¡Gran éxito de nuestro colaborador Javier Navascués!

Nuestro apreciado y multifacético colaborador, el periodista, escritor, maestro de entrevistadores, locutor, productor de documentales y ahora además subdirector del prestigioso diario electrónico El Correo de Madrid nos ha dadao ha conocer una nueva de sus múltiples virtudes: la de conferenciante, impartiendo una conferencia magistral en el Club Empel de Barcelona; ya –por mucho que les pese a los anti-españoles–, lugar de referencia y punta de lanza de la cada día más pujante españolidad de gentes y tierra tan nuestra como es Cataluña, antigua «marca hispánica».

Oración, formación y acción fue el título de la conferencia de Javier Navascués, quien, tras unas aclaraciones previas para que nadie se sintiese aludido o lo tomase como algo personal –o puede que al contrario, conociendo como conocemos la gran capacidad para el sarcasmo que tiene Javier–, hizo un firme y valiente llamamiento a los asistentes y a todos los españoles a entregarse de verdad a las únicas causas que merecen la pena: Dios y España, y ello hasta las últimas consecuencias si fuese preciso, que es dar la vida.

Navascués remachó que la grandeza de España ha estado siempre y exclusivamente unida a su catolicidad, luego si queremos recuperar lo más genuino de nuestra patria y sacarla de su decadencia y letargo actual, que ya dura casi medio siglo, hay que recuperar su cristiandad y la Tradición católica. El conferenciante alentó en todo momento a entregarse sin medias tintas a dichas causas, llevando una vida de militancia política, y de compromiso generoso y abnegado, teniendo como base la oración y la recta formación.

El Club abarrotado

La charla, coincidencias de la vida… ¿o no?, tuvo lugar el día en el que el Frente Popular volvía al poder en España. Fuera por las encendidas palabras del conferenciante, fuera por la situación límite a que hemos llegado, el caso es que los asistentes salieron encantados y enardecidos dispuestos a plantar batalla a los hijos del Príncipe de la Mentira que ya nos desgobiernan.

En Barcelona, en Cataluña, o sea, en España, porque no nos engañan y sabemos que Cataluña es España, crece la resistencia de los españoles honrados y de pro de siempre, de ayer, de hoy y, no lo duden, de mañana.

¡Enhorabuena, Javier!


Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*