El Gral. Miguel Alcañiz: otro bien pagao

Muchos no entienden todavía por qué tenemos unas FF. AA. cuyos mandos, particularmente los superiores, callan cual…, miran para otro lado y no recuerdan la existencia de un artículo 8º de la Constitución, inhibiéndose ante la patente y sistemática vulneración de nuestra Carta Magna por parte de nuestra penosa, mediocre y corrupta clase política y consiguiente desintegración de nuestra patria. Pues muy fácil, porque son bien pagaos, como la del cuplé, o lo que hoy llamamos «síndrome de las puertas giratorias».

El Gral. Alcañiz sirviendo en bandeja el fajín de General

Entre muchos ejemplos, traemos hoy a la palestra uno reciente. Se trata del Tte. Gral. Miguel Alcañiz Comas, el cual, tras retirarse hace apenas unos meses, ha vuelto a reaparecer, por arte de birlibirloque, en el consejo de administración de General Dinamycs Santa Bárbara –¿les suena el nombre?–, por la gracia y el dedo de la denominada Oficina de Conflicto de Intereses, dependiente del Ministerio de Política Territorial y Función Pública, que le ha dado el visto bueno al enchufe, la prebenda y la nueva paga. Hay que destacar, para mejor entender aún el asunto, que dicha Oficina fue creada en el 2006, o sea, por Rodríguez Z., es decir, por el corrupto PSOE –aclaremos que el PSOE es corrupto y criminal desde que lo parió Pablo Iglesias Pose–, para… lo de siempre, que no es otra cosa que institucionalizar las puertas giratorias.

¡Ay, esos siempre malditos y opacos «consejos de administración» de las grandes corporaciones, monopolios y empresas públicas, semipúblicas o en su origen públicas!

Así, Miguel Alcañiz, recibe su recompensa a años de silencio, de no dar problemas, de callar y de tener un comportamiento políticamente correcto. Ahora recoge, además de los correspondientes a haber hecho «la carrera», un puesto en el que ganará una pasta y sólo tendrá que figurar… algo para lo que ha recibido un entrenamiento intensivo durante sus años de servicio, habiendo demostrado gran eficacia. ¿Se dan cuenta?

Miguel Alcañiz

Más aún. No se pueden imaginar la cantidad de jefes militares que cuando les llega la hora de retirarse se buscan, y les conceden, una ampliación de su permanencia en pretendidos «programas» o labores que para nada valen; y que si valen no se entiende, ni se puede justificar, que no se los asignen a los que están en activo.

Hubo en tiempo, en este lugar, por ahora llamado España, aunque cada día que pasa lo es menos, en que los militares, cuando les llegaba la hora de su retiro, se iban a su casa pleno de dignidad, coherencia y sólo con la satisfacción del deber cumplido que era para lo que habían ingresado en las FF. AA. en su día. Desde hace décadas no es así; las mismas décadas de complicidad de los militares con lo que viene ocurriendo y que todos, menos parece que ellos, sabemos y procuramos denunciar.

Todo cuadra, como ven. Enhorabuena, Gral. Alcañiz, lo consiguió.


3 respuestas a «El Gral. Miguel Alcañiz: otro bien pagao»

  1. El día que España se salve, y vuelva la paz otra vez, (en realidad la paz empieza nunca, pero lo digo para entendernos) mi pregunta es: ¿qué medidas se podrían adoptar (en un pais como éste que la Inteligencia no existe y si existe trabaja para el enemigo, o al menos esa impresión tengo yo) para detectar los militares de falsa lealtad?, porque militares como este si viviera Franco, aparentarían mucha lealtad al régimen.
    Creo que esto ha sido siempre un problema en las FFAA, el falso patriotismo, el aparente pero falso amor y entrega a España, de unos, y como la otra cara de la misma moneda la ingratitud del sistema luego hacia los verdaderos militares leales con España. En esta página de El Español Digital veo que escriben y comentan personas que son (o parecen) mandos militares más o menos en la reserva, defendiendo y dando la cara por España, pero yo soy consciente de que si Franco viviera, todos esos otros generales que en estas páginas son objeto de critica por rojos o por servilismo con los enemigos de España, si Franco viviera, estos mismo Generales que colaboran con Zapatero y que se prestan a todo por tal de sostenerse en el puesto y progresar, ocuparían igualmente los puestos de mando o de privilegio porque le habrían dado la vuelta a la chaqueta política que ahora lucen y lucirían la contraria. Y los militares que en esta página dan la cara por España pues serían ignorados como lo fue Blas Piñar en tiempos de Franco que no se le dieron grandes cargos a pesar de su valía. Desgraciadamente esto ha sido una realidad históricamente constatable.
    Hago notar esta idea por dos motivos, por lo que tiene de injusto (o de crónica de una injusticia anunciada), y por lo que tiene de foto que describe de estos otros militares en activo que no tienen escrúpulos con tal de estar ellos en la cresta de la ola.
    Otra reflexión para las noches de insomnio es los efectos en la moral de la tropa que en combate puede tener el estar dirigidos por mandos «listos» como estos, (no lo digo por este en concreto, que ni lo conozco, sino por los mandos rojos en general lameculos de los políticos del PSOE) que como soldado sabes que estos mandos tienen 3 prioridades:
    – primero ellos,
    -después ellos
    -y ya en tercer lugar si sobra algo, ellos también.
    Quien escribe estas líneas no ha sido Coronel ni TTE. Coronel, ni Comandante, ni Capitán…ni siquiera cabo de reemplazo, y como soldado raso que he sido y que he visto en las maniobras a los oficiales comer en mesas y sillas como las de un bar y servidos por soldados vestidos de camareros con chaquetas burdeos, y dormir en una tienda canadiense de 6 plazas de uso civil para una persona con su colchón y sus mantas como si estuviera en su casa, mientras los soldados dormíamos en el suelo sin esterilla en tiendas con el suelo roto por las esquinas que filtraba el agua de lluvia del suelo, resulta preocupante el ser mandado por jefes que la consideración que tienen ellos de sí mismos es el interés personal únicamente, (a la Patria que la zurzan), y la consideración de la tropa que tienen bajo su mando es como mera «carne de cañón» que se sacrifica sin ningún problema, o que se sacrifica para colgarse ellos unas medallas con su sangre y con las extremidades de sus cuerpos arrancados de cuajo por las explosiones. No es mi caso, porque yo no preciso que otro me convenza de nada, ya poseo las convicciones, pero por lo general la capacidad combativa de la tropa depende mucho de lo que se identifique con su mando y lo admire, pero es difícil de admirar , cuando estas por ejemplo defendiendo Ceuta de un ataque marroquí y tu mando sabes que se ha estado dedicando no a proporcionarte armas eficaces, sino a felicitar el Ramadán al enemigo, y no sabes si lo siguiente que haga es dejarte vendido, porque para eso eres carne de cañón, y las guerras se libran en este país no con los elementos adecuados sino careciendo de lo más elemental y luego tratando de suplir estas carencias saliendo la gente a las 8 de la tarde a aplaudir, que por lo visto eso destruye los aviones y los helicópteros del enemigo que es una barbaridad como los derriba.
    Lo dejo como reflexión para las noches de insomnio.

    1. Cuanto acertadamente expone en su comentario, no es un defecto, falta o debilidad del mando sólo de estos tiempos, donde sin ninguna duda se haya aburguesado y acomodado, preocupado solo de que le pinten el pabellón y se le sustituyan los inodoros del mismo por otros sin estrenar antes de tomar posesión de él. Debe tratarse, aunque seguro que en menor medida, de una tacha o defecto ya conocido en el siglo de oro español. Vean si no lo que escribía Quevedo al respecto:
      «Cuánto es más eficaz mandar con el ejemplo que con mandato; más quiere llevar el soldado los ojos en las espaldas de su capitán, que tener los ojos del capitán a sus espaldas. Lo que se manda, se oye . Lo que se ve, se imita…”

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*