Gibraltar hoy. El factor estratégico-militar

mm

El 11 de abril pasado se celebró en el Centro Riojano de Madrid una mesa redonda sobre el tema “Gibraltar hoy”, en la que participaron el escritor e historiador Pio Moa, el periodista José María Carrascal, el embajador José Ramón Remacha, el economista y abogado Guillermo Rocafort, y el autor de estas líneas. El Foro Recuperemos Gibraltar, impulsor de la misma, buscaba llevar al debate electoral el importantísimo tema de Gibraltar, verdadero centro de gravedad de nuestra política exterior, y del que solo VOX se acuerda en su programa (7ª de las «100 medidas urgentes de VOX para España»). Se puede ver el vídeo de la misma en el canal “Amo del Calabozo” (VER AQUÍ): .

Para esta ocasión preparé un guión relativo a los aspectos más reseñables de Gibraltar en el campo estratégico-militar. Más o menos era el siguiente.

Efeméride

Comencé con el recuerdo de que justamente 306 años antes, el 11 de abril de 1713, se firmó el primer  Tratado de Utrech, conocido también como Paz de Utrech, por el que Francia, por separado, es decir, traicionándonos, firmó la paz con Inglaterra, Portugal, Holanda, Prusia y Saboya. Aunque Luis XIV era el abuelo del pretendiente al trono español en aquella Guerra de Sucesión, el que luego sería conocido como Felipe V, la nación gala llevaba desde 1710 negociando esa paz, habiéndose llegado a un preacuerdo en 1712. A partir de entonces el bando borbónico español “negoció” también la paz, abandonando a Austria. Aunque nuestros diplomáticos estuvieron prácticamente secuestrados en la corte francesa, siendo el rey galo quien cocinó, eso sí, informando de todo a su nieto, el que sería conocido por nosotros como “Tratado de Utrech” (3 de marzo 1714, fundamentalmente, y dos más en diciembre de 1714 y de 1715), por lo que Felipe V fue doblemente responsable de aquella vergonzosa claudicación.

Estos datos no son un adorno de erudición sino una demostración de lo que vale un alianza cuando no va acompañada de una voluntad de vencer y fuerza de disuasión suficiente. Lo que podría considerarse primer “pacto de familia” marcó el camino para los siguientes desastrosos sometimientos a Francia.

España cuasi protectorado inglés

En el mismo sentido recordé que en una de las primeras actuaciones del Foro escuché a un afamado militar decir que si existe aún un Gibraltar inglés es porque EE.UU. quiere. Por supuesto, esa es la clave. España durante todo el siglo XIX y la primera mitad del XX fue un cuasi protectorado inglés, con algún periodo de titularidad francesa, papel que ahora se repite, corregido y aumentado por el “amigo americano” liderando la opción sajona, y con una secuela francesa de la que es muestra el ex primer ministro francés Vals, casualmente reconocido masón.

Y ese protectorado se plasma de forma especialísima en Gibraltar, en las ocupaciones de tierra española, en las humillantes visitas a “La Roca” de la familia real inglesa y de los buques de la OTAN, especialmente los yanquis que desembarcan la banda de música de la Sexta Flota para que desfile por sus calles, o las de los aviones israelitas, los acuerdos bilaterales EE.UU-Gibraltar, o …

Con esos “aliados” hay que “jugarse” la soberanía y seguridad nacional, así como, en grandísima medida, la economía y el mero bienestar social. Porque, como se ha repetido acertadamente, Gibraltar es una inmensa humillación que, además, nos cuesta muy cara. Es uno de los mayores paraísos fiscales, aunque el Presidente Sánchez lo haya quitado de la lista de los mismos, así como ha reconocido el catastro, el registro mercantil y otros organismos del mero ayuntamiento, que eso es la colonia inglesa. Un paraíso fiscal que histórica y actualmente persigue y logra el empobrecimiento de toda la provincia de Cádiz y la colonización de España entera, además de mermarnos gravemente la hacienda pública (contrabando, fuga de capitales, juego), el turismo, la actividad portuaria, la pesca, el medio ambiente y un largo etcétera.

Gibraltar como factor estratégico

Porque El Peñón y el Estrecho de Gibraltar, condicionan toda nuestra política exterior, al ser una colonia, la única en Europa, situada en nuestro suelo y en una de puntos estratégicos más importantes del mundo, por el que circula pasan anualmente unos 150.000 barcos, civiles y militares, y cinco millones de personas cambian de continente. El Estrecho, incluidas sus bocas, es una zona de unos 65 km de largo por 14 de ancho en su parte más angosta.

Situado en el centro hemisferio occidental, como dice el General Fontenla, el Estrecho se comporta como una válvula que comunica cámaras de presión enfrentadas Norte-Sur y Oriente-Occidente. El flujo de fuerzas humanas en expansión pasa en una dirección o en otra en función de que la mayor presión o potencia esté en la Península Ibérica o en el Magreb, y en Mediterráneo o en el Atlántico. Con Hispania débil se produjo la invasión musulmana, en la que tan importante papel tuvieron los judíos, o se sufre la invasión migratoria que nos regala el Plan Kalergi de manos de un Marruecos aliado preferente de Usa y Francia. Pero cuando Hispania fue fuerte dominó la Mauritania Tigitana, los puertos de Tánger, Ceuta, Peñones, Melilla, etc, o las dos orillas del Estrecho, en fuerza, durante la Segunda Guerra Mundial. La superioridad sajona, “atlantista”, ha dominado y domina el Mediterráneo y su cuenca, especialmente buscando el paso de Suez y el apoyo a Israel, impidiendo la salida al Atlántico de “Turco” o la flota soviético-rusa.

Más en detalle, Gibraltar sigue siendo una base naval importantísima, especialmente en el campo de la obtención de inteligencia estratégica, a pesar de su empequeñecimiento en la época de los misiles de largo alcance y las armas nucleares. Por cierto, el Peñón es un depósito armas nucleares inglesas, como lo demostró el municionamiento  de los barcos que partieron desde allí a la Guerra de Malvinas, y detalles relativos  a contratos con empresa especializadas en temas nucleares. Por todo ello, y dada la unilateralmente reactivada guerra fría atlantista, Rusia sin duda ha vuelto a apuntar sus misiles nucleares al Peñón.

La debilidad española

Primer izado de la bandera española en la sede de la OTAN

El 30 de mayo de 1982 España se incorporó a la OTAN como miembro número 16, una organización que consagra la colonia inglesa, no defiende Ceuta y Melilla y sí alejados territorios ingleses y franceses. La verja fue reabierta para peatones el 14 de diciembre de 1982, como gesto pedido por la Comunidad Europea -CEE- (para los vehículos el 5 de febrero de 1985, al aplicarse la Declaración de Bruselas de 1984).

La Directiva de Defensa Nacional -DN-1/92 “olvidó” mencionar el control del Estrecho y desarrollar la capacidad de disuasión. El Eje Estratégico Baleares–Estrecho– Canarias desaparece del Plan estratégico Conjunto -PEC- en 1994.  A ello siguió el desartillado español y la anulación de los planes de adquisición de misiles de defensa costera, el fin de la centenaria Comandancia del Campo Gibraltar, lugar de tradicional despliegue de las mejores tropas españolas (recuérdese las que vencieron en la Batalla de Bailén), la reducción de fuerzas en Ceuta.

El hecho es que España ha renunciado al control del Estrecho, controlado ahora por norteamericanos (Rota), ingleses (Gibraltar) y marroquíes (Alcázar Seguer), desde hace mucho tiempo, en la práctica desde el cambio de régimen político. Y con ello ha renunciado a su independencia.

Lo mismo que ninguno recuerda haber oído hablar a casi ninguno de nuestros mandos militares de Cataluña, ¿alguien les ha oído hablar de Gibraltar?.

Sí, el problema no es solo las agresiones de nuestros aliados-enemigos, directas o indirectas e insidiosas, sino la sumisión de la inmensa mayoría de nuestras jerarquías políticas y militares al dictado de entidades ajenas a nuestra Patria. Y en ello muchísimo tiene que ver, sin duda, las sociedades secretas.

La “Amenaza NO Compartida”

FFAA marroquíes

Marruecos, ese vecino agresivo que nos impulsó, con la inestimable ayuda “atlantista”, a abandonar la Provincia del Sáhara Español, de la cual seguimos siendo responsables según la ONU, es una potencia militar forjada en la lucha con el FPolisario y gracias a la ayuda norteamericana y la financiación saudí.

Aunque el poderoso grupo de presión pro-marroquí, que incluye a la Casa Real, trata de influir para que se conozca esa amenaza, es un hecho que se demuestra en los siguientes datos:

-El presupuesto militar de Marruecos es del 3’2% del PIB, mientras que el de España ronda el 1%

-Nuestro vecino disponía de tres veces más soldados que nosotros antes de declarar la movilización militar encubierta que es el haber instituido el servicio militar obligatorio para todos los hombres y mujeres.

Carros Abrams marroquíes

-Cuenta con casi tantos carros Abrams como nosotros con Leopard, reforzados por 400 M-60 A3 y cerca de 200 T-72 VT-A1.

-Tiene unos 200 obuses autopropulsados de 155 mm M-109 mientras nosotros solo contamos con un centenar. Cuenta también con lanzacohetes múltiples de campaña de calibre medio y pesado, mientras nosotros carecemos de ellos.

Estos datos de material terrestre hay que valorarlos con las recientes declaraciones del JEME afirmando que gran parte del material del Ejército de Tierra Español está “parado” por falta de dinero para mantenerlo.

-La fuerza aérea marroquí es inferior a la española, pero sus 50 F-16 no son en absoluto despreciables. Tampoco lo es el que Marruecos cuenta con un satélite militar y el que gran parte de nuestros misiles antiaéreos Patriot están desplegados en Turquía ¿contra ISIS o contra Siria/Rusia?.

Fragata marroquí

-La marina real marroquí también es inferior a la española, pero también está incrementándose apresuradamente, mientras nuestros barcos no pueden salir de puerto por falta de presupuesto o se desguazan por el mismo motivo, como fue el caso del portaviones Príncipe de Asturias. Por otra parte, las cuatro modernas fragatas de la base de Alcázar Seguer, la más importante de Marruecos, le aseguran un control del Estrecho bastante eficaz. Ese control sería absoluto en el momento en que nuestro vecino se haga con el submarino que tanto ansía, mientras que los dos únicos operativos que tenemos (Argelia tiene ocho) esperan el inacabable S-80.

A todo ello hay que añadir que nuestros hombres y medios se encuentra desplegados bajo mando extranjero en Letonia, Turquía, Líbano, África, Mar Negro, Índico y Pacífico.

Recapitulación.

Vázquez de Mella, el gran político y pensador del siglo XIX, dijo: “La Masonería ha sido, desde el siglo XVIII, el gran motor de las revoluciones del XIX y del XX, y el Judaísmo es el gran director de la masonería”.  En este sentido, y hablando de Gibraltar, es conveniente recordar que El Peñón es el Territorio (“estado” para muchos de nuestros aliados de la OTAN y Europa) que cuenta con mayor número de judíos después de Israel, un  2%,  lo que le sitúa por encima de Usa, Canadá, Francia, Hungría, Inglaterra, Argentina, Bélgica y Suiza; también que el Vice-ministro de Defensa de Israel, Eli Ben-Dahan, criticó la “represión policial” contra el referéndum del 1 de octubre de 2017 en Cataluña.

Hay que cambiar el sistema o el nos destruirá, como se está viendo la deriva desintegradora que lleva España con la aquiescencia o dejación cómplice de sus jerarquías supeditadas a instancias ajenas, tanto políticas como plutócratas. En este sentido, aquí y ahora hay que apoyar a VOX, el único partido cuyo programa contempla Gibraltar.

Compartir

Deja un comentario

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*