¿Formación memorística…?

Dice la psicología experimental (ciencia positiva), que las cualidades de la memoria son tres: la facilidad de aprender, la tenacidad o duración  de la retención de lo aprendido y la facilidad en la evocación y reproducción de las imágenes y los sentimientos agradables, favorecen la memoria y los desagradables la perjudican.

Como facultad intelectiva, es imprescindible para fijar los conocimientos, sentimientos y tendencias. Es craso error creer que suprimir ese esfuerzo memorístico, no perjudica nuestra conducta libre y consciente, como dijo un señor en “Radio 5” el día 9 de noviembre de 2021 a las 3,50 de la tarde: que “no vamos a tener siempre la teoría de los principios en la mente y mejor buscar lo práctico”. Como si los principios teóricos solo tuviesen practicidad cuando los olvidamos.

Lo cómodo, es evitar ese esfuerzo memorístico y dejarlo todo a la improvisación de lo sensorial o al estado de ánimo del momento. Consecuencia de esto: se ignoran las oraciones que todo católico ha de saber. Mal se pueden rezar sin conocerlas ni recordarlas. Se ignoran los Mandamientos de la ley de Dios, los de la Santa Madre Iglesia; se ignoran las virtudes cardinales, se olvidan los Sacramentos las virtudes teologales y ya no nos metamos en el terreno de las obras de Misericordia y de los dones del Espíritu Santo.

Y… ¿cómo va lo de persignarse? La desidia y la ley del menor esfuerzo, ha llevado a gran parte de los niños y luego adultos, a una ignorancia supina en formación religiosa. Si no lo aprenden al recibir la primera comunión, no vuelven a exigirse la inquietud e interés por la vida de oración porque ya, ni conocen ni aman las oraciones; cabezas vacías de conocimiento religioso, confusionismos mentales por falta de formación e información doctrinal religiosa y en lógica consecuencia, manejismo político, ausentes de la verdadera libertad que nos da el lema “la verdad, os hará libres” (Jn. 8) y de ahí a la inmortalidad, solo hay un paso.

Ayer, un joven veinteañero, estaba de espaldas a la salida del bar del pueblo obstruyendo la salida del bar, mientras hablaba con una joven. Tuve que tocarle la espalda para salir. Le dije amablemente: “sabes cuál es el undécimo? Me responde: “…mal recuerdo los Diez, como para saber “el undécimo”. Le respondí: “¡no estorbar!”. Agradecido, me dijo: “lo apunto”. Menos mal que al menos, no se ofendió. Esa es la pobre situación incultural: sin formación religiosa, sin información histórica  y sin civismo   de sentido común, ¿qué cabe esperar?

El 2 de noviembre de 2021, en el diario digital El Diestro, un artículo titulado: “La pena de muerte existe en España”, dice: “a mí, la pena capital me repugna por considerar una aberración quitar la vida a una persona, sabiendo, como católico, que la vida es Dios quien nos la debe quitar”. Y este pobre manejado por el ambiente liberal, antropocéntrico y materialista, se erige en doctor teológico y moral sobre lo que ignora cómo católico.

La pena capital, es doctrina católica justamente ejecutada por la legítima autoridad contra el asesinato y el secuestro, como legítima defensa de la sociedad y los inocentes.

La vida humana, no tiene un derecho absoluto en sí misma, sin deberes cumplidos de respetar vidas inocentes (excepto el feto humano carente aún de derechos).

Católicos desinformados como este, se permiten el derecho de enseñar lo que ignoran y por eso dijo que “el niño desafortunado, ha sido “ejecutado” en Lardero”. Confunde la ejecución como sanción justísima legal, con el asesinato.

Lo lamentable, es haber suprimido en España la pena capital por una Constitución atea, dando ocasión a los asesinos a que “ejecuten” la suya.

Los medios informativos transistorizados, televisivos o gráficos, no nos hacen más tontos, pero sí hacen más ruidosa la estupidez humana.

Invito a los interesados a que lean mi ensayo filosófico-teológico “Los porqués de la Pena Capital”.

(AQUÍ para comprar / 324 págs. Tel. editorial 696190037).

3 respuestas a «¿Formación memorística…?»

  1. Recomiendo la aternta lectura y estudio del libro del Padre Calvo, pues vale la pena.
    Estudia, desde el Magisterio de la Iglesia, y los Santos Evangelios, la licitud de la pena de muerte, contra determinadas alimañas, que constituyen un serio peligro para la sociedad.
    Yo antes tenía reservas frente a la pena de muerte, pero ahora, ya no…
    Igual que existe el derecho a la defensa propia, individual, debería de exitir un derecho colectivo de la sociedad a defenderse de determinados criminales.

  2. Yo no he leído el libro (por cierto la editorial «SND Editores» que no ponga en el idioma «castellano», sino que ponga «Español» porque el idioma en que yo estoy escribiendo ahora mismo no es el idioma del Cid que ese si hablaba en castellano, sino que yo estoy escribiendo en Español, que es mucho más que el idioma castellano, que les debería dar vergüenza a la editorial publicar unos libros y luego no tener el espíritu nacional que hay que tener en algo tan básico como es el idioma) por tanto no puedo opinar del libro mientras no lo lea , pero en el tema de la pena de muerte hay que distinguir dos cosas que en España desgraciadamente están disociadas.

    1.- Una cosa es la «pena de muerte» como merecimiento o castigo que alguien puede llegar a merecer como respuesta a una conducta especialmente abyecta.
    2.- Y otra cosa es la «pena de muerte» como instrumento o respuesta penal, como pena legalmente en manos de los Jueces y Tribunales.

    En el primer caso está claro que la pena de muerte es la única respuesta verdaderamente válida frente a conductas como la del tipo ese que hace dos semanas atrajo mediante engaño a un niño de 9 años en un parque para llevarlo a su casa y matarlo como lo mató (aprovechando además un permiso porque estaba «cumpliendo» una condena por un hecho análogo anterior). O el tipo este que están juzgando ahora que había matado a una mujer de 80 años en venganza por haberlo denunciado, y sin embargo estaba en la calle y violó y mató a una maestra de 22 años en un pueblo de Extremadura que había llegado nueva al pueblo como interina. O qué decir de los que hayan puesto las bombas del 11M en Madrid que están tranquilamente en sus casas riéndose de todos nosotros, o los que asesinaron impunemente a tantos policias y militares en los años 70 y tantos y 80 con un tiro en la nuca o con una bomba trampa puesta en los bajos del coche. Todos esos hijos de puta no se merecen otra pena que la pena de muerte.
    Todo en España está manipulado y se presenta la prisión permanente revisable como la panacea de todo, pero a cuento de qué el ideal de Justicia se satisface con una respuesta tan leve frente a un crimen tan execrable, porque se habla de los padres por ejemplo del niño de 9 años lo mucho que están sufriendo (cuando si no se hubieran dejado intoxicar por el sistema no habrían disfrazado a su hijo de niña, de niña del exorcista, que no es que el disfraz sea muy cristiano, y dejarlo solo) , pero por mucho que hayan sufrido y sufran los padres, qué decimos del pobre niño, perder su vida cuando estaba empezando a vivir, y perderla además de esa manera tan cruel.
    Entre el crimen y la pena tiene que haber una proporcionalidad, una correspondencia y esta proporcionalidad, en casos como estos no se satisface con una pena de cárcel. Y luego que a cuento de qué la sociedad tiene que cargar con la manutención vitalicia de estos personajes, con lo fácil que es colgarlos de un árbol o entregarlos al Ministerio de Defensa para probar algún prototipo de proyectil.
    Que la pena de muerte como merecimiento para este tipo de conductas está claro que es no sólo perfectamente adecuada sino la solución éticamente más proporcionada a determinados tipos de delito, no cabe ninguna duda.

    Ahora bien, el problema surge en el segundo elemento, el de la pena de muerte como pena en manos de los Tribunales. En un país orientado al bien común, con un Poder Judicial como Dios manda esto no sería ningún problema, el problema está en un país como el nuestro donde todos los Gobiernos que ha tenido España desde que mataron a Carrero Blanco han sido Gobiernos corruptos todos sin excepción, incluido el Gobierno Arias y de los demás ya ni hablamos, donde todo es mentira, donde los medios de comunicación en manos de la anti España son los que mediante las penas de telediario deciden las penas y los jueces obedecen para no complicarse la vida , y el Poder Judicial está en buena parte «presuntamente» prostituido a favor de la anti España. Con este panorama que la corrupción rebosa sin solución de continuidad, en España la pena de muerte no se impondría a quien de verdad se lo mereciera sino a quien dijera el Gran Wyoming o la Cadena SER. Recordemos que al Brigada de la Gc de Cádiz por un supuesto tuit donde decía en interrogativo, es decir sin afirmarlo, si no sería sexista el hecho de que las pruebas físicas para el acceso a las Fuerzas Armadas no fueran las mismas para hombres que para mujeres, que esto se calificó de delito de odio contra la mujer (¿?), o un supuesto tuit que decía «que aberración privar a un niño de su padre y de su madre» se calificó de delito de odio contra los homosexuales. Con este mamoneo en la calificación de las conductas quién está lo bastante loco como para poner en manos de toda esta gente un instrumento como el de la pena de muerte.
    Podríamos invocar el Caso Royuela para fundamentar lo que decimos, y con él no necesitamos más, pero no es necesario echar mano de ese caso tan demoledor hasta que no se verifique de un modo totalmente fehaciente, basta señalar varios casos que no admiten aclaración porque su veracidad no puede estar más clara:
    – Podemos ver el caso del Golpe de Estado separatista en Cataluña, que no obstante su gravedad, a la vista de todos ha quedado la impunidad para sus responsables, que han estado unos meses en la cárcel, en plan marqués con todo descaro, y cómo el propio Tribunal Supremo se ha prestado a garantizarle la impunidad a los reos, y ya de los que han dejado escapar ya ni hablamos.

    – Podemos ver cómo la querella contra Zapatero se ha archivado sin realizar un solo acto de instrucción. Lo mismo podemos decir con la querella contra el Gobierno por la gestión de la pandemia en las residencias de ancianos, carpetazo al canto sin más trámite, con el fiscal ese sacado de una película italiana.

    – Podemos citar también la encerrona a Miguel Bernard del sindicato Manos Limpias, cómo se ha manipulado todo para dar una imagen lo más deplorable de él y llevarlo a la cárcel durante casi un año, y eso que afortunadamente en el juicio ha podido demostrar su inocencia y las malas artes de que ha sido objeto en la instrucción a cargo de la Audiencia Nacional.

    – Podemos citar el conchaveo del Fiscal «Ironman» con la Abogada minifaldera de Podemos, por aquello de que para algunos la condición de Funcionarios y más de esa categoría lejos de ser un sello de «nobleza obliga» es la oportunidad para prevalerse del cargo para ver si se la pegan a su mujer con otra.

    – Podemos citar la indefensión de la Familia Franco frente al acto de pura tiranía y sectarismo gubernamental para profanar el Valle de los Caídos y negarle hasta el lugar donde enterrar a su abuelo, el Generalísimo Franco. Y ante este atropello lejos de encontrar el amparo de los Tribunales, como sería lo procedente en un verdadero Estado de Derecho, que no es el caso de España desgraciadamente, lo que han encontrado es la prueba de que «El Conde de Monte Cristo», de Alejandro Dumas, más que una novela era una crítica de la sociedad de su tiempo, y al menos en España hemos avanzado muy poco desde entonces.

    – Y tenemos el caso de ahora mismo de Blanquerna que después de 7 años, el Gobierno elije esta fecha para que en el plazo de 10 días los condenados entre en prisión …. a veinte días de la Navidad, para cargarse la Navidad de estas familias, y donde el Supremo elevó las penas de la Audiencia Provincial de 6 meses a 2 y 4 años, por un empujón, cuando en Cataluña después del golpe los separatistas han incendiado la ciudad, han arrancado el pavimento y le han lanzado los adoquines ala cabeza a la policia , han quemado el mobiliario público y han saqueado tiendas enteras, etc. etc. y todo con una total impunidad. No sé si fue el pasado martes 16 de noviembre (el martes de esta semana) o el lunes 15 que el Toro televisión en el Gato al agua invitó a uno de los chavales que tenía que entrar en prisión en el plazo de 10 días.
    No apruebo lo de Blanquerna porque la pólvora no se puede gastar en salvas, y el nivel no ya de la tropa sino incluso de los «mandos» es bajísimo. Tampoco la chapuza de entrada en el lugar en la forma que lo hicieron porque para hacer lo que hicieron mejor se hubieran quedado en su casa, pero esto es una cosa y otra desconocer el atropello y el agravio comparativo con los actos de agresión de la izquierda y de los propios separatistas que en Blanquerna se hacen las víctimas pero que luego ellos bien que agreden con total ferocidad sin ninguna consecuencia, y esto también hay que valorarlo para no caer en la trampa de la hipocresía. Recordemos las imágenes del acoso a Rosa Díez en la Universidad del País Vasco para que no pudiera dar una conferencia, o las agresiones en impunidad que reciben los asistentes a los actos de VOX que acaban con la cabeza abierta y no hay detenciones ni en ese momento ni despues a la vista de las imágenes. El papelito de Javier Esparza en el programa fue indignante, si alguien de los que leen esta página lo conoce, que le haga llegar que por mí se debería apuntar al PP, o mejor aún al PSA, porque la actitud que tuvo en el programa fue de pena, y más le valíera que se quitara el parche en el ojo y se colocara un clavel en la cabeza. Y otro tanto habría que decir de la Diputada de VOX María Ruiz, que a partir de ahora quizás habría que llamarla Sor María, poniéndose de perfil no fueran a que la relacionaran a ella con la «ultraderecha». En lugar de haber aprovechado su condición de Diputada y su mayor libertad de expresión por esta condición para haber puesto en su sitio el sistema «legal» que tenemos en España, al colectivo de «Jueces para el Comunismo» porque de democracia nada de nada, al daño que le están haciendo a la Justicia como ideal los jueces rojos y sectarios que tenemos en España, los medios de comunicación que son todos ellos una basura especialmente las televisiones, y la falta de Justicia y de equidad que hay en España y el distinto trato dependiendo del color político del reo. Si ella y su partido se creen que poniéndose de perfil y haciéndose la monja en este tema o en el tema de Franco los rojos los van a respetar es que no tiene ni idea de quienes son los rojos. El único que estuvo medio bien fue el autor del libro de Soros Juan Antonio de Castro, el resto dieron verguenza ajena, y no me extraña que en ese programa ya no inviten a García Serrano o a otros que todavía no se han vendido al comunismo y al sillón.
    – Y tenemos ya gomo guinda del pastel la manipulación con todo el tema de la falsificación histórica y el anuncio de que van a derogar o reformar la Ley de Amnistía de 1977 para enjuiciar los «crímenes del Franquismo» (¿?). Es verdad que en España los tontos son mayoría absoluta. Es verdad que la imbecilidad social es una de la más nítidas caracteristicas quue se aprecian de la sociedad española, pero cualquiera que tanga ya una edad sabe de sobra que la Ley de amnistía no se promulgó para salvar a los franquistas de ningunos crímenes porque eso es una invención de 10 años para acá, la Ley de Amnistía se promulgó para sacar de la carcel a la cantidad de hijos de puta que trabajaban entonces para la Unión Soviética y operaban en España, y para sacar a los asesinos terroristas de ETA, de GRAPO y del FRAP, aunque ahora esto lo tapen y quieran vender la Ley de amnistía de 1977 como una Ley para garantizar queno se tocarían los crímenes del franquismo. Menuda hipocresía, y quienes se beneficiaron exclusivamente de esa ley eran los delincuentes del PCE y los asesinos terroristas.

    Con este panorama de manipulación donde a todo se le pone el nombre a la inversa para engañar a los tontos, donde por quemar Barcelona no te pasa nada y por darle un empujoncito de 0’00001 newton te meten 4 años, lo que no puedes es dejar a esta clase política corrupta e hipócrita, y a esta clase de jueces una herramienta como la pena de muerte para que hagan con ella lo que hacen con todo lo demás, un mal uso constante, y vemos que el tipo ese que mató a una mujer de 80 años por denunciarlo, a los 4 días estaba en la calle para violar y matar luego a la maestra de 22 años que no sabía en qué pueblo se estaba metiendo, porque por no saberlo no lo sabía ni el Comandante de puesto de la Guardia civil que han quedado para poner las luces moradas y hacer el canelo pero profesionalidad policial ya no queda ni restos de lo que fue en un pasado ese Cuerpo que se ha dejado carcomer por el enemigo.
    Como digo, con este panorama, no puedes dejar una herramienta como es esta pena en manos de los desalmados que nos gobierna y dominan todos los poderes del Estado y todos los medios de comunicación para la manipulación de masas. Pero si no fuera por eso, la pena es la única respuesta válida para determinados delitos, de eso no hay la menor duda.
    Conclusión: pena de muerte es lo que se merecen muchos, no mariconadas de prisión permanente revisable sino directamente pena de muerte con todas las consecuencias, porque no cabe otra si de verdad se quiere hacer Justicia. Ahora bien, esa pena tan importante no se puede dejar en manos de estos canallas que todo lo prostituyen porque está cantado el mal uso que harían de ella y el mal uso en este tipo de pena es de imposible reparación.

  3. Ejemplo de lo que yo he comentado con mis pobres palabras, se puede ver aquí en este video del Periodista Alfonso Rojo, que solo por lo que dice ya merecería un premio de periodismo.
    https://www.youtube.com/watch?v=V9hGVM6AcFA

    Merece la pena irlo porque no tiene desperdicio. Con este panorama la pena de muerte en manos de este doble rasero es como dejar una manada de hienas sueltas en un centro comercial atestado de gente desarmada.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad