Implicación británica en el atentado terrorista contra el puente de Crimea

El complot de la inteligencia británica para volar el puente de Kerch en Crimea se revela en documentos internos y correspondencia obtenidos en exclusiva por The Grayzone.

Chris Donnelly

The Grayzone ha obtenido una presentación de abril de 2022 elaborada por altos funcionarios de la inteligencia británica que describe un elaborado plan para volar el puente de Kerch en Crimea con la participación de soldados ucranianos especialmente entrenados. Casi seis meses después de que se difundiera el plan, el puente de Kerch fue atacado en un atentado suicida el 8 de octubre, aparentemente supervisado por los servicios de inteligencia ucranianos SBU.

Las propuestas detalladas para proporcionar un apoyo «audaz» a las «operaciones de asalto marítimo» de Kiev se redactaron a petición de Chris Donnelly, un alto operativo de inteligencia del ejército británico y veterano asesor de alto rango de la OTAN. El componente central del amplio plan era la «destrucción del puente sobre el estrecho de Kerch».

Una fuente anónima facilitó a The Grayzone documentos y correspondencia en los que se planificaba la operación.

El bombardeo del puente de Kerch por parte de un camión difiere operativamente de la trama esbozada en el mismo. Sin embargo, el evidente interés de Gran Bretaña en la planificación de un ataque de este tipo subraya la profunda implicación de las potencias de la OTAN en la guerra por poderes de Ucrania. Casi precisamente en el momento en que Londres supuestamente saboteó las conversaciones de paz entre Kiev y Moscú en abril de este año, los agentes de la inteligencia militar británica estaban elaborando planos para destruir un importante puente ruso por el que pasan miles de civiles al día.

La hoja de ruta fue elaborada por Hugh Ward, un veterano militar británico. Se esbozan una serie de estrategias para ayudar a Ucrania a «suponer una amenaza para las fuerzas navales rusas» en el Mar Negro. Se afirma que los objetivos principales son «degradar» la capacidad de Rusia para bloquear a Kiev, «erosionar» la «capacidad de combate» de Moscú y aislar a las fuerzas terrestres y marítimas rusas en Crimea «negando el reabastecimiento por mar y por tierra a través del puente de Kerch».

Diapositiva de la presentación original

En un correo electrónico, Ward pidió a Donnelly que «protegiera este documento», y es fácil ver por qué. De estos planes variados, sólo el «Kerch Bridge Raid CONOPS [concepto de operación]» es objeto de un anexo específico al final del informe de Ward, lo que subraya su importancia.

Su contenido equivale a una defensa directa y detallada de la comisión de lo que podría constituir un grave crimen de guerra. Llamativamente, al trazar las formas de destruir un importante puente de pasajeros, no se hace referencia a evitar las víctimas civiles.

A lo largo de tres páginas distintas, junto a diagramas, el autor detalla los términos de la «misión»: «[inutilizar] el puente de Kerch de forma audaz, interrumpiendo el acceso por carretera y ferrocarril a Crimea y el acceso marítimo al Mar de Azov».

Ward sugiere que la destrucción del puente «requeriría que una batería de misiles de crucero golpeara los dos pilares de hormigón a ambos lados del arco central de acero, lo que provocaría un fallo estructural completo», e «impediría cualquier reabastecimiento por carretera desde el territorio continental ruso a Crimea e interrumpiría temporalmente [sic] la vía marítima».

Diapositiva de la presentación original

Un «esquema» alternativo implica un «equipo de buzos de ataque o UUV [vehículos submarinos no tripulados] equipados con minas lapa y cargas cortantes lineales» que apuntan a una «debilidad clave» y a un «defecto de diseño» en los pilares del puente.

Diapositiva de la presentación original

Este «defecto» consiste en «varios pilares delgados utilizados para sostener el vano principal», que estaban destinados a permitir que las fuertes corrientes fluyeran por debajo del Puente con una fricción mínima. Ward señala una zona concreta en la que la profundidad del agua alrededor de un conjunto de pilares era de sólo 10 metros, lo que la convierte en la «parte más débil» de la estructura.

Diapositiva de la presentación original

En correos electrónicos relacionados, obtenidos por The Grayzone, Chris Donnelly, alto operativo de inteligencia del ejército británico y ex asesor de la OTAN, declaró que las propuestas eran «realmente impresionantes».

Contactado por teléfono, Hugh Ward no negó haber preparado el proyecto de destrucción del puente de Kerch para Chris Donnelly.

«Voy a tener una charla con Chris [Donnelly] y confirmaré con él lo que ha preparado para que yo lo publique», dijo Ward a The Grayzone, cuando se le preguntó directamente si había redactado el «audaz» plan.

Cuando se le volvió a pedir que confirmara su papel en el proyecto, Ward hizo una pausa y luego dijo «No puedo confirmarlo. Antes tendré que hablar con Chris».

Un atentado suicida contra una arteria de transporte de 4.000 millones de dólares.-

Al amanecer del 8 de octubre, un ataque incendiario dañó el puente de Kerch. Un camión explotó, incendiando dos camiones cisterna de petróleo, provocando el derrumbe de dos tramos de la calzada en dirección a Crimea y matando a tres personas.

Aunque el tramo afectado se reparó rápidamente y el tráfico se reanudó al día siguiente, los medios de comunicación occidentales han celebrado el incidente como la última vergüenza y fracaso ruso en el conflicto con Ucrania. En algunos casos, los periodistas vitorearon y bromearon abiertamente sobre lo que podría considerarse un crimen de guerra que se cobró vidas civiles.

El ataque suicida tuvo como objetivo una estructura de conexión entre Crimea y la Rusia continental construida con un coste de 4.000 millones de dólares, y cuya inauguración supuso una importante victoria de relaciones públicas para el Kremlin, reforzando el renovado control de Moscú sobre el territorio mayoritariamente rusoparlante.

Tras su inauguración en mayo de 2018, el presidente ruso Vladímir Putin comentó:

«En diferentes épocas históricas, incluso bajo los zares, la gente soñaba con construir este puente. Luego volvieron a hacerlo en los años 30, 40 y 50 del siglo pasado. Y finalmente, gracias a su trabajo y su talento, se ha producido el milagro».

El puente está fuertemente defendido desde el 24 de febrero, entre otras cosas porque sirve de importante ruta de transporte de material militar para los soldados rusos en Ucrania. Rusia ha prometido anteriormente importantes represalias en respuesta a cualquier ataque contra la estructura.

Tras el ataque, se desató una euforia generalizada entre los ucranianos, las autoridades ucranianas y los partidarios de Ucrania en las redes sociales. Oleksiy Danilov, jefe del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa de Ucrania, publicó un vídeo del puente en llamas junto a un clip en blanco y negro de Marilyn Monroe cantando «Happy Birthday, Mr.

Además, los medios de comunicación ucranianos han informado, a través de una fuente anónima «en los organismos de seguridad», que el ataque fue llevado a cabo por el Servicio de Seguridad de Ucrania. Sin embargo, altos funcionarios ucranianos, incluido el principal asesor presidencial Mykhailo Podolyak, se retractan ahora y afirman que el incidente fue una bandera falsa rusa.

Este tipo de acusaciones se han convertido en algo habitual tras incidentes en los que la culpabilidad ucraniana -u occidental- parece probable o incluso segura, como las explosiones del gasoducto Nord Stream.

Sentando las bases de la Tercera Guerra Mundial.-

Audrius Butkevičius

Aunque en el ataque al puente de Kerch no participaron buzos especializados, drones submarinos o misiles de crucero, hay indicios de que los planes de Ward fueron compartidos con el gobierno ucraniano en los niveles más altos. De hecho, Chris Donnelly los remitió al ex ministro de Defensa lituano Audrius Butkevičius, antes de presentarlos por correo electrónico.

Butkevičius, una de las principales figuras del movimiento anticomunista lituano, ha admitido haber dirigido deliberadamente a los independentistas hacia la línea de fuego de los francotiradores soviéticos el 13 de enero de 1991. Este incidente se conoce a veces como el «domingo sangriento» de Vilnius, y se celebra oficialmente como el Día de los Defensores de la Libertad. Butkevičius y sus cómplices sabían que la maniobra provocaría bajas masivas, lo que enardecería aún más a la población local contra el liderazgo soviético y fomentaría el cambio de régimen, por lo que la orquestaron.

Más recientemente, Butkevičius fue copropietario de Bulcommerce KS, una empresa que sirvió de «principal intermediario en el suministro de armas y municiones búlgaras a Ucrania a través de terceros países», para su uso en la guerra civil de Donbás.

Christopher Steele. Ex oficial MI6 de 1987 a 2009. Entre 2006 y 2009 jefe del Departamento de Rusia del MI6 en Londres.

Butkevičius ha sido acusado de forma creíble de trabajar para la inteligencia británica. Los intercambios de correos electrónicos con Donnelly confirman que está en contacto con Guy Spindler, un antiguo oficial del MI6 que estuvo destinado en la embajada de Londres en Moscú al mismo tiempo que el infame autor del «dossier» Trump-Rusia, Christopher Steele.

Contactado por teléfono y preguntado si revisó el plan «Audaz» para destruir el puente de Kerch, Spindler dijo a The Grayzone: «No tengo absolutamente ni idea de lo que estás hablando».

Los relatos contemporáneos sugieren que Spindler se coordinó directamente con Boris Yeltsin en el momento del fallido golpe de Estado contra Mijaíl Gorbachov en agosto de 1991.

Butkevičius también fue durante muchos años un «miembro principal» del Institute for Statecraft, una «organización benéfica» en la sombra fundada por Donnelly que gestiona una serie de operaciones militares y de inteligencia a distancia en nombre del Estado británico y la OTAN, incluida la ahora notoria unidad de propaganda negra del Ministerio de Asuntos Exteriores, la Iniciativa de Integridad.

Los archivos filtrados de la Iniciativa nombran a Butkevičius como el contacto clave de la organización en Ucrania en el momento de las elecciones del país en 2019. Tres años antes, fue uno de los «personal de escolta» de cinco agentes de inteligencia ucranianos trasladados a Londres por el Institute for Statecraft para informar a los militares británicos sobre las técnicas rusas de «guerra híbrida». Junto a él estaba Vidmantas Eitutis, que en su momento entrenó al ejército ucraniano para llevar a cabo «operaciones de contrainteligencia activa» en Luhansk.

En la propuesta de sabotaje del puente de Kerch encargada por Donnelly, Ward se pregunta si los militares rusos sabían lo vulnerable que era el puente y «qué contramedidas podían esperarse» en respuesta a su destrucción (ver imagen superior).

El bombardeo de misiles de represalia sobre Ucrania el 10 de octubre proporciona una respuesta probable. También es probable que si se hubiera seguido el esquema de Ward, la represalia de Moscú hubiera sido aún más mortífera, poniendo en riesgo la vida de innumerables ucranianos -y rusos-.

Donnelly se mostró claramente impasible ante tales preocupaciones, declarando que los planes eran «realmente impresionantes».

Un desprecio similar por las consecuencias catastróficas quedó patente en un memorándum privado redactado por Donnelly en marzo de 2014, en el que esbozaba las «medidas militares» que debería adoptar Ucrania tras la toma de Crimea por parte de Moscú.

Afirmando que, «si yo estuviera al mando, conseguiría que se aplicara lo siguiente», Donnelly abogaba por minar el puerto de Sebastopol utilizando un «transbordador de coches», destruir los aviones de combate en los aeródromos de Crimea «como gesto de que van en serio», utilizar una «gran arma antisatélite de microondas» para derribar las instalaciones espaciales rusas y recurrir a Occidente para el suministro de petróleo y gas.

«Estoy tratando de hacer llegar este mensaje», concluyó. Estas prescripciones aún no se han puesto en práctica, quizá porque corren el riesgo de desencadenar una situación apocalíptica. De hecho, tales «gestos» equivaldrían a descaradas provocaciones contra una potencia nuclear, de la que la red de petróleo y gas de Ucrania estaba y sigue estando exclusivamente diseñada para recibir energía.

Sin embargo, parece que Donnelly y los que le rodean se conformarían con ver estallar la Tercera Guerra Mundial por Crimea. De hecho, como seguirán demostrando los documentos filtrados obtenidos por The Grayzone, provocar un conflicto entre Occidente y Rusia ha sido durante mucho tiempo uno de sus objetivos finales.

Para The Grayzone


10 respuestas a «Implicación británica en el atentado terrorista contra el puente de Crimea»

  1. Deberíamos de olvidarnos de “la denominación de origen” de sí británicos, estadounidenses, ucranianos, etc. Todos estos países de la OTAN y otros muchos más están bajo el control total de un grupo de poder que, a su vez, están dirigidos por Satanás. Dentro de los propios países OTAN están auto limitándose a nivel producción y de todo tipo (energético, industrial, agricultura, ganadería,…) desde hace años, todos sabemos que un cambio en un modelo económico necesita unos cuantos años de desarrollo, no se puede producir de la noche a la mañana y este grupo de poder (Rothschild & Co) tiene conocimiento y experiencia de sobra. En los últimos decenios –este mismo grupo de poder- ayudó, de forma descarada y contra toda lógica, a levantar económicamente a la paupérrima China comunista en detrimento de occidente, fue algo provocado intencionalmente y con un fin oscuro muy determinado. El actual conflicto en Ucrania aparenta ser un conflicto por el gas, petróleo, adhesión-apropiación unilateral de Crimea y demás zonas orientales de Ucrania pero todo ello es una supuesta justificación material a ojos de “la masa”. Se necesita hacer una guerra y de las gordas para apoderarse de todo. Tal vez fuesen técnicamente los británicos y los ucranianos los autores del sabotaje en el puente de Crimea, pero detrás de todo ello es utilizar todos los medios (bombardeos y asesinatos a sangre fría de población civil, asfixia económica con sanciones, sabotajes en gaseoductos, puentes, etc.) que sean necesarios para llegar a una confrontación total y que en dicha confrontación todos los supervivientes en el planeta salgan exhaustos y arruinados tanto económicamente como moralmente del inminente desastre-hecatombe por venir. A partir de ahí, será “pan comido” aplicar la Marca de la Bestia, entonces tendremos bien claro quién está detrás de toda esta maldad.

  2. El sionismo internacional dirige la OTAN, no es correcto decir que han sido los británicos, el término nacional de cada ciudadano no tiene nada que ver con el sionismo internacional. Los sionistas no tienen patria, son internacionalistas, por eso su aspiración es abolir toda soberanía nacional y sus tradiciones e imponer su dominio mundial.

    Saludos

  3. La supuesta autoría de este evidente acto de guerra, no me coge por sorpresa. Esperaba esa noticia.

    Todas las personas de bien, mejor si cuentan con algún poder para ello, DEBEN HACER ALGO antes de que sea demasiado tarde.

    ***

    “Tengo la firme confianza que, con la ayuda de Dios, estará una vez más reservado a la gloriosa fraternidad de nuestras armas salvar a la sociedad moderna de la ruina segura con que la amenazan los hombres que, bajo el bello disfraz del progreso, no le preparan sino la vuelta a una nueva y espantosa barbarie”.

    Carta de Francisco José, emperador de Austria-Hungría, al zar Nicolás I,

    Abril de 1849.

  4. El artículo es fantástico, pero no son de menor calidad y entidad los comentarios, TODOS los comentarios. Cada no, desde su respectiva perspectiva, es valiosisimo.
    Muchísimas gracias.

  5. El artículo es fantástico, pero no son de menor calidad y entidad los comentarios, TODOS los comentarios. Cada uno, desde su respectiva perspectiva, es valiosisimo.
    Muchísimas gracias.

  6. De los hijos de.la Gran Bretaña, ningún país del mundo puede esperar nada bueno.
    Son corsarios, y se comportan como tales.
    Es el único país del mundo donde a los piratass la reina les daba «patentes de corso», es decir licencias para ejercer el latrocinio, e incluso títulos nobiliarios.
    Hoy por hoy, son la capital de la masonería mundial, y alguien tiene que decirlo…

    1. El sionismo creó las logias para expandirse, los trabajadores civiles no tienen nada que ver, solo les llega a preocuparse llegar a final de mes, lo mismo que en cada país. El sionismo es internacionalista, es el ala central y balancea el ala derecha de la masonería en el liberalismo, con el ala izquierda del marxismo y comunismo. Desde el reino de la Babilonia hasta el día de hoy, no ha cambiado nada, solo los decorados y disfraces.

      Saludos

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad