Fuerzas Armadas y policiales anticonstitucionales

La declaración de inconstitucionalidad del «estado de alarma» por parte del Tribunal Constitucional ha supuesto un punto de inflexión, un antes y un después, que evidencia sin lugar a dudas no sólo el desprecio absoluto del actual desGobierno hacia la Carta Magna, la soberanía popular y la ley en general, sino también la prueba del algodón de que el PSOE sigue siendo una organización marxista-leninista revolucionaria, dictatorial y totalitaria, de cuya historia criminal no sólo no reniega, sino que insiste en acrecentar… junto con sus primos hermanos comunistas y separatistas… o sea, la que en un tiempo se denominó antiEspaña, hoy, como vemos, vigente.

Sobre dicha sentencia se han pronunciado muchos, y aún deberán hacerlo muchos más, pues no en balde es todo un aldabonazo en la historia de nuestra supuesta democracia. Entre otros, lo ha hecho la actual ministro de Defensa, la impresentable Margarita Robles, quien, pasándose por el arco sus responsabilidades como máximo exponente del ministerio que tiene la obligación, empezando por ella misma, de ser exquisitamente aséptico en materia no sólo política, sino también judicial, ha vomitado por su boquita de piñón toda una sarta de estupideces, aún más mal olientes por venir de una juez que, para más inri, tiene un oscuro y nunca aclarado pasado judicial.

Dicho lo anterior, en lo que nadie ha parado, ni menos mentado, es en el hecho de que las Fuerzas Armadas –y las policiales–, obedeciendo al inconstitucional «estado de alarma» –algo que sabía hasta el más tonto de los alumnos de primero de Derecho–, que se impuso manu militari y policialmente, vulneraron la Constitución, oprimieron al pueblo soberano y lo encerraron durante tres meses en un brutal arresto domiciliario que ni Stalin en sus mayores delirios, traicionado así su juramento y desobedeciendo al Art. 8º de la Constitución que les obliga, les guste o no, a defender el ordenamiento constitucional vigente. Con ello, evidente y probado, se han posicionado en contra de la Carta Magna y del pueblo soberano y se han puesto del lado del dictador Sánchez, del totalitario PSOE –y de sus socios antiespañoles– y se han convertido en sostén principal, porque tienen la fuerza, de la actual dictadura que se nos impone con paso firme y decidido cada día un poco más.

El aberrante concepto que tienen nuestros militares –y fuerzas policiales– de la obediencia debida, enfermedad que les afecta gravemente desde hace varias décadas, es la causa de su desbarre. Una dictadura se impone, en definitiva, por la fuerza o la amenaza de ella, para lo cual son imprescindibles las fuerzas armadas y policiales. Si ambas dicen no, es imposible imponer una dictadura. Como ocurrió con la URSS, hoy en Venezuela y Cuba siguen intactas sus respetivas dictaduras sólo porque sus fuerzas armadas y policiales las sostienen… sea por ideología o por el chupe y la mangancia de sus miembros. En España ocurre lo mismo. Y que no nos vengan con el mismo subterfugio cínico que el dictador Sánchez y el PSOE de que «no había tiempo para debatir» o que «había que salvar vidas», porque igualmente las dictadura siempre se han escudado en eufemismos para imponerse… próxima Ley de Seguridad Nacional por ejemplo, como fue la de Defensa de la República en su día.

La obediencia debida tiene sus límites, en nuestro caso la inconstitucionalidad de la orden, venga de donde venga, incluso si es del Gobierno o de la ministro del ramo. No haberlo hecho acaba por dejar en evidencia, por si aún fuera necesario, la clase de militares, policías y guardias civiles que tenemos, al menos de sus mandos superiores. Luego, cuando ya se les caiga lo poco de careta que les queda y sean por fin Fuerzas Armadas «Populares» y los otros la KGB, la Stasi o la Securitate, que nadie se eche las manos a la cabeza porque ya será tarde.

PD.- Siempre hemos creído necesario que los ministros de Defensa y de Interior, al tomar posesión de sus cargos deberían renunciar públicamente a su militancia política, así como a cualquier clase, por nimia que fuera, de actividad partidista pública.


4 respuestas a «Fuerzas Armadas y policiales anticonstitucionales»

  1. La » constitución» está hecha para no cumplirse, es una falacia, no hay representación del elector , ni separación de poderes, todo, a través de los partidos, que gobiernan, legislan, eligen jueces, etc . es una dictadura encubierta.- contra la nación.

  2. Excelente artículo, que suscribo totalmente, de la a a la z.
    Desgraciadamente, ya vemos quiénes están al frente de ambos ministerios, Defena e Interior…
    ¡Y encima son jueces, aunque no actuen como tales!

  3. De lo que está pasando en España desde hace décadas tienen mucha culpa los militares que en lugar de alertar de los peligros que se cernían sobre la sociedad y la Nación españolas, son los cómplices y los colaboradores más fieles de los políticos de la anti-España que padecemos en España desde hace 40 años. No conciben por la mañana cuando se colocan el uniforme otra cosa que no sea entregarse y venderse sin límite a los enemigos de España encaramados en los Poderes del Estado. Llama la atención el celo y el afán que ponen en ser perros fieles, en idéntica proporción lo uno y lo otro.
    De lo que son capaces los militares rojos (los de verdad y los de por oportunismo) tenemos el ejemplo de la mal llamada guerra civil, no estoy pensando sólo en los Generales o los Coroneles, sino en los simples guardias como ocurrió en Guadalajara entregándose al pillaje, junto a los milicianos anarquistas y comunistas. Quien crea que los Guardias que intervinieron en dar soporte para la profanación de la Cruz de Callosa del Segura, o los que cierran el paso al culto en el Valle de los Caídos, o los que persiguen a un compañero calificado de «franquista» por poseer unos tuits contra Pablo Iglesias, o los que rastrean las redes en funciones más propias del KGB o la Stasi, no conducirían, llegada la ocasión, a la gente a Paracuellos, o no detendrían si se les ordenase por el Gobierno a los que fueran a misa o escondieran debajo del colchón una estampita de la Virgen María, es que no tienen ni idea de la realidad de las cosas. El 2 de mayo de 2020, efemérides del levantamiento contra Napoleón el 2 de mayo de 1808 la Policía Nacional detenía y multaba a los vehículos que llevaban una b andera de España aunque fuera en el interior del vehículo. Después de esto cabe esperar cualquier cosas, cualquiera.

    A las FFAA ex-españolas, a la Guardia civil roja y a la policía, sólo les falta ya un detalle, que supongo que en breve se implantará también, y es el saludo militar cogiéndose el cuerno con el puño cerrado a la sien, como saludaban los milicianos.
    Una vez tengan este detalle, -y el cambiar la Laureada de San Fernando por la Estrella roja de 5 puntas satánica-, el sueño de Zapatero que iniciara Adolfo Suárez y Gutiérrez Mellado se habrá hecho realidad, y como en Cuba y en Venezuela las FFAA rojas serán el armazón que sostenga la tiranía, por mucho que hipócritamente sus miembros se hagan fotos con la bandera de España de fondo, y entonces lamentaremos no haber muerto de otra manera que no como presos políticos reventados a golpes en las chekas de la «memoria» democrática, sobre todo democrática..

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad