Indeseables… peperos… políticamente y en todo

Cayetana Álvarez

La ínclita y escuálida Cayetana Álvarez de Toledo ha publicado un libro titulado «Políticamente indeseable» –no lo compren, que ya circula en PDF gratis– que ha levantado ampollas y generado escozores en el Partido Popular en el cual llegó a ser, nada más y nada menos, que portavoz de dicho grupo parlamentario en el Congreso, cargo del que fue apeada a patadas en el trasero no hace mucho, instante desde el que se ha dedicado a vagabundear por los medios afines, que son muy pocos y circunstanciales, y contrarios, que son casi todos –gracias a Soraya–, soltando por su boquita lo mismo que dice en el libro.

Pues bien, hablemos, como quiere la susodicha, de «indeseables» –lo de «políticamente» es o una redundancia o una estupidez, porque quien es indeseable en algo, lo es en todo, leche–:

  • Indeseable es que esta pájara, nacida en 1974, de padre gabacho y madre porteña –o sea, con nacionalidad francesa y argentina– y criada entre la pérfida Albión y la calle Caminito, haya podido adquirir además la nacionalidad española y ¡en fecha tan cercana como el 2007! Otro extranjero más, como por ejemplo Echenique, que mete sus narices en nuestros asuntos, porque… aquí les dejamos, aplaudimos y encima les damos de comer y gratis.
  • Indeseable es que nos dé clases de «gobernanza» quien fue periodista en El Mundo con el «exhuberante» Pedro J. Ramírez a partir de 2000 y tertuliana en la COPE con Federico Capone Jiménez Losantos, seguro que en ambos medios previo enchufe.
  • Indeseable es que habiéndose casado en el 2001, se divorciara en 2018 largándose con Arcadi Espada… hasta…
  • Indeseable es que su entrada en 2006 (aún no era «española») en la indeseable política fuera en el indeseable Partido Popular y de la mano del indeseable Acebes (entonces nada más y nada menos que Secretario General del PP) como jefa de su gabinete, siendo su mérito los resultados que conocemos, la estrategia que sufrimos y por ello el hundimiento de España que contemplamos; aquél, el PP, el verdadero problema de España desde hace cuatro décadas, caballo de Troya mayúsculo, cueva de cobardes y traidores, y, éste, Acebes, el típico pepero meapilas, blandito hasta a la hora de balbucear, ejemplo de lo que el gran Fari odiaba.
  • Indeseable es que quien fuera elegida «joven líder global» del totalitario globalista Foro Económico Mundial, y por ello al servicio de intereses antiespañoles, tenga asiento en nuestro Parlamento.
  • Indeseable es que con dicho currículum consiguiera escaño en 2008 y ejerciera de portavoz del PP durante dos legislaturas chupando también, claro está, del bote.
  • Indeseable es que se diera cuenta tan tarde, a partir de 2015, de lo que es el PP en el que, como hemos visto, medró hasta lo más alto, lo que nadie consigue sin… ya me entienden.
  • Indeseable es que su rebeldía pública contra Rajoy se sospeche que fue debida, en realidad, a barruntarse que sus inmensas ambiciones no iban a ser colmadas; es un caso parecido al de Díaz Ayuso, porque está claro, eso sí, que el PP es transgénero hasta las trancas: en él, los hombres parecen y actúan como mujeres, y éstas, como hombres… desde hace mucho, y, claro… ¿quién querría hundirse con un payaso como Rajoy?
  • Indeseable es que tras su caída, coqueteara con Ciudadanos, ese engendró que… ¿existió alguna vez de verdad?

Por último, indeseable es el Partido Popular, el verdadero y más grave problema que tiene España.

Después de tantos indeseables, es de ley reflejar algo muy deseable y que sí que debemos agradecer a este personaje: la publicación de su libro «Políticamente indeseable» –recuerden, no lo compren, que ya circula en PDF gratis– que tiene la gran virtud de que quien fue parte de la mafia pepera –en los otros partidos es igual, que conste– canta por soleá y nos aporta, de primera mano, cual incuestionable testigo de cargo para la Historia de esta época, una imagen fidedigna, única, de en qué manos estamos, por qué estamos como estamos y por qué no tenemos remedio y peor que vamos a estar; nada mejor para que podamos hablar con conocimiento de causa, que el testimonio de quien, como Cayetana Álvarez, formó parte del chiringuito en el que, no se olvide, medró haciendo lo mismo que lo que nos descubre ahora de sus compañeros porque si no…


11 respuestas a «Indeseables… peperos… políticamente y en todo»

  1. Siento rectificarle a Vd. y a esta tipeja, pero el libro debería denominarse «Políticamente Corruptos» y a toda esa panda de impresentables como «moralmente miserables».
    Rectificarle en el sentido de que su origen francés y/o argentino no tienen para nada ser objeto de descalificación alguna.
    Mi familia materna todos ellos franceses, son gente de HONOR comprometidos con nuestra FE en CRISTO y mis amigos argentinos otro tanto de lo mismo.
    Los ejemplos de Echenique y de esta tipeja no tienen nada que ver ni con Francia ni con Argentina.
    Bastante tienen los argentinos con soportar el régimen comunisto-peronista de la zorra de la Kirchner corrupta, miserable e indeseable.
    Saludos
    Íñigo Caballero
    DOnostiarra y carlista desde que nací

    1. Apuesto, Babot, a que tú la «deséas». Y de qué manera.

      Desde luego, qué cierto es eso de que «hay gustos que merecen PALOS».

      ¡Al «corrá», TONTOLABA!. Que no sé si produces más risa o más pena.

      PD: votante del Partido Pútrido (PP), BORDERLINE seguro.

      1. Mi querido cruzado mágico,
        Me dirijo a usted porque entre los especímenes que por este panfleto pululan me parece usted el más digno de estudio. A veces cuesta creer que un homínido, o parecido, pueda descender a tales niveles de chabacanería majadera, pero usted persevera donde otros retrocederían. No me queda mas que felicitarlo, pues es de reconocer que si el tonto es un desgraciado accidente natural, el gilipollas requiere esfuerzo, constancia y orgullo de clase. Un tonto hecho a sí mismo con esfuerzo, vamos. Mi mas sincera enhorabuena!!

        Su seguro servidor

        1. Polisario, perdón, belisario, es gracioso que tú, precisamente, hables de homínidos, cuando tan sólo te falta la cola y algo más de pelo para vivir en un jodido árbol.

          Lo siento, semoviente acomplejado y envidioso patético, pero yo NO soy Dian Fossey.

          Lo que quiero decir es NO tengo ni el más mínimo interés en estudiar el comportamiento de los ejemplares como tú.

          Lo que soy yo, bocachancla de mierda, es un veterano del Real y Glorioso Cuerpo de Infantería de Marina que, de tenerte delante en este momento, te quitaría la caraja de golpe. Y para los restos. Punto.

          Pero ambos sabemos, NENAZA de mierda, que tú no tendrías cojones ni para aguantarme la mirada a mí.

          Epílogo: gira 180º sobre tu propio eje y vete a depilarte las putas cejas, a blanquearte el ojal o a hacer cualquiera de esas cosas que hacéis en vuestro puñetero tiempo libre -que es mucho- los MARICAS de tu puta cuerda.

          Si alguna vez cambio de acera yo -que va a ser que NO-, me buscaré «machos»; NO maris, como tú.

          Tú, sigue conformándote con esos sarracenos que, habitualmente, te chafan las almorranas en el cuarto oscuro de la puta mezquita a cambio de un billete de 5€ y un cubata de garrafón.

          Hala, progre de mierda, pierde el culo -nunca mejor dicho-.

          PD: si, cuando te sientas, te duele el cerito sexual, la próxima vez, doble ración de popper. Para dilatar, ya sabes.

  2. Lo único bueno de esos asquerosos MASONAZOS TRAIDORES liberales es que, los MALVADOS como ellos, lo son SIEMPRE y con TODO el mundo. Incluídos sus putos conmilitiones.

    Me encanta que esos malditos VENDEPATRIAS que se dicen políticos anden a CUCHILLADAS entre ellos. ¡Que corra la sangre, coño…!.

    ¿Queréis escupirles en la cara…?; pues NO vayáis a votar cuando convocan elecciones. ¡NO seáis cómplices del DEMONIACO régimen del ´78!.

  3. Est señora, con todo mi rspeto hacia ella, es de las que tencima del hombro…
    No creo que la salvación de España venga de manos de una medio extranjero, marquesa, y, encima, consorte, divorciada, liada con unos y otros…, con una «estancia» en el parlamento totalmente irrelevante, etc.

    1. Estoy medio dormido. Perdón por la mala redacción de la primera línea anterior, que debe quedar así:
      Esta señora, con todo mi respeto hacia ella, es de las que te miran por encima del hombro…
      Pido disculpas.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad