Historia del 23F. Un antes y un después

El golpe de Estado perpetrado el 23 de febrero de 1981 sigue hoy siendo un misterio.

Los episodios centrales, que conocemos muy superficialmente,  fueron el asalto al Palacio de las Cortes por un grupo de guardias civiles a cuyo mando se encontraba el teniente coronel D. Antonio Tejero Molina , ocurrido durante la votación para la investidura del candidato a la presidencia del Gobierno, Leopoldo Calvo-Sotelo, de Unión de Centro Democrático, que supuso la retención del Gobierno de España y de los Diputados y Senadores del Reino en su interior, así como la ocupación militar de la ciudad de Valencia en virtud del estado de excepción proclamado por el teniente general D. Jaime Milans del Bosch, capitán general de la III Región Militar.

Fueron unas horas de incertidumbre que concluyeron tras la negativa del Teniente Coronel D. Antonio Telero Molina al General D. Alfonso Armada – hombre de confianza del Rey-, a que entrase en el hemiciclo para formar un gobierno pluralista

A la 01 horas y 14 minutos  de la madrugada del día 24 de febrero se emitió a través de la primera cadena de televisión un mensaje del Rey Juan Carlos I, vestido con uniforme de Capitán General de los Ejércitos dirigiéndose a la nación. A partir de ese momento el golpe se da por fracasado.


4 respuestas a «Historia del 23F. Un antes y un después»

  1. Todavía estoy impresionado.
    Aunque sea largo resulta imprescindible verlo y escucharlo íntegro.
    Un recorrido, pleno de objetividad, por la reciente historia de España.
    En lo relativo al 23F, aunque todo es rigurosamente cierto, hay alguna mínima imprecisión que aunque en nada desvirtúe lo narrado, merece puntualizarse.
    Lo haré, Dios mediante, en cuanto me sea posible.

  2. Es un lujo, y un honor, poder volver a leer al gran amigo y camarada, don José Luis Díez Jimenez, ya fallecido.
    Estoy seguro de que permanece fire, entre los luceros, velando por España, y por todos nosotros.
    ¡Gracias, amigo!

  3. El punto de inflexión ‘de turno’, para pasar de la falsa derecha a la izda. y tiro porque me toca. Los engaños, pantomimas, teatrillos de marionetas( más o menos sangrientos ), que precisa el rebaño para soportar/creerse la deriva/adoctrinamiento/corrupción.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad