Hijos de la gloria y de la mentira (I)

Con ese mismo titulo, siento haberlo copiado pero es tan gráfico que es imposible no hacerlo, mi maestro en cuanto a muchos temas de historia y, quien mas me animó a seguir adelante en estas lides, Ricardo de la Cierva, titulaba la ultima, para mi, gran obra sobre el ataque a la unidad de España por los mercaderes de la mentira. La lastima como siempre es, quizás, que ya no podamos contar con él, pero es ley de vida.

Durante cientos de años, los vizcaínos presumían de ser, primero muy castellanos y, luego, de ser mas españoles que nadie. Pero el paso del tiempo y el final del siglo XIX nos trajo la decadencia de España, algo que si bien había arrancado en los tiempos de Francisco I de Francia, como venganza a su derrota por las armas hispanas, había evolucionado sumándose a ella las intrigas de otros como Holanda o Inglaterra. En este ultimo y, apoyándose en la Gran Logia de la Masonería Escocesa, se fraguó un plan a largo plazo que destruyera a aquel Imperio que era imposible desbancar por la fuerza de las armas o por otros sistemas.

Empezó a dar sus frutos ya al final del siglo XVII, con el problema de la Sucesión a la Corona de España, y logró su primer fruto situando a un francés en el trono del Imperio. Las crónicas de la época nos cuentan cómo el nuevo desgobierno se ocupó de generalizar la Leyenda Negra del momento por calles, figones o teatros, como podemos descubrir si tomamos documentación de aquel momento, en lo relativo a la vida social y política. Aquella situación logró revertirse, gracias a que los sucesores de aquel rey vieron que la situación podría dejarles sin corona y actuaron en consecuencia.

Pero, masones y asociados continuaron sus movimientos y propaganda. A final de aquel siglo habían trazado un plan maestro: infectar a las élites criollas de las mal llamadas colonias españolas, es decir lo virreinatos y lo mismo para el Ejercito y la Marina de aquella España. Napoleón llegó en el momento oportuno de descabezar a la Patria y de eliminar a casi la mitad de la población, destruyendo de paso infraestructuras e industria, finalizándolo después nuestros aliados británicos.

Sabino Arana en prisión en 1895

La traición por parte de los masones criollos, a cambio por supuesto de muchas cosas personales, aunque alguno se arrepintiese a posteriori, logró desmembrar el Imperio. Casi cien años después, muchas sombras sobre una guerra que perdimos con Estados Unidos, en la que demasiadas cosas raras pasaron. Puso rumbo a una desaparición de la España fuera de Europa. Pero mientras aquí, en la península y convenientemente dirigidos, los mismos compañeros de mandil, mantuvieron cien años de revoluciones y guerras civiles que desangraron la Patria.

Tubal Caín

No es pues de extrañar, que los que se auto-consideraban cultos, como Sabino Arana Goiri, se apuntasen a la hoguera donde quemar a España, sobretodo para recoger lo que se pudiera de las cenizas. Y a ello se lanzaron al asumir la famosa, entre ellos, “Leyenda de Túbal”. Aitor y Túbal Cain, descendientes de Jafet, el tercer hijo de Noe, fueron los que condujeron a su prole, desde donde el Arca había descendido tras el diluvio (los montes de Armenia), hasta el estrecho de Gibraltar, donde se separaron los de tez mas claro, que cruzaron el mar y ocuparon la península que luego llamaron Iberia (nombre baskongado), mientras los más oscuros poblaron África.

Si ustedes me lo permiten, más adelante les iré contando el interesantisimo periplo de nuestros héroes vascongados, que mientras caminaban hacia su particular tierra prometida, fueron descubriendo y bautizando con nombres de su importantisima lengua, propia de los baskongados. Algo relativamente fácil de contar, siguiendo simplemente la trilogía de Ricardo de la Cierva, que nos ha puesto una excelente bibliografía, encabezada por el propio Sabino Arana, con una lista de artículos y libros en los que los dislates se amontonan de una forma enorme, irracional, ilógica e irresponsable.

Bueno, pues que sepan ustedes que los descendientes de Jafet y Tubal, han elegido nuevos representantes, eso sí por desgracia, con un cuarenta por ciento de votantes charnegos y algunos extranjeros nacionalizados, algunos incluso descendientes de los que poblaron África. El siguiente objetivo: independizarse de los mitad hombres, mitad bestias, como dijo Sabino, que tienen sojuzgados a los baskongados. Y ahí lo dejo…

Continuará


2 respuestas a «Hijos de la gloria y de la mentira (I)»

  1. Le sumo al artículo este otro, que va como anillo al dedo comulgando con la rueda de molino.

    «De nuevo pucherazo del gobierno de Pedro Sánchez en las elecciones vascas a través de Demotech (introducida por Rodríguez Zapatero en 2004) a través de INCIBE, socio de Indra, Odec, y Scytl. Proyecto COMSecMeet».

    https://eladiofernandez.wordpress.com/2024/04/21/de-nuevo-pucherazo-del-gobierno-de-pedro-sanchez-con-la-ayuda-de-la-guardia-civil-y-defensa-en-las-elecciones-vascas-a-traves-de-demotech-introducida-por-rodriguez-zapatero-en-2004-a-traves-de-i/

    Saludos cordiales

    1. «Venezuela y Argentina y resto de Sudamérica…» Zp y ahora vascongadas, sumando a Indra y Telefónica, están atando todo bien atado. Y para que no falte de nada, el símbolo masón de la empresa. Probablemente estamos ya en un momento Putin, con su homólogo Sánchez para los restos y su troupe ganando todos los comicios. Me parece que a medida que se vaya notando más y más, van a aparecer conspiranóicos por todos lados.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad