«Historia criminal del Partido Socialista», de Javier García Isac ¡Imprescindible!

Editorial Actas, de sobra conocida, tiene ya una larga trayectoria de éxitos, realizando desde su creación una labor encomiable máxime teniendo en cuenta los tiempos que corren. Labor además valiente porque es de las muy pocas editoriales que se atreve a publicar lo que las vendidas a intereses oscuros, aunque con objetivos cada día más claros, y generosamente subvencionas por esos mismos intereses, no es que no sólo no se atrevan, sino que ni se les pasa por la cabeza.

En esta ocasión Editorial Actas, con una edición como es su costumbre de lujo que da gusto, insertando fotografías más que significativas para ilustrar el texto, ha publicado un libro que consideramos imprescindible de leer y más aún de guardar y repasar conforme la evolución de España va por donde va y peor que va a seguir pues parece no tener remedio; por lo menos a la vista.

Nos referimos a «Historia criminal del Partido Socialista» cuyo autor es el reputado periodista y locutor, además de profuso e incisivo analista de actualidad, Javier García Isac, cuya trayectoria vital y en los medios es de sobra conocida, pero que no por ello vamos a omitir.

Javier García Isac

Javier García Isac (Madrid, 1966), licenciado en Derecho por la UCM alcanzó un notable éxito profesional en diversos altos cargos en empresas multinacionales especialistas en auditorias hasta que un buen día decidió colgar los hábitos y rendirse por fin a su gran tentación desde siempre: los medios de comunicación; y más aún la de ponerlos al servicio de su otra gran pasión que es España. Así pues, cambio radical de vida, salto en el vacío y sin red pero que gracias a sus habilidades y valía le reportaron enseguida la categoría y nuevo éxito que se merece y que, todo hay que decirlo, se ha labrado a pulso, día a día, con enorme trabajo y empeño; bien que en su caso, por trabajador infatigable sin horas ni descanso que es, podríamos aplicarle aquello de «sarna con gusto no pica»; y es que a García Isac el trabajo, que para muchos mortales es una sarna, para él es un placer, prácticamente una adicción de lo más saludable, eso sí.

Y para probar lo dicho nada mejor que recordar algunos de los medios con los que colabora, y que por su número y calidad dan una idea de su capacidad de trabajo: Cope Madrid 2, Es Radio Madrid 2, Intereconomía, dirigió los informativos de Cadena Ibérica con su gran éxito «Territorio Lince», cofundador de Radio Ya en la que dirigió el alma de dicha emisora «La boca del lobo», actual director de Decisión Radio a la que ha trasladado su «boca del lobo» con el mismo éxito de audiencia, numerosos artículos en El Correo de España, EDA News, Periodista Digital y otros. En la actualidad es también pilar fundamental de los canales de televisión TNN y EDA TV. Y para no faltar nada ha tenido el valor de adentrarse en zona tan difícil e inhóspita como es la de los libros con trabajos como Cita con la historia, Franco en el banquillo (la defensa toma la palabra) y La Segunda República sin complejos, todos de gran éxito con varias ediciones ya publicadas.

En esta ocasión su nuevo aporte es, si cabe, todavía más importante, trascendente y de rabiosa actualidad: «Historia criminal del Partido Socialista». Un trabajo escrito de forma directa, cruda, sin autocensura tan a la moda, descarnado, incluso a veces hiriente porque las verdades que plasma lo son hasta lo indecible. Es un libro que más que leerse se bebe. Que engancha. Que crea adicción. Que nos hace volver una y otra vez a sus capítulos para memorizarlos y así hacer que pasen a formar parte de nuestro bagaje no sólo cultural, sino incluso político e ideológico, porque la historia que nos presenta del PSOE da para ello y para mucho más. Trabajo que se nos hace corto en sus tan sólo 387 páginas… pero ¡qué páginas! ¡Qué historia verdaderamente criminal la del PSOE! ¡Qué historia para no dormir y menos para olvidar! El trabajo de García Isac, por lo dicho, se convierte en libro de consulta y de texto, de estudio y en un archivo esencial al que volver una y otra vez.

Como demuestra García Isac, la historia del PSOE sólo puede calificarse de criminal. Y lo es desde su fundación hecha a base de amenazas, puños y pistolas. Su infancia y juventud lo fue a base de golpes de Estado, revoluciones, huelgas salvajes y la siembra del odio. Su mayoría de edad se caracteriza por la cheka, la tortura, la violación, el latrocinio, el expolio, el asesinato y la traición. Y siempre, siempre, sobre todo ello, la mentira, la mentira institucional y personal, el engaño, la falsedad. Tras la guerra, durante el exilio, no varió ni un ápice en su manera de ser, nada cambió en él, todo siguió igual, sólo que entre ellos, a Dios gracias, porque en España desapareció del mapa para bien de nuestra patria. Pero tras el fallecimiento de Franco, y en buena medida por la estupidez de los que ya venían pasándose al lado oscuro, renació de sus cenizas y lo hizo, cómo no, con su mismo y único ADN, porque llegó al poder aprovechando la conmoción del 23-F, en el que estuvo implicado, todo hay que decirlo y debe recordarse, y, una vez en él, volvió por sus fueron corruptos y corruptores si cabe aún más que antes, trabajando para dejar a España como hoy está, que no la reconoce ni la madre que la parió; en el camino, además, asesinó a Montesquieu, preparando la implantación de su añorada dictadura marxista-leninista, ideología de la que nunca ha renegado a pesar de ser azote de la Humanidad, siempre fracasada entre toneladas de miseria y ríos de sangre. Así, los «100 años de honradez» y los cuarenta de poder recién celebrados no son sino una historia de terror para nuestra desgracia; es el único partido socialista del mundo antinacional, que odia a su patria y que quiere verla desmembrada en… 17 pedazos.

Gracias a la estilográfica de García Isac, las páginas de su «Historia criminal del Partido Socialista» dan fe de quiénes han sido y quiénes son los socialistas; no podemos decir «españoles» porque son antiespañoles. Nombres, fechas, datos concretos de sus repugnantes tropelías, muchas conocidas pero cuyos entresijos más cultos nos desvela García Isac con sorpresas increíbles, hielan la sangre. Pobre España, sin duda, por tener que padecer este cáncer que, además, parece no tener cura porque hoy vemos como no pocos españoles siguen infectándose de él a pesar de ser evidente que sólo nos lleva a la perdición y, lo que es aún peor, a la polarización sin descartar un nuevo enfrentamiento directo; que es lo que al parecer buscan sus dirigentes de ahora como los de siempre desde su fundación, creyendo, tal vez, que a río revuelto ganancia de pescadores.

Para finalizar dos conclusiones que sacamos de la lectura de este esencial trabajo que aconsejamos leer: a) que nadie se engañe: hay un hilo conductor directo entre Felipe González, Rodríguez Zapatero y Pedro Sánchez, son tres eslabones de una misma y única cadena que, a su vez, engarza perfectamente y bebe de Pablo Iglesias Posse, Indalecio Prieto, Largo Caballero «el Lenin español», la guerra civil y las chekas, con la única diferencia de que González supo que en su momento la cosa no estaba madura, ni mucho menos, para hacer lo que Zapatero y mucho más Sánchez se atreven y saben que sí pueden, y b) tal vez el libro en vez de «Historia criminal del Partido Socialista» podría muy bien haberse titulado «El PSOE, una organización históricamente criminal», porque a la vista de lo que García Isac no cuenta, el PSOE no es un partido, sino una «organización», una banda, cuya historia nada tiene que envidar en nada, tampoco en cuanto a crímenes se refiere, a la de Al Capone.

Para adquirirlo: AQUÍ


3 respuestas a ««Historia criminal del Partido Socialista», de Javier García Isac ¡Imprescindible!»

  1. LA DESGRACIA QUE PADECE ESPAÑA POR AUSENCIA DE ESPÍRITU EN LA CORONA ABDUCIDO POR EL MALIGNO

    «Si existe un pueblo racial, una comunidad de sangre, siempre, siempre, se conformará en su seno una Aristocracia del Espíritu, de donde surgirá el Rey Soberano: el Rey será quien ostente el grado más alto de la Aristocracia, la Sangre Más Pura; quien posea tal valor, será reconocido carismáticamente por el pueblo y regirá por Derecho Divino del Espíritu. Su Soberanía no podrá ser cuestionada ni discutida y, por lo tanto, su Poder deberá ser Absoluto. Nada hay Más Alto que el Espíritu, y el Rey de la Sangre expresa al Espíritu; Y en la Sangre Pura del pueblo subyace el Espíritu; y por eso el Rey de la Sangre Pura, que expresa al Espíritu, es también la Voz del Pueblo, su Voluntad individualizada de tender hacia el Espíritu. De manera que nada material puede interponerse entre el Rey de la Sangre y el Pueblo: por el contrario, la Sangre Pura los une carismáticamente, en un contacto que se da fuera del Tiempo y del Espacio, en esa instancia absoluta, más allá de la materia creada que se llama El Origen común de la Raza del Espíritu.

    Y de aquí que todo cuanto se conforme materialmente en relación con el pueblo le deba estar subordinado al Rey de la Sangre: todas las voluntades deben sumarse o doblegarse frente a su Voluntad; todos los poderes deben subordinarse ante su Poder. Incluso el poder religioso, que solo alcanza los límites del Culto, debe inclinarse bajo la Voluntad del Espíritu que el Rey de la Sangre manifiesta».

    Saludos cordiales

  2. A la espera de leer el libro, la reseña no puede ser más clarificadora.
    Completamente de acuerdo en esa “unidad de doctrina” de Felipe González, Zapatero y Pedro Sánchez.
    Una vez “alzadas columnas”
    La “Organización” y sus “obediencias” tomaron buena nota de su fracaso histórico, al pretender hacer la revolución en meses o años.
    Comprendieron que necesitaban dos generaciones (50 años) para que la infiltración en todos los organismos del Estado y el control de los medios de comunicación -unidos al apoyo de sus terminales internacionales- les permitiera, con garantías de éxito, alcanzar su irrenunciable objetivo.
    La destrucción de España, mediante su transformación en una Unión de Repúblicas Socialistas Ibéricas.
    Cumplida venganza por la derrota de 1939.
    Y muy posiblemente también por el Edicto de Granada de 1492

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad