«Girón, falange y franquismo social», de Pedro González Murillo

Pedro González Murillo

Empeñada en la obligada, cada día más necesaria y definitiva batalla por la verdad histórica, SND Editores publica una obra fundamental, comootras anteriores suyas. Nos referimos a «Girón, falange y franquismo social» cuyo autor es Pedro González Murillo.

Y es que tras la victoria en la guerra, vino lo más importante si cabe que fue la vitoria en la paz. Porque aquella de nada habría servido, ni siquiera se hubiera justificado, sin la segunda. Porque los sufrimientos de aquella contienda, que sólo fue buscada por el Frente Popular, y por ello para los nacionales fue sobrevenida, sólo se justifican por la victoria en la paz. Victoria que lo fue, sobre todo y ante todo, en lo social, con una revolución social, que no socialista de proporciones que cuandto más se profundiza en ella má perplejos nos deja.

Figura indiscutible, tras el Caudillo  –y sin hacer de menos a otras muchas, pues fue obra de tantos–, está José Antonio Girón de Velasco, cuya eficacia, visión, capacidad de trabajo y más aún si cabe comoleta dedicación al ideal social, no tiene parangón, hasta el punto de que, como ocurre con Franco, su obra pèrmanece y hoy, aunque disimulada por la tormenta iconoclasta qure nos asol, producto de la envidi y el resentimiento de los de siempre, disfrutan las nuevas generaciones de españoles.

El tratamiento histórico del franquismo aparece rodeado de aseveraciones subjetivas y juicios de valor polémicos, consustanciales a la ciencia histórica, pero enriquecedores y expresión del pluralismo del mundo académico y de nuestra sociedad. Sin duda, el conocimiento histórico (y su desconocimiento) tiene relevancia en la conformación de la conciencia ciudadana en un sistema democrático en el que el votante de forma periódica da y quita el poder depositando una papeleta en una urna. De ello se deriva la necesidad de construir un relato histórico legitimador de aquellas fuerzas políticas contemporáneas que se arrogan la cualidad, prácticamente en régimen de monopolio, de luchadores incansables contra la dictadura. Ese mismo discurso se torna deslegitimador de aquellos rivales actuales a los que se les imputa la categoría de sucesores de los que durante la II República o la Guerra Civil osaron disputarle el poder en las urnas o en las trincheras.

En estos momentos, desde el Boletín Oficial del Estado, se aplica al franquismo aquella damnatio memoriae propia de la antigua Roma que pretendía eliminar el recuerdo del enemigo vencido entre las futuras generaciones. El espíritu de esta especie de Historia de Estado, nacida jurídicamente de la Ley de Memoria Histórica (2007) y de la Ley de Memoria Democrática (2022), defiende, desde la facultad de vinculación que otorga el BOE, que el franquismo ha de ser derogado y su presencia eliminada. El franquismo, se nos viene a decir, no tuvo política social, no pudo tener política social, es necesario que no tuviera política social. El franquismo social nunca existió. Y esta verdad absoluta y dogmática se traslada al sistema educativo en el que se forman las nuevas generaciones de futuros votantes a través de un currículum que silencia aquella realidad propagando un esquema maniqueo y adoctrinador.

En esta obra se defiende que, con imperfecciones constatables, el franquismo social existió; que fue el resultado de la metamorfosis buscada por el bando vencedor salido de la Guerra Civil; que la dictadura izó el estandarte de la cuestión social y que pugnó por separarse de aquella legitimidad de origen surgida de su victoria en las trincheras. Y para ello generó un modelo de previsión social organizado sobre la base de un conjunto descoordinado de seguros que pusieron los cimientos de lo que hoy denominamos Seguridad Social. Por tanto, el Estado de Bienestar que hoy disfrutamos hunde sus raíces en el período histórico abordado. Su deseo fue el de atraer al regazo del régimen del 18 de julio a las masas obreras a través de la acción del Ministerio de Trabajo, de los Sindicatos y de falangistas como José Antonio Girón de Velasco. Así pues, el franquismo social se caracterizó tanto por sus realizaciones tangibles e innegables, hoy habitualmente omitidas, como por la zanja existente entre el relato construido y los logros efectivos de su política social. Esa distancia, también tangible e innegable, entre el relato oficial y los frutos efectivos de sus realizaciones se recorrió, como en cualquier otro tiempo y lugar, a lomos de la estrategia atemporal de la propaganda.

SND Editores, aplica a todos los que nos visitan una oferta especial al comprar sus libros: «un descuento del 5 por ciento y los gastos de envío gratis». Para ello, sólo tienen que ir a su web AQUÍ, seleccionar el libro que desean comprar, iniciar el proceso de compra, ir a la pestaña APLICAR CUPÓN DE DESCUENTO, entrar en ella y teclear El Español Digital y automáticamente el descuento citado se les aplicará cuando terminen de formalizar la compra del libro.


8 respuestas a ««Girón, falange y franquismo social», de Pedro González Murillo»

  1. «el Estado de Bienestar que hoy disfrutamos hunde sus raíces en el período histórico abordado»…. HOY es una tomadura de pelo TOTAL…. estado de bienestar…. solo los tontos, muy tontos se pueden creer ese invento imbécil, pero, que funciona… producto de consumo para idiotas e ingenuos que se creen todo.
    Despertad de una vez

  2. El estado del bienestar con Franco y su media España se consiguió con sacrificios, trabajo y ahorro. Después estuvimos viviendo bastante tiempo de esa bonanza. Y después el estado del bienestar se mantuvo y se mantiene endeudándonos para los restos, motivo por el cual vendimos nuestra soberanía.

  3. DON JOSÉ ANTONIO GIRÓN DE VELASCO, que en paz descanse, HA SIDO EL GOBERNANTE, JUNTO CON EL CAUDILLO, que más ha hecho por los trabajadores españoles.
    Y lo digo con un cierto conocimiento de causa, pues soy Graduado Social, Licenciado en Ciencias del Trabajo, Profesor Universitario de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social, etc.
    Con posterioridad a su ministerio, hemos vivido «de las rentas» de todo lo que ellos dejaron establecido y encarrilado, bien encarrilado…
    ¡Lástima que los memos que nos gobiernan actualmente se estén cargando todo!

    1. Por cieto, hace años, décadas, editorial PLANETA publicó un libro de memorias de GIRÓN, que no pude conseguir, pues se agotó rápidamente.
      Posteriormente intenté adquirirlo de la editorial, pero, «curiosamente», ya no estaba en catálogo, según me dijeron, y no iban a reeditarlo. (A pesar de que se vendió muy bien).
      ¿Alguién puede darme el título exacto del libro, y si ha vuelto a ser publicado…?
      Gracias anticipadas.

      1. «Si la memoria no me falla», José Antonio Girón de Velasco
        Editorial Planeta, Colección «Espejo de España», 1ª Edición: octubre 1994- Sin noticias de más ediciones

        1. Gracias, amigo.
          Intentaré conseguirlo en alguna distribuidora o librería de viejo.
          (No deja de ser sorprendente que, pese a estar agotado, la editorial no haya querido volver a editarlo… Da que pensar, y nada bueno).

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad