Hoy, 13 de enero, la Policía Nacional cumple 200 años al servicio de España

El 13 de enero de 1824, una Real Cédula, firmada por el Rey Fernando VII, creaba la Superintendencia General de Policía del Reino, la primera estructura de un Centro directivo policial con competencias a nivel nacional.

A partir de entonces, con una u otra denominación, vistiendo uniformes de colores diferentes, identificándose por medio de simbologías cambiantes, la Policía ha estado siempre ahí, acompañándonos los 365 día del año, las 24 horas de cada día, para ser la mejor garante del ejercicio de los derechos y libertades de la ciudadanía.

Combatiendo, día a día, contra el terrorismo asesino; luchando contra la delincuencia en todas sus manifestaciones; garantizando el cumplimiento de la legalidad vigente; acudiendo en nuestro auxilio cuando fue necesario requerir su presencia sin importarles empeñar sus vidas en el cumplimiento del deber, la Policía, nuestra Policía ha estado siempre ahí, a nuestro lado.

Con ocasión de grandes catástrofes, tanto naturales como provocadas por la mano asesina; cada vez que la vida de cualquier español o extranjero presente en nuestro suelo corría peligro allí ha estado la Policía para socorrerle, para brindarle la mano amiga que tanto necesitaba.

Fueron muchos, incontables, los integrantes de la Policía Española que, a lo largo de estos dos siglos de historia continuada, ofrecieron sus vidas en cumplimiento del deber. Unos cayeron por una bala asesina y traidora que segó sus vidas; otros al encender sus vehículos haciendo explosionar el artefacto colocado en sus bajos por los terroristas; otros muchos tratando de salvar la vida de hombres y mujeres que se encontraban en trance serio de muerte o en una situación de grave peligro inminente; otros combatiendo a peligrosos delincuentes. Hombres y mujeres que no dudaron en sacrificar el bien más preciado, sus vidas, en defensa de los demás.

La Policía, los policías, fueron testigos del devenir de los dos últimos siglos de la historia de España, viviendo situaciones graves, algunas de las cuales cambiaron la senda de nuestra historia y otras de pujanza en la que los españoles fuimos capaces de superar toda adversidad. Sin embargo, en una u otra situación, con muchas limitaciones de todo tipo, los policías jamás dieron la espalda, sabiendo hacer frente, con garantía, a todo tipo de situaciones y coyunturas.

La brevedad de estos renglones no nos permite, como hubiera sido nuestro deseo, historiar el devenir de la Policía Española, la que hoy conmemora doscientos años de brillante existencia, sirva simplemente señalar que, pese a los cambios constantes de denominación, de emblemática, de uniformidad, el espíritu fue siempre el mismo: servir a España y a los españoles por encima de cualquier otra consideración personal o de apreciación.

La Policía ha estado siempre del lado de la legalidad vigente ya que esa es su sagrada obligación, velar por el ejercicio de los derechos y libertades de la ciudadanía, tanto en situaciones de bonanza como en otras del todo adversas.

La sociedad española tiene una gran deuda contraída con su Policía, un Cuerpo que ha demostrado sobradamente su valía y sus capacidades, situándola a la cabeza de otros Cuerpos policiales del mundo y es, precisamente, ahora, cuando, le pese a quien le pese, se cumplen los doscientos primeros años de existencia corporativa el mejor momento para hacer gala de esas muestras de agradecimiento popular.

Momentos habrá a lo largo de todo este año, sin embargo, no debemos dejar pasar la oportunidad, como buenos españoles, de testimoniar nuestra adhesión, nuestro cariño y respeto a nuestra Policía.

¡Feliz bicentenario!

Blog del autor: http://cnpjefb.blogspot.com/


7 respuestas a «Hoy, 13 de enero, la Policía Nacional cumple 200 años al servicio de España»

  1. Señor Barallobre

    Ruego a las damas que no lean !!!

    Observando la actuación de la “policía” durante los últimos años… ( hasta 8/10 agentes se han visto para reducir a un anciano cuyo único delito era caminar por la calle, en otras ocasiones se vieron 10/12 “chulos de putas” – “macarras uniformados” – deteniendo a una joven porque había decidido salir a correr, ni voy a mencionar la “estelar” actuación de los “macarras…” en las últimas manifestaciones para con los
    ciudadanos españoles, por otro lado, se ven bandas de delincuentes- casi siempre extranjeros- cometiendo todo tipo de delitos en muchas ciudades españolas y, lo que hace su “querida policía“ es, como mucho echar a correr delante de ellos, sus “chulos de putas”
    – antaño policía- les tienen miedo a los delincuentes y no lo digo con ironía, esos “canallas” uniformados LES TIENEN MIEDO a los delincuentes, esos hijos de puta uniformados que usted tanto defiende maltratan a la gente de bien a quien les da de comer !!! y ayudan a los delincuentes que casi siempre son extranjeros; y no voy a escribir sobre la corrupción del cuerpo ni trapicheos de drogas ni puertas giratorias etc etc etc )
    …que entenderá usted por servir a España y a los españoles? …es tiempo de quitarse la máscara !!! está usted de parte del bien o de parte del mal? o, en realidad lo único que le importa es seguir recibiendo la paguita de ex-funcionario.

    “por encima de todo, no te mientas a ti mismo”
    Dostoyevsky

  2. El autor extiende a todo el Cuerpo las cualidades que él ha poseído y posee como Policía.
    Habría mucho que matizar, pero el autor no se merece que yo venga a realizar esas matizaciones y que pueda parecer que se boicotea su artículo.

    La característica principal de la Policía es que tiene que ser una organización cuyo fin es la lucha contra el crimen, contra los malhechores, los delincuentes, para proteger a la sociedad de su actividad criminal. En la medida que el Gobierno está sostenido y orientado hacia el mal y hacia el delito (la despenalización de delitos como la malversación, la sedición, la traición), y entregado a los delincuentes, a los enemigos interiores (proetarras, separatistas catalanes etc) y exteriores (entrega a Marruecos, a Gibraltar, al NOM, etc), una Policia que sustituye su finalidad originaria de lucha contra la criminalidad por una organización al servicio del Poder, incluso cuando el Poder se entrega a la criminalidad, esa Policia, como organizaación, ya carece de las cualidades de las que habla este artículo. LO podemos ver en Ferraz todas las noches, o lo pudimos ver en la pandemia. Esa es la triste realidad. En Camboya, en la Camboya comunista, mataban a la gente por tener una televisión o por tener gafas de vista. La Policia en España no detiene a la gente que tiene gafas porque el Gobierno no les ha dado la orden.

  3. La policía debería perseguir a las organizaciones secretas que la infectan y no sucumbir a ellas. La Policía y la Guardia Civil deberían ser y haber sido las que, antes de dejarse infiltrar, infiltraran a esas organizaciones y las sacaran a la luz. Ese es su mayor reto pendiente y el mal que fastidia desde hace siglos y que nos pone a merced de la corriente. Y habrá quien lo haya intentado desde hace mucho, pero está visto que no pueden con ellos. Y así nos fue, nos va y nos irá.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad