Hay que votar a VOX el 4M

Las elecciones en Madrid del próximo 4M han adquirido un rango especial que las convierte en mucho más que unas meras elecciones autonómicas. Así lo han asumido el propio Gobierno, el mismísimo Pedro Sánchez e incluso el patético Iglesias con su voluntaria/forzada salida del Ejecutivo; ha sin dudas razones relacionadas con su agónica situación judicial y la evidencia de su ineptitud. Igual han hecho sus respectivos partidos. También la oposición en pleno. Madrid reasume así su capitalidad y la importancia inherente a ello que había perdido en buena medida por la descontrolada y estúpida evolución de este nefasto sistema de las autonomías.

Pues bien. Asumiendo todos los madrileños lo dicho, la pregunta inmediata para los que no sólo nos consideramos madrileños, sino mejor y mucho más aún españoles, es a quién votar; descartamos a los votantes sistemáticos de la extrema izquierda, o sea, socialistas del PSOE y comunistas podemitas de variada ralea que no son españoles, sino antiespañoles como demuestran siempre.

Para quien esto subscribe, la respuesta es evidente: a VOX.

Porque constituye un revulsivo nacional que defiende con inteligencia y tenacidad principios y valores patrios que hacía cuatro décadas que no se oían por nuestros tan desérticos páramos con tanta claridad y contundencia , y porque sigue manteniendo su discurso sin modificaciones significativas; y ambas cuestiones a pesar de la que le está cayendo encima. No es oro todo lo que reluce en VOX. Pues claro. ¿Hay que estar vigilantes? También y mucho. ¿No nos casamos con él para siempre? Como con nadie. Pero no hay ser humano, ni obra humana perfecta… ni la habrá. Nadie que vote o milite en un partido podrá estar conforme con el cien por cien ni de lo que postula ni de lo que hace. Es imposible. Eso sólo se logra militando en un partido: el propio, el individual, el formado únicamente por uno mismo, ese que sólo obtiene un voto.

También hay que votar a VOX porque todos, absolutamente todos, PP incluido –y casi más él que los otros–, se han confabulado contra él, incluso de manera pública, prueba del algodón de que ven en VOX a la única posibilidad que existe de desarmarles el chiringuito que tienen montado todos desde hace décadas –bipartidismo incluido–, no teniendo tanta inquina a ningún otro partido, ni siquiera a los separatistas. Contra VOX vale no sólo la agresión dialéctica –nunca olvidaremos el repugnante y miserable discurso de Casado contra Abascal en la moción de censura–, sino también la violencia física que vemos a diario, sobresaliendo hasta el momento los casos de Cataluña y Vallecas. En ambos los de VOX mantuvieron el tipo, no se arredraron y dieron la cara.

Hay que votar a VOX porque en política, cuando no se puede aspirar a la mayoría absoluta en solitario –que es lo que todos quieren-, hay que procurar ocupar el espacio suficiente y necesario para que el partido mayoritario afín o pseudoafín te necesite para alcanzar esa mayoría, que es lo que está al alcance de la mano de VOX en Madrid; y que es lo que han venido haciendo desde siempre los grupos secesionistas con el buen resultado que para sus perversos fines se ha demostrado. La única forma de comenzar a doblegar al corrupto y degenerado PP, poco a poco y dentro de lo posible, es mediante un VOX lo más fuerte posible; y los peperos lo saben, lo sienten y por ello han entrado en pánico. Desearíamos que el PP hubiera ya desaparecido o que lo fuera a hacer –el PP ha sido el verdadero caballo de Troya de la «democracia» y el culpable mayúsculo de nuestra actual penosa situación–, pero no parece posible. ¡Si la serie UCD-AP-PP hubiera sido un VOX siempre, otro gallo cantaría a España ahora!

Hay que votar a VOX porque VOX viene dando la cara como hace cuarenta años que nadie lo hacia; falangistas y demás afines dirán que ellos sí lo han hecho, lo cual en parte es verdad, pero les ha faltado siempre inteligencia y perspicacia para entender las formas y fondo de los signos de los tiempos que corren y que son en buena medida irreversibles… también les ha sobrado personalismos y, en el caso de su inquina contra VOX, exceso de ataque de cuernos. Es increíble cómo en estos ambientes se generaliza el apoyo a Ayuso, olvidando que votar a Ayuso es votar a la bestia, o sea, al PP. También es penoso ver cómo muchos votantes de VOX hablan de votar a Ayuso para… si el PP obtiene mayoría por sí solo o grandes resultados por sí mismo, seguirá instalado en la soberbia, la corrupción y… volverá a traicionar todo y a todos, seguirá siendo el mamporrero del PSOE. ¿No lo entienden? Y si VOX no crece su proyecto podría quedar tocado. ¿Tampoco lo entienden?

Si no se logra hacer de VOX la punta de lanza de la fuerza que termine con el monopolio pepero de la España nacional –la izquierda de aquí es y será toda ella y siempre antinacional e irrecuperable–, seguiremos como hasta ahora, o sea, que iremos aún a peor, porque el PP no tiene solución a no ser que se le obligue.

Votar a Ayuso no es votarle a ella, sino al PP, lo que muchos parece mentira que olvidan encandilados por la gestión citada pepera, eufemismo y engaño que el PP está logrando que se olvide utilizando a Ayuso –¿se han dado cuenta de que hasta Casado se ha eclipsado y de que el lema de la campaña pepera es «yoconAyuso»?; o sea, haciendo que dejemos de ver al PP como lo que es: el principal de los causantes de nuestros males, mucho más que los marxistas-leninistas socialistas y comunistas y que los separatistas, porque ha sido quien ha destruido a la parte buena y honrada del pueblo que se sentía español, y que ya, por culpa del PP, no sabe lo que de verdad significó, significa y debe volver a significar, serlo.

Y si lo anterior no les convence, queda una última razón para votar a VOX: porque VOX es el voto útil con el que poner en su sitio a todos los demás, PP incluido; o incluso a este aún más.

PD.- ¿Ciudadanos? No existe. Y siempre hemos sospechado que fue una «marca blanca» del PSOE para carcomer al PP.


Una respuesta a «Hay que votar a VOX el 4M»

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad