros cinco de tres y cuatro estrellas que bien podrían incluir sus propios casinos.

Para muchos, a todas luces se trata de un gran macrocomplejo del tipo del fallido Eurovegas que en su día se proyectara para Madrid. Todo apunta a que la presencia de los casinos puede ser la razón alrededor de la que gire gran parte del proyecto de Elysium City. Si tomamos como referencia lugares como Las Vegas o Macao, y, cómo no, cuando se trata de dinero, vicio y perdición, la clase política, en este caso extremeña, ha estado a la altura y viene dando cuantas facilidades han podido y querido, que son todas, para que el ya maldito proyecto vaya adelante.

Y es que no nos engañemos de lo que un complejo como el descrito supone en realidad para la moral, educación, honradez y salvación de los habitantes del lugar y de los que caigan en su atracción.

El otro macro-proyecto parece que viene al pelo con el descrito.

Se trata de la construcción de un gran complejo Budista en Cáceres en colaboración con la Fundacion Lumbini Garden; la que quiso erigir en tiempos de la infame Carmena un Buda de 40 metros en pleno centro de Madrid, proyecto que, gracias a Dios, quedó descartado, y que ahora parece que pueda ser posible en Cáceres.

La Fundación Lumbini Garden es una institución española, creada en Madrid el 24 de mayo de 2019, participada por el Ayuntamiento de Lumbini (Nepal), con la misión de:

– Promover y divulgar los principios inspiradores y valores de paz, fraternidad e integración que son propios del budismo, como instrumento de intercambio cultural y espiritual para residentes y visitantes de toda condición y creencias.

– Facilitar y coordinar el proyecto de creación e inauguración en España de un Centro Budista, en el marco y ejecución de los acuerdos de cooperación alcanzados.

– Promover, coordinar y facilitar programas de cooperación y desarrollo en materia cultural, social, artístico, formativa, turística y empresarial de todo orden, que pongan en valor o sean resultado o complementarías de las actividades desarrolladas en el marco del Templo Budista.

Es decir, que dicha fundación es todo menos católica y por ello atea y descreída, o sea, opuesta a la Verdad, la única cuya depositaria es la Iglesia… por mal que esté en estos instantes. Porque por mucha palabrería bien sonante que tal sociedad nos quiera vender, lo que promueven es contrario a nuestra Santa Fe y por ello camino también de perdición.

Parece que Satanás se ha fijado en Extremadura como un punto flaco más de los muchos que presenta desde hace décadas nuestra geografía patria.

Por último: ¿no tiene nada que decir el arzobispado de Mérida-Badajoz? ¿otorgará callando? No lo duden, pues ya lo está haciendo. Es más, podemos asegurar que bendecirá la primera piedra de Elysium City y no dudará en «rezar» junto a los «sacerdotes»budistas el día de la inauguración de su «iglesia». Ya lo verán.

Con información de A. T.


Una respuesta a «Extremadura camino de la perdición»

  1. Así nos va… con unos sabiendo de sobras cuáles son sus objetivos y cómo conseguirlos ante esta caterva de inútiles que nos desgobiernan… y con otros callados como ratas, no sabemos si por dejadez o por comodidad… por eso, como decía al comenzar… ¡ASÍ NOS VA!

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*