16. Fin de los Tiempos. Últimas Apariciones I. (XV)

NOTA del autor: pido disculpas a editor y lectores por la prolongada interrupción de los trabajos.

Entierro de Luz Amparo Cuevas en Prado Nuevo

Toda la Doctrina Católica está en la revelación pública, por supuesto, pero muchísimos lo olvidan, lo olvidamos, y por eso Nuestro Señor, en ocasiones, lo recuerda directamente o a través de su Madre. Las apariciones verdaderas, que las hay, se pongan como se pongan, y los milagros eucarísticos, y la Sábana Santa, y tantas cosas maravillosas, no están necesariamente reñidas con la Revelación Pública. Además, por ellas se nos trasmite consejos, avisos, peticiones, y órdenes.

En los últimos mil años se han producido más de 21.000 posibles apariciones, según antiguos datos facilitados por la Asociación Mariológica Española, y solo una veintena (1%) han sido aprobadas por la Iglesia. No hay datos fiables al alcance común, y menos desde hace medio siglo, a pesar de que parece aumentar el número de ellas. Según la citada asociación, «de 1928 a 1971 (43 años) han sido estudiados 210 de estos fenómenos, «algunos de especial significación», de los cuales la Iglesia se ha pronunciado sobre su falsedad en un 10% de los casos y en el resto han sido admitidos o prosiguen los estudios e investigaciones»; son datos de la 41ª Semana de Estudios Marianos, organizada por la Sociedad Mariológica Española, presidida por carmelita Enrique Llamas, bajo el lema Las apariciones marianas en la vida de la Iglesia (Zaragoza, septiembre de 1986).

En España, el grueso de las apariciones de las que hay constancia se producen entre los siglos X y XVII. En el siglo XVIII el Papa Benedicto XIV prohibió la divulgación de apariciones, revelaciones, milagros y profecías por parte de los laicos, medida que fue suprimida por parte de Pablo VI. Según el citado P. Llamas, la Iglesia no prohíbe que los fieles veneren a la Virgen en lugares de aparición que todavía no han sido aprobadas, como el caso de Prado Nuevo, en El Escorial,

Ante la dificultad del número y el secreto, comprenderá el lector la dificultad y la imposibilidad, por lo extenso, de resumir todas. Por lo tanto, para completar las ya tratadas con diversa extensión (Sor Mariana Francisca de Jesús Torres, Santa Margarita María de Alacoque, La Salette, Fátima, Ámsterdam, Garabandal y Akita), y ampliar las de España, en este trabajo solo se darán unas pinceladas de algunas de las últimas sobre el Fin de los Tiempos. Posteriormente, si Dios quiere, profundizaré sobre el ya esbozado Apocalipsis.

Campa de Ezquioga llena de peregrinos.

El P. Burguera y varios videntes.

Ezquioga.

A finales de junio de 1931 comenzaron las apariciones de la Virgen Dolorosa en Ezquioga (Guipúzcoa), con una espada en una mano y con el rosario en la otra. Supuestas, como tantas, más que nada porque no hubo investigación oficial por parte de la Iglesia.

Benita Aguirre

Las apariciones fueron a un numeroso grupo de videntes, más de un centenar (152 según el P. Burgera, que consideraba verdaderos solo a 48 de ellos), tanto en ese pueblo como en otros de La Barranca que une Álava y Navarra. Por la campa de Ezquioga se calcula que pasaron aquel año un millón de visitantes en 1931, con un máximo de unas 70.000 personas el 16 de julio. El Gobierno republicano (en 1932 Azaña ordenó al gobernador civil Pedro del Pozo “no consentir más milagros”, pues continuaban las apariciones), el PNV (la Virgen no solía hablar en vasco), y la Iglesia, se superpusieron en la persecución a los videntes. Mateo Múgica, represaliado por la república, y vuelto a sus diócesis en 1933, llegó a prohibir a la niña Benita Aguirre la recepción de los sacramentos, le prohibió que se le apareciera la Virgen, y amenazó de excomunión a sus padres si la niña tenía visiones en casa; también prohibió a los párrocos que dieran la comunión a los videntes que tuvieran apariciones y a los laicos que acudieran a la campa; aquel año envió al Santo Oficio una comunicación en la que negaba la autenticidad de los hechos. Múgica tuvo que dejar su diócesis y murió solo y ciego.

P. Antonio Amundarain

Pero allí se produjeron conversiones, vocaciones, curaciones y milagros, como atestiguó el párroco de Zumárraga, Antonio Amundarain: “hay recogidos por nosotros y examinados por médicos y sacerdotes, unos sesenta casos; de ellos, la mitad, puede decirse, se rechazaron de un sumarísimo examen … pero hay otros que nos preocupan intensamente, pues ofrecen extraordinaria sensación de realidad”.

A partir de 1932 se acrecentaron las persecuciones y comenzaron los encarcelamientos en el centro penitenciario de Ondarrieta. Una gran mayoría pasaron por el centro de salud de Mondragón. Cruz Lete Sarasola se hizo hermano de San Juan de Dios, lo mismo que su grupo de amigos; él murió santamente en 1933 de tuberculosis y sus amigos fusilados en Paracuellos del Jarama. Conchita Mateos, se hizo monja clarisa junto con otras 14 jóvenes.  Benita Aguirre murió en 1982. Incluso las autoridades nacionales de posguerra persiguieron a algunos (Los Profetas de la Piel de Toro, J. Mª. Sánchez de Toca, Akron, 2009).

Los mensajes destacables para nuestro estudio, recogidos del libro Los hechos de Ezquioga ante le razón y la Fe (Padre Amado de Cristo Bruguera), y teniendo en cuenta que, al no haber comisión oficial y sí persecución, varían de unas fuentes a otras, son los siguientes:

“Dentro de cinco años justos (julio de 1936) se iniciaría una guerra, y que un Ángel Salvador sería el destructor de la República”. Incluso el diario Público vio la posible figura de Franco en ello.

“Jesucristo está muy ofendido por los ultrajes que recibe del mundo y quería mandar un castigo; pero Ella, como es Madre de todos, había venido a anunciar a sus hijos que se enmendasen, o si no recibirían el castigo del Padre”.

¡Ay de ti, España! Naciones se reunirán en ti y tus hijos más ilustres serán dispersados. Es seducida España por el mal gobierno. Aquí los pájaros han hecho su nido. La Monarquía está llena de engaños y asechanzas (dicho en plena Segunda República, luego debe referirse al futuro). Las noblezas se han deshecho en vanas palabras. Sólo habrá paz en España mientras Yo reine, por medio del gran Monarca, el Rey de todo el mundo, el rey escogido por Mí” (a Benita Aguirre y recogida por el P. Bruguera el 21-VIII-1933).

Benita y Cruz Lete en éxtasis

“La pobre España, que palmo a palmo ha sido conquistada por la Cruz, se ha convertido en un pueblo de ilotas, que corre al precipicio y lucha por romper sus tradiciones, su historia y su propia manera de ser”.

“Esta República impía que reposa en España (en 1931), cuya aparición ha sido señal de castigos venideros, pronto será totalmente arruinada; más aún (todavía) vendrán tiempos peores. Los comunistas se apoderarán de España y sacarán fuera de ella a los buenos, y mientras los buenos estéis fuera castigará cruelmente a toda España sin temer nada. Los buenos tendréis que huir a los desiertos … Después que paséis tres años y medio en el desierto podréis venir otra vez a España, pues habrán pasado los castigos para entonces…. Y es en este tiempo en el que vendrá el reinado del Sagrado Corazón de Jesús, pero este reinado será interior” (a Benita, el 7-IX-1933).

“Llegará un día, si no quieren oír mi voz, que dando pasos os encontraréis con muertos, y dando más pasos, con más muertos; y os digo que lo que hace llorar es que pienso que se condenarán almas, pues según un día está nevando, así caerán almas al infierno”.

Durante el castigo habrá cinco días de comunismo y en tres días caerá fuego y no amanecerá. Que durante estos tres días nadie salga de casa, pues los hombres confundidos empezarán a matarse unos a otros. París será carbonizado, Marsella tragada por el mar, Cataluña tiene sobre sí mucha carga; Madrid, Málaga, San Sebastián y Barcelona, son las que tienen más carga… habrá una enfermedad contagiosa de la que morirá mucha gente… Después reinará Cristo”.

“Escuchad, oh pueblos, que habitáis España… Tiempo vendrá en que gozaréis de la verdadera y antigua libertad, pues destruida será la libertad falsa de que se están sirviendo estos impíos. El gobierno tiránico será aniquilado, a pesar de sus terribles esfuerzos, y la verdadera religión florecerá en toda España” (mensaje a Benita el 30-VIII-1933).

También hay muchos mensajes relativos al “Gran Monarca” y sus “Crucíferos”.

Estatua de la Virgen Pura Dolorosa y manantial de Umbe. Felisa con un paño que le entregó el Ángel para que sirviera de modelo para el manto de la estatua y el rosario que transformó María en sus manos.

Umbe

Vizcaya, a 15 Km de Bilbao, Umbe fue testigo de las apariciones de la Virgen Pura Dolorosa, de nuevo. Felisa Sistiaga (1908-1990), cuarta de una familia de labradores de 10 hijos, sin estudios, casada con un guardabosques, ama de casa y madre de cuatro hijos, no era especialmente religiosa, aunque rezaba el rosario en familia e iban a Misa los domingos. En 1941 tuvo una fugaz aparición de la Dolorosa arrodilla, en su cocina. Nada más ocurrió durante los 28 años siguientes, hasta el ciclo de apariciones de la Virgen y el Ángel de la Guarda, los arcángeles San Miguel y San Gabriel y Santos (como San Pedro), así como del Niño Jesús, desde 1969 a 1989.

La Virgen, como suele hacer siempre, pidió que se construyera una capilla y llamó a la oración y a la conversión. También dio virtudes curativas al manantial próximo a la casa.

El Obispo Ricardo Blázquez, sin reconocer las apariciones, autorizó la asociación de fieles “Virgen de Umbe” en 2010, dejando constancia que las actividades en el Santuario “en nada se oponen a la Fe y al magisterio de la Iglesia”. En 2021, la llegada del nuevo obispo, Monseñor Segura, ha coincidido con una variación sustancial de los contenidos de la web www.virgendeumbe.org y ha aparecido un libro titulado Vengo por toda la Humanidad, Virgen Pura y Dolorosa de Umbe, de Emiliano Tricio; en ambos se han cambiado los mensajes originales por otros, especialmente los relativos a “un futuro Papa maldito” (https://ejercitoremanente.com).

En ese contexto, únicamente voy a citar el mensaje, en sobre cerrado, que dejó la vidente a sus hijos, para ser abierto a su muerte, lo cual se hizo ante notario. Dice lo siguiente:

«La Virgen me ha dicho muchas veces que viene para toda la Humanidad, para todos sus hijos, y que a todos nos tiene bajo su protección. A todos nos quiere mucho y desea nuestra salvación, de tal manera que antes del Castigo enviará Dios un Aviso, y para que nadie dude de ese Aviso habrá un Milagro. La Virgen me dijo también: “Su Espíritu estará eternamente en ti”. Y continuó: “Te doy una medalla mía, de inspirada belleza; si Le pedís perdón con vuestras almas sinceras, Cristo os perdonará; Yo, vuestra Madre, como de Él, os quiero decir que os enmendéis, pues ya estáis en los últimos Avisos; os quiero mucho y no quiero vuestra condenación.

Luz Amparo y el P. Alfonso María López, su director espiritual. Sangración de Luz Amparo (visible en frente y ojos). Dolorosa.

Prado Nuevo.

Luz Amparo Cuevas era una humilde empleada de hogar de 49 años, casada y madre de siete hijos, cuando empezaron las manifestaciones místicas el 13 de noviembre de 1980. El 1 de junio de 1981 afirmó que se le había aparecido la Virgen de los Dolores (como en Esquioga y Umbe) sobre un fresno de la finca de Prado Nuevo, en El Escorial. A partir de entonces y hasta su muerte, pero especialmente hasta el año 2002, se sucedieron los estigmas sangrantes (en frente, manos, costado, pies, rodillas y hombro derecho), locuciones, apariciones marianas y divinas, así como otras manifestaciones místicas; muchos de estos hechos fueron contemplados por múltiples testigos.

Prado Nuevo (El Escorial) en 2012

Nuestra Señora pidió que se construyera una capilla, llamó a la oración y a la conversión y dio virtudes curativas al estanque próximo al fresno de las pariciones. Véase: ¿Son verdad las apariciones de El Escorial?, de Ángela Loyer-Krause, Fundación Jesús de la Misericordia, Ecuador, 1980 y 1995, y Prado Nuevo, treinta años de historia en la pluma de un testigo directo, de Neftalí Hernández, Fundación Pía Virgen de los Dolores, Madrid, 2014.

En 1985 una nota oficial del arzobispo de Madrid, cardenal Ángel Suquía, afirmó que “no consta” la sobrenaturalidad de los hechos, expresión normal de las autoridades religiosas cuando ni afirman ni condenan las posibles manifestaciones marianas. No obstante, Suquía autorizó la celebración de una Misa pública en una nave próxima al lugar de las apariciones cada primer sábado de mes, y el 14 de junio de 1994 aprobó los documentos de creación la Asociación Pública de Fieles “Reparadores de la Virgen de los Dolores”, y la Fundación Pía Autónoma “Virgen de los Dolores”, entidad benéfica ésta de naturaleza civil, inscrita en el Ministerio de Asuntos. La Asociación tiene tres ramas, una de Hermanas Reparadoras (“monjas”), que operan en las siete grandes residencias de ancianos a través de la citada Fundación, una Comunidad Familiar de laicos, y una Comunidad Vocacional de sacerdotes y seminaristas. Por su parte, Monseñor Rouco autorizó la construcción de la desmontable Capilla de Prado Nuevo y el enterramiento junto a ella de la vidente, tras su muerte el 17 de agosto de 2012, a la misma hora y día que Nuestro Señor; el domingo siguiente coincidieron la inhumación y la inauguración. Hay que reseñar que la Fundación había hecho importantes donaciones al Arzobispado. Con el advenimiento de Monseñor Osoro rápidamente cambió la posición de la curia eclesial madrileña, trascendiendo a la prensa.

En marzo de 2016 el juzgado de lo Contencioso Administrativo número 23 de Madrid dictó sentencia la anulando la concesión de una licencia provisional, declarando la obra ilegal. La Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJM confirmó la sentencia en octubre de 2017. Los “Virginianos”, como se conoce en toda España y en el extranjero a los creyentes de esas apariciones, consiguen retrasar el derribo de la Capilla con diversos recursos, pero el 30 de enero de 2020 el Ayuntamiento del Escorial, gobernado por el PP y Ciudadanos, derribó la capilla.

Por otra parte, ha trascendido la clara falta de sintonía, por no decir oposición, que reina actualmente entre la Asociación Pía, supeditada a la estructura eclesial, y la Fundación, de naturaleza laica, sobre la que la primera carga las culpas del desenlace, no sabemos si con razón o sin ella, pues hasta el final es la que más ha luchado en el plano civil. ¿Habrá tenido algo que ver la larga mano del Arzobispo Osoro con el dramático resultado, como lo tuvo poco antes con la profanación de la tumba de Franco en el vecino Valle de los Caídos?

Mingote, 5 de enero de 2005

A continuación resumo algunos de los múltiples mensajes marianos de aquellos años (1981-2012):
“No se hace lo que yo he pedido, hija mía. ¡España será castigada! He pedido que en este lugar se construya una capilla en honor a mi Nombre y que se venga de todos los lugares del mundo a meditar la Pasión de Cristo que está olvidada” (La Virgen, 5-IV-1986).

“Hija mía, el santo Rosario rezado con devoción tiene mucho poder, os pido muy poquito, que recéis, que con vuestra oración y penitencia nos ayudaréis a mi Hijo y a Mí a salvar muchas almas que están errantes, esperando que alguien las salve. Diles que si no me escuchan, en España habrá otra guerra y la Iglesia Española padecerá” (La Virgen, 1-V-1981).

“El mundo está al borde del precipicio; la masonería se ha metido en la Iglesia; la sociedad está próxima a los más terribles castigos. Habrá muchas muertes; habrá enfermedades; habrá grandes guerras; rezad, que la oración lo puede todo, rezad mucho por la salvación de las almas, por la salvación del mundo entero” (El Señor, 11-XII-81).

“El Vicario de Cristo está en un gran peligro … La masonería está metida dentro” (La Virgen, 22-I-1983).

“Mira mi Corazón cómo está por esas almas consagradas. ¡Qué falsos profetas! El Anticristo está en mi Iglesia. Está entre todos ellos. No se ha dado a conocer” (La Virgen, 12-VIII-1982).

“El Anticristo, hija mía, se apoderará de Roma. Hay muchos secuaces del Anticristo; y él quiere sentarse en la Sede” (La Virgen, 5-IV-1986).

Hija mía, pronto habrá un Aviso. Este aviso será para toda la Humanidad” (La Virgen, 4-XII-1982).

Mira, hija mía, en lo que consistirá el aviso (Amparo llora amargamente). Parecerá, hija mía, que el mundo está envuelto en llamas, ¡pobrecito del que no esté en gracia de Dios! (Amparo sigue llorando). Haced caso, hijos míos, os estoy dando muchos avisos. Me estoy manifestando en muchos lugares del mundo, para poder salvar por lo menos la tercera parte de la humanidad” (La Virgen, 25-XII-1982).

El 18-VI-1.981, cuatro días después de la primera aparición de la Virgen en el fresno, mientras rezaban el rosario en familia en la huerta, tuvieron una visión que le fue explicada a Luz Amparo al día siguiente por el Arcángel San Gabriel … “Las luces significan: el Aviso que habrá en el Cielo antes de mandar el Señor el Castigo que tiene preparado, para todos los que no han querido hacer caso a todos los avisos del Cielo … La Luna en el suelo significa: que se estrellarán los astros contra la Tierra”.

… “Será terrible la calamidad que caiga sobre la Tierra. Jamás se ha visto ningún Castigo semejante a éste… Cuando esto suceda, hija mía, habrá grandes monstruos gobernando y no respetarán los Sacros Alimentos de las iglesias. Porque los dictadores del mundo serán verdaderos demonios encarnados y destruirán todas las cosas santas” … (El Señor, 1-II-86).

“La primera trompeta ha sonado; pero en este momento va a sonar la segunda; ¡va a sonar, hija mía! (Luz Amparo comienza a llorar). Si los hombres, hija mía, hubieran acatado las leyes de Dios, Dios no hubiera mandado sus plagas de castigo sobre la Tierra” (La Virgen, 5-V-1984).

“Os aviso, hijos míos, como una madre avisa a su hijo cuando corre un gran peligro; pues hay un gran peligro, hijos míos, que va a caer sobre la Humanidad por hombres sabios, que el demonio se ha metido en sus mentes para fabricar artefactos atómicos, hija mía, para destruir el mundo. Pero no se podrá destruir todo el mundo hasta el fin del fin del mundo, hija mía, Será horrible, hija mía; la Tierra temblará de espanto. Pero con sacrificio y con oración, hijos míos, podréis evitar una gran guerra. Pero está muy próximo el Castigo. Varias naciones quedarán en ruinas, hija mía. Ya te he dicho que lo que los hombres han construido, en un segundo será destruido” (La Virgen, 20-V-1984).

Entierro de la vidente

“Vendrán grandes calamidades sobre la Humanidad. Grandes terremotos; ciudades enteras quedarán destruidas. ¡Qué pena de almas! … Estad preparados, que en cualquier momento puede mandar Dios a sus ángeles, como el ladrón entra sin avisar … Vendrán grandes castigos. El enemigo formará en el aire una guerra con armas atómicas” (La Virgen, 20-I-1983).

“Sí, hija mía, el golpe fulminante de la cólera de Dios está próximo; está próximo, hija mía, porque los hombres con sus desórdenes y con sus crímenes han traspasado las bóvedas del cielo, hija mía; por eso os pido, hijos míos, sacrificio y oración. Sí, hijos míos, en aquellos lugares que haya más pecado habrá mayor castigo. París, hija mía, será envuelto en llamas y grandes naciones serán engullidas bajo la tierra, hija mía. Por eso os pido, hijos míos, que pidáis perdón a Dios Padre, que todavía tenéis tiempo para arrepentiros, hijos míos” (La Virgen, 3-IX-1983).

“El Castigo será horrible. Mira, está muy próximo: grandes ciudades serán derrumbadas, hija mía … Mira cómo quedará el mundo, como en un desierto, hija mía; no se verán más que cadáveres por todos los sitios; pero todos aquéllos que sean escogidos, quedarán como en un éxtasis, hija mía; no les afectará absolutamente nada en su cuerpo” (La Virgen, 21-IV-1984).

“Ni el Hijo del Hombre sabrá el Castigo que vendrá sobre la Tierra. No será agua, hijos míos, esta vez será fuego, y será producido por un astro, que se estrellará sobre la Tierra” (La Virgen, 10-VI-1984).

Por supuesto, hay muchos más reveladores detalles en los mensajes, pero no tenemos espacio y, además, son para meditar despacio.

Artículos anteriores de esta serie:
1.- El Fin de los Tiempos. La Revelación Pública (I)
2.- El Apokalipsis de San Juan y el Fin de los Tiempos (II)
3.- Actores y Momentos de los Días Postreros (III)
4.- La Última Prueba de la Iglesia (IV)
5.- Celle Qui Pleure (La Salette): “Roma perderá la fe” (V)
6.- Revelaciones Privadas, Fátima y el Fin de los Tiempos. I (VI)
7.- Revelaciones Privadas, Fátima y el Fin de los Tiempos. II (VII)
8.- Revelaciones Privadas, Fátima y el Fin de los Tiempos. III (VIII)
9.- Revelaciones Privadas, Fátima y el Fin de los Tiempos (y IV) (IX)
10.- Garabandal I (X)
11.- Garabandal II (XI)
12.- Garabandal III (XII)
13.- Las apariciones de Akita y Ámsterdam (I) (XIII)
14.- Las apariciones de Akita y Ámsterdam (II) (XIV)
15.- Las apariciones de Akita y Ámsterdam (III) (XV)

5 respuestas a «16. Fin de los Tiempos. Últimas Apariciones I. (XV)»

  1. Sobrecogedor todo, sobrecogedoras las apariciones, sobrecogedor la maldad y falta de fe de no pocos prelados, sobrecogedor el destino de la Humanidad. Sobrecogedor.

  2. Ahora que ya está en marcha ese «asuntillo» de Ucrania, estas lecturas son de lo más «reconfortantes»… y NECESARIAS (esto último, sin segundas). ¿No es verdad?, don José María.

    Según el historiador Flavio Josefo, hubo un tal Jesús (homónimo de Nuestro Señor) que, antes de la destrucción de Jerusalén por los romanos, avisó a sus conciudadanos -con inaudita tozudez- de lo que se les venía encima…, y NO SIRVIÓ DE NADA. Pero él continuó incansablemente su labor, sin que hubiera manera de hacerle callar, hasta que todo acabó. Su misión se reducía a una sola frase, pronunciada constantemente -día y noche- sin desmayo: «Pobre ciudad, pobre gente.»

    ¿Sucederá lo mismo otra vez?

  3. Creo que falta un enlace al articulo «Las apariciones de Akita y Ámsterdam (y III) (XV)», del 14/02/2022. Por favor comprueben y en su caso corrijan. Gracias

  4. Gracias Sr. Manrique por estos testimonios de las apariciones narradas. No hace falta ser muy listo para darse cuenta de su veracidad y de que estamos en los Últimos Tiempos.
    El poder de la Masonería en España se ha subestimado.
    Los Masones Illuminati desde antes de la Revolución francesa planificaron guerras, el comunismo, el socialismo, los nacionalismos y el liberalismo para destruir la Iglesia y las naciones cristianas, enfrentándolas unas a otras.
    Es sorprendente que esta Masonería Illuminati se haya infiltrado en Nuestra Iglesia, la Iglesia de Cristo sin que los Papas se hayan percatado y han hecho poco o nada para impedirlo.
    No se puede entender que más del 60% de Obispos y Cardenales sean Masones y sigan a pies juntillas las Instrucciones del Nuevo Orden Mundial con su Pandemia, Cambio Climático, leyes LGTBI y, resulta sorprendente que desde las condenas a la Masonería de la mayor parte de los Papas del siglo XIX y sobre todo, de la Encíclica Humanum Genus de León XIII, la Masonería parece como si no existiera.
    Satanás se ha introducido en Nuestra Iglesia, la Iglesia de Cristo sin que los últimos Papas reaccionen.
    Como la Virgen nos repite una y otra vez en sus Apariciones, solo nos queda REZAR.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad