Gral. Jiménez Henríquez Vs Gral. Llago Navarro

Gral. Llago Navarro

Hace no mucho publicamos un artículo (VER AQUÍ) (y también aquí) en el que dábamos cuenta de la penosa metamorfósis del actual jefe de la Legión, el Gral. Llago Navarro, quien de Capitán legionario alababa públicamente y más aún ante sus legias al Caudillo, al que ponía como paradigma y ejemplo donde los haya de militar y español; en lo cual por cierto tenía toda la razón. Pero que llegado a General, dejándose sin duda en el camino el honor y la dignidad –de otra forma no hubiera llegado nunca– calla cual… y abandona a Franco cuando su figura y memoria sufren la más infame persecución de parte de sus enemigos de siempre que, curiosamente, son también los de España y que por ello deberían ser los mismos que los del Gral. Llago Navarro, el cual con su actitud actual traiciona el Credo legionario del que alardea.

Gral. Jiménez Henríquez

Pues bien, para escarnio de tan pobre y penoso militar y legionario, de lo cual tiene sólo el uniforme que tan indignamente viste, traemos a la memoria el gesto honroso, viril, valiente y legionario, éste sí cien por cien, que en 1978 protagonizó el entonces jefe de la Legión, el Gral. Jiménez Henríquez, quien aún en contra de las sibilinas y renegadas órdenes de sus por entonces ya traidores superiores, acudió horas antes de celebrarse el anual desfile «de la Victoria» en Madrid, acudió con su Bandera legionaria al Valle de los Caídos donde General, Jefes, Oficiales, Suboficiales y legias –entonces lo eran, los de ahora no lo son aunque como la mona se vistan de ello– todos a una rindieron al Caudillo el homenaje que siempre se merece.

Gral. Jiménez Henríquez

El gesto, el buen gesto, la coherencia y valentía del Gral. Jiménez Henríquez le costó de inmediato el cargo, claro, porque ya en fecha tan temprana la sumisión y vil pleitesía, vicio y deformación de una mal entendida disciplina, inundaba a nuestras FF.AA.; para qué decir ahora. Por el contrario, el Gral. Llago Navarro sigue en su puesto, cual florero, eso sí, y llegará a División, no lo duden.

Breve semblanza del Gral. D. José Manuel Jiménez Henríquez.-

Alférez Provisional durante la Cruzada de Liberación Nacional 1936-39, combatiendo siempre en primera línea con la Xª Bandera de La legión. En los empleos de Capitán y Comandante sirvió en el Tercio «Gran Capitán» (1º de La Legión). Ya como Coronel estuvo al Mando del Tercio «Duque de Alba» (2º de La Legión). Subinspector de La Legión de 18.08.1974 a 07.08.1978, periodo durante el cual tuvo lugar la retirada del Sahara, la acción de Tifariti, la marcha verde y finalmente la entrega del territorio.


2 respuestas a «Gral. Jiménez Henríquez Vs Gral. Llago Navarro»

  1. Es clamar en el desierto.
    Estoy de acuerdo con Sertorio en su trabajo (La lenta agonía del Régimen ): «España ya no tiene «Ejército», sino «Fuerzas Armadas»: un conjunto de civiles uniformados. … Pero ni la Corona, ni el Ejército, ni muchísimo menos la Iglesia, van a a servir de dique frente al diluvio que se nos puede echar encima mucho antes de lo que es de suponer; sólo nosotros podemos ser el dique. Las instituciones han desertado de sus obligaciones y es a los españoles a los que les corresponde defenderse por sí mismos, sin esperar nada de militares, curas, jueces o monarcas. Por tanto, es necesario articular una respuesta nacional frente a la agonía del Estado»

  2. El articulo de «Sertorio» a que se refiere el comentario anterior puede leerse aquí:
    https://elmanifiesto.com/tribuna/210034489/La-lenta-agonia-del-Regimen.html
    España está como en 1808, el pueblo está huérfano, y hay dos elementos que Napooleón no dispuso de ellos para haberlo podido utilizar a su favor:
    – uno, el más importante, es la televisión, con la cual los enemigos de España mantienen a la población adormecida.
    – el otro es el delito de odio, artimaña para impedir que España pueda defenderse en el plano intelectual y de la palabra.
    Entonces como ahora, por encima de los Capitanes Daóiz y Velarde, todos están con los franceses. TODOS, y ello incluye a muchos responsables

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*